Argentinos en la toma de Valdivia. Una ironía para Cochrane.

Las guerras y conflictos en la región latinoamericana, desde la Conquista hasta las Malvinas y el Cénepa. Personajes y sucesos históricos militares.
Numeral
Soldado
Soldado
Mensajes: 29
Registrado: 16 Ene 2017, 20:35

Argentinos en la toma de Valdivia. Una ironía para Cochrane.

Mensaje por Numeral »

Hola foristas,

Traigo un tema que creo interesante y para muchos quizás desconocido, como ya lo habrán notado en el título.

La toma de Valdivia es una de las mayores hazañas de la historia naval y militar de Chile. Una de las victorias patriotas más importantes en el frente del Pacífico durante las guerras de independencia y, como sostuve en otro tópico, para mi modo de ver, la mayor contribución estratégica de Lord Cochrane mientras mandó la escuadra chilena.

En lo táctico, la historiografia chilena destaca el desembarco brillantemente ejecutado y el empuje irresistible de la tropa patriota que fue tomando uno por uno los fuentes realistas -bastante importantes- que defendían la plaza. Se destaca esta victoria como un antecedente de la toma de Arica en la GDP donde también en tiempo récord y a punta de bayonetas la hueste chilena venció una formidable posición enemiga a puro embate.

Estratégicamente, la toma de Valdivia fue de suma relevancia ya que aún después de Maipu y preparándose la Expedición Libertadora al Perú, todavia la guerra en el sur de Chile seguía sin definirse y dada la lealtad al rey de buena parte de la población, la verdad es que en esa región los patriotas estaban llevando la peor parte.

No es el caso relatar aquí los pormenores de la toma de Valdivia ni de considerar sus motivos ni consecuencias. Se ha hecho ya en el foro creo y se encuentran por doquier excelentes narraciones.

Entrando en tema, se sabe bien que en esta famosa acción participó el bergantin "Intrépido", que había sido enviado por el gobierno de Buenos Aires al Pacífico. Uso adrede el término "enviado" porque existe una interminable polémica acerca del status jurídico del buque, su nacionalidad, a que gobierno respondía una vez doblado el cabo de Hornos y hasta respecto de su bandera.

Tampoco pretendo abordar de lleno ese tema aquí porque me parece que habría que hacer un hilo específico sobre el Intrepido (analítico, no meramente narrativo). Pero al estar aproximandome al asunto que nos ocupa no puedo dejar de hacer algunas referencias.

I.- Antecedentes

Este bergantin había sido español y fue apresado por un corsario argentino que lo vendió al gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata (antiguo nombre de la Argentina como se sabe), el cual lo armó e incorporó como buque de su marina de guerra. En 1818 se estaba en pleno y febril proceso de formación de la Escuadra Chilena, tanto en Santiago como en Buenos Aires (desde donde se contactaba con más facilidad a los agentes argentinos y chilenos en Londres para la compra de buques). En BsAs. se compraron varias de las naves y se contrataron buena parte de las tripulaciones (extranjeras) que servirían en la naciente Marina chilena.

Como parte de ese esfuerzo, el gobierno argentino dispuso el envío del Intrépido para unirse a la flota chilena. Zarpó junto al recién adquirido bergantin Galvarino y ambos llegaron a tiempo para participar en la espléndida campaña de Talcahuano, la brillante victoria naval del primer almirante de Chile, don Manuel Blanco Encalada (a veces dejada de lado y opacada por el brillo táctico y hollywoodesco de acciones estratégicamente menos importantes como la toma de la Esmeralda).

Los recién llegados bergantines no lo hicieron a tiempo para participar en el combate en sí contra la fragata española Maria Isabel pero el Intrépido inmediatamente se puso a disposición de Blanco quien le ordenó marinar alguna de las numerosas presas españolas.

Así, recién llegado, el bergantin rioplatense tuvo la fortuna de ingresar a Valparaiso junto a la victoriosa escuadra chilena.

El Intrepido desplazaba unas 380 toneladas y estaba armado con 18 cañones.

Comandaba el buque argentino el capitán Thomas Carter, un marino irlandés que había servido en la Royal Navy. La marinería en buena parte se componía de la misma nacionalidad. No se tienen datos exactos del numero de marineros pero este tipo de buques llevaban unos 150 en general.

Guarnecian el bergantin 47 soldados de infantería de marina (todos criollos de Buenos Aires) más algunos oficiales de esta arma a las ordenes del capitán argentino Francisco Erezcano. Antes de partir de la capital del Plata los hombres del Intrépido fueron pagados por el gobierno de Buenos Aires.

Luego de Talcahuano se termina la suerte del buque y su comandante ya que no se lo incorpora administrativa ni operacionalmente a la escuadra chilena porque en rigor era un buque argentino. Para colmo, al asumir el mando el almirante Cochrane, como éste estaba necesitado de tripulaciones, pretende quitarle marineros a Carter a lo que este se opone y ambos marinos casi se van a las manos (incluso el irlandés insulta al escocés haciendo alusión al oscuro episodio en la Bolsa de Valores). Por supuesto que O'Higgins dio la razón al almirante y Carter tuvo que masticar su rabia.

Desde entonces el Intrepido languideció en Valparaiso con escasa tripulación y una mínima guardia de infantes ya que el resto también fue llevado a la escuadra. Se les debían todos los sueldos desede que habían llegado a Chile ya que ni el gobierno argentino ni el chileno se hacían cargo. Es que no se habían preocupado en acordar este asunto y mientras las autoridades de Santiago consideraban que al ser el buque y su tripulación argentinos, era el gobierno de BsAs quien debía sufragar los sueldos y gastos de mantenimiento del bergantin, las autoridades argentinas daban por sentado que al ser dado en préstamo a Chile, esos gastos estaban a su cargo mientras durase el mismo.

Típicas tonterías burocráticas de los gobiernos en las que los que pagan el.pato son los que necesitan soluciones y se juegan las... En parte se comprende a ambas autoridades ya que en 1819 Chile estaba gastando hasta su última moneda en equipar su propia escuadra para que Lord Cochrane comenzara sus operaciones contra El Callao, y la Argentina se había ido casi a la bancarrota armando las campañas del Alto Perú y,sobre todo, la de los Andes para liberar a Chile. Para colmo estaba en plena guerra civil la cual consumía sus pocos recursos y ya le estaba impidiendo participar en la campaña continental como Estado.

El Intrepido estaba condenado. Ya había llegado en malas condiciones luego de doblar el Cabo y necesitaba costosas reparaciones y repuestos que nadie iba a pagar. Carter gestionó todo lo que pudo, sin el.menor éxito. Cuando la escuadra zarpó en su primera expedición al Callao, para desilusión de Carter y sus marinos, el buque argentino no fue invitado y se quedó con las ganas en Valparaiso. No obastante y como se dijo, la mayor parte de sus hombres fue con la escuadra.

Cochrane, al que nunca le agradó nada de origen argentino (ya estaba enfrentado a San Martin y ya había decomisado arbitrariamente a la gloriosa fragata La Argentina cuando esta llegó a Valparaiso luego de su crucero) , o quizás por.su.enemistad con Carter, no sólo bloqueo algunas iniciativas del gobierno chileno para poner en condiciones al Intrépido sino que propuso su venta para obtener fondos para la escuadra!!!

Claro que ni jurídica ni políticamente el gobierno chileno podía acceder a tal petición ya que el buque no le.pertenecía sino al Estado argentino. Legalmente Chile no podía vender lo que no le pertenecia y además se indispondria con su principal aliado.

Quizás como compensación por tantos sinsabores y dado que era un buen marino, finalmente a Carter se le dio el mando de la corbeta Chacabuco de la flota chilena. Pero nada digno de mención pudo hacer con este mando.

II.- Operaciones en el sur de Chile

Es entonces cuando una inesperada situación cambia el destino del Intrépido y sus hombres y por fin la suerte empieza a sonreír al marino irlandés.

Resulta que en el sur chileno, en la.zona de Concepción, donde se libraba una brutal campaña, los realistas tenían dos o tres naves que les estaban dando la ventaja en las operaciones militares. Entonces el ministro Zenteno decidió reforzar al general Freire (comandante de las fuerzas patriotas en el sur) con un par de buques que le permitieran equilibrar las cosas. El Lord almirante no quiso desprenderse de sus buques ya que estaba operando contra el Callao en sus famosos ataques con cohetes Congreve.

Hubo que echar mano de lo que había en Valparaiso... Y se acordaron del Intrépido. El gobierno chileno repuso a Carter en el.mando del bergantin, quien solicitó y obtuvo la devolución de su infantería de marina y parte de su tripulación original.

Fue difícil no obstante, poner en condiciones a la nave ya que seguían faltando fondos. Se recurrio a los comerciantes de Valparaiso. Faltaban morriones para los infantes y ropa para los marineros. En lugar de las prendas de color azul o blanco que usaban las tripulaciones de la flota, a los argentinos se les consiguieron unos extraños uniformes color negro. Finalmente el Intrepido estuvo en condiciones de zarpar. Iría a Concepción junto a la pequeña goleta Moctezuma. Otra "cenicienta" de la escuadra que no se destacaba por su poder de fuego sino.por.su velocidad. Un refuerzo bastante modesto el que se le enviaba a Freire la verdad. Incluso como se verá más adelante, la Moctezuma también fue un buque "enemistado" con Cochrane...

Por fin los marinos rioplatenses lograban una comisión de guerra aunque en principio no parecia muy importante, y nuevamente con sus oficiales, tripulantes y soldados originales. Y con la bandera celeste y blanca al tope. Se los enviaba a un teatro de operaciones periférico es cierto, lejano, en lo que entonces era el fin del mundo civilizado. No les cabría la gloria de batirse y destruir a la escuadra virreinal en el Perú ni de tomar el Callao; se perderían quizás las partes de presa de las.naves capturadas al enemigo. Claro, eran de un buque extranjero, no pertenecían a la escuadra, así lo había dejado en claro el Almirante, y no tendrían participación en las operaciones así que lo.mas probable es que no les tocara ni un real de los premios. Ni siquiera la gloria... ellos se dedicarían a combatir cuasi-guerrilleros realistas e indios cuatreros y a servir de transporte de unas tropas olvidadas y de segunda categoría ya que toda la.atención y el dinero se estaba destinando a la Expedición Libertadora que pronto se enviaría contra el Perú.

Bien, basta de violines.

El Intrepido y la Moctezuma llegaron a Concepción para ponerse bajo el mando del general Freire en sus operaciones contra los realistas y en eso estaban cuando inesperadamente arribó el día 20 de.enero de 1820 la fragata O'Higgins con el almirante Cochrane a bordo. Inmediatamente Carter y el comandante de la Moctezuma subieron a presentar sus respetos al Lord, y luego éste se reunió con Freire. El almirante terminó informando que le quitaba el Intrepido y la Moctezuma al general chileno pero sin especificar con qué finalidad. Me imagino la desazón del pobre Freire y los miles de pensamientos y prevenciones que debieron pasar por la cabeza de Carter que nuevamente quedaba a merced de Cochrane quien ahora gozaba de poderes omnímodos, dada la lejanía del gobierno.

Los historiadores discuten si el Lord ya había tomado la decisión de atacar Valdivia pero lo cierto es que luego de los decepcionantes ataques al Callao (no por su culpa sino por la "prudencia" -por no decir otra cosa- de la escuadra realista), creyó oportuno dar un golpe victorioso no sólo para cumplir sus fines militares en sí sino para preservar la fe del gobierno y pueblo chilenos en la escuadra, que tanto había costado. Dejó parte de la misma frente al Callao, llevó otros buques a Valparaiso y él con su capitana, sin informar a nadie -ni siquiera a sus oficiales- se dirigió al sur.

Harto de la inacción a la que lo condenaba el bloqueo del Callao, tan contraria a su carácter y estilo de hacer la guerra, se largo sólo al mar abierto, sin el estorbo de actuar como almirante de escuadra, y en algún momento su brillante genio de comandante pergenio la espectacular hazaña de Valdivia. Tomando riesgos enormes, bien al estilo de los marinos británicos de la época, pero con la audacia y valentía que solo unos pocos demostraron en tan alto grado, como Lord Cochrane.

A pesar de su pérdida, el patriota incansable que fue Freire le dio 250 infantes de su fuerza a Cochrane para reforzarlo en su enigmática campaña. Finalmente zarpó de Concepción la flotilla del Lord.

III.- El "Intrépido" y la infantería argentina en la toma de Valdivia

Ya sabemos lo que sucedió luego. Reitero que no es este un hilo sobre la toma de Valdivia y me centrare en la actuación de las fuerzas argentinas que participaron en ella, el Intrépido y su tropa nativa.

Resumiré que el dia 4 de febrero la O'Higgins varó antes de entrar a la bahía e iniciar el ataque y no pudo usarse en el desembarco patriota al atacar los fuertes valdivianos. La tropa tuvo que embarcarse en el Intrepido y la Moctezuma. Cochrane eligió esta última para izar su insignia. La mayor parte de la tropa iba en el primero atento a su mayor porte.

En adelante y hasta casi el final de la acción el bergantin argentino es el protagonista naval de la batalla. Al pasar frente a uno de los fuertes una bala de 24 libras lo atraviesa y le hace 2 muertos y 6 heridos.

Intrépido y Moctezuma largan sus botes y tropa contra el enemigo. Los infantes rioplatenses participan en la oleada de desembarco que ataca a una tropa realista apostada en las playas para impedirlo, la que es destrozada por el empuje patriota.

Luego los argentinos arremeten con gran ímpetu sobre las posiciones españolas, distinguiéndose por su audacia y bravura el capitán Francisco Erezcano, y toman el fuerte de San Carlos. El oficial se hizo cargo de los prisioneros y heridos por orden de Beaucheff (comandante de las operaciones en tierra) y la infantería de marina del Intrépido siguió adelante en el ataque, codo a codo con sus camaradas chilenos en la toma del castillo de Corral, bien al estilo sudamericano, esto es, prefiriendo la llegada al combate cuerpo a cuerpo para usar la bayoneta, el corvo chileno y el facon rioplatense, desdeñando los tiroteos a distancia.

A los fines de este topico que pretende destacar la participacion argentina en la toma de Valdivia, hay un documento historico de fundamental importancia, que rara vez, por no decir nunca, citan los historiadores: el parte del combate que el comandante Carter elevó al representante argentino ante Chile, don Tomas Guido. Notese que Carter no se reporta a Cochrane ni al gobierno chileno sino a Guido. Prueba y suficiente de la nacionalidad del buque. Pero además dice el parte:

"Al amanecer del día 5 del corriente tuvimos el placer de ver la bandera de Buenos Aires tremolando en la batería de San Carlos que habiendo sido tomada por asalto, estaba ocupada por el capitán Erezcano y los soldados marinos del Intrépido".

Ante la claridad del informe de Carter, sobra cualquier comentario respecto de la bandera que flameaba en el bergantin y que llevaron sus infantes en la arremetida contra las fortificaciones enemigas.

Este parte sí es citado por el prestigioso historiador naval chileno Carlos Lopez Urrutia en un trabajo sobre el Intrepido publicado en la Revista de Marina de Chile, disponible en la web. Cabe destacar que el mismo sostiene que el buque nunca dejó de pertenecer a las sociedades Provincias Unidas del Río de la Plata, que la tropa embarcada era argentina así como la bandera.

Volvamos al relato de las acciones.

Cumplida esta etapa, Cochrane reembarco la tropa patriota en el bergantin y la goleta. Y para aprovechar el entusiasmo de sus hombres y no dejar pasar el "momentum" de la acción, dispuso llevar el ataque a las fortificaciones de la ribera norte. El día 5 las 2 naves patriotas, pequeñitas comparadas con las grandes unidades de la Escuadra, pero desafiando el fuego de las poderosas baterías de Valdivia con una gallardía e insolencia que debió dejar absortos a sus artilleros, entraron resueltamente al fondo de la bahía, con sus respectivas banderas chilena y argentina en arboladas al tope. Nuevamente es el Intrépido el que recibe mayor atención de los fuegos enemigos -quizás por ser el buque "principal"- y frente al castillo de Niebla le encajan 3 balazos.

Al acercarse a la costa para el desembarco, el Intrépido varó en un banco de arena y no pudo ser zafado. De todos modos la tropa (otra vez apiñada en su interior) pudo desembarcar y prosiguió la acción. Por otro lado, la O'Higgins había zafado de su varadura y Cochrane, haciendo gala de su clásico golpe de vista táctico y sentido de la oportunidad que caracterizaban su genio, hace ingresar la fragata a la bahía. Aunque estaba vacía, los españoles creyeron que traía refuerzos y se desmoralizaron, dando esto el golpe de gracia del ataque patriota.

Los infantes de marina argentinos prosiguieron las operaciones en tierra Hasta completar la victoria. Respecto del Intrépido, quedó atrapado en el banco de arena, sumado a su pésimo estado, se destrozó pero pudo retirarsele las provisiones, los pertrechos y la valiosa artillería con lo que se equipó y armó el flamante bergantin "Araucano" de la flota chilena.

Luego de Valdivia se pierde el rastro individual de la unidad de infantería argentina. Seguramente participan en el fracasado intento de Cochrane contra Chiloe y desaparecido su buque deben haber sido embarcados en naves de la flota chilena. Carter se incorporó por fin a la misma oficialmente, al igual que el capitán Erezcano, que luego como otros argentinos pasó a la naciente Marina del Perú y después regresó a su patria para servir nuevamente en la Armada.

Si bien en el parte de batalla Cochrane no culpó a Carter por la pérdida del Intrépido sino que lo recomendó y fue condecorado como todos los demás partícipes de la victoria, décadas después el Lord sí lo hizo responsable en sus Memorias, actitud que no lo honra por cierto. Máxime si tenemos en cuenta que él mismo había varado antes con la O'Higgins.

IV.- Conclusiones

La importante participación argentina en la toma de Valdivia ha sido soslayada, si no ocultada intencionalmente, por la mayoría de los historiadores chilenos. Respecto del Intrépido, su nacionalidad, bandera y el gobierno al que respondía, cuando los historiadores se ocupan del tema simplemente dicen que el bergantin fue enviado por el gobierno argentino y que se incorporó a las.fuerzas navales chilenas. Algunos incluso sostienen que el buque fue comprado por Chile a las PPUU. Respecto de la nacionalidad de.la infantería de marina y sus oficiales nada se dice.

La verdad que en la historiografia naval argentina tampoco se le da la importancia que merece al asunto. La Armada ha publicado varios libros de historia y en ninguno se destaca suficientemente su participación en una victoria de la magnitud e importancia estratégica de Valdivia. ENo general el Intrepido se pierde en los capítulos dedicados a las campañas corsarias ya que para 1818 la Marina argentina había desarmado su escuadra marítima y su brazo ofensivo contra España eran los corsarios, mientras que destinaba escuadrillas fluviales a la horrenda guerra civil que la aquejaba.

Destacaré algunas observaciones:

1) El Intrépido nunca se incorporó oficialmente a la escuadra chilena.

2) Chile no pagaba a la tripulación del mismo porque consideraba que no le pertenecia.

3) Algunos dicen que fue comprado por Chile pero como destaca el propio Lopez Urrutia no hay documento alguno que pruebe dicha aseveración.

4) Ergo, el Intrépido siempre enarbolo la bandera argentina.

5) Cuando varó la O'Higgins, Cochrane eligió a la Moctezuma como buque insignia a pesar de que el Intrépido era de mayor porte y superior poder de fuego. Cabe suponer que como almirante de Chile entendió que correspondía pasar a otro buque chileno y no a uno que aunque aliado no dejaba de ser extranjero.

6) Más allá de este razonable motivo, uno no puede dejar de pensar en el antiargentinismo del Lord quien por más que el Intrépido montara 18 buenos cañones y fuese mucho más buque que la goleta, flameaba la bandera de su rival el general San Martin, factor que quizás le arrancó una sonrisa irónica al almirante.
Sin embargo, al.poco tiempo la misma nave capitana temporaria que había elegido el Lord para dirigir.el ataque a Valdivia, paso a ser el buque de San Martin en el Perú.

7) Es irónico sin duda que los dos buques que Cochrane utilizó directamente en su máxima victoria al frente de la marina chilena, hayan estado asociados a la persona de su rival: uno por ser buque argentino y la otra por terminar siendo la nave personal del Protector del Perú.

8) Si tenemos en cuenta que en la toma de Valdivia la tropa de desembarco patriota era de 300 hombres y que dentro de esa cifra se incluye la infantería de marina del Intrépido que era de casi 50 entre oficiales y soldados, resulta que la participación argentina fue bastante significativa.

9) En el Museo Naval de Valparaiso hay unas estupendas maquetas de las naves de la escuadra chilena de la guerra de independencia. Entre ellas, la del Intrépido, que tiene bandera... chilena. Lamentable error que empaña el notable trabajo y detallismo de las obras. Lo mismo sucede con las pinturas que existen del bergantin y la acción de Valdivia.

Quise destacar este hecho no siempre tenido en cuenta, creo que a veces adrede por un errado patrioterismo. De los dos buques que participaron activamente en el desembarco contra Valdivia, el principal era argentino y en la toma de la misma hubo un importante contingente de infantería argentina.

Este es otro aporte rioplatense al esfuerzo independentista chileno que se sumó a la campaña sanmartiniana. Merece ser rescatado y los nombres de Carter y de Erezcano deberían gozar de.más. fama en la Armada Argentina.

Como es posible que la misma haya tenido participación fundamental en una victoria como la de Valdivia y no tenga plena conciencia de ello????!!!!! Valdivia debería estar junto a Martin Garcia y Montevideo, entre los grandes triunfos navales en los que participaron las fuerzas marítimas argentinas regulares en la guerra de la independencia.

Y para terminar, destaco otra curiosidad: el Intrépido estuvo presente en las dos victorias navales más importantes junto a la Marina de Chile y bajo el mando de sus dos más grandes almirantes: Blanco Encalada en Talcahuano y Cochrane en Valdivia.

Saludos.


Leviatán
Recluta
Recluta
Mensajes: 2
Registrado: 11 Ago 2017, 19:08

Argentinos en la toma de Valdivia. Una ironía para Cochrane.

Mensaje por Leviatán »

Hola.

Conocía lo del bergantín Intrépido, y si es verdad que los historiadores chilenos hacen una mención corta sobre el buque. Pero la verdad no veo razón para destacar en gran manera o hacer un hincapié tan grande sobre la participación argentina en la toma de Valdivia por ese buque, si de partida consideramos la mayoritaria presencia chilena en esa acción.

Primeramente, la importancia real del Intrépido en el ataque se limita más que nada al mero transporte de las tropas, al igual que la Moctezuma. El intercambio de fuego que realizaron ambos buques con las baterías de los fuertes no tiene mucha relevancia. Lo único que quizás podría destacarse de ese enfrentamiento serían un par de buenos tiros de la Moctezuma que lograron inutilizar una o dos piezas de artillería de los fuertes.

La acción principal y decisiva se lleva a cabo en tierra, y es ejecutada por los soldados e infantes de mar que en su gran mayoría sirven bajo la bandera de Chile. Son alrededor de 300 hombres los que ejecutaron ese ataque, de los que 250 pertenecen a los batallones nº 1 y 3 de Chile, que estaban al mando del oficial francés Jorge Beauchef. A estos se agregan alrededor de 50 o 60 infantes de mar, pero no todos pertenecen al Intrépido. Una parte de ellos eran los infantes de mar chilenos de la fragata O'Higgins, que iban a cargo del mayor inglés Guillermo Miller, y que se unieron a los infantes del Intrépido bajo el mando de este mismo jefe para ejecutar el ataque. Por tanto, sólo la mitad de los 50 o 60 infantes podrían haber sido argentinos.

Otro detalle que agregaría a esto sería lo de la marinería del Intrépido al momento de llevarse a cabo la toma de Valdivia, y que López Urrutia menciona en el artículo que señalas. La marinería original (extranjeros) con la que llegó el buque a las costas chilenas venía en su gran mayoría contratada para servir en la escuadra chilena, razón por la que fueron retirados del Intrépido. Posteriormente, cuando el gobierno chileno rehabilitó como pudo ese buque y lo envió al sur junto a la Moctezuma para ponerlo al servicio de Freire, la marinería que fue embarcada en aquél (igual que la original) pertenecía a Chile (en este caso; 40 europeos y 35 chilenos). Sólo los infantes de mar, algunos oficiales y el capitán Carter serían la excepción.

Eso respecto a la participación argentina.

En cuanto a la idea del “anti-argentinismo” de Cochrane por no poner su insignia en el Intrépido.

Creo que es algo exagerado. La enemistad entre el almirante y San Martín aún no se daba, o por lo menos no era tan notorio como se vio posteriormente. Aun así, no creo que se deba generalizar con un rechazo por parte de Cochrane a todo lo argentino por sus disputas con el general.

Razones puntuales como su anterior pleito con Carter, el tener que pasar su insignia a otro buque con el pabellón chileno o quizás el mejor estado de la Moctezuma podrían ser. Lo último lo digo porque siempre se señala el mal estado del Intrépido, lo que me hace suponer que las reparaciones que se le hicieron antes de enviarla al sur no fueron completas. Agregar que es muy poco probable que el bergantín contara en ese ataque con los 18 cañones que tenía cuando llegó a Chile. López Urrutia señala que cuando Blanco Encalada (segundo jefe de la escuadra) quiso integrarlo a la flota que iba a expedicionar al Perú se había dado cuenta de que el bergantín necesitaba, aparte de ser reparado y marinado, de cañones.

Eso.

Saludos.


Numeral
Soldado
Soldado
Mensajes: 29
Registrado: 16 Ene 2017, 20:35

Argentinos en la toma de Valdivia. Una ironía para Cochrane.

Mensaje por Numeral »

Estimado Leviatán,

La mayoritaria presencia chilena en la toma de Valdivia está fuera de discusión. Precisamente eso es lo que justifica la razón para destacar la participacion argentina en la acción. Su carácter cuantitativamente minoritario en lo que a tropa se refiere, hace que no haya sido tenida en cuenta lo suficiente, a mi modo de ver.

Pero es muy interesante que una tropa de infantería de marina rioplatense haya participado en una acción compleja como esta, en el frente del Pacífico. Es un hecho raro. La Argentina de entonces no está precisamente una nación marítima y todo su esfuerzo estaba puesto en armar ejércitos (en tres frentes de guerra contra los realistas, más la horrenda guerra civil).

Por otro lado, resulta contradictorio tu comentario diciendo que la importancia real de la participación del Intrépido se limitó "al mero transporte de tropas". A ver, la de Valdivia fue una acción de desembarco, una operación anfibia podríamos decir. Toma de un punto fortificado desde el mar por parte de tropa embarcada desde unidades navales al mando del almirante de la escuadra. No es una batalla terrestre. Que rol pretendes que hayan tenido el Intrépido y la Moctezuma para que merezcan ser destacados en la acción?

Valdivia es un hecho de armas de la Marina de Chile, hasta el dia de hoy forma parte de su tradición y de su historia. No así del Ejército. A pesar de que como bien destacas, la tropa embarcada pertenecía a los batallones 1 y 2 del ejército chileno. Pero es una acción naval porque la planea y ejecuta Cochrane con medios navales. Con dos buques, aunque por azar, y uno de ellos fue argentino. Por eso merece destacarse.

Y las naves no sólo se limitaron al "transporte" de tropas. Eso suena a llevar tranquilamente soldados de un punto a otro , como en tiempos de paz. En Valdivia estos buquecillos se metieron Hasta el fondo de la bahía bajo el fuego de los numerosos cañones de los fuertes (acaso el número y poder de los cañones valdivianos no es uno de los factores que hace destacaba en el importante la toma?), recibieron impactos, sobre todo el Intrépido que sufrió bajas, respondieron con su artillería (vos mismo destacas que la Moctezuma habría desmontado piezas enemigas). Largan la tropa en tierra, tomada una ribera, la reembarcan y según el plan del Lord la llevan nuevamente combatiendo contra los fuertes españoles a la otra punta para el segundo desembarco anfibio.
A eso se "limitó" la participación de los buques.

Y después vienen las clásicas cuentas (como pasa con las discusiones sobre la composición del ejército de los Andes o de la Expedición Libertadora al Perú ) para disminuir el efectivo de la tropa de infantería de marina argentina. Si entramos en el tren de las suposiciones porque si bien tus razonamientos son atendibles no cuentan con apoyo documental, yo podiría suponer que, como sabemos, Carter gestionó y obtuvo la devolución de oficiales, tropa y marineros así como la puesta en condiciones del buque y, por lo tanto, se le devolvió toda su oficialidad y tropa nativa. Y que en los guarismos de los partes chilenos sobre la cantidad de hombres que participaron de la acción no se computan las tropas argentinas ya que, como vimos, nunca se las consideró propias y, además, Carter elevó su propio parte al representante argentino en Chile y no a Cochrane o al gobierno de ese país. Es decir que la suposición sobre la marinería "por mitades" de la O'Higgins y el Intrépido podría no ser acertada. Nunca lo sabremos.

Respecto de los marineros, todos los que llevo el Intrépido eran extranjeros, irlandeses y anglosajones. Lopez Urrutia no dice que hayan sido contratados en su totalidad para la escuadra chilena. Además eso no sería lógico porque si así hubiera sido ¿como habría navegado el bergantin???? El Intrépido llegó sobrecargado de hombres a Chile y evidentemente llevaba un exceso para la escuadra pero una parte era para su propia maniobra. El intercambio y mezcla que luego hubo entre los originarios y los de la escuadra no hace mella en la nacionalidad del buque. Carter recuperó parte de los que trajo de Buenos Aires. Otros no. De todos modos ninguno de los marineros de los que llevó era nativo. Si es por eso ya de entrada debiste cuestionar la argentinidad de la nave.

Pero ojo con este asunto. Todas las marinas hispanoamericanas en sus primeros años se tripularon en gran parte, a veces casi la totalidad de los marineros, con extranjeros ante la absoluta ignorancia de los criollos sobre las faenas de alta mar. Ni hablar de los oficiales navales que no los había porque todos habían preferido el bando realista. En un foro me tocó ver a un tipo insoportable y resentido, español, que además de decir que San Martin y Carrera merecían ser fusilados por la espalda por traidores (ya que eran oficiales del ejército español), se refería irónicamente a la flota "chilena", así entre comillas, porque la mandaba un almirante británico, los comandantes de los buques eran en su casi totalidad extranjeros y tambien lo era la marinería era en altisimo porcentaje.

No me parece un argumento válido para discutir la nacionalidad del Intrépido. El buque pertenecía al Estado argentino, su oficialidad respondía al mismo y la nave flameaba la bandera argentina. La tropa embarcada era oriunda del país. La marinería extranjera, cosa común al igual que todas las marinas hermanas de las demás naciones americanas en aquella guerra continental por la independencia.

Respecto de la enemistad de Cochrane y San Martin, es cierto que no era tan terrible como llegó a ser en el Perú.

Sin embargo, ya era fuerte por un motivo: esta probado que el Lord de entrada ambiciono ser el comandante de la Expedición Libertadora. No sólo de la escuadra. Choco con San Martin desde 1819. Hay un intercambio epistolar entre el almirante y OHiggins sobre el tema. En aquel momento San Martin tuvo una postura conciliadora y tolerante evitando todo roce. El Lord era insistente. Parecía que había venido para eso y no para ser un mero almirante. Pero O' Higgins se mostró inflexible aunque con mucho tacto y sorteó la difícil situación. San Martin incluso envió una carta al almirante diciéndole que ambos estaban llamados a ser juntos compañeros de gloria.

Cochrane era ambicioso. En Brasil, años después, también exigió el más alto puesto y absoluto mando en las operaciones en el norte del país. Allí Lo logro ante la ausencia de un general importante con quien competir. En Chile encontró un plan en marcha y la figura del general de los Andes con el apoyo casi incondicional de O'Higgins que lo frustró.

Quizás exagere con el término antiargentinismo pero me remito a los hechos en la actuación del Lord. Para ese momento había secuestrado y saqueado la fragata La Argentina con excusas banales, intentó hacer lo mismo con el Intrépido, choco directamente con San Martin recién llegado... Pero bueno esto fue más una humorada que un comentario histórico.

En conclusión, sostengo que merece destacarse la participación argentina en la toma de Valdivia porque no es muy conocida, porque fue un esfuerzo notable para un gobierno que no se caracterizaba por la guerra naval en este momento, porque se conoce mucho la presencia argentina en la independencia chilena pero relacionada con San Martin y el Ejército de los Andes. El Intrepido no tuvo que ver con este y lo llamativo es que actuó en la accion más sorpresiva y espectacular al sur de Chile y bajo el mando de Cochrane.

Es de esos episodios raros que se rescatan del olvido. Por ejemplo, Colombia envió un buque de guerra y un batallón a Corea en la guerra de 1950. Tuvieron actuación destacada y bajas. La guerra movilizó a millones cientos de miles de tropas, si no millones, y causó decenas de miles de bajas. Es decir, la participación colombiana es una gota en el mar si se toma cuantitativamente. Pero no es llamativa, interesante y digna de ser contada? Es más, estoy seguro que varios de los que quizás lean esto no sabían de este hecho.

La actuación naval argentina en el Pacífico durante las guerras de independencia es un tópico interesantisimo. No sólo el Intrépido. La escuadra de Brown y Bouchard que operó en 1815/1816 cuando había caído la Patria Vieja y antes de la campaña de San Martin. En el punto más bajo de la emancipación hispanoamericana. Cuando no había un solo punto patriota en la costa del Pacífico. Tres buques argentinos atocaron El Callao, Guayaquil e hicieron numerosas presas españolas. Otro episodio medio raro, porque la Argentina no tiene costa en el Pacífico y tenia frentes abiertos en el norte con el Alto Perú y en el este contra la posible invasión realista desde España o desde el Brasil portugués. Además de que había guerra civil.

Por eso también me parece destacable el esfuerzo de enviar al Intrépido y que esta nave sea una de las que atacó Valdivia. Así como que sus infantes hayan tomado uno de los fuertes o baterías. Haciendo flamear la bandera argentina en aquel punto asociandola a esta hazaña de la historia americana.

Saludos,


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados