La operación Urano y el puente aéreo de Stalingrado

Los Ejércitos del mundo, sus unidades, campañas y batallas. Los aviones, tanques y buques. Churchill, Roosevelt, Hitler, Stalin y sus generales.
alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

La operación Urano y el puente aéreo de Stalingrado

Mensaje por alejandro_ »

La batalla de Stalingrado es una de las más conocidas de la historia. Autores como David Glantz han dedicado hasta 3 volúmenes a esta batalla, una de las más decisivas de la Segunda Guerra Mundial.

Si bien la historia de las operaciones es bastante conocida, quedan algunas dudas que nunca se despejarán. Tras la Operación Urano el alto mando alemán tomó decisiones de la que no quedan más que los recuerdos de algunos presentes. Los testimonios no siempre encajan y algunos oficiales se lavaron la manos tras la destrucción del VI Ejército, una tragedia que costó la vida a más de 200.000 alemanes.

La historia de Urano no empieza en el cuartel del Fuhrer sino en el Kremlin un 12 de Septiembre de 1942. Desde Mayo los alemanes están avanzando por el sur de Rusia junto a 3 ejércitos de aliados (italianos y rumanos). A pesar de los esfuerzos soviéticos, los alemanes están a las puertas de Grozni y luchando en Stalingrado. Stalin escucha atentamente a Vasilievskii, jefe del estado mayor soviético, y Zhukov, comandante del frente suroeste. La situación en Stalingrado es serie pero no tan dramática como en 1941.

Imagen
Avance alemán en el sur de Rusia, 24 Julio-18 Noviembre de 1942


El líder georgiano consulta la posibilidad de lanzar una ofensiva contra los alemanes en Stalingrado. Zhukov, como ya le había explicado por teléfono días antes, replica que de momento las fuerzas son débiles como para lanzar una ofensiva. Stalin, que ya había aprendido de otros desastres, no se impacienta cuando Zhukov le pide un ejército completo, 1 cuerpo de tanques, 3 brigadas acorazadas y 400 cañones, junto a un ejército aéreo.

Al día siguiente Vasilievskii y Zhukov estudían diversas operaciones para liberar a Stalingrado de la presión alemana. Finalmente proponen a Stalin un movimiento en pinza, de tal magnitud que cambiaría la balanza de fuerzas en el sur de Rusia. Zhukov detalló las ventajas del plan de la sigiuiente manera:

- Una operación de este calibre permite concentrar las fuerzas en vez de desperdigarlas.

- Los ejércitos italianos, rumanos y húngaros eran un objetivo apetecible porque no estaban equipados como los alemanes, y no tenían mucha predisposición a morir en Rusia.

- Las reservas del eje en la zona eran escasas -un máximo de 6 divisiones- y estaban desperdigadas.

El plan básicamente consistía en aplastar al 3° y 4° ejércitos rumanos, al norte y sur de Stalingrado, y enlazar las pinzas en Kalach, 75 kms al oeste de la ciudad. De esta manera se cercaría al VI Ejército. Stalin se interesó mucho pero también asumió cierta cautela, por lo que ordenó a los oficiales que mantuviesen en secreto el plan.



alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

La fase de preparación de Urano se llevó con completa discreción.Stalin aprobó el plan a mediados de Octubre. A partir de ese momento se discutió la operación con los comandantes del frente. A éstos se les prohibió realizar cualquier preparativo antes de Noviembre. Mientras tanto, los oficiales de logística comenzaron a acumular material.

Los soviéticos movilizaron enormes recursos para Urano. La operación contó con 1.005000 soldados, 13540 piezas de artillería y morteros, 894 tanques y 1115 aviones. Novikov, comandante en jefe de la VVS, insistió para que se enviase el material más moderno. En las operaciones se utilizaría por primera vez el Il-2 en cantidades masivas.

En Stalingrado los feroces combates seguían. Chuikov no fue informado hasta última hora de la ofensiva. Paulus seguía tratanto de avanzar entre las ruinas de Stalingrado, y esperaba que la bajada de temperaturas le diese ventaja, ya que el Volga se helaría y los ferrys entre las orillas del río dejarían de pasar tropas y pertrechos.
Mapa de la operación Urano (hacer click)

Los alemanes y sus aliados contaban con una cifra similar de soldados, pero estaban desperdigados y en las zonas asignadas para la ruptura, la superioridad soviética era enorme. El 4° ejército rumano con 143.296 soldados, pero sólo estaba apoyado por 134 tanques y 894 piezas de artillería/AT. La mayoría de las piezas AT eran de 37 y 47mm, casi inútiles frente a los T-34.

Imagen

El 19 de Noviembre, a las 7:30, comenzó el ataque soviético al norte de Stalingrado. El 21° Ejército (21A) y 5°ejército de tanques (5TA) se lanzaron sobre los rumanos. En la salva inicial particparon 3.500 piezas de artillería. Inicialmente los rumanos aguantaron, pero finalmente la resistencia se colapsó y el pánico comenzó a causar una enorme confusión. La fuerte niebla permitió muy pocas misiones de apoyo, y lo que es más importante, no permitió a los aviones del eje reconocer de manera correcta lo acontecido en las líneas rumanas.

El XLVIII Panzer Korps, juntó a la infantería rumana, intentó resistir la marea soviética, pero eran demasiado inferiores en número. Al final del día, los soviéticos habían hecho un boquete de 82kms en las líneas del eje y estaban a medio camino de Kalach. A las 22:00, Weichs, comandante del Grupo de Ejércitos B, rápidamente reconoció el peligro y ordenó al VI Ejército cesar todas las operaciones ofensivas y retirar 3 divisiones panzer y una de infantería, que irían al flanco norte.

El 20 de Noviembre no iba a traer noticias buenas a los alemanes. En las primeras horas de la mañana, los ejércitos 51° y 57° se lanzaron sobre el III Ejército Rumano. El ataque fue todavía más exitoso que en el norte. III Ejército Rumano contaba con apenas 63.958 soldados, y todas las divisiones estaban por debajo de su plantilla teórica. La que más a un 73%, la que menos a un 25%. Los soviéticos realizaron la ruptura en la zona del 6° Cuerpo Rumano. Los contrataques de la 1° División Acorazada Rumana y 22 Panzer División intentaron contratacar sin mucho éxito debido a los problemas de comunicación y resistencia soviética.

El 23 de Noviembre las pinzas soviéticas se unían en la localidad de Sovietskii, 20kms al sureste de Kalach. El tamaño de la bolsa superaba netamente las expectativas soviéticas de cercar a 85.000-90.000 hombres. La bolsa, de 50kms × 40kms envolvía a todo el VI Ejército, parte del IV Ejército Panzer, a varias divisiones rumanas, y gran cantidad de personal administrativo. Las cifras exactas se desconocen, pero se calcula en más de 250.000 soldados. Juntos a ellos había 100 tanques, 2.000 piezas de artillería y 10.000 camiones.



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Es interesante reseñar que, contratriamente a los tópicos, las tropas rumanas se comportaron generalmente bastante bien en primera linea, sobre todo a la defensiva. El IV Cuerpo Rumano, por ejemplo, detuvo durante varias horas la acometida inicial sovietica e incluso destruyó varios carros T-34, pero finalmente fue aplastado por el ataque masivo de los blindados rusos. Como bien señalas, el hecho de que estas fuerzas careciera de cañones AT adecuados, -y además tenian pocos disponibles- prácticamente selló su suerte al iniciarse la poderosa ofensiva sovietica.

Al parecer Hitler declaró en Otoño que "Estaría mas tranquilo si el frente del Don estuviera defendido por tropas alemanas", pero lo cierto es que si hubiera dotado a sus aliados rumanos de armas antitanque alemanas, seguramente el desastre hubiera sido menor.

Saludos



alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

Es curioso, pero Hitler llevaba semenas sospechando de un ataque similar al ocurrido, aunque no probablemente no se esperaba tal debacle. A finales de Octubre Los servicios de inteligencia (FHO) habían detectado concentraciones de tropas en el río Don, justo enfrente del 3° Ejército Rumano. El FHO interpretó que estas tropas serían utilizadas para un ataque contra el Grupo de Ejércitos Centro, pero sólo sería un ataque local. Posteriormente sí habría posibilidades de un ataque contra el Grupo de Ejércitos B. Goring ofreció desplegar las recien formadas divisiones de la Luftwaffe para ayudar a los rumanos, pero Hitler no aceptó debido a la inexperiencia de la tropa. La 6 Panzer Division junto a dos divisiones de infantería fueron enviadas desde Francia para actuar como reserva.

Esta no fue la única evidencia de Urano. A partir del 6 de Noviembre se detectaron concentraciones similares frente 4° Ejército Panzer, al sur de Stalingrado. El 12 de Noviembre el FHO alertó de un posible ataque con el objetivo de cortar la línea ferrea a Stalingrado, pero el Grupo de Ejércitos B apenas tenía reservas. En cualquier caso se alertó al 48 Panzer Korps y 29 Panzer-grenadier.

Al inicio de Urano, Hitler estaba disfrutando de unos días de descanso en el complejo de Berghof, al sur de Bavaria. Zeitzler llamó por teléfono desde el cuartel de Prusia Oriental para informar que cientos de tanques habían arrollado a los rumanos por donde él había sospechado que podía producirse un ataque. Hitler ordenó al mariscal Weichs (comandante del Grupo de Ejércitos B) para todas las acciones ofensivas y mandar tropas de Stalingrado al flanco. El austriaco confiaba en que el 48° Panzer Korps pudiese controlar la situación.

Al día siguiente, cuando los soviéticos arrollaron el frente sur de Stalingrado, Hitler se dio cuenta de la gravedad de la situación: el 6° Ejército y una gran parte del 4° Ejército Panzer corrían el riesgo de ser rodeados. Con este panorama, llamó a uno de sus mariscales más preparados, Von Manstein. Este debía iniciar un ataque contra Velikiye Luki, en el extremo norte. Ahora se haría cargo del recien creado Grupo de Ejércitos Don. Hitler también le prometió 6 divisiones panzer y 4 de infantería, junto a unidades de la Luftwaffe.

En los siguientes días se selló el destino del 6° Ejército. Es muy probable que nunca queden claras las responsabilidades del fracaso, pero fue una decisión influenciada por muchos motivos, desde egos a razones estratégicas. Antes de analizar los hechos es bueno hacer un repaso a los principales implicados en la decisión y su posición:

- Adolf Hitler: fuhrer de Alemania.
- Hermann Goring: comandante en jefe de la Luftwaffe.
- Hans Jeschonnek: jefe del estado mayor de la Luftwaffe.
- Wolfram von Richthofen: jefe de la Luftflotte 4.
- Martin Fiebig: jefe del VIII Fliegerkorps, subordinado a la Luftflotte 4.
- Kurt Zeitzler: jefe de estado mayor del OKH.
- Wilhem Keitel: comandante supremo del OKW.
- Alfred Jod: jefe de estado mayor del OKW.
- Friedrich Paulus: comandante en jefe del 6 Ejército.
- Arthur Schmidt: jefe de estado mayor del Ejército.
- Wolfgang Pickert: comandante de la 9 Flak division y oficial de la luftwaffe de mayor rango en la bolsa de Stalingrado.

Lo más sencillo es comenzar con los comandantes de la Luftwaffe en la zona. Para Fiebig y Von Richtofen era una locura abastecer tal número de hombres con un puente aéreo. El segundo movió cielo, mar y tierra para convencer a otros oficiales de ello, pero no tenía la influencia necesaria.

Hitler estaba en una posición bien difícil. Una retirada significaba perder gran parte de material y evacuar todo el terreno ganado en la ofensiva de Verano de 1942. Por si ésto fuera poco, el Grupo de Ejércitos A podía ser embolsado en el Caúcaso. Finalmente, en Septiembre había dado un discurso afirmando que nada le movería de Stalingrado, y suponía una humillación el abandonar Stalingrado.

Jeschonnek fue una persona clave, ya que estuvo en la conferencia del 20 de Noviembre en Berghof. Goring no pudo asistir porque estaba presidiendo una conferencia sobre la producción de combustible en su estado de Karinhall. No existen minutos de la reunión pero se sabe que Hitler le informó de que el 6 Ejército iba a ser rodeado en unos días, y que se estaba organizando una operación de rescate al mando de Manstein.

Dicho de esta manera, la perspectiva cambia. Jeschonnek imaginó que sólo sería un suministro temporal porque el Grupo de Ejércitos Don conseguiría enlazar con la bolsa. En Demyansk la Luftwaffe fue capaz de abastecer a 100.000 soldados durante meses (300 toneladas diarias).

El problema es que la situación era muy diferente. Los flancos de Manstein iban a depender de ejércitos húngaros e italianos, equipados de manera similar a los rumanos. Los soviéticos esperaban un ataque alemán y el terreno les era favorable.

El hecho de que la Luftwaffe tuviese éxito en Demyansk no garantizaba el éxito en Stalingrado. Ahora se contaba con más experiencia y dentro de la bolsa había más bases, pero el número de soldados era mucho mayor y la distancia de vuelo sobre territorio enemigo más larga. Una diferencia fundamental es que la VVS de finales de 1942 era muy diferente a la del primer año, y las reformas de Novikov se iban a notar.

El staff de Jeschonnek cometió un error que iba a pesar -y mucho-. En los cáculos originales se asumió que los contenedores de suministros de "250kg" y "1.000kg", se transportaba esa cantidad de pertrechos. El problema es que esa cantidad se refería al enganche de las bombas donde eran colocados, siendo la capacidad de 2/3 de lo indicado. Jeschonnek se arrepintió -y mucho- de haber informado a Hitler que era posible un suministro si los aviones de transporte estaban disponibles. Cuando quiso informar a Hitler del error, Goring intervino.

Goring es considerado uno de los principales responsables del desastre. Cuando el 6 Ejército fue rodeado y se pidió ayuda a la Luftwaffe, él vio en ello una excelente oportunidad para recuperar algo de la influencia perdida. Cuando aseguró a Hitler que el puente aéreo era posible no consultó con ningún oficial, y tampoco es que estuviese muy enterado de la situación porque pasaba gran parte del tiempo en viajes de compras, vacaciones y otras actividades. Cuando Jeschonnek le informó del error le prohibió hacer referencia de ello a Hitler, y una vez organizado el puente aéreo se hizo a un lado y volvió a sus viajes y compras.

La actuación de Goring causó gran fricción con Zeitzler. El jefe de estado mayor del OKH no era un oficial con mucha imaginación, pero sí tenía iniciativa y carácter. El fue uno de los que más insistió en la ruptura, y en medio de una discusión con Goring, le retó a que dijese la cantidad de suministros diaria que necesitaba el 6 Ejército. Como es de esperar, Goring no tenía ni idea, por lo que Zeitzler le tuvo que dar el dato. Luego afirmó que la Luftwaffe podía suministrar esas 500 toneladas diarias. Esto causó ira en Zeitzler, que le acusó de mentiroso. Hitler tuvo que mediar, pero Zeitzler no terminó ahí. En las siguientes semanas siguió la dieta de los soldados del 6 Ejército, perdiendo peso de manera alarmante. Finalmente Hitler le tuvo que ordenar que cesase esa actitud.

La opinión de Keitel y Jodl es bastante conocido. Además ellos estaban con Hitler cuando fue informado en el Berghof. El primero -como era de esperar- se limitó a confirmar la opinión del fuhrer con frases como "El 6° Ejército debe aguantar" o "El frente del Volga se debe mantener". No por nada sus compañeros le apodaban Lakaitel (en referencia a lacayo) por su actitud servicial.

Jodl era un oficial mucho más competente, y dio su opinión con cautela. En la actual situación, el 6° Ejército estaba destinado a ser destruido, pero no se podían abandonar los territorios conquistados. Era esencial lanzar una operación de rescate. Mientras tanto, la Luftwaffe debería ayudar al 6° Ejército.

En la bolsa de Stalingrado las opiniones también eran diferentes. Pickert afirmaba sin bagajes que el puente aéreo era un suicidio, y no cesó de repetirselo a Paulus y Schmidt. Fiebig y Von Richtofen también advirtieron a Paulus del peligro. Este vacilaba; por una parte sabía que las oportunidades para romper el cerco disminuían con las horas, pero no quería contradecir a Hitler. Además, sus tropas andaban escasas de combustible y en caso de ruptura se debería abandonar a miles de heridos. Lo cierto es que Paulus comenzó a sufrir cierto agotamiento mental y su jefe de estado mayor comenzó a tomar decisiones. Schmidt era un nazi convencido, e insistió en el suministro aéreo, a pesar de las advertencias de otros oficiales. Para facilitar el puente aéreo redujo la cantidad requeria de 750 toneladas a 500, que serían en gran parte combustible y munición. Mientras se esperaba un rescate los soldados se alimentarían de los miles de caballos presentes en la bolsa.



Mar08
Soldado Primero
Soldado Primero
Mensajes: 73
Registrado: 17 Dic 2009, 13:50

Mensaje por Mar08 »

Hace mucho tiempo lei el libro de Anthony Beevor, a parte de escritos cortos sobre el tema.


Saludos



Rapido Guderian
Cabo Primero
Cabo Primero
Mensajes: 174
Registrado: 10 Ago 2011, 01:36

Mensaje por Rapido Guderian »

alejandro_ escribió:Jeschonnek fue una persona clave, ya que estuvo en la conferencia del 20 de Noviembre en Berghof. Goring no pudo asistir porque estaba presidiendo una conferencia sobre la producción de combustible en su estado de Karinhall. No existen minutos de la reunión pero se sabe que Hitler le informó de que el 6 Ejército iba a ser rodeado en unos días, y que se estaba organizando una operación de rescate al mando de Manstein.

Dicho de esta manera, la perspectiva cambia. Jeschonnek imaginó que sólo sería un suministro temporal porque el Grupo de Ejércitos Don conseguiría enlazar con la bolsa. En Demyansk la Luftwaffe fue capaz de abastecer a 100.000 soldados durante meses (300 toneladas diarias).
.


Es decir que para tí en parte Jeschonnek es tan responsable (o culpable) como Goering de no asesosar bien a Hitler y llevar adelante un puente aereo que estaba destinado al fracaso desde un principio???



alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

Desde el inicio de la operación Blau, la Luftflotte 4 contaba con un buen número de aviones de transporte, sobre todo Ju-52M3. Estos fiables trimotores eran muy populares, y fueron utilizados por la Luftwaffe en toda la guerra para misiones de transporte. Entre Agosto y Octubre habían transportado 20.173 toneladas de combustible de aviación, 9.492 de munición, 3.731 de equipos y 2.764 de suministros a bases en el frente. Por su parte, el ejército había recibido 27.044 soldados, 4.614 toneladas de combustible, 1.787 toneladas de munición y 73 de suministros. Al mismo tiempo habían evacuado a 51.619 soldados heridos.

Todo esto también tenía sus desventajas. Debido al intenso uso, la disponibilidad de estos aviones no era muy alta, en algunas unidades sólo del 30%. En la tabla de abajo se pueden ver las unidades de transporte disponibles el 30 de Noviembre de 1942, en los primeros días del cerco. KGRzbV significa "ala de bombarderos de uso especial".

Imagen
Disponibilidad en las unidades de transporte asignadas a la Luftflotte 4, 28 de Noviembre 1942 (Christer Bergstrom).

Como se puede ver, la plantilla teórica era amplia, pero la disponibilidad era realtivamente baja. Además, durante los primeros días de Urano muchos de estos aparatos fueron utilizados en misiones de apoyo. Esto explica que sólo 30 de 295 bombarderos pudiesen ser utilizados en el puente aéreo el 25 de Noviembre.

A simple vista, la misión de la Luftwaffe puede parecer relativamente sencilla. El He-111 podía llevar 1.2 tonelada de suministros, y el Ju-52 hasta 2. Con que cada aparato (de los 300) realizase una misión diaria era suficiente.

Claro que una cosa es la teoria y otra la práctica. Las 500 toneladas (300 para sobrevivir) era una cifra a la baja, pues se había decidido que los soldados se alimentasen de los caballos y animales que estaban dentro de la bolsa. Los aparatos llegaban a ésta tras volar 75 millas sobre territorio enemigo. En la bolsa de Stalingrado había 6 bases, pero sólo una contaba con instalaciones para aviones de transporte. Esto significaba que los aviones tendrían aterrizar y vaciar el cargamento en unos 6 minutos.

Sin embargo el principal problema era de donde sacar los aviones. A finales de 1942 la Luftwaffe contaba con unos 750 Ju-52 en unidades operacionales, pero la mitad estaba operando en el Mediterraneo, apoyando a las tropas alemanas desplegadas en Túnez. Con una disponibilidad del 30-40% es evidente que 375 no son suficientes. Por ello la Luftwaffe se vio obligada a traer aviones de otras partes, vaciando los centros de entrenamiento o agencias gubernamentales. La necesidad era tal que se enviaron aviones utilizados por la Lufhansa. A pesar de los esfuerzos, estos aparatos tardarían en llegar. Primero tenían que volar desde el Reich, y luego ser preparados para el duro de invierno en alguna base de tránsito (Kirovogrado o Zaporozhye). Esto en la practica significó que los aparatos sólo comenzaron a llegar en la primera semana de Diciembre. La prisa era tal que muchos aparatos no pudieron ser preparados debidamente, ya que el personal de mantenimiento no daba a basto. Otro factor era el entrenamiento de los pilotos. En este periodo estaban bien preparados, pero muchos estaban acostumbrados a operar en el Mediterraneo o Europa Occidental, donde el clima no es tan frio. Debido a ello no conocían o habían olvidado ciertas instrucciones a utilizar en climas frios. Esto también repercutía en la disponibilidad de los aviones.

Imagen
Línea del frente y bases de la Luftwaffe en el sur de Rusia (Andrew Brookes).

Luego quedaba el problema de los soviéticos. La VVS había progresado bastante desde 1941 y en Stalingrado operaban unidades equipadas con material moderno. La distancia entre la bolsa y las líneas alemanas hacían complicados los vuelos de escolta. Novikov también organizó un conjunto de defensas AAA en torno a la bolsa.



alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

La discusión sobre qué hacer con el VI Ejército no significó el cese de los combates en la zona, ni mucho menos. El 25 de Noviembre la Luftwaffe se tuvo que emplear a fondo contra las columnas de tanques soviéticos, que avanzaban hacia la estación de tren de Chir y en el área de Businovka. La VVS no pudi intervenir debido a la falta de aviones y combustible en las bases adelantadas, y los alemanes llegaron a emplear He-111 y Bf-109 en ataques a baja cota. Si bien se causó grandes pérdidas a los soviéticos, se perdió un buen número de He-111. Los ataques soviéticos también afectaron la cantidad de aviones disponibles para volar a la bolsa. El 25 de Noviembre sólo llegaron 32 toneladas, y el día siguiente 50. Estas cifras eran completamente insuficientes.

El 26 de Noviembre Richtoffen organizó la Luftflotte 4 para que se centrase en el puente aéreo. Paulus también se fue preparando para resistir desplegando sus tropas en un aérea de 120 millas. Se decidió utilizar agrupar a los aparatos en 3 bases diferentes dependiendo del modelo.Las tablas se pueden ver en:

Richtoffen otorgó el mando del puente aéreo al Generalmajor Victor Carganico (antiguo comandante del aeropuerto de Tatsinkaya). Su misión era textualmente "asegurar el suministro aéreo para segurar la supervivencia y eficacia de las tropas cercadas". Para ello no sólo organizaría los envios desde fuera del cerco, sino que se coordinaría con Pickert (responsable de la Luftwaffe dentro del cerco) para asegurar el éxito del puente aéreo.

Carganico no duró mucho al frente de la operación. A pesar de tener experiencia con aviones de carga, no era familiar con los aparatos de combate ni con grandes operaciones. La frustración creció en el dinámico Richtoffen y finalmente le quito el mando el 28 de Noviembre. Su sustituto era el experimentado Martin Fiebig, comandante del famoso VIII Fliegerkorps.



alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

El día 6 el tiempo mejoró y la VVS pudo atacar en gran número con previsibles resultados: los alemanes perdieron 5 Ju-52, 5 He-111 y 1 Fiat. Esto significaba un 20% de pérdidas entre los aviones enviados (55). Más significativo sería el día 7. La bolsa recibió nada menos que 350 toneladas en 199 aparatos, la cifra máxima que se lograría durante toda la operación. Las pérdidas también fueron cuantiosas: 8 Ju-52, 7 He-111 y 1 Ju-52 rumano. Ante la falta de suministros, Paulus se vio obligado a reducir las raciones a un tercio o la mitad.

Los siguientes días iban a ser decisivos porque Manstein estaba a punto de lanzar ataque para rescatar el VI Ejército. La operación Tormenta de Invierno estaba a punto de empezar.

Tormenta de Invierno

Desde finales de Noviembre, Von Manstein había estado preparando al nuevo Grupo de Ejércitos Don para un ataque en el frente del Chir con el objetivo de enlazar con la bolsa de Stalingrado. Desde el primer momento la operación se vio comprometida por diversos factores, a los que hay que añadir uno de carácter personal. Gero Von Manstein, hijo del famoso mariscal, falleció a finales de Octubre de 1942. Esto afectó profundamente a Von Manstein, algunos colegas llegaron a afirmar que nunca volvió a ser el mismo.
A pesar de ello, el general prusiano siguió al mando de la operación de rescate. Desde un primer momento, se asignó la máxima prioridad en hombres y pertrechos. Las unidades disponibles eran las siguientes:

- 57 Panzerkorps, que dependía del 4 Ejército Panzer (6 y 23 Panzer Division). La 6 Panzer Division había sido traída desde Francia.
- Destacamento Hollidt: 22 Panzer Division. Divisiones rumanas: 5, 6, 7, 9 y 11 de infantería; 7 y 14 de caballeria; 1 Acorazada.
- 48 Panzerkorps: 11 Panzer Division; División 336 de infantería junto a partes de la 384, División 7 de la Luftwaffe

A estas unidades hay que añadir la 17 Panzer Division. Inicialmente se pensaba asignarla diréctamente al 57 Panzerkorps, pero Hitler prefirió mantenerla en reserva.

La dificultad de la operación era enorme. Mantein disponía de una fuerza considerable, pero los soviéticos esperaban una operación de rescate y los flancos estaban cubiertos por tropas que habían sido machacadas en las anteriores semanas. El general Hauffe, jefe de la misión alemana en Rumania, le informó que de las 22 divisiones rumanas, 9 estaban completamente destruidas, otras 9 habían huido y no estaban disponibles, y sólo 4 estaban disponibles.
Última edición por alejandro_ el 19 Ene 2012, 03:01, editado 1 vez en total.



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Algún comentario al respecto

La dificultad de la operación era enorme. Mantein disponía de una fuerza considerable, pero los soviéticos esperaban una operación de rescate y los flancos estaban cubiertos por tropas que habían sido machacadas en las anteriores semanas.


Realmente las fuerzas alemanas del Don estaban, como dices, muy "baqueteadas", ya que el GE Sur había sido literalmente hecho jirones por Urano. La agrupación Hollidt, que era la que sostenía la mayor parte del frente, era de hecho, un conjunto de unidades "ad hoc" reunido a toda prisa con divisiones muy debilitadas tras los combates de Noviembre, y supervivientes de unidades rumanas destrozadas por la ofensiva rusa.

Por otro lado, la punta de lanza de Tormenta de Invierno, formado como bien indicas por las divisiones panzer 6ª y 23ª, tampoco estaba en condiciones idoneas: la 23ª panzer (General Hans von Boineburg-Lengsfeld) procedente del Caucaso, era otra unidad muy mermada por las largas semanas de combates anterioes, hasta el punto de que solo contaba con 30 carros operativos, y la 6ª panzer era una unidad recien llegada de Francia, sin experiencia en el Frente Oriental, aunque eso sí, con la totalidad de sus efectivos, unos 160 tanques Panzer IV y 40 Pz III. El comandante de la 6ª panzer, del general austriaco Erhard Raus, fue llamado nada mas llegar al tren de Manstein, quien, según sus propias palabras "Le puso al tanto de la situación en términos bastante lúgubres".

Por lo que es claro que Manstein era perfectamente consciente de que se trataba de un intento a la desesperada de liberar a Paulus, y de que tendría que tener un ojo en el avance hacia la bolsa, y otro en el sector del Don, donde las fuerzas del Eje bastante hacían con sostener la nueva linea del frente.

Saludos



Mr Quiros
Subteniente
Subteniente
Mensajes: 866
Registrado: 06 Nov 2011, 23:46
Ubicación: El Bierzo Alto, tierra celta.

Mensaje por Mr Quiros »

Añadiría con ánimo de complementar algo de información y una sugerente pregunta.

El 9 de Noviembre en efecto la inteligencia alemana señala concentraciones de tropas soviéticas en la zona de Stalingrado y frente al III Ejército rumano. Pero los servicios de información no saben si es el preludio de una gran ofensiva o un ataque muy localizado.

Y en esas estamos cuando con gran sigilo detrás de Stalingrado, al otro lado del rio, está bajo las órdenes de Vatutin y que cuenta con el I Ejército, el V Ejército de carros de asalto y el XXI Ejército del general Zukov, y los LXIV, LVII, LI y XXVIII Ejércitos. Toda una marea humana lo que le venía al VI de Paulus.

Pero de donde venía tanta gente?, de donde sacó Stalin y sus generales tantos Ejércitos?, fundamentalmente de Siberia. Concretamente del Este de Siberia y de los Ejércitos destinados a parar una supuesta ofensiva japonesa que nunca llegó. Pues Japón ya había firmado un Pacto de no agresión con ellos.

Alemania declaró la guerra a EEUU, pero Japón no lo hizo con Rusia.

Por ello dejo esta pregunta en el aire, ¿que hubiera pasado si los japoneses, que por cierto poco tenían que ganar en la frontera con Rusia, hubiese atacado a estos?.

Una pregunta de especulación evidentemente, pero la historia se mide así a veces, especulando.

Saludos.


Am Israel Jai !!!
Efshár lekabél séfel?.

alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

Por lo que es claro que Manstein era perfectamente consciente de que se trataba de un intento a la desesperada de liberar a Paulus, y de que tendría que tener un ojo en el avance hacia la bolsa, y otro en el sector del Don, donde las fuerzas del Eje bastante hacían con sostener la nueva linea del frente.


Sí, Stalingrado es un tema muy trillado, pero siempre se aprenden nuevas cosas. Glantz hace poco publicó 3 volúmenes sobre la batalla. Por cierto, un hilo antiguo sobre Tormenta de Invierno me fue muy útil.

Realmente las fuerzas alemanas del Don estaban, como dices, muy "baqueteadas", ya que el GE Sur había sido literalmente hecho jirones por Urano. La agrupación Hollidt, que era la que sostenía la mayor parte del frente, era de hecho, un conjunto de unidades "ad hoc" reunido a toda prisa con divisiones muy debilitadas tras los combates de Noviembre, y supervivientes de unidades rumanas destrozadas por la ofensiva rusa.


He estado viendo las tablas de organización del destacamento Hollidt y casi todas las unidades eran rumanas. A estas se le añaden italianas. Todas ellas habían sido masacradas en semanas anteriores. No es de extrañar que Manstein no pudiese llegar hasta la bolsa.

Por cierto, he corregido los datos de mi anterior mensaje, ya que había errores en la organización de los Panzerkorps y Destacamento Hollidt.


Pero de donde venía tanta gente?, de donde sacó Stalin y sus generales tantos Ejércitos?, fundamentalmente de Siberia. Concretamente del Este de Siberia y de los Ejércitos destinados a parar una supuesta ofensiva japonesa que nunca llegó. Pues Japón ya había firmado un Pacto de no agresión con ellos.

Eso fue en 1941, y tampoco fueron tantas. Incluso en los peores momentos, la URSS mantuvo cientos de miles de hombres en el Lejano Oriente. De todas maneras Japón aprendió una dura lección en 1939 y no volvió a tener conflictos con los soviéticos.

Saludos.



guerra1
Sargento Segundo
Sargento Segundo
Mensajes: 360
Registrado: 10 Abr 2010, 08:55

Hola

Mensaje por guerra1 »

Alejandro,mencionabas en uno de tus escritos anteriores que en el frente ruso adyacente a Stalingrado habia tropas italianas defendiendo estos lugares de un ataque ruso,los articulos que leido mencionan que estas tropas fueron sobrepasadas, casi aplastadas en el inicio de la operacion para cercar Stalingrado y que su comportamiento en batalla fue lamentable.

Esto es algo cierto o simplemente es una leyenda negra con respecto a las tropas italianas y su valentia en combate.



de guiner
General
General
Mensajes: 27241
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Re: Hola

Mensaje por de guiner »

guerra1 escribió:Esto es algo cierto o simplemente es una leyenda negra con respecto a las tropas italianas y su valentia en combate.


Estimado guerra1, juzga tu mismo:

http://www.militar.org.ua/foro/la-actua ... 1-645.html

Un saludo.



Avatar de Usuario
Luis M. García
Almirante General
Almirante General
Mensajes: 9926
Registrado: 23 Jul 2009, 18:04
Ubicación: Al bressol d'Espanya. Puxa Asturies!!
España

Mensaje por Luis M. García »

No había leído hasta ahora esa parte de tu excelente trabajo Valerio, pero me asalta una duda: Qué hicieron con el material capturado a los soviéticos durante las ofensivas del año anterior? Se lo dieron a los alemanes, o es que el mando no consideró la posibilidad de usarlo?

Saludos.


Qué gran vasallo, si hubiese buen señor...

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot], Silver_Dragon y 2 invitados