Rompehielos. Elementos de juicio para un debate inconcluso

Los Ejércitos del mundo, sus unidades, campañas y batallas. Los aviones, tanques y buques. Churchill, Roosevelt, Hitler, Stalin y sus generales.
Shrike
Teniente
Teniente
Mensajes: 983
Registrado: 14 Sep 2006, 21:10
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Shrike »

Yo siempre respondo cuando puedo... A ver si pronto ya puedo ponerme a desarrollar la siguiente unidad temática del hilo... :D

Von Kleist escribió:
Yo creo que aqui se discute no un "What If" sino una tesis histórica, a saber ¿preparaba Stalin un ataque contra Europa Occidental?. Está claro que los datos desmienten que lo hiciera para 1941, pero en mi opinión hay indicios suficientes para pensar que pensaba hacerlo más adelante, quizás en 1942 o 1943.


Pero el problema reside en que no existe evidencia documental de que existiesen ni siquiera preparativos para elaborar un plan adecuado para un escenario netamente ofensivo, si no sólo de carácter defensivo-ofensivo.

Como ha observado el general, antiguo Jefe del Estado Mayor e historiador soviético M.A. Gareev, refiriéndose al plan presentado por Zhukov y Timoshenko a Stalin en Mayo de 1941, una cosa es presentar un mero esbozo y otra mucho más compleja y laboriosa es trazar con detalle un plan de dichas características, que requiere mucho tiempo de trabajo por parte del personal de Estado Mayor, como mínimo entre tres y cuatro meses (citado en MAWDSLEY, 2003: 843). Pues imagínate en este caso, en que ni siquiera se contemplaba desde la máxima dirección política del Estado soviético -Stalin- dicha posibilidad. En este sentido, Evan Mawdsley sugiere que para Stalin la sola posibilidad de elaborar un plan así o dar instrucciones para incrementar el grado de movilización ya suponía un acto de guerra, en contraste al punto de vista de profesionales como Zhukov, quién lo veía sólo como una posibilidad más dentro de la técnica militar (ver MAWDSLEY, 2003: 857-858).

Y baste un ejemplo para ilustrar la tesis. Entre que Halder presentó los primeros esbozos a Hitler sobre una posible invasión de la URSS, en julio de 1940, hasta su ejecución en junio de 1941, pasaron nada menos de que once meses, y en eso con la presión existente fruto de hallarse el III Reich en estado de guerra y con una institución dotada de oficiales experimentados en planificación como el OKH. Imagínate cuanto tiempo llevaría hacer eso mismo por su contraparte soviética, con un EMG que, como los hechos de 1941-1942 mostraron, carecía de la experiencia necesaria para perfilar bien y en relativamente poco tiempo un plan ofensivo más o menos detallado y encima sin el apremio que imprime el estado de guerra.

De acuerdo contigo en cuanto a la aplicación del MP-41. No obstante, el despliegue de los Cuerpos Mecanizados en una situación tan adelantada da que pensar. Tales cuerpos eran unidades formidables, integradas en teoria por 1.000 tanques y (hablo de memoria) 60.000 hombres. Parecen formaciones demasiado poderosas como para tener una finalidad defensiva. Ciertamente, la doctrina soviética era de naturaleza defensivo-ofensiva y ponía el enfasis en la táctica del contraataque, pero aun así, no es descabellado admitir que los cuerpos mecanizados eran unidades destinadas a algún tipo de acción ofensiva. Ciertamente en 1941 dichos cuerpos mecanizados estaban muy lejos de estar al completo de sus plantillas reglamentarias (casi todos estaban entre el 20 y el 40%) pero lo lógico es pensar que habían comenzado su despliegue para ir aumentando progresivamente sus fuerzas (¿para 1942?) hasta alcanzar su dotación autorizada de tanques y hombres.


Para inicios de 1942, lo que se preveía era que su disposición según el plan MP-41 estuviese ya finalizada. En cambio, su dotación de hombres y material hasta alcanzar los estándares nominales soviéticos eran una cuestión a parte.

Un saludo,



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Buenas Shrike

Sí, entiendo que tus obligaciones (como nos pasa a todos) hacen que el tiempo disponible para el foro sea siempre más escaso de lo que nos gustaría, es normal, no hay nada que objetar.

Como ha observado el general, antiguo Jefe del Estado Mayor e historiador soviético M.A. Gareev, refiriéndose al plan presentado por Zhukov y Timoshenko a Stalin en Mayo de 1941, una cosa es presentar un mero esbozo y otra mucho más compleja y laboriosa es trazar con detalle un plan de dichas características, que requiere mucho tiempo de trabajo por parte del personal de Estado Mayor, como mínimo entre tres y cuatro meses


Está claro que es así. Por eso digo que no puede sostenerse que Stalin preparaba un ataque en 1941. Pero si realmente pensaba hacerlo (como parece, o al menos, algunos hechos apuntan) en 1942 o 43, realmente tenía tiempo sobrado para prerar los planes.

Y baste un ejemplo para ilustrar la tesis. Entre que Halder presentó los primeros esbozos a Hitler sobre una posible invasión de la URSS, en julio de 1940, hasta su ejecución en junio de 1941, pasaron nada menos de que once meses


Bien, pero esos 11 meses no fueron empleados totalmente en la preparación de Barbarroja. De hecho, el plan resultante que se plasmó en la célebre Directriz de guerra nº 21, tiene fecha de 18 de diciembre de 1940, es decir, 5 meses después de haberse ordenado su estudio.

Saludos



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Una respuesta que se me quedó en el tintero ayer:

Shrike escribió:De risa A parte de dar por sentado que esa información de la Agencia Havas fuese fruto de una filtración o una indiscreción, resulta gracioso que califique el desmentido como "inusual" y que se realizase con "la velocidad del rayo" cuando dicha información se publicó en Agosto y no se publicó el desementido hasta el 30 de Noviembre, es decir, nada menos que tres meses más tarde.


Esto enlaza con el último fragmento de Suvorov que me quedaba por postear respecto a esta cuestión:

Muchos años más tarde, cuando el informe de Agencia Havas y el desmentido de Stalin acerca del mismo habían sido olvidados hacia tiempo, una recopilación de trece volúmenes de ensayos de Stalin se publicaron en la Unión Soviética. Estos trabajos incluian sus discursos pronunciados en las reuniones secretas del Comité Central del Partido Comunista. En 1939 los periodistas de Agencia Havas no tenían ningún acceso a estas intervenciones. Pero la publicación de obras de Stalin confirmaba que el plan de Stalin era simplemente la obra de un genio. En una fecha tan temprana como 1927, Stalin declaró en una sesión privada del Comité Central que en caso de guerra sería esencial para la URSS permanecer neutral hasta que "Las partes beligerantes se hubiesen agotado mutuamente en un conflicto que estuviera más allá de lo que podían sostener".

Esta opinión fue a menudo repetida posteriormente en las sesiones secretas. Stalin consideró que en el caso de que una guerra estallara en Europa, la Unión Soviética tenía que participar en ella, pero debía ser la última parte beligerante en entrar, justo cuando el adversario ya se hubiera debilitado hasta el punto del agotamiento.


Aunque ambos tenían diferentes actitudes hacia Stalin, dos de sus sucesores, Khrushchev y Brezhnev, confirman que había sido intención de Stalin dejar que Europa se desangrara en la guerra, conservando su propia neutralidad y , a continuación "liberarla". Los predecesores de Stalin dijeron lo mismo. (…) Stalin simplemente citaba a Lenin y destacó que fue idea de Lenin. Pero Lenin no había sido original tampoco. Él a su vez tomó sus pensamientos de la fuente inagotable de ideas proporcionada por Marx. Hay una interesante carta escrita por Friedrich Engels el 12 de junio de 1883, a Edouard Bernstein: "Todos estos holgazanes de diversos tipos", escribió, "en primer lugar deben luchar como perros entre sí, destruirse, y de esa forma prepararán el terreno para nosotros".'

Stalin difería de sus predecesores y sucesores en que hablaba menos que ellos, pero actuó mucho más.



Shrike
Teniente
Teniente
Mensajes: 983
Registrado: 14 Sep 2006, 21:10
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Shrike »

Von Kleist escribió:
Y baste un ejemplo para ilustrar la tesis. Entre que Halder presentó los primeros esbozos a Hitler sobre una posible invasión de la URSS, en julio de 1940, hasta su ejecución en junio de 1941, pasaron nada menos de que once meses


Bien, pero esos 11 meses no fueron empleados totalmente en la preparación de Barbarroja. De hecho, el plan resultante que se plasmó en la célebre Directriz de guerra nº 21, tiene fecha de 18 de diciembre de 1940, es decir, 5 meses después de haberse ordenado su estudio.


Según tengo yo entendido, la famosa Directiva Nº 21 se refería sólo a objetivos generales y un calendario muy general. Otra cosa me temo que es elaborar los planes de cada unidad, que se elaborarían en los Estados Mayores de Grupo de Ejército, Ejército, Cuerpo de Ejército y División para que se adecuasen a las directivas emanadas desde el OKH :D

Un saludo,



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Hola de nuevo

Prosiguiendo con los textos traducidos, en el capítulo titulado "Extendiendo las bases de la guerra" Suvorov aborda un tema interesante y, desde luego, poco tratado por los historiadores. Concretamente trata el tema de los planes de "sovietización" de Stalin para los territorios anexionados a la URSS. Tras exponer que dicha idea de sovietizar otros territorios mediante el empleo de todo tipo de metodos violentos y coactivos, fue originalmente formulada por Tujachevski en los años 20, el autor comenta como se desarrolló dicho concepto por teóricos militares como Triandafillov, que criticó la teoría de los "ejércitos masivos de campesinos" expuesta por Tujachevski:

(…) Aunque Tujachevski era su superior inmediato, Triandafillov no tenía miedo de Tujachevski y expuso la pobreza de la estrategia del "ariete", pues un buen jugador de ajedrez no debe dedicar toda su atención a destruir los peones del adversario. El buen ajedrecista da un golpe 'en profundidad", con lo que los peones del oponente resultan inútiles. Un buen jugador de ajedrez creará una amenaza no en uno, sino en al menos dos sectores, con lo que obligará a su oponente a dividir su atención y reservas, mientras que se descarga un golpe en otro sector, donde el oponente no tiene ninguna reserva.


Las ideas de Triandafillov tuvieron (como veremos más adelante) mucha importancia, al dar lugar a la implatanción de las "tropas políticas" en el ER, a similitud de lo ocurrido con la SS en el Ejército Alemán:

Cuando rechazó el método militar de Tujachevski, Triandafillov desarrolló plenamente su teoría sobre la rápida y forzosa sovietización de los territorios "liberados". La Sovietización de los Estados debía prepararse en un breve período de dos a tres semanas. En países más grandes, la sovietización de áreas de gran tamaño debía hacerse en un plazo de tres o cuatro semanas... al organizar comités revolucionarios, sería muy difícil contar con las fuerzas locales. Sólo una parte del aparato técnico y sólo los funcionarios ejecutivos más jóvenes estarían disponibles localmente. Todos los funcionarios ejecutivos experimentados, e incluso parte del personal técnico tendrían por tanto que ser enviados [a las areas anexionadas] junto con el ejército... el número de esos funcionarios necesarios para llevar a cabo la sovietización de las zonas conquistadas será enorme. ' (Kharakter Operatsii Sovremennykh Armii, V. K. Triandafillov, Moscú 1929, págs. 177-8)


Triandafillov llamó la atención sobre el hecho de que sería un error desviar a unidades del Ejército Rojo de los combates para llevar a cabo las tareas de sovietización. De modo que sería conveniente tener unidades especiales para esto. Mientras el Ejército Rojo entabla batalla con el enemigo y lo derrota, estas unidades especiales trabajarían en la retaguardia para el establecimiento de la autoridas y una vida feliz para los trabajadores y campesinos. Hitler adoptó el mismo punto de vista. Las fuerzas armadas podrían aplastar al enemigo, mientras que el crearía a través de la SS el nuevo orden. Por supuesto, en situaciones críticas — y guerra consiste en estas— las divisiones de las fuerzas armadas fueron arrojadas a la batalla contra el movimiento partisano, mientras que las divisiones de la SS fueron lanzadas a batallas de tanques o a la zona más adelantada del frente de batalla. Sin embargo, esta no era la finalidad con la que las fuerzas armadas o la SS fueron constituidas.

Triandafillov entendió el arte de la guerra en términos de las ciencias exactas, en el que por medio de cálculo matemático pueden obtenerse fórmulas sencillas para operaciones ofensivas en las que participan ejércitos de millones de hombres que operan con gran profundidad. Las fórmulas cubrían todas las etapas de una ofensiva. Incluso incluían un cálculo de cuántos dirigentes políticos soviéticos se necesitarían para cada unidad administrativa establecida en territorios capturados.



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Buenas

Siguiendo el tema de los planes de sovietización de Stalin, Suvorov comenta como se preparó el proceso para Polonia y Finlandia, además de ofrecer datos sobre la vasta movilización de oficiales y funcionarios del Partido Comunista de cara a la sovietización de nuevos estados:

El Pacto Molotov-Ribbentrop abrió las puertas a la sovietización. Stalin lo tuvo todo listo y no sólo en cuanto a la teoría. Personal de la Unión soviética había preparado las operaciones en gran secreto, pero no dejaron de dar instrucciones a los comisarios políticos y a los 'órganos adecuados' para que estuviera plenamente preparados para dar comienzo a la sovietización.

En la noche del 16 al 17 septiembre de 1939 i. a. Bogdan, un comandante de brigada en el NKVD, dictó una orden en la que se decia que "En la madrugada del 17 Septiembre de 1939, los ejércitos del Frente Bielorruso frente comenzaran la ofensiva. Su tarea será ayudar a los trabajadores y campesinos de Bielorrusia a propagar la rebelión. Así, había comenzado la revolución en Polonia; la los trabajadores y campesinos les correspondería a ellos mismos, mientras el que el Ejército Rojo y la NKVD sólo les prestarían su asistencia". Los resultados son bien conocidos. La masacre de oficiales polacos en Katyn también entra en esta categoría de "asistencia".


Stalin no tuvo miedo de Hitler, ya que los comunistas no trataron de ocultarse. Si Stalin temía a Hitler, hubiera mantenido a los oficiales polacos seguros y, los hubiera lanzado a la batalla a la cabeza de decenas de miles de tropas para luchar como partisanos en territorio polaco cuando tuviera lugar la invasión alemana. La defensa contra Hitler, sin embargo, no entraba en los planes de Stalin. (…)

La sovietización de Finlandia se preparó con aún mayor detalle. En el momento que “El regimen militarista finés comenzó sus provocaciones armadas”, Stalin ya se había sacado de la manga de un 'Presidente' Finlandés comunista , un 'Primer Ministro' y todo un 'Gobierno', para un "Finlandia democrática y libre". "Los representantes del pueblo” también aparecieron en Estonia, Lituania, Letonia, Besarabia y en Bucovina, todos ellos exigieron que estos países se unieran a la “Familia fraterna de las Naciones”. Presidentes de los comités revolucionarios, jurados populares, diputados y muchos más aparecieron con una velocidad sorprendente.


A continuación Suvorov ofrece cifras concretas acerca de la movilización de las fuerzas políticas sovieticas e incluso la reestructuración de la que fue objeto el Partido Comunista en 1940, aparentemente de cara a facilitar la disponibilidad de funcionarios políticos:

Mientras la sovietización cobraba fuerza Stalin agregó a sus reservas más administradores del partido para las nuevas campañas. El 13 de marzo de 1940, el Politburó tomo la decisión de encomendar a la Comisaría Popular Para la Defensa la tarea práctica de establecer una clasificación jerárquica de toda la nomenklatura, o clase gobernante del Partido Comunista, y de darles rangos militares. Todo el partido comunista pasó de ser una organización "semimilitar" a una puramente militar. (…)


Desde Mayo de 1940 hasta febrero de 1941, 99,000 trabajadores políticos en reserva, incluyendo 63.000 trabajadores experimentados de los comités del partido, fueron reclasificados, es decir tuvieron que presentarse a exámenes y comparecer ante juntas. El reciclaje de la clase dirigente del partido no fue todo. El 17 de junio de 1941 fue emitió otro decreto. Otros 3.700 miembros de la nomenklatura recibieron órdenes de ponerse a disposición del Ejércirto. ¿Eran preparativos en curso para una nueva sovietización?
Última edición por Von Kleist el 24 Jul 2009, 12:52, editado 2 veces en total.



alejandro_
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4493
Registrado: 23 Ago 2003, 18:19
Ubicación: Oxfordshire, RU

Mensaje por alejandro_ »

Aunque ambos tenían diferentes actitudes hacia Stalin, dos de sus sucesores, Khrushchev


Me alegro que mencioneis a Khruschev, un político fascinante en mi opinión, y del que espero abrir un tema. Ahora estoy terminando de leer una biografía suya de William Taubman, que ganó un premio Pulitzer en el 2004. Una obra muy recomendable y asequible. Khrushchev es un testigo único ya que al inicio de Barbarroja era secretario general del PCUS en Ucrania, comisario político, y miembro del Politburo desde 1938. Si bien no tenía acceso a los planes de la Stavka, mantenía contactos con los principales oficiales, como Timoshenko y Zhukov. En sus memorias Khruschev menciona la falta de defensas en Ucrania, tras inspeccional la frontera ofreció unos 100000 trabajadores extras para terminar los "distritos fortificados" el 1 de Junio de 1941. En los juegos de guerra el bando rojo (alemán) había ganado al azul (soviético), y sabía de la falta de preparación del ejército soviético.

Otro apunte muy interesante es la actitud de Stalin meses antes de Barbarroja: la derrota de los aliados en Francia le alter profundamente, y se dedicaba a organizar cenas con abundante comida y alcohol, donde los invitados terminaban como cubas. Probablemente esperaba que a alguien se le fuese la lengua.

En fin, que como se dice en inglés, estamos pegando a un caballo muerto (beating a dead horse). No hay evidencias de un ataque soviético planeado en 1941, por mucho que algunos factores puedan hacerlo creer.

El libro que menciono:

Khrushchev: The Man and His Era, de William Taubman, Free Press (2004).

http://www.guardian.co.uk/books/2003/de ... ianreview2

Saludos.



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Buenas Alejandro

Interesante el aporte bibliográfico que menciones sobre Kruschev, habrá que intentar darle un vistazo.

En fin, que como se dice en inglés, estamos pegando a un caballo muerto (beating a dead horse). No hay evidencias de un ataque soviético planeado en 1941, por mucho que algunos factores puedan hacerlo creer
.

Como le comentaba al amigo Shrike, no trato de argumentar que Stalin preparase un ataque en 1941, sino digamos, la otra mitad de la tesis de Suvorov ¿se preparaba Stalin para atacar occidente?. En mi opinión sí, pero no antes de 1942-43.

Saludos



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Bien, prosigamos

En el capítulo denominado ¡A Berlin! (On to Berlin!) Suvorov especula con la idea de que la amenaza estratégica causada por la anexión sovietica de la Besarabia rumana en 1940 forzó la situación estratégica de Alemania, al obligar a Hitler a acelerar los preparativos de la guerra contra la URSS. En este caso no me voy a detener demasiado, ya que este capítulo me parece uno de los mas flojos de la obra de Suvorov. El autor se limita a ofrecer especulaciones vagas y silogismos poco justificados documental o testimonialmente. Aunque en mi opinión acierta al poner de manifiesto la importancia crítica del petroleo rumano para la industria bélica alemana. Por ello, me parece interesante el siguiente fragmento:

En junio de 1940, mientras el ejército alemán luchaba en Francia, Zhúkov, siguiendo las órdenes de Stalin y sin ninguna consulta previa con sus aliados alemanes, ocupó la region de Besarabia, que formaba parte de Rumania, e introdujo embarcaciones fluviales en el Delta del Danubio. ¿Iba Hitler a dar más pasos hacia el oeste para enfrentarse a Gran Bretaña?, ¿donde estaba la garantía de que Zhúkov, actuando nuevamente bajo las órdenes de Stalin, no efectuaría otro movimiento, de otros escasos 100 kilómetros, para dar un golpe mortal a los yacimientos petrolíferos rumanos? [de Ploesti]

Hitler pidió al jefe del gobierno soviético que eliminara la amenaza contra lo que, en términos de petróleo, era en la práctica el corazón de Alemania. Stalin y Molotov no eliminaron la amenaza, provocando de esta manera a Hitler para que este tomara contramedidas.


La razón por la que Stalin ocupó Besarabia en junio de 1940 se explica en un telegrama de fecha 7 de julio de 1941, que Stalin envió al general Tyulenev, el comandante del Frente del Sur. Stalin exigió que Besarabia debía defenderse a toda costa, "En vista del hecho de que necesitamos el territorio de Besarabia como trampolín para organizar una ofensiva". Aunque Hitler fue quien atacó por sorpresa, Stalin todavía no pensaba en la defensa. Su principal preocupación era organizar un avance desde Besarabia. Un avance desde Besarabia, sin embargo, era un avance sobre los yacimientos petrolíferos rumanos.



Shrike
Teniente
Teniente
Mensajes: 983
Registrado: 14 Sep 2006, 21:10
Ubicación: Barcelona

Estimaciones soviéticas anteriores a Barbarroja

Mensaje por Shrike »

Bien, retomando el hilo, me propongo haceros observar un punto que resulta muy importante para comprender en que contexto tenía lugar la planificación militar y la política exterior de la URSS entre 1939 y 1941. Este es un punto que ni Suvorov ni los defensores de sus tesis han sabido responder satisfactoriamente.

Por ejemplo, B.V. Sokolov, en su artículo traducido y publicado en The Journal of Slavic Military Studies, argumenta que las intenciones ofensivas soviéticas se ponen de relieve ya en abrir de 1940, muy poco después de la finalización de la Guerra Fino-Soviética de 1939-1940. Sokolov nos informa que para abril de 1940 el Ejército Rojo tenía dispuestas a lo largo del frente finés 55 Divisiones de Fusileros, 4 Divisiones Motorizadas o de Caballería, 8 brigadas acorazadas y 3 brigadas aerotransportadas, con un total de 4.000 tanques y 3.000 aviones (SOKOLOV, 1998: 117-118).

A principios de abril, 37 Divisiones y una brigada acorazada fueron trasladadas, siendo distribuidas sobretodo entre el Distrito Militar Especial de Kiev -15 Divisiones- y entre el Distrito Militar Especial Occidental (Bielorrusia) -20 Divisiones-. El resto de fuerzas se mantuvieron en el Distrito Militar de Leningrado o bien fueron disueltas (ver SOKOLOV, 1998: 118). El autor argumenta que el total de fuerzas entonces dispuestas a lo largo de la frontera occidental superaba con creces a las fuerzas que tenían ahí dispuestas el III Reich, que apenas sumarían un total de 12 Divisiones de infantería, la mayoría de ellas compuestas a su vez de Landwehr y -subraya el autor- de muy escasa capacidad combativa (ver SOKOLOV, 1998: 118).

Presentada así la cuestión, puede parecer muy creíble el que Sokolov afirme que la anexión de las repúblicas del Báltico, Besarabia y de la Bukovina Septentrional fue fruto de un movimiento soviético aprovechando un momento de debilidad del III Reich, entonces enzarzado en la campaña primaveral en Occidente.

Pero el argumento pierde mucho lustre cuando se empieza a analizar algunos de los argumentos empleados por Sokolov. Y pierde mucha fuerza cuando se contrasta con otros datos y se tienen en cuenta otras aproximaciones.

En primer lugar, Boris Sokolov hace una afirmación que en su día no pudo despertar en mi ya muchas dudas y preguntas:

SOKOLOV, 1998: 118 escribió:Stalin could send out up to 84 rifle divisions and 13 cavalry and motorized cavalry divisions with 17 tank brigades (with 200 or more tanks, each tank brigade was equal to a German tank division) against Germany by the end of June


A parte de la burrada de querer igualar el potencial real de una brigada acorazada soviética con el de una PzDiv alemana de 1940, uno puede preguntarse si Stalin también estaría informado que la mayoría de dichas unidades se encontraban muy por debajo de sus estándares nominales tanto en efectivos como de material, como recientemente ya he mencionando haciéndome eco de lo publicado en su día por David Glantz.

Pero quedándonos sólo en éste punto la crítica resulta, a mi modo de ver, incompleta. Pero estimo más oportuno completar el desarrollo de mi crítica para un próximo post :D

Un saludo,



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Buenas

Retomando el hilo, uno de los más interesantes y estimulantes de los propuestos en los últimos meses (mis felicitaciones al amigo Shrike por iniciarlo), pasemos a analizar los argumentos de otros de los capítulos del libro de Suvorov, concretamente el titulado "Palabras y Acciones" (Words and Actions). En este capítulo el autor viene a reiterar sus teorías acerca de las intenciones agresivas de Stalin frente a Alemania, aunque curiosamente, también viene admitir que probablemente la fecha de ataque no sería 1941, sino para 1942. Transcribo a continuación algunos de los párrafos más significativos de este capítulo traducidos por mi:


No sabemos, y nunca descubriremos al parecer, el contenido de la directiva de alto secreto [emitida por Stalin] del 5 de mayo de 1941. Está claro, sin embargo, que era una directiva sobre una guerra con Alemania, una guerra que no solo debía de comenzar por una invasión alemana, sino por algún otro medio. Si la directiva tenia varias versiones alternativas, y una de éstas contemplaba la contingencia de que Alemania comenzaba la guerra, todos los líderes soviéticos el 22 de junio de 1941 debían llamar por teléfono a los oficiales al mando los distritos militares de la frontera y decirles, “abran sus cajas fuertes, saquen la documentación de la directiva del 5 de mayo y sigan las instrucciones.” Si la directiva del 5 de mayo contenía varios sistemas alternativos de órdenes, y uno de ellos era de carácter defensivo, entonces el oficial al mando del distrito militar fronterizo habría podido decir, “pase por encima de las primeras nueve versiones, pero lleve a cabo la décima, la final”. Pero no había instrucciones defensivas en la directiva. Es por eso que la directiva del 5 de mayo nunca fue ejecutada. La directiva soviética perdió totalmente su función en el momento que los alemanes invadieron. Quedó inmediatamente obsoleta, del mismo modo que los tanques soviéticos diseñados para circular por autopistas quedaron anticuados en ese momento.

Dado que la directiva había quedado sin efecto, ello obligó a los líderes soviéticos en el Kremlin a improvisar. Timoshenko y Malenkov fueron obligados a desperdiciar tiempo en diseñar unos planes totalmente nuevos. Después de esto tuvo que emplearse aun más tiempo codificándolo, transmitiéndolo, recibiéndolo, y descifrándolo. La directiva del 22 de junio, incidentemente, era un documento bastante agresivo. Pero rebajó el impulso ofensivo de las tropas soviéticas. No debe pensarse que todas las copias de la directiva del 5 de mayo habían sido simplemente guardadas en las cajas fuertes, esperando que llegara la hora de utilizarlas. La directiva había sido publicada para ser ejecutada, y de acuerdo con sus instrucciones, se reagruparon las tropas a gran escala en las fronteras. En las áreas fronterizas, centenares de kilómetros de alambre de espino y millares de minas fueron eliminados. Centenares de millares de toneladas de munición fueron trasladados hasta que la frontera y almacenados en campo abierto. Centenares de millares de toneladas de suministros de todas las clases, necesarios para una guerra rápida e inevitable, fueron transportados a las áreas fronterizas.



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Mas adelante Suvorov explica como las órdenes ofensivas de los ejercitos fronterizos quedaron desfasadas por la invasión alemana, además de hacer mención a un discurso secreto de Stalin en el que el lider sovietico anunció que el ataque contra Alemania se prudiciría en 1942:

El 15 de junio de 1941, llegó el momento parra que los generales al mando de ejércitos, de cuerpos y de divisiones tuvieran un mayor conocimiento acerca de las intenciones de los líderes soviéticos. Ese día, las jefaturas de los cinco distritos militares de la frontera publicaron las órdenes del combate que habían sido escritas en base a la directiva del 5 de mayo. El círculo de personas al tanto del contenido de la misma se vio extendido a varios cientos de hombres. Las órdenes emitidas el 15 de junio de 1941 llegaron a los comandantes de mediano rango del ejército rojo y, aunque seguían siendo alto secreto, había varias copias de estas, de modo que son citadas de una manera más completa, y con mayor frecuencia. La instrucción operativa de la orden publicada el 15 de junio de 1941 por las jefaturas del distrito militar especial Báltico a los oficiales que mandaban sus ejércitos y cuerpos es bien conocida por los historiadores: "Debemos estar listos en cualquier momento para realizar la misión de combate". Ahora volvamos al discurso secreto de Stalin del 5 de mayo de 1941. En este discurso secreto, pronunciado frente a un auditorio repleto, Stalin habló de una guerra agresiva contra Alemania, que comenzaría en 1942. En ese mismo día, en un memorandum secreto remitido a los oficiales que mandaban los distritos militares fronterizos se les ordenaba estar listos para atacar en todo momento. Hay otra coincidencia.



El 13 de junio de 1941, la agencia TASS transmitió un informe que afirmaba que la Unión Soviética no se proponía atacar a Alemania. Movía tropas hacia las fronteras alemanas solamente con motivo de realizar ejercicios militares. Con todo, dos días más tarde, el 15 de junio, los generales soviéticos en los distritos militares de la frontera recibieron una orden secreta, en la que se les advertía de estar listos en todo momento tomar posiciones en territorio extranjero. Para junio de 1941, Stalin sabía que ya no era posible ocultar los prepartivos que la Unión Soviética hacía para “liberar” Europa. Esa es la razón por la que él “ingenuamente” declaró al mundo entero en el informe de TASS que la URSS no se preparaba para atacar Alemania.


Naturalmente la inteligencia alemana no creyó una información tan burdamente falsa, y fue con esto en mente que Stalin informó a miles de sus oficiales que la URRS atacaría a Alemania en 1942.



Shrike
Teniente
Teniente
Mensajes: 983
Registrado: 14 Sep 2006, 21:10
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Shrike »

Ante todo, quiero agradecer el cálido piropo que me has dedicado, Von Kleist :wink:

Desgraciadamente, como se puede constatar, el hilo me ha quedado a medias desde Agosto, y no sé si podré retomarlo a corto plazo :oops:

Por una parte, me he dado cuenta que me falta aún revisar cierta bibliografía -3 libros y varios artículos más, exactamente- para acabar de poder ofrecer una visión completa del debate que ha existido alrededor de las tesis de Suvorov que, como ya hemos visto, están más que superadas :wink: Pero lo más interesante han sido los resultados fruto del debate historiográfico que suscitó, que han permitido una mejor comprensión sobre la realidad de la política y la toma de decisiones del dictador soviético antes del dramático 22 de Junio de 1941. La difusión de estos resultados era una de mis finalidades en este hilo, más allá de rebatir las tesis más o menos alocadas del resentido y desertor ex-oficial del GRU.

Otro motivo, y ya enlazando con el último capítulo que has traducido del Icebreaker de Suvorov-Rezun, reside es que actualmente carezco del tiempo necesario para transcribir y traducir varios documentos que resultan de gran interés para el desarrollo adecuado del hilo.

Uno de ellos es, en realidad, la transcripción de las 3 versiones más o menos completas del discurso de Stalin pronunciado el 5-V-1941 (traducido al inglés en FÖRSTER y MAWDSLEY, 2004: 88-102). Aquí me detengo un momento para hacer un inciso.

Usualmente a este discurso se le ha calificado de "secreto" -sobretodo, por Suvorov y toda la historiografía revisionista- pero yo me pregunto: en rigor, ¿se puede considerar secreto un discurso pronunciado ante 2.000 personas, casi todos ellos oficiales recién graduados procedentes de 16 academias militares y de otras 9 escuelas especiales, en el salón Andreevsky del palacio del Gran Kremlin? (FÖRSTER y MAWDSLEY, 2004: 79). Ciertamente, su reflejo en la prensa soviética del momento fue muy limitado y discreto, pero objetivamente se podrá calificar dicho discurso como "semi-público", si se quiere, antes que de "secreto".

Otro documento que tengo interés en traducir al castellano y postear aquí es el plan presentado por Timoshenko y Zhukov a Stalin alrededor del 15-V-1941, en que se planteaba la posibilidad de el Ejército Rojo emprendiese su propio ataque preventivo para anticiparse a un ataque alemán (traducido al inglés en HILL, 2008: 119-128).

Y, finalmente, otro documento más que quiero traducir y postear aquí son las directivas enviadas por Timoshenko, entonces Comisario de Defensa, al comandante del Distrito Militar del Báltico con fecha -nada menos- del 14-V-1941 (traducida al inglés en el "Appendix B. Red Army 1941 Defense Plans" en GLANTZ, 1998: 270-288). ¿Suvorov también lo leería antes de escribir Icebreaker? :mrgreen:

En fin, a ver que podré hacer :D

Un saludo,

:arrow: FÖRSTER, Jürgen; y MAWDSLEY, Evan (2004). "Hitler and Stalin in Perspective: Secret Speeches on the Eve of Barbarrossa", War in History, vol. 10 nº 1, pp. 61-103. Arnold-SAGE Publications, Londres- Thousand Oaks, CA. 43 páginas.

:arrow: GLANTZ, David M. (1998). Stumbling Colossus. The Red Army on the Eve of World War, University Press of Kansas, Lawrence, KS. XVIII y 374 páginas.

:arrow: HILL, Alexander (2008). "The Icebreaker Controversy and Soviet Intentions in 1941: The Plan for Strategic Deployment of Soviet Forces of 15 May and Other Key Documents", The Journal of Slavic Military Studies, vol. 21 nº 1, pp. 113-128. Routledge, Florence, Ky- Abingdon. 16 páginas.



Avatar de Usuario
Von Kleist
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8241
Registrado: 18 Dic 2003, 20:01

Mensaje por Von Kleist »

Buenas

Como observo que el amigo Shrike no se decidía a postear el texto del discurso semisecreto de Stalin, pronunciado ante una audiencia de oficiales recien graduados del Ejercito Rojo el 5 de Mayo de 1941, me he puesto a buscar el texto de dicho discurso. Y aunque no lo he encontrado completo, la verdad es que los fragmentos que he ido viendo refuerzan bastante significativamente (y de forma explícita) las tesis de Suvorov. A menos que Stalin decidiera engañar a sus propios oficiales, parece ser que el dictador sovietico planeaba efectivamente atacar en dirección al oeste. El fragmento siguiente citado en: Stalin's Other War: Soviet Grand Strategy, 1939-1941, libro escrito por Albert L. Weeks me parece especialmente revelador:

Desearia hacer una correción [a lo que un general de tropas acorazadas habia dicho durante su exposición]. Nuestra política de paz mantiene la paz para nuestro pais. Una política de paz es algo bueno. Hasta ahora, hasta este momento, hemos seguido una línea defensiva, hasta que llegara el momento en que nuestro ejercito se encontrara rearmado y equipado con los modernos medios de la guerra móvil. Pero ahora, que nuestro ejercito ha sido reconstruido y tiene en sus manos la tecnología para la batalla contemporánea, ahora que nos hemos vuelto fuertes, es el momento de pasar de la defensiva a la ofensiva.

Mientras aseguramos la defensa de nuestro país, debemos actuar de una manera ofensiva. Tenemos que pasar de nuestra política defensiva a las acciones ofensivas. Tenemos que inspirar en nuestra doctrina, propaganda, agitación y en nuestros medios de comunicación el espíritu ofensivo. El Ejercito Rojo es un ejército moderno. Es un ejercito ofensivo.

Como se suele decir, mas claro, agua...

Saludos



Shrike
Teniente
Teniente
Mensajes: 983
Registrado: 14 Sep 2006, 21:10
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Shrike »

Ay, amigo Von Kleist, mi tiempo es muy escaso. Apenas da va para hacer breves aportos en el Foro :cry:

Von Kleist escribió:
Como observo que el amigo Shrike no se decidía a postear el texto del discurso semisecreto de Stalin, pronunciado ante una audiencia de oficiales recien graduados del Ejercito Rojo el 5 de Mayo de 1941


Pero como ya indiqué en un post anterior, resulta más que discutible calificar como "semisecreto" una serie de discursos realizados ante cientos de personas, en el curso de una ceremonia de graduación de oficiales y con su banquete y brindis de rigor...

Estableciendo un paralelismo, es como si alguien calificase de "semisecreto" un discurso del rey Juan Carlos I ante todos los oficiales recién graduados de la última promoción en la Academia General Militar de Zaragoza sólo porque, este mismo discurso en ese contexto, luego sólo mereciese una discreta nota en la prensa escrita nacional. Sonaría bastante extraño un calificativo así, ¿verdad? :cool:


me he puesto a buscar el texto de dicho discurso. Y aunque no lo he encontrado completo, la verdad es que los fragmentos que he ido viendo refuerzan bastante significativamente (y de forma explícita) las tesis de Suvorov. A menos que Stalin decidiera engañar a sus propios oficiales, parece ser que el dictador sovietico planeaba efectivamente atacar en dirección al oeste. El fragmento siguiente citado en: Stalin's Other War: Soviet Grand Strategy, 1939-1941, libro escrito por Albert L. Weeks me parece especialmente revelador:

Desearia hacer una correción [a lo que un general de tropas acorazadas habia dicho durante su exposición]. Nuestra política de paz mantiene la paz para nuestro pais. Una política de paz es algo bueno. Hasta ahora, hasta este momento, hemos seguido una línea defensiva, hasta que llegara el momento en que nuestro ejercito se encontrara rearmado y equipado con los modernos medios de la guerra móvil. Pero ahora, que nuestro ejercito ha sido reconstruido y tiene en sus manos la tecnología para la batalla contemporánea, ahora que nos hemos vuelto fuertes, es el momento de pasar de la defensiva a la ofensiva.

Mientras aseguramos la defensa de nuestro país, debemos actuar de una manera ofensiva. Tenemos que pasar de nuestra política defensiva a las acciones ofensivas. Tenemos que inspirar en nuestra doctrina, propaganda, agitación y en nuestros medios de comunicación el espíritu ofensivo. El Ejercito Rojo es un ejército moderno. Es un ejercito ofensivo.

Como se suele decir, mas claro, agua...


Bien, el fragmento que citas se corresponden generalmente con los dos últimos párrafos del tercer discurso que dió Stalin en el curso de la velada, después de los brindis de rigor. Concretamente, la versión que citas y traduces se corresponde generalmente a la llamada "Transcripción Corta" -"Short Record".

Ante todo, quiero hacer notar que hay una diferencia significativa en la primera oración del inicio de tu segundo párrafo -el último del discurso según la Short Record. No sé si es cosa de la transcripción y traducción de A.L. Weeks o de tu traducción del inglés al castellano, pero Stalin afirmó, según la transcripción y traducción al inglés de Ewan Mawdsley y Jürgen Förster:

Stalin, según MAWDSLEY y FÖRSTER, 2004: 101 escribió:Defending our country, we must act offensively.


Yo creo que la traducción más ajustada al castellano sería: Al defender nuestro país, hemos de actuar ofensivamente.

Pero esta no es la única versión que existe y se conoce de dicho discurso. Porque existe la versión presente en el Diario de Vyacheslav A. Malyshev, entonces miembro del Consejo de Comisarios del Pueblo y posteriormente, durante la guerra de 1941-1945, responsable de la producción de tanques. Según él, Stalin dijo:

Stalin, según MAWDSLEY y FÖRSTER, 2004: 101-102 escribió:Further on Com. Stalin spoke of external policy.

‘Up to now we have followed a peaceful, defensive policy and in this spirit we have trained our army. It is true that following a peaceful [sic] policy we have achieved one or two things . . . (here Com. Stalin alluded to West. Ukraine and Belorussia and to Bessarabia). But now the situation must be changed. We now have a strong and well-equipped army.’

And further . . . ‘good defence means it is necessary to attack. The offensive is the very best means of defence. ‘We now must conduct a
peaceful, defensive policy by means of an offensive. Yes, defence through offence [Da, oborona s nastupleniem]. We must now retrain our army and our commanders. Retrain them in the spirit of the offensive.’


[Después el Camarada Stalin habló sobre política exterior.

"Hasta ahora hemos seguido una pacífica, defensiva política y con este ánimo hemos entrenado nuestro ejército. Es cierto que siguiendo una política pacífica
[sic] hemos alcanzado una o dos cosas... (aquí el Camarada Stalin alude a la Ucrania y Bielorrusia Occidentales y Besarabia). Pero ahora esto ha de cambiar. Ahora tenemos un poderoso y bien equipado ejército."

Y después..."buena defensa significa que es necesario el ataque. La ofensiva es el mejor medio para la defensa. Ahora hemos de emprender una política pacífica y defensiva por medio de una ofensiva. Sí, la defensa a través de la ofensiva
[Da, oborona s nastupleniem]. Hemos de reentrenar a nuestro ejército y mandos. Reentrenarlos en el ánimo ofensivo."]

Aquí queda escrito.

Por otro lado, no creo que deba tomarse este discurso como un elemento aislado. Porque, al margen de discursos hechos ante una audiencia de cadetes recién graduados y, por supuesto, de los eufemismos empleados por Stalin por doquier respecto a la política exterior soviética desde la firma del Pacto de No Agresión, el hecho es que Stalin rechazó de plano el plan para un "ataque preventivo" soviético hacia Occidente presentado por Zhukov y Timoshenko diez días más tarde.

Un saludo,



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 2 invitados