Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Las guerras y conflictos en la región latinoamericana, desde la Conquista hasta las Malvinas y el Cénepa. Personajes y sucesos históricos militares.
Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por GRUMO »

Aquí un croquis que grafica el hecho

Imagen

La linea de color verde grafica las lineas de defensa peruanas. Como verán Chorrillos queda "atrás" de la línea de defensa, debiendo ser aparentemente un apoyo a la misma.

La ubicación excéntrica hace muy factible que no haya sido un lugar de concentración de las reservas, por lo que su valor militar sería mìnimo

Al colapsar la defensa, lo "normal" es que estas instalaciones, antes del colapso, hayan sido evacuadas. .

Cabe la posibilidad que durante la retirada, las fuerzas peruanas, ante la inminencia del ataque, hayan empleado la ciudad para defenderse, pero no en la posición de defensa a ultranza, porque hacerlo era totalmente inconveniente. ¿Motivo? Vean el grafico y a retaguaria esta solo el mar, y en esa epoca eran acantilados cortados a pico.

Si el combate concluyó aproximadamente a las 1400 horas, entonces las fuerzas en retirada estaban replegandose hacia el Norte ubicado a 10 kms (Miraflores) . Demosle el beneficio de la duda y conociendo que un hombre camina 5 kms en una hora, tenemos que hubiese necesitado dos horas en replegarse hasta Miraflores. Entonces la fuerzas peruanas llegaro a Miraflores a las 1600 horas. Demosle dos horas mas. Tenemos que las fuerzas peruanas llegaron a las 1800 horas. Demosle en benficio una hora mas. Tenemos las 1900 horas.

Segun un relato, el saqueo empzó a las 9 pm, conforme el siguiente link
http://cavb.blogspot.com/2012/01/matanza-saqueo-e-incendio-de-chorrillos.html

Por lo tanto, el saqueo de chorrillos fuñe un acto ajeno al combate, pero de usos y costumbres en ese momento de la historia

Grumo


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
Avatar de Usuario
Arequipeño
Comandante
Comandante
Mensajes: 1920
Registrado: 08 Sep 2014, 22:38
Ubicación: Arequipa, La Blanca ciudad...Reyna y señora del sur.
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por Arequipeño »

Lo logico hubiera sido formar una sola linea corta desde barranco hasta pamplona.


saludos.


"Nadie tiene razón si es en contra del Perú"...."Su respuesta es mi respuesta mi coronel,hasta quemar el ultimo cartucho"
Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por GRUMO »

Estimado amigo.

La ucrionía nos da la posibilidad de ser Generales despues de la batalla.

Analicemos un poco el asunto.

Uno de las grandes deficiencias de las fuerzas chilenas era su falta de preparación. Se embarcaron en esta guerra, y muchas gracias al auxilio de sogas, muchos "rotos" que despertaban de la borrachera en los barcos que los llevaban al Norte. Cosas de la {epoca.

Es por ello que la máxima chilena "soldado chileno..de frente..siempre de frente", era debido a que ¿Baquedano? priorizaba la acci{on de choque a la maniobra.

Por otro lado, una defensa es organiza en frente y en profundidad. Cuando se hace una simple extensión, al momento de ser penetrada colapsa.

A manera de ejemplo, la batalla de Cannas aprovechó de esta forma de combatir de las fuerzas romanas, al atacar de manera frontal a la linea de Anibal, la que en lugar de colapsar, empezó a retroceder. Ante el ímpetú, y como todos conocen, las alas se cerraon sobre los romanos, tranformando la linea en un cerco, haciendo una matanza impresionante con un Anibal vencedor.

La guerra tanto ataque y defensa, es dinámica.

En esa ucronía, era mejor desgastar al ejército chileno desde antes de su desembarco. No nos olvidemos que existía el ferrocarril Lima Chorrillos así como una Lima Ancón, así que una fuerza en posición cenyral podía llegar fresca y en poco tiempo en ambos lados.

Siempre en la Ucronía, las alturas de pasamayo daban eficiencia a cualquier fuerza de cobertura que retarde algun avance chileno por el norte, lo que era imposible desde el Sur dado que desde Curayacu hasta Cuello de Villa era una pampa.

Bueno lo dejo ahí...saludos

Grumo


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
alberto goyeneche
Recluta
Recluta
Mensajes: 1
Registrado: 18 Abr 2015, 00:29

Guarra del pacifico ¿Chile se preparó?

Mensaje por alberto goyeneche »

Ureta escribió:
Feliuzz escribió:-es un mito que chile se preparo con 10 años para hacer una guerra de rapiña


Hmmm, no lo sé. Lo que si puedo opinar es que existía en Chile por lo menos diez años atrás el deseo de hacerle la guerra al Perú teniendo a Bolivia como aliado.

Pero, según he leído páginas anteriores ya ha sido discutido de forma extensa.


bueno para saber s un ejercito se "prepara o no" la cosa es bien simple, LEER "MEMORIAS DE GUERRA Y MARINA" de Chile de 1869 a 1879 miran que nos sale:

PLAZAS AUORIZADAS (las que se esperaban por ley) son cifras "nominales"
1869 …………………………………………… 5018 plazas*
1870 …………………………………………… 5140 plazas*
1871 …………………………………………… 5176 plazas
1872 …………………………………………… 3916 plazas
1873 …………………………………………… 3516 plazas
1874 …………………………………………… 3516 plazas
1875 …………………………………………… 3573 plazas
1876 …………………………………………… 3573 plazas
1877 …………………………………………… 3316 plazas
1878 …………………………………………… 3316 plazas
1879 …………………………………………… 3122 plazas

PLAZAS EFECTIVAS (las dotaciones que realente se tienen)
1869 …………………………………………… 4290 plazas
1870 …………………………………………… 4519 plazas
1871 …………………………………………… 3916 plazas
1872 …………………………………………… 3516 plazas
1873 …………………………………………… 3171 plazas
1874 …………………………………………… 3143 plazas
1875 …………………………………………… 3155 plazas
1876 …………………………………………… 3165 plazas
1877 …………………………………………… 3127 plazas
1878 …………………………………………… 2440 plazas
1879 …………………………………………… 2400 plazas

interesante, comparando 1869 y 1879 resulta que de 4290 soldados se bajo en solo 2400 ¿podemos decir que eso es preparacion?

lo mismo con los "presupuestos" desde 1866 a 1879
1866 …………………………………………… $ 7.903.246
1867 …………………………………………… $ 5.894.301
1868 …………………………………………… $ 3.171.360
1869 …………………………………………… $ 2.980.136
1870 …………………………………………… $ 3.159.020
1871 …………………………………………… $ 2.941.927
1872 …………………………………………… $ 2.904.567
1873 …………………………………………… $ 2.737.711
1874 …………………………………………… $ 3.046.226
1875 …………………………………………… $ 3.229.262
1876 …………………………………………… $ 3.050.627
1877 …………………………………………… $ 2.648.192
1878 …………………………………………… $ 2.370.233

interesante porque la ultima vez que Chile estuvo en guerra requirio casi $ 8 millones y en 1879 solo tenia 2,3 osea casi 1/4 de lo que usó en su ultima guerra, si Chile se hubiera "preparado" hubiese:

a- mantenido el mismo gasto entre 8 y 6 millones
b- aumentado sus gastos siquiera a 1/2 de lo que uso

¿se puede entonces hablar de preparacion?

sin mencionar lo que Chile trato de hacer en 1878 con sus blindados: LOS TRATO DE VENDER!!!

no es posible ininuar "preparacion" bajo un principio de REDUCCION


paraquedista
Suboficial
Suboficial
Mensajes: 585
Registrado: 11 Dic 2012, 02:38

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por paraquedista »

Es que nos das la razón.

Había un Chile desesperado por recursos que veía también como opción la venta de sus blindados en vista de la imposibilidad de tener un pretexto para encaminar una guerra sea a Perú, Bolivia, a los dos o teniendo a Bolivia como aliado contra el Perú (cabe mencionar que Chile ya había ofrecido a Bolivia una alianza ofensiva en contra del Perú para que Bolivia tomase Arica y Tacna, mientras que Chile se quedaría con Tarapacá y Antofagasta). De hecho, se llegó al extremo de sponsorear a un charlatán que decía que podía transformar el cobre en oro.

Sin embargo, a finales de 1878 y en vista de la necesidad de recursos para su existencia como país, Chile radicaliza su política exterior en torno del tema del tributo buscando el rompimiento volviendo los deseos de anexarse los ricos territorios salitreros.

De hecho, en el transcurso de esa crisis apeló a un argumento bastante irracional con la proclama de su soberanía hasta el paralelo 23. Nunca Chile llegó hasta el mismo, de hecho ni siqueira al paralelo 24. El límite norte de Chile solo llegaba poco mas al sur del paralelo 25 (al sur de El Paposo).

En páginas atrás se ha discutido muy profundamente estos asuntos.

Best Regards.


Viva el Perú Generoso!
Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por GRUMO »

paraquedista escribió:Es que nos das la razón.

Había un Chile desesperado por recursos que veía también como opción la venta de sus blindados en vista de la imposibilidad de tener un pretexto para encaminar una guerra sea a Perú, Bolivia, a los dos o teniendo a Bolivia como aliado contra el Perú (cabe mencionar que Chile ya había ofrecido a Bolivia una alianza ofensiva en contra del Perú para que Bolivia tomase Arica y Tacna, mientras que Chile se quedaría con Tarapacá y Antofagasta). De hecho, se llegó al extremo de sponsorear a un charlatán que decía que podía transformar el cobre en oro.

Sin embargo, a finales de 1878 y en vista de la necesidad de recursos para su existencia como país, Chile radicaliza su política exterior en torno del tema del tributo buscando el rompimiento volviendo los deseos de anexarse los ricos territorios salitreros.

De hecho, en el transcurso de esa crisis apeló a un argumento bastante irracional con la proclama de su soberanía hasta el paralelo 23. Nunca Chile llegó hasta el mismo, de hecho ni siqueira al paralelo 24. El límite norte de Chile solo llegaba poco mas al sur del paralelo 25 (al sur de El Paposo).

En páginas atrás se ha discutido muy profundamente estos asuntos.

Best Regards.


Estimado amigo

Nos han llenado la cabeza mil veces diciendo que el Perú fue el caballero andante que cumpliendo su palabra, se fue a la Guerra.

Chile estaba mas preocupado por su cuestion mapuche y por el problema de Patagonia que por el salitre. El problema surge cuando, colapsando el guano, se dio la oportunidad de otros filones para la plutocracia peruana, tanto como para la chilena.

La instebailidad de Bolivia era el mayor atractivo de hacerse del MONOPOLIO MUNDIAL del salitre. No nos asombremos, nuestro país tuvo EL MONOPOLIO MUNDIAL DEL GUANo... Los resultados de esta bonanza nunca se orientó al desarrollo del Perú y segun Carlos Contreras, el ferrocarril central del Perú, si se hubiesen hechos los rieles de oro, hubiesen costado mucho menos de lo que costó. Como te daras cuenta la corrupcion no es de ahora.

Chile, Perú y Bolivia tenina fuerzas armadas en las peores condiciones, solo que algo mejor estaba la chilena por estar en permanente combate en el sur mapuche, agregando a esto la experiencia de combate que no era poca cosa y sobre todo, la nocion y conciencia de nacionalidad, en ciernes, pero mucho mayor que nuestros paises, lo que en esencia definió la GdP.

Perú y Chile iban a colisionar tarde o temprano, y esta Guerra se hacía conforme los usos y costumbres del siglo XIX. Chile fue mejor y por eso venció...así de fácil, sencillo y trágico

Un cordial saludo

Grumo


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
paraquedista
Suboficial
Suboficial
Mensajes: 585
Registrado: 11 Dic 2012, 02:38

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por paraquedista »

Estimado amigo

Nos han llenado la cabeza mil veces diciendo que el Perú fue el caballero andante que cumpliendo su palabra, se fue a la Guerra.


No. Estas completamente equivocado. Al Perú le declararon la guerra

Chile estaba mas preocupado por su cuestion mapuche y por el problema de Patagonia que por el salitre. El problema surge cuando, colapsando el guano, se dio la oportunidad de otros filones para la plutocracia peruana, tanto como para la chilena.


No especificamente. Lo cierto es que, cuando las finanzas chilenas entaron en crisis, la búsqueda por recursos se hacía de forma desesperada. Ya comenté sobre el charlatán. Sin embargo también llama la atención que el estado chileno se había enfocado en su salvación através del salitre. No es en vano que en Taltal se iniciaron expediciones con el objetivo de encontrar ese recurso.

La instebailidad de Bolivia era el mayor atractivo de hacerse del MONOPOLIO MUNDIAL del salitre. No nos asombremos, nuestro país tuvo EL MONOPOLIO MUNDIAL DEL GUANo... Los resultados de esta bonanza nunca se orientó al desarrollo del Perú y segun Carlos Contreras, el ferrocarril central del Perú, si se hubiesen hechos los rieles de oro, hubiesen costado mucho menos de lo que costó. Como te daras cuenta la corrupcion no es de ahora.

Es la típica, pesimismo folclórico de hacer conclusiones porque se leyó un panfleto que hablaba contra. Claro, es más fácil llamar la atención de esa forma. Y no niego lo terrible que se manejó ese tema en el aldo peruano, pero, Monopolio Mundial??. Solo caberia en la cabeza de los afiebrados y patrioteros historiadores chilenos.

Con eso nos darías a entender que el gran villano causador de la GdP seriamos nosotros. Lo que pasa GRUMO es que te han hecho leer (o has leído algo que encontraste por allí) lo mismo que pregona la versión folclórica chilena (que el Perú indujo a Bolivia pa desconcoer el tratado del 74 para dar inicio a la guerra y sacar a todos los chilenos que habitaban Antofgasta) solo que con otras palabras. Y claro, tal argumentación nuna fue probada.

A pesar de la existencia de un documento en la cual un ministro menciona la necesidad de mantener el monopolio nacional en la administración de este recurso. Pero, de allí al monopolio mundial???. Utilizando a Bolivia??.es algo que no resiste el mayor análisis. Oye, y mira que he buscado información al respecto, hubo una tímida incursión peruana para comprar extensiones de territorios salitreros bolivianos que no se llegó a concretar. De hecho, ni siquiera se mantuvo en la agenda del gobierno esa iniciativa, fue muy irrelevante.

Chile, Perú y Bolivia tenina fuerzas armadas en las peores condiciones, solo que algo mejor estaba la chilena por estar en permanente combate en el sur mapuche, agregando a esto la experiencia de combate que no era poca cosa y sobre todo, la nocion y conciencia de nacionalidad, en ciernes, pero mucho mayor que nuestros paises, lo que en esencia definió la GdP.

Tener el mar era ganar la guerra. Un solo buque chileno era superior a toda la armada peruana junta. Ni hablar de la artilleria chilena, muy superior a la de los aliados, de hecho fue determinante en Tacna.

Perú y Chile iban a colisionar tarde o temprano, y esta Guerra se hacía conforme los usos y costumbres del siglo XIX. Chile fue mejor y por eso venció...así de fácil, sencillo y trágico
[/quote]
Es algo que ya leí y que algunas vez creí.

Por lo menos, por lo el lado del Perú no veo una intensión de quererse encaminar a una guerra. Es más, en conversaciones entre agentes peruanos se deja claro la necesidad de evitarla. Auspiciar una guerra con Chile también significaba una guerra con Bolivia aliado a ese país. Te imaginas ese frente?. Chile ocupando Tarapacá, los bolivianos entrando por Puno y Arica tomando esa ciudad y Tacna. En el mar ni hablar, la presencia del Cochrane y el Blanco Encalada dejaba con muy pocas chances a la marina peruana). Sin embargo, a Chile sí le veo como el principal incitador (la tenía fácil, era superior en su material bélico y poder de fuego a Perú y Bolivia juntos). Años atrás a la guerra y durante ella, estaban ofreciendo a los bolivianos una alianza contra los peruanos con el objetivo de ganar prendas territoriales por cuestiones de recursos muy apreciados (salitre) así como por cuestiones comerciales y geopolíticas (Arica siempre fue la puerta de entrada y salida de los bolivianos con el mundo)

Para finalizar, lo he dicho desde hace mucho y continuo convencido. Chile adoptó la práctica del expansionismo territorial baseado en el arrebato de las riquezas que sus vecinos poseían. Lo hicieron luego de la expedición enviada por Bulnes a territorio boliviano, así también lo hicieron en la GdP.

Para finalizar 2, esto ya ha sido abordado en discusiones pasadas. No volvamos al loop.


Viva el Perú Generoso!
Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por GRUMO »

Quedo en deuda con ampliar la respuesta.

Sobre Carlos Contreras Carranza

http://www.pucp.edu.pe/carlos-contreras-carranza/

Y reitero...Monopolio Mundial del Guano

Sobre expansionismo....¿Como explicas ganar Tarapacá y perder la Patagonia?. ¿Te imaginas a un Chile dueño de la Patagonia con acceso y control sobre dos oceanos?

Reiterando lo de quedar en deuda, en mi modesta opinión, no se trata de buenos o malos sino de revisar la tragedia que asoló a dos pueblos y que aún continúa. Si eso me hace antiperuano, recibo el apelativo de la mejor manera. Y mi comentario no se basa en la lectura apasionada y fanatica del Adios al septimo de Línea, ni a la mala suerte de Dellepiani o a la confabulación antiperuana de Tomas caivano o ala superioridad racial for ever de Molinare. Mi conclusión es en base a la lectura de todos ellos y otros autores como Jorge Basadre, Ceia Wu y como no, al mejor historiador que tiene hoy y ahora el Perú que es, para tu persona vilipendiado, el Dr Carlos Contreras.
Saludos

Grumo

PD

Se me quedó en el tintero esta ¿breve? respuesta

Como te escribí la realidad de las guerras del siglo XIX eran distintas al del siglo XXI. Y en esa epoca especifica de la historia, se daban las guerras por territorios. La unificación italiana y la alemana eran guerras por territorios, las mismas guerras de independencia eran para expandir territorios. Ni que decir los conflictos que practicamente desaparecieron la población paraguaya. Eran otra realidad y otros usos y costumbres. ¿Nos molestan?...totalmente de acuerdo, pero de haber sido nosotros los vencedores, habriamos hecho exactamente lo mismo. El repase o deguello era un toque de ordenanza y se daba en los combates. El Alamo fue atacado por Santa Ana bajo el toque de deguello y Bolivar declaró la guerra a muerte contra los españoles.

Lod ejo ahi..saludos y si estuvieramos de acuerdo en todo, que aburrido sería el mundo.. :militar-beer:


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
paraquedista
Suboficial
Suboficial
Mensajes: 585
Registrado: 11 Dic 2012, 02:38

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por paraquedista »

Si. Seria muy aburrido.

En ese sentido, ya que lo afirmas, te invito a que lo documentes. Monopolio mundial del salitre?.

Pero hazlo de forma convincente, no porque seguramente la corrupción, seguramente la mala administración, seguramente la falta de planificación y los innumerables seguramentes (muy típico en el pesimismo nacional).

De lo que he leído al respecto solo he encontrado un documento de un ministro que manifestaba la necesidad de establecer el monopolio estatal del comercio salitrero enmarcado en el Perú. Sé que lo van a intentar relacionar con la estatización del salitre. Pero el asunto es mucho más complejo, pues éstas también siguieron un proceso de cambio en el modelo económico que no solo implicaba al salitre, sino también a la banca y el fortalecimiento de capitales peruanos. Se dio énfasis a la participación estatal en conjunto con el capital nacional sin la hegemónica participación de capitales foráneos dentro del terriorio nacional.

Si dio los resultados positivos o no, es otro análisis. Sin embargo monopolio mundial???

Eso es algo ya jalado de los pelos o un pobre análisis de los "seguramente...".

A la espera de tu respuesta.

PD: Si, conozco a Contreras, de hecho fue alguna vez mi profesor y discutimos largamente en sala de aula junto con otros compañeros. Y nunca nos pusimos de acuerdo, y no discuto su capacidad. Sin embargo, creo que también peca de "seguramente..."


Viva el Perú Generoso!
Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por GRUMO »

Estimado amigo

Sobre monopolio mundial un link

http://www.bcrp.gob.pe/museo/node/156

Existen muchos mas pero son blogs..Este es de mayor credibilidad y confianza.

Forma convincente
Lo cierto es que no tengo mayor o menor interes en convencer, sino simplemente en conversar y cambiar puntos de vista. Aqui diferimos de manera sustancial.

Y lo del guano se llama "la prosperidad falaz", Hay muchos libros que relatan no el pesimismo sino la realidad de los hechos que "seguramente" tienes conocimiento

Para concluir

Me da gusto que conozcas a Carlos Contreras, y en el contexto academico no se discute sinos e cambian ideas.

Grumo


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
Avatar de Usuario
comando_pachacutec
General
General
Mensajes: 16213
Registrado: 04 Dic 2005, 18:45
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por comando_pachacutec »

Se las dejo por aca.

Saludos

La patria celebra hoy, estremecida de júbilo, la gloriosa efeméride de la batalla de Tarapacá, página honrosa de nuestra historia y blasón de orgullo para el Ejército Nacional. Todos los peruanos evocamos, con los ojos, el alma, la epopeya singular en que un puñado de bravos, sublimados por el sacrificio y exaltados por el infortunio, en vigoroso empuje, destrozaron a las poderosas y engreídas huestes chilenas, poniéndolas en vergonzosa fuga.



Si desgraciadamente fue infecunda esta victoria, por la impotencia de nuestro Ejército para perseguir, desprovisto como estaba de caballería, a los derrotados enemigos, debemos guardar, empero, eterno culto a ese puñado de bravos que, lejos de abatirse ante la fatiga, el hambre y la desnudez a que quedaron reducidos, después del desastre de San Francisco, reconcentraron todas las potencias de su alma y todas las fuerzas de su organismo en un supremo ímpetu de coraje para cubrirse de gloria y dar a la América una lección única de heroísmo y de energía.

Al rememorar, nosotros, esta hazaña imperecedera, saludamos llenos de patriótico orgullo a los beneméritos sobrevivientes de ella.

En el pintoreso barrio del Leuro en Miraflores, al amor de la soledad y la paz campesinas, vive, entregado a sus recuerdos y mimado por el cariño de los suyos, el viejo Mariscal del Perú.

Hasta su poético retiro, va a buscarle el insaciable reclamo de nuestra curiosidad periodística y el homenaje rendido de nuestro orgullo patriótico y encontrando la acogida cordial de su vejez gloriosa.

Lo hallamos en su escritorio, acomodado en un sillón de cuero, abrigadas las débies piernas por gruesas mantas de color oscuro. Visto correcto de jaquet gris y cubre la nieve de sus canas, con una gorra del mismo color. Decoran las paredes del aposento finas estampas que reproducen escenas guerreras.

De un gran cuadro al óleo, que se alza sobre el escritorio, se destaca la fina y bella efigie de la hija del mariscal, cuya fresca y alegre juventud fue tronchada por la muerte. Frente al retrato del héroe de La Breña, luciendo sobre su pecho las medallas ganadas a fuerza de bravura y de audacia, y sobre el rostro, la condecoración eterna de su gloriosa cicatriz.

Mariscal, en el aniversario de la victoria de Tarapacá, demandamos de usted, el relato vívido de esa gloriosa acción.

Se anima el rostro venerable del anciano guerrero. Un relámpago encandila sus pupilas y alisándose, nerviosamente, las albas barbas puntiagudas, nos dice: Recuerdo la batalla, con absoluta precisión, y voy a relatársela, como si acabara de realizarse.

Y empieza el relato con voz emocionada:

Me encontraba yo, con mi división, en una de las calles de Tarapacá, tomado un rancho frugal, antes de emprender, con todo el Ejército y como lo habían hecho ya las tropas del general Dávila, la retirada hacia Arica, después del desastre de San Francisco, cuando mi ayudante que había distinguido al enemigo en la cresta de los cerros situados al Oeste de la ciudad, llegó corriendo a avisármelo. Al recibir esta inesperada noticia, estaba comiendo. Solté la pequeña cacerola que contenía mi ración, y procediendo con impetuosa actividad, ordené a mi división que se lanzara con la bayoneta calada, cerro arriba, para desalojar al enemigo.

Procedí rápidamente a dividir mis tropas en tres columnas: la primera y la segunda compañías formaban la de la derecha, que puse al mando del comandante Zubiaga, valiente y experto jefe; la del centro la constituyeron la quinta y sexta compañías, mandadas por el mayor Pardo Figueroa, distinguido jefe, también, y la de la izquierda quedó formada por la tercera y cuarta compañías que confié al mayor Arguedas.

Advertí a mis tropas que evitaran hacer fuego, mientras no hubieran alcanzado la cumbre, para economizar las municiones, que, por desgracia, eran muy escasas. Al coronel Recavarren, Jefe de Estado Mayor, le envié en comisión donde el coronel Manuel Suárez, que tenía el mando del batallón Dos de Mayo, para que hiciera, con sus fuerzas, igual distribución a las del Zepita, y se colocara a mi izquierda.

A poco, ya cuando mis bravos soldados se habían lanzado al combate, llenos de entusiasmo y de ardor bélico, el coronel Belisario Suárez toma sus disposiciones y los coroneles Bolognesi, Ríos y Castañón, se sitúan en sus respectivos emplazamientos.

El Zepita escala el cerro por el lado Oeste, con empuje irresistible desafiando los tiros que el enemigo descarga sin descanso sobre ellos. Se despliegan en guerrilla y sin detenerse, disparan incesantemente, a ciento cincuenta metros del enemigo, que cede al empuje de los nuestros. La columna Zubiaga, se lanza a la bayoneta sobre la artillería chilena y, audazmente, se apodera de cuatro cañones. Las columnas de Pardo Figueroa y de Arguedas, despedazan, entre tanto, a la infantería enemiga.

Perdón, Mariscal, en ese asalto, ¿qué acción notable de arrojo, de sus soldados, recuerda usted?

No puedo olvidarme del heroísmo del Alférez Ureta, de la compañía primera de la columna derecha, que inflamado por un ardiente entusiasmo patriótico y un coraje a toda prueba, se montó sobre un cañón chileno, lanzando estruendosos vivas a la patria. Tampoco me olvidaré nunca de un acto meritísimo del comandante José María Meléndez, veterano de la Columna Naval, uno de los primeros en unírseme en el asalto al enemigo.

Cuando derrotados los chilenos y cansados nosotros de perseguirlos infructuosamente, por falta de caballería; desfallecíamos de sed y de hambre, al extremo de que me vi obligado a humedecer los labios de algunos de mis soldados con pequeñas rodajas de un limón, que por fortuna llevaba en uno de mis bolsillos de mi casaca; el comandante Meléndez se presentó de repente y sin que yo pudiera explicarme su procedencia, cargando un barril de agua que aplacó la sed de esos valientes. Y como éste, tantos otros episodios de coraje y de entusiasmo.

Y destrozada la infantería y despojados los chilenos de su artillería, ¿qué pasó?

El enemigo así castigado en ese primer combate por los nuestros, huyó a la desbandada, pampa abajo, perseguido de cerca por los nuestros y acampó a una legua de distancia hasta juntarse con otro cuerpo chileno que vení­a a reforzarlos. Entretanto, mi caballo habí­a sido herido de un balazo y hube de detenerme, a mitad de jornada. Un oficial que habí­a encontrado una mula de un regimiento chileno, me la trajo y montado en ella, pude seguir la persecución.

Después de tres horas de refriega, tuvimos que contramarchar hasta el sitio donde había tenido lugar el primer ataque, porque mis tropas estaban rendidas por la fatiga de la acción. El general en Jefe Buendía me dio su enhorabuena por el éxito alcanzado por mi división. Pero en medio de la alegría del triunfo, hube deplorar profundamente la muerte de mis mejores tenientes: Zubiaga, Pardo Figueroa, mi propio hermano Juan… también rindieron la vida en el primer encuentro.

¿Y el segundo encuentro?

Reforzada mi división con el batallón Iquique que mandaba el inmortal Alfonso Ugarte, la Columna Naval de Meléndez, un piquete del batallón Gendarmes que mandaba Morey, una compañía del batallón Ayacucho con Somocurcio a la cabeza, una hora después se reanudaba la lucha en plena pampa hacia el SO de Tarapacá.

Primero se realiza un vivo combate de fusilería sostenido por ambas partes, con empeño. El enemigo es arrollado cinco veces, rehaciéndose, luego otras tantas. Entonces envolviendo el ala y el flanco izquierdo chileno que manda Arteaga, con mis tropas lo obligué a retirarse hacia el sur. El batallón Iquique llega a tiempo para rechazar a los granaderos chilenos que habían sorprendido al Loa y al Navales.

Sin embargo, antes, Arteaga trata de rehacerse en vano y nosotros cargamos otra vez con irresistible denuedo. En momentos que la victoria se decidía ya por nuestras armas, llegó Dávila con su división al trote (habí­an recorrido 12 kms. desde Huarasiña) y muy cerca del flanco chileno, aún jadeantes, le hace repetidas descargas de fusilería. Entonces yo aproveché para dar el definitivo ataque por el centro, que decidió la derrota de los chilenos que abandonaron el campo, dejando tras de sí sus 6 últimas piezas de artillerí­a Krupp, entonces la más moderna del mundo. Fue en ese momento –prosigue entusiasmado el Mariscal- cuando llamé al Capitán Carrera y, entregándole uno de esto cañones, le dije: “artillero sin cañones, ahí tiene Ud. una pieza para actuar”. Y a fe mía que supo hacerlo, disparando sobre la retaguardia enemiga que huía.

Eran las cinco de la tarde. La batalla había terminado después de nueve horas de reñida lucha. Sobre el campo quedaron muchísimos de mis bravos soldados junto con centenares de enemigos

Pero, le he relatado solamente la parte que me tocó desempeñar a mí, en la altura. Sin embargo Uds. deben saber que en la quebrada, Bolognesi, Castañón, Dávila y Herrera se batieron con ardor.

Fue un soldado de Bolognesi, Mariano de los Santos, quien se apoderó de un estandarte chileno. El enemigo es arrojado por esa parte hasta Huarasiña, después de vigorosos encuentros y ahí se reúne con los restos de la división Arteaga, que nosotros habíamos arrollado.

Al mismo tiempo, todo nuestro ejército se concentra, y reunidas todas las fuerzas perseguimos a los chilenos hasta más allá del cerro de Minta. Ya les he dicho que fue imposible barrerlos, como hubiéramos querido, porque la fatalidad que siempre nos acompañó en la guerra, quiso que no tuviéramos caballería. Y así, la victoria fue infructuosa, pues después de ella faltos de víveres y de refuerzos, hubimos de continuar nuestra retirada a Arica.

¿Cómo fue la batalla de San Francisco?

Doloroso es el recuerdo: la falta de previsión, el espionaje chileno, la defección de Daza y su famoso cable: “Desierto abruma, ejército niégase seguir adelante”, el asalto frustrado, la muerte del Comandante Espinar al pie de los cañones chilenos, la catastrófica retirada nocturna…

¿Cuál fue la causa decisiva de la perdida de la guerra?

La falta de organización militar y autonomí­a bélica, particularmente en municiones. Eso en cuanto al aspecto técnico, pero más allá, la discriminación racial fue determinante. No hubo armonía cultural ni polí­tica. La falta de organización militar, de cohesión, de armonía política.

Había patriotismo, había entusiasmo generoso, había valor y virtudes militares en nuestros soldados y en nuestros oficiales, pero también hubo mucha traición en los sectores pudientes.

¿Y en nuestros generales?

También. Hubo demasiados generales, cuyos conocimientos y aptitudes no pudieron destacarse en la contienda, por falta de disposición de un comando totalmente politizado.

¿Pero, usted cree, que, sin esos defectos y deficiencias, hubiésemos podido ganar la guerra?

Con toda la superioridad numérica y armamentí­stica del ejército chileno, creo, firmemente que sí­. La desunión, el desatino, la ambición polí­tica y la carencia de identidad en los sectores acomodados nos perdieron.

¿Cuándo comenzó su carrera?

En 1854, acababa de estallar la revolución contra Echenique, provocada por los escándalos de la corrupción del guano. De todos los rincones del paí­s, se sumaban las adhesiones. En Ayacucho, mi tierra natal, don Ángel Cavero, uno de los vecinos del lugar, encabezó el movimiento rodeado de simpatí­a popular. Muchos jóvenes nos presentamos voluntarios a filas. Yo contaba 19 años, estudiaba en la universidad de Huamanga y era de los más entusiastas. Nos apoderamos de la gendarmerí­a. Luego llegó el ejército rebelde, en donde terminé de enrolarme. Entonces el general Castilla, a quien sin duda caí­ en gracia, me llamó a su despacho y me dijo: “¿Quiéres seguir la carrera?”, “Sí­, señor, es mi mayor deseo”, le contesté con aplomo. Entonces, me respondió, palmeándome la espalda, “serás un buen guerrero”.

¿Y el mariscal Castilla, cómo le trató a Ud.?

Castilla, que me conoció desde la batalla de La Palma, me dispensó simpatí­a y apoyo. Tanto, que varias veces soportó mis engreimientos. Y eso que una vez me le sublevé.

¿Le hizo la “revolución”?

He querido decir que tuve un rapto de altivez. Fue cuando el Mariscal quiso formar el batallón “Marina”. Llamó a palacio a los oficiales escogidos de los distintos regimientos. Yo fui destacado del Ayacucho. Ya me habí­a conocido en La Palma y después en la campaña de Arequipa contra Vivanco. Pues bien, Castilla revistó uno a uno a todos los oficiales congregados y al llegar a mí, se detuvo observándome y me dijo: “¿Cómo se Ilama Ud. capitán?”. Me impresionó desfavorablemente el olvido que el mariscal habí­a hecho de mi nombre y le contesté: “Soy, excelentí­simo señor, el hijo de don Domingo Cáceres, cuya hacienda fue destruida por el general Vivanco, por haber sido leal a Ud. Estuve en la batalla de Arequipa, donde fui herido casi perdiendo un ojo; me llamo Andrés Avelino Cáceres”. “Hola, hola”, replicó el mariscal: “Con que Ud. es el capitán Cáceres, hijo de mi amigo don Domingo. Bueno, bueno, Ud. se quedará en su cuerpo”. Y me quedé en mi batallón Ayacucho, en el cual me habí­a iniciado y en el cual continué hasta que fui a Francia, como agregado militar.

Su cicatriz en la cara, Mariscal…

Esta “condecoración” la recibí­ en la torna de Arequipa, en 1856. El Mariscal Castilla que habí­a acampado en las afueras, llevó a cabo, por varias noches, simulacros de ataque, que tení­an al enemigo en sobresalto. La noche que decidió darlo por cierto, me ordenó que avanzara con mi compañía y me apoderara de la 1ra. trinchera enemiga. Sin vacilar, ejecuté esa orden y sorprendiendo a los ocupantes, logré capturar la trinchera, regresando a dar parte al mariscal de mi cometido.

Entonces, Castilla me mandó: “siga Ud. avanzando sobre la ciudad, tomando las alturas hasta los conventos de San Pedro y Santa Rosa”.

Y, aunque pensaba que era una crueldad enviarme así­ al sacrificio, no dudé, y deslizándome por los techos fui avanzando hasta el primero de los conventos. No sé cómo logré saltar los innumerables obstáculos hasta de repente hallarme dentro de la bóveda, próxima a la torre. Por el camino había perdido a muchos soldados, muertos por descargas vivanquistas. Desde la torre de Santa Rosa, el fuego que se hací­a sobre nosotros era incesante.

Pero, los 2 cuerpos que formaban la 1ra. división del Mariscal Castilla habían desembocado por calles paralelas al convento y así­ cayeron sobre el atrio y el interior, obligando a los enemigos a abandonarla. Entretanto yo subí­a, con los mí­os, hasta la torre y ahí­ tuve que soportar el fuego desde la torre fronteriza de Santa Marta. Mientras, Castilla había penetrado al convento por otro lado. El coronel Beingolea, subió a la torre, creyéndola vací­a y se dio de bruces conmigo y mis soldados. Calcule Ud. la sorpresa de ambos, a punto de acribillarnos mutuamente. “Acabamos de tomar el convento”, me dijo; “Mi coronel: ya la habí­a tomado yo”, contesté. El coronel me abrazó y me anunció que harí­a conocer a Castilla esa hazaña. “Está ahí­ abajo, con todo el Ejército”, y se fue.

Yo continué haciendo frente al fuego de los de Santa Marta, y mostrando a mis soldados el blanco hacia el que debí­an disparar, un balazo me derribó cegándome. Me recogieron mis soldados y me bajaron al refectorio del convento, en donde el sargento Coayla y el cabo Huamaní­, me atendieron. Estuve privado del conocimiento. Cuando lo recobré hallé a mi lado al capitán Norris, uno de mis mejores compañeros, que me preguntaba qué deseaba. “Agua, muero de sed”, contesté. Al poco rato regresó con un plato de mermelada y una garrafa de agua. El dulce no me era necesario, ni podrí­a ingerirlo. Tení­a la mandí­bula apretada. Apenas una pequeña ranura dejaba pasar el agua. Bebí­, desesperado, parte del contenido de la garrafa y el resto hice que me lo vaciaran en la cara, para que me lavara la herida, casi desfallecido.

El médico dijo que la herida era mortal. El capellán estuvo a punto de darme la extremaunción… Entonces mis soldados me trasladaron a casa de una señora de apellido Berrnúdez, porque el tifus infectaba a los heridos en el convento y me hubiera terminado de matar. En mi nuevo alojamiento me trató el doctor Padilla, extrayéndome la bala a exigencia de mi tropa. Ellos me salvaron la vida.

¿Y cómo fue su convalecencia?

Recuerdo que las madres del convento que me habí­an tomado afecto, me enviaban allí­ la dieta. ¡Qué tortas! ¡qué dulces! Y aquí­ viene lo curioso: una vez convaleciente, iba a almorzar al convento y la madre superiora, muy seria, me habló un dí­a así­: «Teniente, usted ha renacido en este convento, verdad?”, “sin duda, reverenda; de aquí­ me recogieron casi cadáver y aquí­ me comenzaron a curar, a Ud. debo cuidados que no sabrí­a cómo agradecer”. “¿Y por qué no deja Ud. la carrera y se hace fraile?” Casi me caigo de espaldas de la impresión. Tuve que contener la risa: “¡Yo fraile, madre! No soy digno de vestir los hábitos…”.

Hube de apelar a todos mis recursos oratorios para hacer desistir a la madre. La pobre sufrió un desencanto. ¡Ya me veía con cabeza rapada, capuchón y sotana!

Mariscal, ¿cuál ha sido la época más feliz de su vida?

Los mejores dí­as de mi vida, durante mi juventud, por supuesto fueron los pasados en Arica, cuando estuvimos de guarnición, antes de la toma de Arequipa. Tuve gran partido entre las muchachas ¡me divertí­ mucho!

¿Mariscal, y el recuerdo más satisfactorio de su vida militar?

La campaña de La Breña, es, la página más honrosa de mi vida militar. No vacilo en proclamarlo yo mismo. Me enorgullezco de ella. Tengo muy presentes y me acompañarán hasta la tumba, todos los entusiasmos, todas las satisfacciones, todas las decepciones, y amarguras también, que experimenté durante esos tres años de constante batallar. Todos los que se agruparon a mí, para continuar la campaña y arrojar al odiado enemigo del país, aún después de los desastres de San Juan y Miraflores y la toma de Lima, rehuyeron ayudarme… Ambiciones, rencillas, pequeñas pasiones, todo se coaligó contra mí, que defendía la patria, cuando todos la dejaban abandonada al infortunio, el recuerdo de mis soldados y guerrilleros, el pueblo en armas, marchando entre punas y quebradas, airosos y bravíos, ellos fueron los grandes héroes anónimos que algún dí­a la historia reivindicará.

¿Cierto que el Kaiser, reconoció en Ud. al vencedor de Tarapacá?

Claro. Fui a la audiencia que pedí­a en mi carácter de ministro del Perú y el Káiser avanzó hasta alargarme la mano: “Tengo el gusto de estrechar la mano al vencedor de Tarapacá, esa gran batalla ganada después del desastre de San Francisco”. El Rey de España cuando me conoció, me dijo: “Se conoce que Ud. ha combatido siempre de frente, general”. Aludí­a a la cicatriz que llevó en el rostro. Y el de Italia: “Celebro mucho conocer al general que tantas glorias ha dado a su paí­s”.

Foto de la nota: Archivo Courret.

Entrevista al Mariscal Andrés Avelino Cáceres, en el diario La Crónica, 27 de noviembre de 1,921, con ocasión del 42 aniversario de la victoria de Tarapacá, durante la Guerra del Pacífico.


"SER Y NO PARECER"
El Comando Nunca Muere
God is Airborne, because he failed the Commando Course
Mas preocupado que Infante en bote
paraquedista
Suboficial
Suboficial
Mensajes: 585
Registrado: 11 Dic 2012, 02:38

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por paraquedista »

GRUMO escribió:Estimado amigo

Sobre monopolio mundial un link

http://www.bcrp.gob.pe/museo/node/156

Existen muchos mas pero son blogs..Este es de mayor credibilidad y confianza.

Forma convincente
Lo cierto es que no tengo mayor o menor interes en convencer, sino simplemente en conversar y cambiar puntos de vista. Aqui diferimos de manera sustancial.

Y lo del guano se llama "la prosperidad falaz", Hay muchos libros que relatan no el pesimismo sino la realidad de los hechos que "seguramente" tienes conocimiento

Para concluir

Me da gusto que conozcas a Carlos Contreras, y en el contexto academico no se discute sinos e cambian ideas.

Grumo


Grumo.

La forma de administración de las riquezas guaneras es otro análisis que nada tiene que ver con políticas monopolistas mundiales.

Prácticamente todo el guano estaba en Perú (si,sé que habían otros lugares más al sur y también al norte, etc), pero lo relevante es que su concentración era el Perú. No éramos monopolio del guano por una política de estado, sino porque las aves guaneras consideraban que era mas rico cagar en las islas chincha y otras.

El tema del supuesto monopolio mundial del salitre no lo puedes vincular a la forma como se administró el guano, puesto que ni con el guano hubo tal necesidad. De hecho, la similaridad que existe entre ambas es que solo se enmarcaron dentro del territorio nacional, porque hasta en la forma como se administró hay diferencias. Entonces, a qué monopolio mundial del salitre te refieres?. Si tu argumento fuese cierto, Perú le habría dicho sí a Argentina para ambos hacerle la guerra a Chile poco antes de 1879.

Te lo vengo diciendo, lo que estás leyendo es el mismo mito que se ha escrito en el sur (que tiene su origen en la misión de Balmaceda a respecto de la guerra) solo que con otras palabras.

Me da gusto que conozcas a Carlos Contreras, y en el contexto academico no se discute sinos e cambian ideas.

Grumo, sabes a lo que me refiero.
Sí, es buen historiador, sin embargo peca en algunas cosas que, hay que mencionar, hacia interesante la clase.


Viva el Perú Generoso!
Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por GRUMO »

Cierto

Las aves guaneras les gustaba cagar por estos lares. No es culpa nuestra, pero si es culpa nuestra que este no haya sido beneficioso.

Puntos manos, puntos menos, entonces se puede decir que de facto teniamos el monopolio mundial del guano. Los precios podian ser manejados por nosotros, caracteristica propia del monopolio, pero, no escarbo mas en este asunto, teniendo mucha uritcaria cuando analizamos el contrato Grace y contrato Dreyfuss. Y en esas horrorosas condiciones nos tomó la GdP. La resistencia de C{aceres, llamada por los amigos chilenos como "la guerra olvidada" implicó para unos solo actividades policiales, y para otros la resistencia tenaz de un peruano firme y digno. Huamachuco fue una derrota pero no acabó con la resistencia. Y eso hay que decirlo y ratificarlo.

Dado que el amigo Comando toco a un peruano a carta cabal como fue Cáceres, su tenaz resistencia tuvo un punto de inflexión con la Batalla de Concepción, que los amigos chilenos llaman como de "La Concepción". No puedo describir la tenaz resitencia de unos y otros, el "morir matando" decisivo de los chilenos se enfrentó a la sed de venganza ante tantas tropelías, que ya no eran acto de guerra sino de rapiña, saqueo y pillaje.

Los "77 inmortales" como lo califican los chilenos, son un punto de inflexión donde, creo y recalco el creo, hizo cambiar la opinión publica chilena, al llegar cadáveres de una guerra que ya había terminado. Y eso aceleró , en mi modesta opinión, la desocupación peruana.

Y , siempre las paradojas de la vida, años despues el genio militar de Cáceres fue derrotado por el "improvisado e ignorante" Piérola, quien entró por Cocharcas con sus montoneros y poniendo en jaque al gobierno que tuvo que entregar el poder.

Bueno, me he movido de un lado a otro, y retomando el punto, tengo orgullo de los soldados que, en las peores circunstancias, cumplieron con su deber, pero siento arcadas por los politicos que nos llevaron a una guerra no deseado y por la que no estuvimos preparados adecuadamente. Mitos mas , mitos menos, Chile nos vencio por ser mejor. ASsi de sencillo, trágicamente sencillo.

Y sobre Carlos Contreras, no agrego mas, es un excelente historiador que con números nos demuestra el nivel de corrupción que vivió nuestro país. Y con los números de por medio, las interpretacione antojadizas y orgullos inflamados, no siren para nada

Saludos

Grumo


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
Avatar de Usuario
Fulvio Boni
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5283
Registrado: 07 Oct 2005, 03:10
Chile

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por Fulvio Boni »

GRUMO escribió:Los "77 inmortales" como lo califican los chilenos, son un punto de inflexión donde, creo y recalco el creo, hizo cambiar la opinión publica chilena, al llegar cadáveres de una guerra que ya había terminado. Y eso aceleró , en mi modesta opinión, la desocupación peruana.


Interesante punto de vista. Aunque por cierto errado, por que?

A lo que obligo al mando chileno el resultado general "desastroso" de la expedición Gana fue el envió de mas tropas al Peru.
El endurecimiento de la administración Lynch en contra de los montoneros , en especial después de la masacre perpetrada por ellos en las personas de cerca de 1000 trabajadores chinos desarmados en Cañete.
Hacer sentir el peso económico de la guerra , y por cierto la amenaza de repetir las acciones punitivas llevadas a cabo por el mismo años antes en los sectores del norte peruano.

Esa dureza, de hecho y de amenaza cierta lograron encontrar a un grupo de peruanos dispuestos as aceptar el hecho evidente de que habían perdido la guerra y tenían que salvar lo que se podía del naufragio, estos encabezados por el héroe de Morro Solar general Iglesias.

Y por cierto para proteger a este nuevo gobierno peruano las fuerzas chilenas se enfrentan en batalla campal y en campo abierto exactamente un año después de los hechos de La Concepción al ejercito de Cáceres.
Justamente al general Cáceres que luego de Tarapacá afirmara que los chilenos eran inferiores en batallas en campo abierto, bueno, a pesar de tener mas del doble de efectivos el doble de armas y 4 veces mas artillería fue derrotado de manera estrepitosa y su ejercito físicamente destruido y sus escasos restos desperdigado para siempre.

Con ello se logra firmar la paz sin estar en la necesidad de arruinar aún mas al Peru.

Respecto de la opinión pública chilena ... Solo reafirmo la idea presente hasta hoy de que una guarnición chilena carece de excusas para rendirse ante un enemigo por superior que este sea, o la amenaza de rigor. No se levantan los brazos o se bajan las armas, simplemente no hay rendición y ello implica seguir peleando cuando las balas se agoten con la bayoneta, corvo, piedras manos pies o dientes
La Concepción nos enseño que no tenemos excusa.

saludos


Llorad por él, llorad hasta que mojen, mujeres, vuestras lágrimas la tierra, la tierra que él amó, su idolatría.
Llorad, guerreros ásperos de Chile, acostumbrados a montaña y ola, este vacío es como un ventisquero, esta muerte es el mar que nos golpea.
Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Los Mitos de la Guerra del Pacífico (Chile - Perú)

Mensaje por GRUMO »

Fulvio Boni escribió:
GRUMO escribió:Los "77 inmortales" como lo califican los chilenos, son un punto de inflexión donde, creo y recalco el creo, hizo cambiar la opinión publica chilena, al llegar cadáveres de una guerra que ya había terminado. Y eso aceleró , en mi modesta opinión, la desocupación peruana.


Interesante punto de vista. Aunque por cierto errado, por que?

A lo que obligo al mando chileno el resultado general "desastroso" de la expedición Gana fue el envió de mas tropas al Peru.
El endurecimiento de la administración Lynch en contra de los montoneros , en especial después de la masacre perpetrada por ellos en las personas de cerca de 1000 trabajadores chinos desarmados en Cañete.
Hacer sentir el peso económico de la guerra , y por cierto la amenaza de repetir las acciones punitivas llevadas a cabo por el mismo años antes en los sectores del norte peruano.

Esa dureza, de hecho y de amenaza cierta lograron encontrar a un grupo de peruanos dispuestos as aceptar el hecho evidente de que habían perdido la guerra y tenían que salvar lo que se podía del naufragio, estos encabezados por el héroe de Morro Solar general Iglesias.

Y por cierto para proteger a este nuevo gobierno peruano las fuerzas chilenas se enfrentan en batalla campal y en campo abierto exactamente un año después de los hechos de La Concepción al ejercito de Cáceres.
Justamente al general Cáceres que luego de Tarapacá afirmara que los chilenos eran inferiores en batallas en campo abierto, bueno, a pesar de tener mas del doble de efectivos el doble de armas y 4 veces mas artillería fue derrotado de manera estrepitosa y su ejercito físicamente destruido y sus escasos restos desperdigado para siempre.

Con ello se logra firmar la paz sin estar en la necesidad de arruinar aún mas al Peru.

Respecto de la opinión pública chilena ... Solo reafirmo la idea presente hasta hoy de que una guarnición chilena carece de excusas para rendirse ante un enemigo por superior que este sea, o la amenaza de rigor. No se levantan los brazos o se bajan las armas, simplemente no hay rendición y ello implica seguir peleando cuando las balas se agoten con la bayoneta, corvo, piedras manos pies o dientes
La Concepción nos enseño que no tenemos excusa.

saludos


En orden inverso, a tus ultimas lineas solo agrego ¡Amen Hermano!. Es claro que la gesta de los 77 inmortales es el ejemplo a seguir, pero desde la GdP no han pasado por esa prueba para generalizar de esemodo tan prontamente Por mi lado si doy plena fe que lamistica del soldado peruano es real y no declarativa. Espero que nunca pueda probarsela verdad o falsedad de tus aseveraciones

Sobre efectivos revisa tu data y omparalo con rmamento. Un soldado con fusil no es lo mismo que un soldado con lanza. Ese tipo de analisis de soldados universales, la verdad no permite comentar o cambiar ideas. Huamachuco se perdio por presentar combate en sutuaciones no apropiadas, o quizas, sobrevalorando la capacidad belica peruana

Para concluir

En el siglo XIX con ciudades mas chicas y no las actuales megalopolis, ver llegar 77 muertos no creo y dudo mucho que no haya afectado a la mass media chilena. El soldado en combate esta en su ambiente pero las familias ya querian a sus hijos de regreso. Las acciones militares eran psrte de un todo , pero ya tanto tiempo en guerra debe haber hecho mella

No denosto de la victoria chilena, simplemente exploro otras aristas

Grumo


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot], Petalbot [Bot] y 0 invitados