Los Tercios Españoles.

La Historia Militar española desde la antiguedad hasta hoy. Los Tercios, la Conquista, la Armada Invencible, las guerras coloniales y de Africa.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Sargento Mayor era el encargado de los desplazamientos. El lo organizaba todo, incluso mandaba la vanguardia o retaguardia, según donde se sospechara la presencia del enemigo.
Debía encargarse de mantener la disciplina de la marcha, cosa no siempre fácil ya que: "mayormente la infantería Efpañola, que como por caufa del clima participa de complexión mas colérica que otra, tiene poca pacientia para yr en orden".
Era el único que podía "paffar la palabra", transmitir oralmente las órdenes del Maestre de Campo.
Calculaba los tiempos de marcha, teniendo en cuenta a los piqueros, que eran los que primero se fatigaban debido al mayor peso.
Se encargaba de los suministros, de los alojamientos, de las vituallas.
Durante el combate no formaba al frente del escuadrón, en la fila de los capitanes ya que : "pues allí peleando, no valdra de por uno y eftando a cauallo podra valer por muchos, mirando y proueyendo muchas cofas, que en tales tiempos fe offrece fer menefter, y que importan muchas vezes la victoria".
Aunque tenía a su disposición mensajeros durante la batalla, era el único que podía atravesar el escuadrón a caballo.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Furriel Mayor
Los nombraban los Capitanes Generales, debía ser gente con "calidad experiencia y fidelidad que tenga el cargo de furrier Mayor".
Organizaba los alojamientos de los soldados, ayudado por los furrieles de las compañías. Tenía la responsabilidad de disponer el equipo y distribuirlo: víveres, vestuario, armas, municiones ....
Era el contable y debía rendir cuentas a los oficiales inspectores que nombraba el Rey.

El tambor mayor (o general).
Se le reconocía por una lanza de hierro, con "la hafta que fea mas alta de fu eftatura un coto".
Tenía como misión sustituir la transmisión oral de las órdenes. Tarea importantísima en los combates.
Debía tener gran experiencia e instruía a los tambores de las compañías, cuya supervisión técnica era responsabilidad suya.
Debía informar de cualquier fallo (de su campo de actuación) al Sargento Mayor, de quien dependía.
Debía procurar que los tambores tuvieran parches de repuesto, y seguía al Sargento Mayor, tanto en combate, como fuera de el.
Curiosamente, tenía también como misiones, la de ser observador de las defensas enemigas, por ejemplo de una fortaleza o de una plaza fuerte.
También era el encargado de llevar los mensajes o propuestas al enemigo, y si no lo hacía bien, corría el riesgo de ser colgado.
Debía ser español, pero debía conocer los toques de las otras "naciones": franceses, alemanes, turcos, suizos, ingleses, escoceses, valones, gascones, turcos y moriscos. Los toques italianos eran los mismos que los españoles. Y si fuera posible, debía saber todos los idiomas anteriores.
Como curiosidad, añadir, que al instrumento (lo que hoy conocemos como el tambor, se le llamaba "caja (de guerra)" y el tambor era el músico que lo tocaba. Con el paso del tiempo, el nombre pasó al instrumento.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Auditor

Estaba especializado en la justicia, civil y criminal. Lo nombraba el Capítán General para :" la buena administración de la justicia ante quien passen y determinen todos los pleytos y diferencias que huviere entre la gente del dicho terzio".
Tenía como ayudantes a un escribano, uno o dos alguaciles, un carcelero y un verdugo.
Era el notario del Tercio y ejercía como tal en el ámbito de la unidad.
Una de sus principales misiones era la de legalizar los testamentos de los soldados antes de entrar en batalla.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Barrachel

Nombrado por el Capitán General, con la misión de :" execución de la justicia buen gouierno y seguridad del campo y por hevitar los robos delictos y otros males daños".
Este último se refería a la actuación de las prostitutas que acompañaban siempre a las unidades militares.

Se encargaba también del buen orden en las proximidades del campamento y podía y debía castigar aquel soldado que se encontrara sin permiso fuera de su unidad.
Si la pena era de muerte, podía ejecutarla en el momento.
Tenía varios ayudantes, cuatro o cinco, aunque el número no era fijo.
Velaba también por la limpieza de los acuartelamientos, ayudando al Sargento Mayor en la organización de la impedimenta y de los bagajes.
Durante las marchas era el encargado de localizar los guías que se utilizarían y los intérpretes. También debía vigilarlos.
Tenía que dar novedades diariamente al Maestre de Campo.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Los Oficiales de Sanidad

En cada Tercio había un médico y un cirujano, nombrados por los Capitanes Generales por su " speriencia, integridad hauilidad doctrina, caridad y otras buenas partes".
El médico debía encargarse del hospital de campaña y de tener surtida la farmacia, ya que los elementos de esta, eran pagados por todos los soldados, con unos precios fijados por el Maestre de Campo.

Capellán Mayor

La mayoría de los cronistas de la época, coinciden en las pocas cualidades de los capellanes de las compañías, por lo que se nombró este cargo, aunque en un principio, no era superior jerárquico de los capellanes de las compañías. Esta dependencia se establecería posteriormente.

Estos eran los empleos que dependían del Maestre de Campo.
Se puede ver, una estructura bastante moderna, en la que se intentan cubrir, con las limitaciones de la época, multitud de detalles de la vida del soldado. Muchas de estas atribuciones y cargos, han llegado hasta nuestros días, aunque a veces ha cambiado el nombre o el desempeño.

A continuación se describirán con detalle, todos los empleos de las compañías, auténtico "nervio" y potencia de estos Tercios, haciendo especial hincapié en los distintos tipos de soldados que componían las unidades.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Capitán

Este empleo tenía una reputación inimaginable hoy en día. Era el puesto mas celebrado y famoso. Todo soldado aspiraba a llegar a
capitán.
Sí se organizaba una nueva unidad desde España, se le elegía en la Corte, de entre los alféreces que presentaban sus méritos. Si era por vacante en campaña, lo elegía el Capitán General.
En cualquiera de los casos, había que elegir bien, pués un capitán elegido sin méritos para ello, sufriría la irrespetuosidad de sus soldados, que en muchos casos eran veteranos de muchos años.
Teóricamente, debería llevar 10 años de alférez y "que aya vivuido con mucha templança en sus coftumbres".
Debía ser hábil, fuerte, valeroso, experto en las lides militares, debía conocer los derechos y deberes de sus hombres.
Su distintivo era la "jineta" (pica corta) sin punta de acero, guarnecida con "sus fluecos galanos".
Si era capitán de piqueros, llevaba la coraza completa, rodela, celada y espada. También podía llevar pica.
El capitán de arcabuceros/mosqueteros, igual que sus hombres.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Capitán era el encargado de la instrucción de sus hombres, por lo que organizaba juegos, combates simulados, prácticas con el arcabuz, la pica ...
No podía, sin órdenes superiores, realizar misiones arriesgadas.
Y cuando recibía una orden de tal calibre, tenía la obligación de advertir a sus superiores de los riesgos y dificultades para que lo tuvieran en cuenta. Pero una vez confirmada la orden debía cumplirla en todos sus aspectos.
Debía ser valeroso, ya que combatía al lado de sus hombres. A fin de cuentas, los empleos en los Tercios no eran excluyentes de los peligros y de los combates. Pero no debía ser temerario, ya que de él dependía su unidad.
Una de sus tareas mas importantes era la elección de los subalternos, tarea que debía sopesar, ya que debía elegir siempre a los mejores, procurando mantener la antiguedad.
Tenía que saber leer y escribir, para que no pudiera ser engañado.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El ser Capitán no era excusa para evitar las penalidades.
Debía "acabar donde se perdiese su bandera". No podía abandonarla, nunca.
Un soldado tenía obligación de sujetar a su capitán si intentaba huir , pués era necesario, que oficiales y soldados murieran juntos si era necesario.
Por eso, siempre el número de bajas entre los capitanes era elevado.
Solo los Capitanes de arcabuceros y de "picas secas", podían abandonar la bandera, pero exclusivamente para cerrar distancia con el enemigos. Los Capitanes de los coseletes debían permanecer siempre en su posición en el "escuadrón".


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Alférez

Era el segundo del Capitán, su principal apoyo.
Le sustituía en sus ausencias (enfermedades o caido en combate) por lo que debía conocer bien la milicia.
Pero su principal misión era la "vandera", fundamento de la compañía, de su honor y su reputación, que repercutía sobre todos los soldados.
Su misión era protejerla, incluso con su vida,y a fe que lo hacían.
En la derrota de Heyligherlee, el Tercio Viejo de Cerdeña perdió 7 de los 10 Alférezes que combatieron, pero ninguna bandera se perdió.

Debía ser corpulento, fuerte, hábil y gallardo, pués debía presentar buena estampa siempre.
La fuerza era necesaria para ondearla con una mano, ya que siempre eran objetivo prioritario de sus enemigos y necesitaba de la otra mano para utilizar su espada. Las banderas eran grandes, y las sostenía una pica de ocho a nueve pies (2,25-2,50 metros) y solía medir dos varas de lado (1,70 metros).


Tenía que ser español y de méritos conocidos, con una antiguedad mínima de 5 años.

La bandera era la representación del honor de la compañía sino también del Rey, y por el honor concedido, debía afrontar cualquier penalidad y sacrificio.

Seguiremos hablando sobre el Alférez y dejaremos para un capítulo propio el tema de las banderas de los Tercios, que creo que se merece, el que nos detengamos en un tema tan apasionante como son las enseñas.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Alférez no portaba siempre la bandera. Realmente solo la empuñaba para combatir, para acompañar al Capitán y en las revistas. En el resto de casos, había designado un abanderado.

Durante los combates, al Alférez y a la bandera la rodeaba un grupo de soldados distinguidos. Esto era un inmenso honor para aquellos combatientes, que debían ir vestidos y armados de manera correcta.

Inciso: el tema del honor es algo recurrente en los Tercios. Su concepto es algo que hoy en día puede llevar a asombrarnos, pero para comprender muchas de las acciones de estos hombres, este era el único motivo que los movía.

Podía llevarse al hombro durante las marchas, pero al menos una bandera del Tercio, debía siempre estar enarbolada, a la cabeza de las tropas, para que sirviera de referencia. Esta era una de las obligaciones de los soldados, como ya veremos: Seguir siempre, siempre, sin descanso la bandera.
La bandera no podía arrastrarse, ni tocar suelo, "porque reprefentan poder real".

Como muestra del respeto que se le tenía a la bandera, el Alférez no podía entrar en una casa en la que no "efte fria la fangre de los enemigos, y fegura y reconocida".

Cuando se ocupaba un alojamiento, la bandera se colocaba en un sitio que pudiera ser vista desde lejos, por ejemplo detrás de una ventana.
Al llegar el Tercio a su destino se organizaba un cuerpo de guardia especial. Allí se colocaba la bandera con su escolta. Este punto servía de zona de reunión en caso necesario.
No se desactivaba este cuerpo de guardia, hasta que la seguridad estuviera organizada y los cuerpos de la guardia ordinaria, instalados.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El Sargento

Era el encargado directo de la disciplina de los soldados. Su empleo data de 1.492, a petición de los capitanes.
Normalmente el elegido era un cabo (lo elegían los capitanes) aunque podía ser un soldado.
Debía ser: apto, hábil, razonable, valeroso y experto a la milicia.
Tenía que saber escribir y hacer cuentas, necesarias para las revistas, pagas, alojamientos y sobre todo, la formación de los escuadrones. Esta era la principal misión del Tercio, y ya veremos en detalle, lo importante que era.
Tan importante era la misión de "contar" que en un primer momento, en lugar de Sargento, se le denominó "Contador".

Debía conocer las cualidades de sus superiores y de sus subordinaods.
Tenía que inspeccionar a todas horas "el quartel de fus foldados, por todas partes". Sobre todo para evitar disturbios y posteriormente los motines.

Su distintivo era la alabarda, aunque solían llevar un venablo, mas corto y manejable. Aunque en combate la alabarda era más útil y por ello utilizada casi siempre en la lucha.

En cuanto a la disciplina, no admitía réplica de los soldados, en cuanto concerniese al servicio.

Podía castigar, sin proceso si el delito fuera flagrante, pero sin lisiar. Incluso podía disminuir sueldo. Pero si golpeaba a un soldado fuera de servicio, podía ser degradado, deshonrado y expulsado del servicio.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Debía reprender al soldado en privado, para no herir su amor propio.
No debía participar en bromas ni chanzas. Ni estar de acuerdo con los que promovieran riñas y discusiones.
Podía imponer arrestos, pero no levantarlos, aunque si podía favorecer el cumplimiento de las sanciones a los que se lo merecieran.
Era el encargado de la instrucción. Determinaba que arma, era la mejor para cada soldado.
Esto era importante, porque se tenía en cuenta, la edad, la forma física, los bienes que tenían etc...
Enseñaba el manejo del armamento, y agrupaba a los soldados, procurando juntar a los que tuvieran afinidad de caracteres, en los alojamientos.
Esto evitaba discusiones y llegado el caso, tener con rapidez: "cantidad de foldados arcabuzeros, o picas".
En su lista de alojamiento, anotaba: "quien con qual, y donde se aloja". Hasta que todo el mundo no estuviera alojado, no podía él retirarse a su alojamiento.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Participaba con sus superiores en la organización de las columnas de viaje. Disponía a los soldados en la formación: delante los veteranos, para que guiaran a los novatos.
Debía recorrer la longitud de la columna, para verificar el buen orden de la marcha.
Durante las formaciones, aplicaba las órdenes del Sargento Mayor, de su Alférez o de su Capitán.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El cabo

Mandaba una escuadra de soldados. Era un empleo antiguo, mas que el de alférez o sargento.
Tenía que ser superior a los otros soldados en valor, virtud, experiencia y diligencia.
Tenía que saber escribir, no podía infringir castigos corporales, pero sí dar parte de las faltas a sus superiores.
Su misión principal era velar por la buena policía, el buen estado de las armas y la instrucción.
Estando de guardia y al mando de un cuerpo de guardia, tenía la representación del capitán, pero solo en lo que atañera al servicio de guardia.
Si actuaba solo con su escuadra (aislada de su compañía), también se le consideraba a todos los efectos como capitán.
Una de sus misiones mas importantes era velar por las buenas relaciones entre los soldados y velar por los enfermos, informando a su capitán de las necesidades médicas de sus hombres.
Debía ser soltero (en teoría) para pasar mas tiempo con sus hombres. La escuadra, era su familia.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 19385
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Tenía que saber donde se encontraban los pífanos y tambores, para la transmisión de las órdenes.
Iba armado como un simple soldado, según la escuadra en la que estuviera encuadrado (arcabucero, piquero, mosquetero).
Cobraba como un soldado pero recibía una "ventaja" en compensación a su antiguedad.
(Mas adelante se verá el sistema de pago de los tercios).


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 2 invitados