Las campañas de Aníbal en Italia

Los conflictos armados en la historia de la Humanidad. Los éjércitos del Mundo, sus jefes, estrategias y armamentos, desde la Antiguedad hasta 1939.
de guiner
General
General
Mensajes: 27236
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por de guiner »

Bueno, a lo que íbamos. Para este punto:

5º Llegada de Aníbal a las cercanías de Tarento y paralización del asedio terrestre


Te basas en esto:


Fabio y Flaco se apoderaron de muchas ciudades, incluida Tarento, cuando la tenía ocupada Aníbal. Pues tras dar órdenes a algunos de que acudieran al Brucio, con el fin de que Aníbal para socorrerlo se apartara de Tarento, una vez que esto ocurrió, Flaco se dedicó a espiarlo y Fabio entre tanto, tras lanzarse sobre Tarento por la noche con las naves y con la infantería al mismo tiempo, gracias tanto a su impulso como a la traición, se apoderó de la ciudad


Ahí no hay nada que indique que se paraliza ningún asedio, ni que Aníbal se aproximara a Tarento; como mucho dice "se apartara de" (contando que se acababa de retirar de Canusio).

Según Livio, tras recibir la rendición de Caulonia, Aníbal se entera del ataque a Tarento y marcha día y noche a toda velocidad, enterándose de la caída de la ciudad por el camino.

Luego añade:

"No obstante, para que su cambio de sentido en la marcha no pareciera una huida, acampó en el lugar donde había hecho alto, a unas cinco millas de la ciudad. Se quedó allí unos pocos días y se retiró a Metaponto"

La cita es coherente con que esto suceda después de Canusio

El ejército de Marcelo está desgastado y no va a ser el que siga a Aníbal. Por el contrario, una vez Flaco ha reconquistado los Hirpinos y el norte de Lucania, tiene manos libres para vigilar a Aníbal


Bueno, eso está claro. El "no se" que te puse es por esa supuesta aproximación de Aníbal y la paralización del asedio terrestre. Yo no veo que Zonarás diga eso.

Por otro lado o Aníbal era cortito o estaba muy tocado porque ¿a santo de qué deja atrás Tarento y se interna en el Brucio?, ¿sabe lo que está pasando en Caulonia pero no en Tarento?. Fabio no se ha escondido en ningún momento porque, de no estar en la zona (acampado a la entrada del puerto), ni hay asedio ni nada de nada, lo que vendría a cambiar, y mucho, la cronología de los sucesos. O estaban las tropas de Fabio cuando Aníbal se interna al sur, o no lo estaban. Pero eso de que se aproxime Aníbal y se paralice el asedio, como que no me veo yo a Fabio diciendo "vale, nos esperamos a que tu vuelvas". No se si me explico.


Un saludo


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

Estimado Valerio:
Esta es la interpretación que yo hago de los movimientos de los romanos la noche del asalto a Tarento:

Imagen

Las flechas verdes reflejan el ataque desde la ciudadela, desde la flota y el que realiza el propio Fabio por la parte oriental. Previamente ha circunvalado el Mar Piccolo. Ese movimiento es el que yo entiendo al que se refiere al decir "ipse circumito portu". El puerto, bajo mi punto de vista, sería toda la dársena interior.

La traducción que yo haría del párrafo es "Fabio en la primera vigilia dio la señal a los que estaban en el castillo que guarda el puerto y él mismo rodeó el puerto por la parte oriental de la ciudad colocándose en una posición oculta".

Un saludo


de guiner
General
General
Mensajes: 27236
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por de guiner »

La traducción que yo haría del párrafo es "Fabio en la primera vigilia dio la señal a los que estaban en el castillo que guarda el puerto y él mismo rodeó el puerto por la parte oriental de la ciudad colocándose en una posición oculta"


Me vuelva para septiembre.


iis qui in arce erant son los que estaban en la ciudadela, y los que custodiaban el puerto quique custodiam portus habebant

Fíjate que hay dos qui (iis qui y quique) y dos verbos (erant y habebant) que diferencian a ambos. La conjunción que de quique es lo que los separa.

Que la traducción de esa edición resbale con "oeste" no quiere decir que te metas en camisas de once varas intentando traducir el resto. Cámbiale únicamente "oeste" por "oriental":

"Durante el primer relevo de la guardia dio Fabio la señal a los que (iis qui) estaban en la ciudadela (in arce erant) y a los que (quique) estaban de guardia en el puerto (custodiam portus habebant) y él (ipse) rodeó el puerto (circumito portu) y tomó posiciones en el lado (o hacia el lado) oriental de la ciudad (ab regione urbis in orientem versa) sin ser visto (occultus consedit)"

Esta es la interpretación que yo hago de los movimientos de los romanos la noche del asalto a Tarento


Bien, ahí si que lo de ipse circumito portu está abierto a interpretaciones. Una es que circunde ese mar interno y otra es que, tras pasar por la ciudadela, contactar con la guardia del puerto, siguiera por el lienzo de la muralla circundando el puerto propiamente dicho.


PD: Con las reservas que hay que tener sobre la versión latina usada, que ese in orientem versa puede tener más trampas que una película de chinos. :cool2:




Un saludo.


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

Hola Valerio:
Respecto a una posible visita de Aníbal durante el asedio de Fabio, tienes toda la razón en que Zonaras no lo dice explícitamente y es una deducción mía. Y tal vez no me expliqué debidamente al hablar de paralización pues no quise reflejar un levantamiento del sitio. De hecho Fabio siguió con su campamento en el mismo lugar. Pero Aníbal sí pudo tomar contacto con los defensores, introducir más tropas o vituallas e incluso quedarse lo suficientemente cerca como para que si Fabio intentaba asaltar la ciudad, poder intervenir y abortarlo.

Pero para respaldar esa visita de Aníbal a Tarento hay razones que paso a exponer (aunque más o menos fragmentadas las he tocado previamente).
De Caulonia a Tarento hay unos 340 km, lo que supone a ritmo normal de marcha de 20 km/día unos 17 días. Para un jinete que comunica la noticia yendo a ritmo de enduro un par de días. Para un ritmo excepcional de marcha del ejército (en plan Cayo Claudio Nerón en Metauro o Escipión en Cartagena), sin tren logístico por atravesar zona aliada, supongamos que se pueda llegar a 45 km al día, lo que reduciría a unos 8 días la cosa. O dicho de otra manera, si Fabio no hubiese estado pegado a Tarento antes de su ataque, desde que se aproxima a la ciudad y es detectado por los púnicos, hasta que Aníbal hubiese podido acudir a ella, suponiendo que estuviese en Caulonia, pasarían no menos de diez días (dos para que la noticia viaje a Caulonia y esos ocho para que Aníbal llegue).

Que Fabio tomó Manduria antes de Tarento es algo conocido por Livio. Y Manduria dista apenas 30 km de Tarento. O sea un día o día y medio de marcha. Parecería un poco absurdo que si hasta ese momento Fabio no había dado señales de vida que le situaran tan cerca de Tarento (si las hubiese dado es inexplicable que ante el peligro para Tarento y el peligro para Caulonia Aníbal elija defender Caulonia), ese ataque a Manduria no desencadenase todas las alarmas en el bando cartaginés. Y al menos un día debió gastar Fabio en tomar Manduria. Luego si la caída de ambas ciudades es consecutiva, Aníbal debió ser avisado cuando Manduria es atacada. Lo que supone en la práctica que lo más pronto que Fabio puede estar junto a Tarento (dos días después de iniciar su ataque a Manduria) es simultáneo al momento en que Aníbal se entera en Caulonia de que Fabio está cerquísima de Tarento (los dos días en que viaje la noticia).

Eso deja a Fabio un margen de ocho días para tomar Tarento sin que Aníbal haga acto de presencia. Por otro lado si la flota cartaginesa estuviese en Corcira (distante 250 km de Tarento) y no viniese de Cartago, un barco escapado de Tarento tardaría unos dos dias y medio en llegar y dar aviso de lo que pasaba). Otros dos días y medio en llegar la flota púnica desde dicha isla. Esos significa que lo antes que pudo presentarse fue a finales del quinto día de operaciones romanas. Supuesto que el aviso parte cuando se inicia el ataque a Manduria, la flota cartaginesa podría llegar como muy pronto al final del tercer día de asedio de Fabio. Cuando se lanza el asalto nocturno definitivo Livio nos dice que dicha flota ya no está, luego al menos un día antes debía haberse marchado, o sea el séptimo día desde que Fabio inició el ataque a Manduria. Plutarco nos dice que la ciudad cayó en seis días. Como hemos supuesto una operación relámpago de captura de Manduria en un día y otro más en trasladarse a Tarento, quiere decir que toda la operación en el Salentino acabó en ocho días. Si la flota cartaginesa abandonó al séptimo día de operaciones romanas y llegó acabado el quinto, supone que la flota púnica apenas habría estado dos días en Tarento. Y en ese tiempo agotar recursos de modo masivo. Pero, ¿es todo esto que acabo de contar coherente?
Yo creo que aunque no imposible, si muestra un ritmo de acontecimientos absolutamente trepidante que no parece lógico.

¿Qué debió pasar en esos seis días si hacemos caso a lo que nos cuenta Livio? Que el hermano de la amante del prefecto brucio se infiltre y se gane la confianza de dicho prefecto y se atreva a sobornarle por dinero, que tracen rápidamente el plan de entrada a la ciudad y que pueda abandonar la ciudad él u otro mensajero, llevándole a Fabio la información. Y todo esto suponiendo que la hermana ya supiera con antelación de la presencia de su hermano en las filas de Fabio y que estaba en las proximidades de Tarento.

Este ritmo de acontecimientos me lleva a dos posibles conclusiones: O alguno de los autores da información poco veraz, o para que las piezas del puzzle encajen debió de ir todo más lento. Pero en ese caso tenemos el límite de tiempo dado por Plutarco de seis días. Y eso sin haber entrado aún en lo contado por Zonaras de haberse alejado Aníbal de Tarento antes de ir a Caulonia.

Lo más cerca que tenemos documentado que Aníbal está de Tarento es cuando marcha al Brucio tras Canusio. Esta última localidad dista de Tarento unos 140 km. O sea una semana de viaje en el peor de los escenarios. Para que Aníbal (si está operativo tras las batallas) decida ir a Caulonia es evidente que Fabio no debe haber iniciado ningún movimiento en el Salentino. De Canusio a Caulonia hay unos 400 km, lo que supone un mínimo de 20 días a ritmo de marcha normal y no menos de nueve a ritmo extraordinario. Por otra parte en Caulonia Aníbal demoró algo al refugiarse los romanos en una colina. Al menos un día. Esto supone que Fabio como mínimo inicia sus operaciones unos diez días después de las batallas de Canusio.

Además cuando lo hace debe saber que Marcelo está muy tocado y no va a seguirlo, además de estar perfectamente coordinado con Fulvio para que sea este quien "marque" a Aníbal cuando se interna en el Brucio.

Otro interrogante es que si la flota púnica fue llamada para socorrer Tarento, ¿por qué no fue llamada para auxiliar Caulonia distante unos 300 km de Corcira lo que hubiera dado libertad de acción a Aníbal?

Todos estos interrogantes me han llevado a concluir que tanto el episodio de la llegada de la flota púnica como el asedio de la ciudad por Fabio y la posibilidad de la presencia de Aníbal en las proximidades de Tarento se alargaron bastante más en el tiempo que el ritmo aceleradísimo que supone que lo que cuentan los autores sea cierto.

Y si se alargan en el tiempo, ¿cómo encaja el puzzle? Bajo mi punto de vista con cuatro fases del asedio de Tarento:
Una primera en la que Fabio toma Manduria e inmediatamente después se presenta en Tarento instalando su campamento en la boca norte del puerto.

Tras esto, con más o menos prontitud, llegaría la flota púnica de socorro. Esta flota, debió permanecer el tiempo suficiente como para que su presencia llegase a ser un problema de avituallamiento. Tras su marcha sabemos que Fabio continuó en su campamento junto a la entrada norte del mar Piccolo. Hasta este momento sabemos que Aníbal no ha hecho acto de presencia ni en las cercanías, pero los cartagineses han mandado lo que han podido para no dejar en la estacada a su aliada. Evidentemente la llegada de la flota significa que o bien Aníbal está en otras operaciones y no puede dejarlas o directamente no puede acudir. ¿Iría preferentemente Aníbal al ataque de Caulonia o a una campaña de saqueo mientras deja Tarento para ser ayudada por la flota? Yo creo que no. La única explicación que le veo es que Aníbal después de Canusio está francamente mal. Y además en el Brucio tampoco tiene efectivos como demuestra el hecho de que un pequeño contingente de 8.000 hombres pueda realizar saqueos impunemente y luego atacar una ciudad sin que nadie se le oponga en campo abierto. Por otro lado, ¿dejaría Aníbal que la flota se fuese de Tarento de modo que quedase indefensa o al menos aislada? Si la flota vino de Cartago pudo incluso traerle refuerzos a él para su propio ejército. Si vino de Corcira es menos probable. Luego creo que esa flota permaneció lo máximo que pudo en Tarento.

Y tras eso, en cuanto pudo, sería el propio Aníbal quien tratara de darle protección, ya fuera acercándose hasta la propia ciudad o a sus cercanías (conforme a la cita de Zonaras). Esta sería la tercera fase del asedio. Los romanos en unos dos meses y medio eran capaces de formar un ejército nuevo de cero y ponerlo en zona de combate, como demostrara el dictador Pera tras Cannas. Cabe pensar que Aníbal en su territorio tuviese una eficiencia similar, por lo que como mucho en dos meses y medio podría haber hecho una leva y formado un contingente nuevo. Si tenemos en cuenta que las pérdidas de su ejército fueron parciales, es probable que su reposición se realizase en menos tiempo (dos meses tal vez). Por lo que si Canusio lo supusimos al final de junio o principios de julio, probablemente a principios de septiembre estaría de nuevo en condiciones operativas con un ejército capaz de medirse a uno consular romano. Al haber supuesto que el inicio de operaciones de todos los ejércitos romanos es simultáneo, querría decir que en las dos primeras fases del asedio, Fabio habría tardado esos dos meses que Aníbal pudo tardar en acercarse. A partir de aquí ignoramos cuanto tiempo pudo permanecer allí, pero si las campañas normalmente acababan al principio del invierno o con las elecciones consulares, cuando se inicia esta tercera fase del asedio con la cercanía de Aníbal a Tarento aún quedaría un máximo de cuatro meses y medio para finalizar esta. Sabemos también que el general cartaginés realizó una campaña de saqueos contra sus antiguos aliados que habían vuelto al redil romano. Esta pudo tener lugar durante la etapa en que su ejército estaba disminuido, por ser un objetivo militar sencillo para una fuerza militar más pequeña y ser oportuno para frenar los contactos de los brucios con los romanos tras la campaña de saqueo del Brucio por las tropas de Reggio y el cambio de bando de los Hirpinos y norte de Lucania, o bien tras la pérdida de Tarento.

Por otra parte, con la posibilidad de una traición en ciernes, Fabio debió de esperar al momento en que tuviese su plan listo para dar la orden de atacar Caulonia. Este ataque marca el inicio de la cuarta fase del asedio. A partir de la marcha de Aníbal del entorno de Tarento, Fabio habría comenzado el asedio, que se habría culminado al sexto día.

Tanto si los tiempos del asedio de Tarento son más largos, como expongo, o por el contrario son muy rápidos como también he explicado, está claro que Aníbal, tras las batallas de Canusio o bien opta por ir a Caulonia pese a tener a Fabio en el Salentino (lo cual como bien apuntas denotaría que era un muy pobre estratega, lo cual me niego a pensar), o bien pasa un periodo ausente mientras los romanos están en plena ofensiva en todos los frentes. Yo creo que es más viable esta última opción, y la única explicación que encuentro es que Canusio fue un mazazo importante.

Un saludo


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

Una explicación que puede servir para intuir la estrategia que pudo seguir Aníbal para defender Tarento la encontramos en Polibio al tratar la segunda batalla de Capua (Historias, IX, 4, 3-6):
Los cartagineses, por su parte, no podían permanecer ni acampar cómodamente más tiempo en la región, porque los romanos habían talado intencionadamente los forrajes ; a los cartagineses les era imposible transportar a hombros, desde un lugar tan distante, cebada y forraje suficientes para una cantidad tan enorme de caballos y de acémilas. Y sin la caballería, acampar y asediar al enemigo no les ofrecía ninguna seguridad; los romanos se defendían con una empalizada y un foso; desprovistos los cartagineses de sus caballos y en igualdad de condiciones, el riesgo era indeciso. Además, temían la llegada de los cónsules romanos recién nombrados, que posiblemente acamparían ante ellos y les pondrían en situación muy apurada, ya que les interceptarían los aprovisionamientos. Todo esto indujo a pensar a Aníbal que era imposible forzar a los romanos a levantar el asedio y cambió de táctica.


La posibilidad de aferrarse a una posición tan extrema como era Tarento, le podía dejar encerrado si llegaban más ejércitos romanos. En 209 a.C. sabemos que su ejército no tenía tanta caballería como un par de años antes, pero el hecho de que desde Sicilia se le manden suministros a Fabio pudiera indicar que siguió una táctica parecida de asolar los alrededores de la ciudad sitiada. Esto pudiera explicar que Aníbal se conformase con un acercamiento que le permitiera socorrer rápidamente la ciudad si se lanzaba un asalto sobre ella, pero que le dejase la suficiente libertad de acción como para no poder ser arrinconado por sus enemigos. Tal vez en la próxima Metaponto (a unos 45 km), ciudad en la cual además confluían varias rutas tanto para ir a Apulia, Lucania, Brucio y Salentino. Este comportamiento tendría lugar en la tercera fase que he comentado que pudo tener el asedio.

Un saludo


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

2230º aniversario de la batalla de Cannas. Un 2 de agosto de 216 a.C. el célebre general púnico derrotó al ejército romano en las llanuras de Apulia junto a la localidad de Cannas, infringiéndole una de las mayores derrotas en su historia, con cerca de 50.000 muertos y 20.000 prisioneros.
La batalla supuso el inicio de la rebelión contra Roma de una parte importante de pueblos del sur de Italia (hirpinos, campanos, brucios, lucanos y apulios) y el comienzo de una guerra territorial en la península itálica que alcanzó su punto álgido cuatro años y medio más tarde con la 2ª batalla de Capua y la aproximación de Aníbal a Roma.

Un saludo


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

He estado indagando un poco sobre la negación por Polibio de la existencia de victorias de Marcelo sobre Aníbal y la deducción de Plutarco de que de la lectura de su obra pareciera que el general cartaginés se había mantenido invicto hasta su derrota con Escipión en Zama cuando también por Plutarco conocemos que además de Livio, otros autores de la antigüedad (Juba, César) si reseñaron victorias de Marcelo sobre Aníbal.

De los combates que discutíamos no ha llegado la versión de Polibio, si es que estos se recogían pormenorizadamente en su obra, pues de las palabras de Plutarco en sus Vidas Paralelas no queda muy claro que el historiador de Megalópolis profundizase mucho. En la Vida de Marcelo, un relato pormenorizado de su vida con frecuentes alusiones a las fuentes que utiliza, no recoge las discrepancias que una versión de Polibio detallada pudiera dar.

Por otra parte dada la evidencia de la cercanía del autor griego a los Escipiones por haber sido acogido por esta familia tras haber recalado en Roma como rehén, y el lógico deseo de que en su historia el papel de estos quede realzado, surge la pregunta de qué razones pudieron existir para que dicha familia pudiese tener rivalidad o animadversión hacia los Marcelos. He encontrado algunos episodios y hechos que pueden servir para explicar esto y por ende los motivos del autor de Megalópolis.

El primer contacto conocido entre ambas familias arranca en el consulado del año 222 a.C., compartido por Marco Claudio Marcelo y Cneo Cornelio Escipión. Ambos llevaron adelante la guerra contra los ínsubres. La narración de Polibio omite la Spolia Opima de Marcelo y reparte méritos entre ambos generales reservando a Escipión las operaciones en torno a Mediolanum, pero de Plutarco, Eutropio, Orosio y Dion Casio sabemos que en las operaciones en torno a esta ciudad participó también Marcelo, quien auxilió a su colega cuando estaba cercado por el enemigo. Además la realidad es que conocemos por los Faustos Triunfales que el triunfo le fue concedido únicamente a Marcelo.

Otro punto de fricción pudo surgir en el relevo en el mando en Hispania tras la muerte de los Escipiones en la primavera de 211 a.C. Como comentó Valerio en Vae Victis, Hispania parecía un coto privado de la familia Escipión. La llegada como propretor de Cayo Claudio Nerón a mitad de consulado, e incluso quien sabe si del propio Marcelo (recuerdo los post que intercambiamos Valerio y yo sobre la cita de Apiano (Guerra de Iberia, 17), el retorno de Marcelo a Roma desde Sicilia para celebrar una controvertida Ovación (Livio, AUC, XXVI, 21, 6), también a mitad de año y la ausencia del propio Marcelo durante las elecciones (Livio, AuC, XXVI, 22, 13) para el consulado de 210 a.C.), pudo suponer un inicio del distanciamiento de ambas familias, si los Escipiones consideraron que su particular cortijo estaba siendo usurpado por sus rivales políticos. Ya a final de año, y aprovechando el error de Nerón al permitir la fuga de un ejército púnico por entablar conversaciones con Asdrúbal cuando lo tenía cercado, permitió a la familia Escipión recuperar el mando en su feudo.

Casualmente, a comienzos del consulado de 210 a.C., el ya cónsul Marcelo fue acusado por los sicilianos de abuso de poder y brutalidad en su manejo de la guerra en dicha isla. Marcelo señaló a su sucesor llegado a mediados de 211 a.C. a la isla, un Marco Cornelio que según Dion Casio es Dolabella y según otras fuentes Cetego, de haber instigado esas acusaciones y recopilado testimonios en su contra (Livio, AuC, XXVI, 26, 8). En cualquier caso se trataría de un individuo de la gens Cornelia, la misma a la que pertenecían los Escipiones.

Otro caso más evidente sería la comisión enviada desde Roma a comienzos del consulado de 204 a.C. para investigar los hechos acecidos en Locri que tuvieron por protagonista a Pleminio, el prefecto dejado por Escipión Africano tras la captura de esta localidad (Livio, AUC, XXIX, 20, 11). En dicha comisión, instigada por Fabio Máximo, uno de los dos tribunos de la plebe elegidos como parte de la misma era el hijo de Marcelo (quien fuera herido en la misma emboscada en que su padre resultó muerto). De hecho su misión dentro de la comisión consistía en traer detenido a Escipión hasta Roma en caso de ser encontrado culpable de los cargos de los que se le acusaba. Sin embargo, de acuerdo a Livio, la comisión en su totalidad (AUC, XXIX, 22, 11), una vez regresó al Senado, consiguió que este autorizase el paso a África de Escipión.

Pero el antecedente más cercano creo que hay que encontrarlo en el nieto de Marcelo (fundador de la colonia de Córdoba). En su segundo consulado en 155 a.C. fue colega de Publio Cornelio Escipión Nasica. Mientras el primero celebró un triunfo, el segundo rehusó hacer lo propio pese a haberle sido decretado por el Senado. Este Marcelo sería cónsul por tercera vez en 152 a.C. ejerciendo su magistratura en Hispania. Durante este consulado alcanzó un acuerdo de paz con diversas tribus celtíberas alzadas contra Roma. Este acuerdo fue revocado al año siguiente (151 a.C.) por su sucesor en el consulado, Lucio Licinio Lúculo. A este le interesaba reanudar la guerra ahora que ostentaba el cargo. Uno de los tribunos militares de este último (al parecer como voluntario) era Escipión Emiliano.

En el 149 a.C. el mismo Escipión Emiliano fue enviado como tribuno militar a la tercera guerra púnica. Marco Marcelo, falleció en un naufragio en 148 a.C. cuando se dirigía a África a parlamentar con Masinisa, habiendo acumulado tres consulados en el curso de 14 años. Precisamente al año siguiente (147 a.C.) Escipión Emiliano fue enviado como cónsul a África a encabezar la guerra contra Cartago.

Aunque no hay ningún motivo de disputa evidente, no se le escapa a nadie que en la época en que Polibio estaba acogido por los Escipiones, la familia Claudia tenía en Marcelo al político vivo que más consulados y por ende gloria acumulaba, por encima de cualquier miembro vivo de la familia Emilia-Escipión. No es difícil intuir una rivalidad entre ambas por esta supremacía. Y Polibio, no debió dudar en servir a la causa de sus protectores.

Encontré un par de citas sobre el rendimiento militar de Marcelo en sus enfrentamientos con Aníbal. Valerio Máximo (Hechos y dichos memorables, IV, 1, 7) comenta que Marcelo fue el primero en derrotar al general cartaginés.

Sobre sus enfrentamientos militares antes de su retorno a Italia desde Sicilia (que incluiría no sólo sus acciones en la isla sino también las de Nola), Livio cita expresamente un decreto de acción de gracias y honras a los dioses “por los éxitos conseguidos bajo su mando” (Livio, AUC, XXVI, 21, 4).

Un último punto a reseñar es la cita de Plutarco sobre el tercer triunfo de Marcelo al regresar de Sicilia (Vida de Marcelo, XII), lo que dice que provocó envidias (evidencia de la existencia de rivalidad política contra él). Si tenemos en cuenta que desde el consulado de 222 a.C. al de 197 a.C. hay líneas perdidas en los Fastos Triunfales, y que el primer triunfo conocido de Marcelo es precisamente en 222 a.C. (asociado a la Spolia Opima) y el tercero sería el cosechado a su regreso de Sicilia en 211 a.C. ¿Cuándo y contra quién cosechó el segundo? En el periodo de 221 a.C. al 216 a.C. no se le conoce actividad político-militar, lo cual deja abierta la posibilidad de que por alguno de los enfrentamientos en Nola o alguna de las batallas disputadas en Sicilia antes de concluir el asedio de Siracusa recibiese dicho premio. Pero del relato de Livio (AUC, XXVI, 21, 2) parece deducirse que la petición de su tercer triunfo, tras reunirse con el pretor Cayo Calpurnio, sea por “todas sus campañas” en la isla, lo que dejaría las realizadas en Campania entre el otoño de 216 a.C. y final de 214 a.C. como las mejores candidatas a haber recibido el segundo premio.

En resumen, encontramos referencias tanto a fuentes que nos han llegado, como indirectamente a otras desaparecidas, en las cuales Marcelo es citado como vencedor de Aníbal en diversos encuentros. Y otras evidencias de cómo Polibio silencia, minimiza su accionar o pone en duda su valía como general, pese a la existencia de numerosas fuentes, incluidos los Fastos Triunfales, que matizan esto o afirman lo contrario. En contraposición a esto existe una única cita indirecta de la obra de Polibio en la que se dice que este autor afirmaba que Marcelo nunca derrotó a Aníbal. Probablemente, la afirmación de Plutarco que en su día recordara Valerio de “haber Marcelo derrotado y puesto en fuga algunas veces a las tropas de Aníbal, bien que estos descalabros no tuvieron nunca gran consecuencia, pareciendo que era una falsa caída la que experimentó el africano en estos encuentros”, responda bastante bien a lo sucedido.

Un saludo


de guiner
General
General
Mensajes: 27236
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por de guiner »

capricornio escribió:
la cita de Plutarco sobre el tercer triunfo de Marcelo
Estimado Capricornio, es el segundo triunfo, no el tercero como perpetra Plutarco (ὁ τρίτος θρίαμβος). Es error del autor, que al parecer se lía al intentar explicar el origen del término 'ova' (ὄβαν).


Un saludo.


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

Estimado Valerio:
Gracias por el apunte. Yo de griego clásico no tengo idea, pero la versión traducida de Plutarco (Vida paralela de Pelópidas y Marcelo, II y III) que manejo dice textualmente:
Pelópidas no fue vencido en ninguna batalla en que tuvo el mando, y Marcelo venció muchas mandando a los Romanos; por tanto, parece que con lo invicto del uno podrán ponerse a la par lo difícil de ser vencido del otro y el gran número de sus triunfos.
y
...y poniendo a los pies de los Iberos y Númidas, que hacían la vanguardia de los Cartagineses, sus cinco consulados, sus tres triunfos y los despojos y trofeos que de reyes había alcanzado.
Si no te interpreto mal, creo que te refieres a que por sus acciones en Sicilia como procónsul, al regresar a Italia celebró un desfile triunfal en el Monte Albano (Livio AUC, XXVI, 21, 2 y XLV, 38, 4) y recibió una ovación en Roma durante la cual exhibió el botín de guerra (Vida de Marcelo, XXII), y esos serían el segundo y tercer triunfo nombrados por Plutarco.

En la Vida de Marcelo, XXI, dice:
Reprendían, pues, a Marcelo, lo primero porque había concitado odio y envidia a la ciudad, llevando en triunfo no sólo hombres, sino Dioses, cautivos, y lo segundo, porque al pueblo, acostumbrado a pelear y labrar, distante del regalo y la holgazanería, y que era a semejanza del Heracles de Eurípides.
Que refrenda lo que comentas al referirse a la exhibición en la ciudad (la ovación), como un triunfo.

Sin embargo, ¿consideró realmente Plutarco ambos acontecimientos (ovación y desfile en el monte Albano) como dos "triunfos" diferentes a la hora de hacer el recuento?
En la Vida de Marcelo, XXII, y entiendo que es a lo que te refieres cuando aludes al error de Plutarco, dice por un lado:
Oponíanse los enemigos de Marcelo a que se le decretase el triunfo, porque todavía se había quedado algo que hacer en Sicilia, y porque concitaba envidia el tercer triunfo;
que aparenta que el tercer triunfo sea porque ya tiene dos previos.
Sin embargo sigue su explicación:
mas convínose con ellos en que el triunfo grande y perfecto lo tendría fuera, yendo la tropa al monte Albano, y en la ciudad tendría el menor, al que llaman aclamación los Griegos y ovación los Romanos.
Que refiere que para Plutarco ambos son triunfos, y por ende pudieran ser el segundo y el tercero del cómputo global.

A priori ambas interpretaciones son válidas, aunque evidentemente incompatibles, pero la existencia de un desconocido segundo triunfo de Marcelo sería algo de lo cual Livio (cuya obra en esta parte está completa) se habría hecho eco. Lo que me lleva a coincidir contigo.

Hay otro detalle a tener en cuenta. El supuesto "desfile grande" en el monte Albano al que alude Plutarco, no pudo ser tal porque a Marcelo no le dejaron traerse a su antiguo ejército consular de la isla (el cual llegó a Italia para ser licenciado en la primera mitad del consulado siguiente, tras un complejo relevo de ejércitos entre Roma, Etruria, Apulia, Galia y Sicilia, lo cual debió retrasar bastante su retorno). Al final del verano de 211 a.C., que es cuando Marcelo regresó a Roma, en Campania ya había caído Capua, y parte de las tropas habían sido enviadas a Hispania con Nerón desde Puteoli, y si creemos la datación temporal de Livio, a final del verano, otro contingente también había partido hacia allí con Escipión. Para el desfile se pudo aprovechar el movimiento de estos últimos si es que partieron de Ostia, o a parte de las legiones urbanas, pero sin duda sería un desfile "desnaturalizado" si se hacía con tropas "postizas" que no habían servido con Marcelo en Sicilia. Y por otro lado sabemos que el botín se exhibió durante la ovación, lo cual hace dudar del esplendor en el desfile del Monte Albano. La fecha en que se celebraron ambos desfiles creo que se puede reconstruir más o menos.

Aparentemente, cuando Marcelo retornó de Sicilia, no pudo entrar en el Pomerium, siendo recibido por el pretor Cayo Calpurnio en nombre Senado en el templo de Belona, que debiera estar fuera del mismo. Este templo de Belona sería diferente del que en la actualidad se conservan restos. En esa reunión explicó sus campañas y pidió que se le concediera el triunfo, el cual le fue denegado tras ser deliberado. Una dilación en las deliberaciones y en la fecha del desfile explicaría la ausencia de Marcelo de las elecciones consulares pese a haber conquistado ya Siracusa (Livio confirma que estaba en el candelero debido a ello). Lo cual significaría que el desfile habría sido posterior a estas.

Durante la segunda guerra púnica, dichas elecciones solían tener lugar en torno a enero (aunque Walbank las coloca en torno a noviembre). Marcelo tomó posesión de su consulado en 210 a.C. en los idus de Marzo, luego para esa fecha ya había desfilado. Parece que Marcelo retornó a Roma poco antes de dichas elecciones consulares con la intención de exhibirse con intención electoral. Sus rivales políticos maniobraron para evitar dicho desfile logrando rebajarlo de categoría y retrasarlo, además de evitar que el retorno de sus tropas pudiese significar una masa a su favor. Inicialmente los cónsules elegidos fueron Tito Manlio Torcuato y Tito Otacilio. La renuncia del primero llevó a repetir la votación, siendo ahora una elección restringida a tres candidatos: Marcelo, Levino y Fabio. Para mantener la paridad patricios-plebeyos, en la práctica significaba que Marcelo sería cónsul. Una interesante pugna política.

Un saludo
Última edición por capricornio el 18 May 2016, 19:02, editado 1 vez en total.


de guiner
General
General
Mensajes: 27236
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por de guiner »

Estimado Capricornio, no te líes y no especules.

Más fácil que todo eso. Como decía Holmes:

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad"

Y esto es que Plutarco se equivoca, no hay más. Dice 'tercero' en donde debió decir 'segundo'.

Para la vida de Marcelo, Plutarco toma datos sueltos de Valerio Máximo, Posidonio y varios autores más, que no son pocos. De Juba, es creencia que procede lo de la ovatio y los spolia opima. Luego están los paralelismos con otros autores ... :shot:

Al lío. En cualquier edición medio seria, en las notas a pie de página, el traductor te va a decir que él no ha perpetrado el error, que ha sido Plutarco al manejar esos apuntes sueltos de sus fuentes.

Ejemplo; nota a ese "y porque su tercer triunfo":

77 - Suele achacarse esta indicación a error de Plutarco, puesto que éste es, en realidad, el segundo triunfo de Marcelo.

'Vidas Paralelas III' (354), Plutarco, Ed. Gredos, 35 napos. :cool2:

http://www.editorialgredos.com/etiqueta/48_plutarco

El tercer volumen de las Vidas paralelas de Plutarco (50-125 d.C.) incluye las biografías de Pelópidas y Marcelo, Coriolano y Alcibíades, Timoleón y Paulo Emilio.

http://www.editorialgredos.com/bibliote ... alelas_iii



Nótese el 'suele achacarse'; vamos que es lo que te digo, que se le suele cascar el error y no hay más. Bueno, hay estudios al respecto pero tienen más peligro que una mosca tse-tsé.

Que esta gente se equivocaba y bastante al mezclar tantas fuentes. Ahí está Apiano, un fenómeno.



Nunca tomes al pié de la letra lo que esta cuadrilla de griegos arribistas digan, dado que al escribir intentan explicar términos latinos a un público que está leyendo su obra en griego. Hasta los autores que escribían en latín metían de vez en cuando la pata cuando sus fuentes mencionaban un término, llamémoslo, arcaico.

PD: Ah, y no todo lo que leas como 'triunfo' en castellano lo es tal (la celebración en sí) al echar mano al original griego, ¡ ojo !, que esto depende de las ganas que el traductor tenga de emplear sinónimos o ir a lo fácil, a fuer de causar confusiones tales como veo en tu post. No es 'triunfo' todo lo que parece.



Un saludo.


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

Estimado Valerio:
Por aquí hablan del templo de Belona:
http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/G ... llona.html

Lo sitúan fuera del Pomerium en el Campo de Marte. Lo cual creo que permite afirmar que a su regreso, Marcelo no quiso perder su imperium traspasando el pomerium. Señal inequívoca de que esperaba "oposición política" fuerte, con posibilidad de ser procesado. Esa fuerte oposición se confirma unos meses después cuando toma posesión del cargo de cónsul y una comisión venida de Sicilia le pide cuentas en el Senado. El hecho de estar ausente durante la celebración de las elecciones, creo que se debería a que no quiso correr el riesgo de traspasar el pomerium y que algún tribuno al servicio de alguien le acusara. Justo dos años después (también antes de unas elecciones consulares), sufre la acusación por cobardía del tribuno Bíbulo sobre la cual también hemos hablado largo y tendido con Isócrates.

Lo cual me lleva a pensar que su regreso a Roma fue antes de las elecciones consulares. Si ese año fueron celebradas más cercanas a noviembre o más a enero, es muy difícil de saber, pero por la cantidad de sucesos que le tocó vivir antes de acabar el consulado de 211 a.C. a Marco Cornelio, sucesor de Marcelo en Sicilia (sofocando una sedición de las tropas romanas y enfrentando la rebelión de algunas localidades que se habían pasado a los cartagineses tras desembarcar refuerzos púnicos en la isla), parece más factible que fuesen más próximas a noviembre, de modo que hubiese más tiempo para que estas acciones tuvieran lugar antes de llegar al periodo de invernada.

De ser así, la información de Livio de haber regresado Marcelo a Roma al final del verano, estaría referida al periodo de buen tiempo (hasta mediados del otoño).

Sobre si Plutarco se equivoca, yo creo que más que error es un tema de criterio. Él cuenta como dos triunfos el desfile del monte Albano y la ovación en Roma (aunque esta última sea descrita por él mismo como un triunfo menor). Y cuando refiere la discusión habida, alude a ese triunfo como el tercero, cuando de acuerdo a Livio la decisión de hacer los dos desfiles habría sido tomada durante la discusión de un único triunfo por sus acciones en Sicilia. Está claro que si se le hubiese decretado un triunfo en lugar de la ovación, el desfile del monte Albano no habría tenido lugar. Fue una especie de compensación. Pero Plutarco decide computar ambos desfiles como dos triunfos más que añadir al que obtuviera sobre los galos. Livio, más adelante en su obra (XLV, 38, 4), con motivo de la discusión sobre el triunfo de Emilio Paulo tras derrotar a Perseo, dice:
muchos, incluso quienes no habían obtenido del senado el triunfo, hicieron el desfile triunfal en el monte Albano;
que es bastante ilustrativo de lo que sucedió con Marcelo.

Un saludo


de guiner
General
General
Mensajes: 27236
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por de guiner »

capricornio escribió:
Sobre si Plutarco se equivoca, yo creo que más que error es un tema de criterio
¿Cómo que un tema de criterio?.

Toma, otra nota nota a pie de página:

20. Plut. Marc. 22.1, where the mention of a third triumph is plainly mistaken. Marcellus triumphed only twice


https://books.google.es/books?id=fs53Wa ... us&f=false

En bárbaro, ese plainly mistaken creo que no dice nada de 'criterio'.

Otra:

https://books.google.es/books?id=Ji9NAQ ... en&f=false

De esas no me cabrían visto que son 5 enlaces por post.


Éste profundiza algo en el porqué del error:

https://www.academia.edu/9769656/Claimi ... imus_2.8.4

Como tienes que hacer filigranas para acceder al texto, ya lo hago yo:

While Plutarch’s mistake in suggesting that this would have been Marcellus’ third triumph can easily be explained in that, following his famous triumph over the Insubrian Gauls in 222, he went on two stage both an Alban Mount triumph and a public ouatio over Syracuse in 211, senatorial envy may very well have been their underlying motivation, rather than having been expressed publicly and couched in such terms on the occasion of the debate de iure triumphi. That political rivalries sank Marcellus’ petition might also be inferred from [Aur. Vic.] de Vir. Ill. 45.6: “Et cum per calumniam triumphus a senatu negaretur, de sua sententia in Albano monte triumphauit”. In 207 and 200 successively, two Roman imperators would be granted full public triumphs despite the fact that their respective armies still remained in the field, the key difference with Marcellus’ situation in 211 being that the Senate in both of these ensuing instances felt that their victories had indeed been decisive: C. Claudius Nero (cos. 207), discussed infra, and L. Furfurius Purpureo (pr. 200), discussed in Vervaet 2014, 107-11. In Ann. 2.41, Tacitus also alludes to the requirement that a commander complete his commission. In reference Germanicus’ triumph over the Cherusci, Chatti, Angrivarii

Otra vez mistake, que no 'criterio'.

Hay más como ya te dije; vamos, hay mistakes para aburrir, y ¡ojo!, sin salir del dialecto gutural, que si nos ponemos con las lenguas cultas ...



PD: Las referencias soporíferas (tanto o más que el cariz que está tomando este asunto) me las ahorro porque vislumbro las cúpulas de Santa Sofía en lontananza. :cool2:


Un saludo.


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

El tema no da para más Valerio. El último párrafo que pones coincide con la explicación que he dado en mi post previo. No tengo nada que añadir. Dejemos Bizancio en su sitio.

Un saludo


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

Ahondando entre la relación de los Marcelos y los Escipiones, he encontrado una referencia interesante (Plutarco, Vida de Marcelo, X):
Después, yendo en auxilio de Nápoles y de Nola, a los Napolitanos los alentó y confirmó, porque de suyo eran amigos seguros de Roma, y entrando en Nola,….
Esta asistencia romana a Nápoles se confirma en otras fuentes. La primera visita de Aníbal a esta ciudad fue realizada nada más llegar a Campania procedente del Samnio, justo después de la batalla de Cannas (Livio, AUC, XXIII, 1, 5-10). Tras esto marchó a recibir la ciudad de Capua, después de lo cual volvió a intentar sin éxito el cambio de bando de Nápoles (Livio, AUC, XXIII, 14, 5). Se dirigió entonces a Nola, donde avisado por la clase dirigente local, acudió Marcelo desde Casilino (Livio, AUC, XXIII, 14, 10-13). Su llegada hizo desistir a Aníbal que marchó hacia Nápoles por tercera vez (Livio, AUC, XXIII, 15, 1-2):
A la llegada del pretor romano, el cartaginés salió del territorio de Nola y bajó hacia el mar acercándose a Nápoles, deseoso de apoderarse de una ciudad de la costa para asegurar la travesía naval desde África. Pero cuando se enteró de que Nápoles estaba gobernada por un prefecto romano —se trataba de Marco Junio Silano, al que habían hecho venir los propios napolitanos—, dejó también Nápoles a un lado, lo mismo que Nola, y se dirigió a Nuceria….
Entre la segunda y tercera visita a Nápoles, aparenta haber llegado ese prefecto romano. Como entre ambos acontecimientos sólo conocemos la aproximación de Aníbal a Nola, aparentemente lo ocurrido sería que al mismo tiempo que Marcelo era avisado por los nolanos, y tras saber los romanos de la segunda aproximación cartaginesa previa a Nápoles se envió a ese prefecto mientras el pretor acudía a Nola.

Hasta ese momento las únicas fuerzas romanas en Campania eran las de Marcelo pues el ejército de Pera-Graco operó en torno a Casilino, y no tenemos noticias de que hubiera llegado aún. Y dada la cercanía de los lugares reseñados parece poco probable que Silano fuese enviado desde Roma. Por lo tanto este prefecto aparenta haber sido enviado por Marcelo. Plutarco habla del apoyo de Marcelo a Nápoles y ese envío del citado prefecto encaja perfectamente con esto, máxime cuando por Livio no conocemos de visitas directas del propio Marcelo a Nápoles.

Por lo tanto es muy probable que Silano fuese mandado por Marcelo, lo que lleva a pensar que se tratase de alguien de su confianza. De ser así, el relevo en Hispania de Cayo Claudio Nerón por Escipión a finales de 211 a.C., podría haber llevado parejo el envío de un “hombre de Marcelo” con él. Nerón, durante buena parte de la guerra aparece como subordinado directo de Marcelo (en la 3ª batalla de Nola o en Canusio). Su relevo por una negligencia habría permitido a los Escipiones volver a tomar el mando en Hispania, pero llevando como compañía a otro hombre de Marcelo.

Un saludo


capricornio
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4729
Registrado: 07 Abr 2005, 22:09

Las campañas de Aníbal en Italia

Mensaje por capricornio »

A raíz de lo comentado sobre la fecha de las elecciones para el consulado de 210 a.C. en torno a finales de noviembre (siguiendo a Walbank), y la reconstrucción que hicimos de la campaña de 209 a.C. en estas páginas, he realizado una síntesis cronológica de los diversos acontecimientos bélicos que tuvieron lugar.

En primer lugar distinguimos una primera etapa en que se produjo el combate de Canusio, la caída de los Hirpinos, Volcei y otros pueblos lucanos y muy posiblemente los saqueos de los mercenarios con base en Reggio contra el Brucio (Livio, AUC, XXVII, 12, 6). La misma dio comienzo a finales de junio, fecha que podemos estimar gracias a la mención de haber dado comienzo cuando había suficiente forraje en el campo (Livio, AUC, XXVII, 12, 7). Aníbal replegó al Brucio (Livio, AUC, XXVII, 15, 1). Esta primera fase probablemente no duró más allá del final de julio.

Tras la misma, comienzan las negociaciones con los brucios para que se rindieran (Livio, AUC, XXVII, 15, 3) y la campaña de rapiña de Aníbal en Campania (Apiano, Guerra de Aníbal, 49). El ejército de Marcelo queda acantonado en Venusia a mitad del verano mientras Aníbal realizaba sus saqueos (Livio, AUC, XXVII, 20, 10). Dado que la distancia de un punto central en el Brucio hasta Campania está alrededor de 250 km, realizar el viaje de ida y vuelta sumado al dedicado a forrajear, difícilmente bajó de mes y medio. Adicionalmente conocíamos la visita de una flota cartaginesa a Tarento (Polibio, Historias, IX, 9, 12), hecho que pudo tener lugar en este periodo. En el mismo libro de Polibio (Historias, IX, 9, 11 de la Edición de Gredos) se menciona en un fragmento que conocemos a través de Esteban de Bizancio, la localidad de Atela, que es precisamente la última de las localidades que retuvo Aníbal en Campania. Probablemente esta cita está vinculada a la de Apiano que relata la campaña de saqueo de Aníbal de las tierras de sus antiguos aliados. Esta operación en Campania supuso el alejamiento de Aníbal de las zonas que estaban siendo acosadas por los romanos, especialmente el Salentino donde ya debía estar Fabio. En ese sentido la visita de la flota púnica a Tarento con refuerzos explica que Aníbal pueda volver a pasar a la ofensiva mientras otras fuerzas cartaginesas protegen su principal ciudad aliada. Y además evidencia la llegada de refuerzos desde Cartago:
Mientras los romanos continuaban el asedio de Tarento, el almirante cartaginés Bomilcar llegó con una nutrida fuerza de
socorro.Pero no logró apoyar a los defensores, porque los romanos habían establecido su campamento con gran solidez. Casi sin darse cuenta agotó sus provisiones, y si antes le habían obligado a acudir con grandes ruegos y promesas, ahora los sitiados le pidieron que se retirase


Estos refuerzos encajan con un ejército de Aníbal desgastado que no cuenta con efectivos suficientes para hacer dos tareas simultáneamente. Si pasa a la ofensiva no puede defender a sus aliados. Sin embargo, al principio de la campaña, cuando se aproxima a Canusio sí que lo hace. Un elemento más para pensar que ha encajado bajas notables. Por otra parte la llegada de la flota es a una localidad de Tarento donde los romanos ya tienen su campamento establecido. Antes de que Bomílcar se presentase, el único ejército púnico que podía defenderla era el de Aníbal. Si Fabio pudo aproximarse sin que se le opusiera demuestra que no estaba cerca para impedírselo. O bien aprovechó los días en que el púnico estuvo en Canusio (distante unos 180 km o sea unos 9 días de marcha), o bien después de esta batalla el general cartaginés estuvo alejado de la zona lo que habría facilitado el acercamiento de Fabio sin oposición. Como antes de tomar Tarento los romanos habían tomado Manduria, es probable que esta captura sucediera al final de la fase anterior de la campaña o al comienzo de esta, la cual debió abarcar desde principio de agosto hasta mediados de septiembre.

La última parte de la campaña sería el ataque contra Caulonia, y la caída de Tarento una vez la flota púnica ha marchado a Corcira. Dado que el enfrentamiento del tribuno Bíbulo con Marcelo fue justo antes de las elecciones consulares (Livio, AUC, XXVII, 20, 13) y que cuando sucede Tarento ya ha caído (Livio, AUC, XXVII, 20, 9) y Fabio está liberado para acudir a presidir dichas elecciones (Livio, AUC, XXVII, 20, 13), si estas fueron a finales de noviembre, la caída de Tarento habría tenido lugar en otoño, probablemente durante octubre.

Un saludo


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados