La operación Urano y el puente aéreo de Stalingrado

Los Ejércitos del mundo, sus unidades, campañas y batallas. Los aviones, tanques y buques. Churchill, Roosevelt, Hitler, Stalin y sus generales.
alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4476
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

No había leído hasta ahora esa parte de tu excelente trabajo Valerio


Yo tampoco. Como dice Luis, es un trabajo excelente. Se merece un tema aparte.

Sigamos con Manstein y su ofensiva a Stalingrado:

Las tropas de Manstein serían apoyadas por el IV Fliegerkorps. El mariscal contaría con el apoyo de Richtoffen, con quien ya había trabajado en la campaña de Sebastopol.

Imagen
Mapa con la operación Tormenta de Invierno (via germanmilitaryhistory.com)

Tormenta de Invierno comenzó el 12 de Diciembre con un ataque desde Kotelnikovo hacia la bolsa de Stalingrado. La distancia era de unos 100kms. Manstein prefería atacar desde un lugar más lejano para obtener mayor sorpresa, y la apuesta salió bien. La Luftwaffe atacó posiciones soviéticas y la principal base de la VVS en la zona, en Abganerovo. El tiempo era bueno y los resultados acompañaban: las posiciones del 51 Ejército Soviético eran débiles, por lo que el 57 Panzerkorps de Hoth no tuvo problemas en lograr una ruptura.

A medida que las tropas avanzaban el optimismo llegó a las filas alemanas. Ese mismo día Fiebig escribía en su diario: “¡los rusos se han dado a la fuga, como en los viejos tiempos!”. El éxito convenció a Hitler que el 6° Ejército podría resistir en Stalingrado. Zeitzler pidió que se enviase la 17 Panzer Division para reforzar el ataque, ya que los soviéticos no tardarían en reforzar sus defensas. Hitler no lo autorizó porque la 17 era necesaria en el frente del Chir, para hacer frente cualquier amenaza entre Manstein y el 8 Ejército Italiano.

La respuesta soviética fue rápida. Stalin no estaba muy convencido, pero Vasilevskii se dio cuenta de lo peligroso del ataque y obtuvo permiso para mover el 2° Ejército de la Guardia –uno de los más potentes- al frente de Stalingrado.

En la bolsa de Stalingrado las noticias de Manstein levantaban el ánimo, pero la situación seguía siendo dramática. El 12 sólo llegaron 80 toneladas de suministros, y se perdieron veinte aviones: 10 Ju-52, 8 He-111, 1 Ju-86 y un Fiat BR.20.
Última edición por alejandro_ el 09 Mar 2012, 17:22, editado 1 vez en total.


alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4476
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Re: La operación Urano y el puente aéreo de Stalingrado

Mensaje por alejandro_ »

Al día siguiente los problemas comenzaron en los flancos. Los soviéticos atacaron en el frente del Chir, obligando a los alemanes a desviar la mayoría de las unidades de la Luftwaffe para –en palabras de Richtoffen- evitar la catástrofe que se cernía. El 48 panzerkrops tuvo problemas para contener los ataques del 5° Ejército de Tanques y 5° Ejército de Choque. El tiempo era demencial, con niebla e intensas lluvias, pero Von Richtoffen no quería saber nada del tema. La Luftwaffe prosiguió con las misiones de apoyo y causó grandes pérdidas a una unidad soviética acorazada en Yablokhnaya Ravine. Gracias a este apoyo, los panzer continuaron el avance y cruzaron el río Aksay. El papel de la Luftwaffe fue fundamental, porque si se hubiese tardado más los soviéticos hubieran podido preparar una defensa en este río.

Tras cruzar el Aksay la 6 Panzer siguió avanzando hacia el río Mishkova, pero cuando estaban a 20kms sufrieron el primer gran contrataque de los soviéticos. Como en otras ocasiones, la experiencia del bando alemán decantó la batalla, pero estaban exhaustos. El avance se detuvo en Verkhne-Kumsky, entre ambos ríos.

Manstein había recorrido una tercera parte del camino, pero la situación no mejoraba. La situación en los flancos era muy delicada, y la resistencia soviética se endurecía cada vez más. El mariscal solicitó refuerzos, pidiendo la 17 Panzer y 16 Motorizada. Hitler sólo le otorgó la primera, aún a costa de debilitar el sector don-Chir. La segunda reforzaba la unión entre el Grupo de Ejércitos Don y el A, que se estaba retirando del Caúcaso, por lo que se mantuvo en la zona.

El 14 de Diciembre el tiempo volvió a ser demencial, y sólo pudieron aterrizar en la bolsa 69 aviones de transporte con 70 toneladas de combustible, munición y comida. El tiempo era tan malo que sólo se autorizó volar a las tripulaciones entrenadas con el vuelo de instrumentos. Dos de los transportes fueron destruidos.

Mientras tanto, los flancos de Manstein se derrumbaban. Un ataque en el Chir-Don obligó a los alemanes a retirarse de las posiciones al este del Don. La suerte se terminaba para los alemanes. La Stavka llevaba ya varias semanas preparando el siguiente golpe. Como en Urano, los aliados de Alemania recibirían el golpe. El sector del Don-Chir estaba débilmente protegido por el III Ejército Rumano –masacrado en urano-, el destacamento Hollidt –también muy desgastado-, el VIII ejército italiano y el II ejército húngaro. La parte más vulnerable era la de los italianos, que cubrían 270kms de frente y su moral/equipamiento estaba bajo mínimos.

En el río Mishkova el avance alemán proseguía lentamente. El recorrer los 50kms restantes era cada vez más difícil. Si el VI Ejército iba a salvarse, tendría que apoyar la operación.


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 2 invitados