La Concepcion y Huamachuco

Las guerras y conflictos en la región latinoamericana, desde la Conquista hasta las Malvinas y el Cénepa. Personajes y sucesos históricos militares.
FOES
Suboficial
Suboficial
Mensajes: 525
Registrado: 13 Feb 2007, 19:20

Mensaje por FOES »

Fernando Loayza escribió:Un factor a tener en cuenta es que los chilenos eran soldados entrenados y los peruanos una fuerza de guerrilla, la mayoria analfabeta y quechuahablante, dificil de organizar.
No quiero restar el valor de los chilenos que resistieron hasta el final en defensa de su bandera, pero me parece importante acotar este punto.
Saludos


Fernando, no estanto así. La diferencia radicó en el material y maquinaria de guerra. El armamento chileno era mas moderno como fusiles, cañones, etc.
Por el contrario, el ejército peruano no tenía estos lujos. En las batallas, el armamento peruano además de antiguos no eran uniformes por lo que generaba una tremenda demora para encontrar el cartucho de su fusil. En Huamachuco los peruanos no tenían bayoneta, el ejército chileno sí. Y en el cuerpo a cuerpo obviamente que ganaba quien tenía esta arma imprescindible. Mientras que el chileno tenía tremenda arma para su defensa y ataque, el peruano peleaba prácticamente con sus manos.

Obviamente que el estado trágico en lo que respecta a material de guerra que tenía el ejército peruano no es culpa de Chile. Pero lo que hay que rescatar es que aun con estas terribles dificultades el peruano salió a pelear valientemente.

Saludos


Avatar de Usuario
JRIVERA
General de Ejército
General de Ejército
Mensajes: 14251
Registrado: 22 Dic 2005, 02:51
Ubicación: Pera del Amor - San Isidro
Peru

Mensaje por JRIVERA »

Imagen
Izcuchaca, no ha cambiado nadita desde donde salió el contingente peruano que participó en Concepción, pero dado el asedio que sufrieron las tropas chilenas, es indiscutible para los que conocen la zona, la participación de los pobladores de las cercanias.

No hubo ayuda desde Huancayo, a pesar que se encuentra a media hora a caballo o a tres horas a pie.

Saludos,
JRIVERA


A triunfar Peruanos !!! que somos hermanos, que sea la victoria nuestra gratitud...Te daré la vida y cuando yo muera, me uniré en la tierra CONTIGO PERU !!!!
Septimo_de_Linea
Teniente Primero
Teniente Primero
Mensajes: 1068
Registrado: 17 Feb 2007, 09:23
Ubicación: Chilito Lindo

Mensaje por Septimo_de_Linea »

FOES escribió:
Fernando Loayza escribió:Un factor a tener en cuenta es que los chilenos eran soldados entrenados y los peruanos una fuerza de guerrilla, la mayoria analfabeta y quechuahablante, dificil de organizar.
No quiero restar el valor de los chilenos que resistieron hasta el final en defensa de su bandera, pero me parece importante acotar este punto.
Saludos


Fernando, no estanto así. La diferencia radicó en el material y maquinaria de guerra. El armamento chileno era mas moderno como fusiles, cañones, etc.
Por el contrario, el ejército peruano no tenía estos lujos. En las batallas, el armamento peruano además de antiguos no eran uniformes por lo que generaba una tremenda demora para encontrar el cartucho de su fusil. En Huamachuco los peruanos no tenían bayoneta, el ejército chileno sí. Y en el cuerpo a cuerpo obviamente que ganaba quien tenía esta arma imprescindible. Mientras que el chileno tenía tremenda arma para su defensa y ataque, el peruano peleaba prácticamente con sus manos.

Obviamente que el estado trágico en lo que respecta a material de guerra que tenía el ejército peruano no es culpa de Chile. Pero lo que hay que rescatar es que aun con estas terribles dificultades el peruano salió a pelear valientemente.

Saludos


En realidad no.

En Tarapaca, Tacna y Lima, incluso en Huamachuco, la mayor parte del armamento peruano correspondia a fusiles Remington, Peadbody y Comblain II, tambien contaban con cañones Krupp y ametralladoras...claro que despues de cada batalla perdian la mayor parte del armamento, y pasaba a engrosar el arsenal chileno.

En Huamachuco eran 3.000 peruanos del ejercito regular (se habian reunido los ejercitos del centro (Caceres) y del Norte (Recabarren) por eso la "osadia" de atacar a los chilenos, cuando siempre habian arrancado, ya que la superioridad numerica era evidente), mas 1.500 a 2.000 guerrileros e indios, con palos y lanzas, por lo que perfectamente pudieron haber puesto una resistencia mayor en la lucha cuerpo a cuerpo...amen de que por lo minimo, las fuerzas peruanas duplicaban en cantidad a las chilenas (1.700 chilenos, soldados bizoños recien llegados de Chile, Batallones Concepcion, y Talca )....1 chileno para 2 peruanos....pero usted sabe po....nada ha detenido nunca la carga chilena de "calacuerda" y "deguello".

saludos

pd:

LISTA DEL ARMAMENTO Y PRINCIPALES PERTRECHOS TOMADOS AL EJERCITO ALIADO EN LA BA¬TALLA DEL CAMPO DE LA ALIANZA.

4 cañones Krupp, de montaña, reformados último modelo
4 cañones Blakley de montaña, de a 4 libras.
2 cañones Blakley de campaña, de a 12 libras
5 ametralladoras nexpugn.
1 ametralladora de dos cañones.
5.000 rifles Peabody, Remington y Chassepot llamado, peruano.
15 carabinas de distintos sistemas.
34 lanzas de caballería, algunas con banderola.
202 cajones municiones Comblain, tomadas por los peruanos cuando la captura del Rimac, y recobradas en Tacna.
145 cajones granadas Krupp.
6 obturadores Krupp.
1 barril pólvora para granadas Krupp.
3 cajones espoletas.
1 cajón estopines.
75 cajas de guerra para cañones Krupp enteramente nuevas.
1 cajón atacadores.
5 cajones de municiones Blakley.
3 cureñas de repuesto.
320 cajones municiones Remington.
78 “ “ Peabody.
27 “ “ Chassepot peruano.
1 “ “ Carabina Evans.
2 “ “ nexpu
3 “ “ fusil Minié.
3 “ “ Chassepot antiguo.
70 corazas de bronce.
Además se recogió una buena cantidad de cebada, maíz, forraje, 170 cajones de calzado del llamado cochabambino, algunos cajones de aguarrás, barriles, odres y fondos para rancho, estos últimos ya en servicio en los hospitales de sangre.

ARMAMENTOS, MUNICIONES Y TROFEOS, TOMADOS EN ARICA.

13 cañones, en perfecto estado de servicio, distribuidos así:
Dos Parrott de a 100 libras.
Un Vavasseur de a 250 libras.
Dos Parrott de a 30 libras.
Siete Voruz de a 100 libras.
Uno de bronce de a 12 libras.
Siete cañones rotos por medio de la dinamita.
Más de 1.500 balas y granadas para esos cañones, 1.200 fusiles de diversos sistemas, con sus respectivas dotaciones de municiones.
Cantidad considerable de dinamitas guías, pólvora, herramientas y útiles para el servicio de los fuertes.
Muchas banderas y algunos estandartes.


Mi patria sabe que está sola en Sudamérica; pero tiene fe en su estrella, en su derecho y en la justicia que le asiste; y si mañana es atacada, sus hijos, cual otros viriatos sucumbirán todos, antes que rendirse...
Nicanor Molinare
Avatar de Usuario
Fernando Loayza
Sargento Primero
Sargento Primero
Mensajes: 438
Registrado: 20 Dic 2007, 07:01
Ubicación: Lima

Mensaje por Fernando Loayza »

Septimo nos volvemos a encontrar, jaja.
Para no entrar en parcialidades te dejo solo dos puntos:
1. Teniamos ametralladoras o canones Krupp en Huamachuco??
2. Teniamos 3000 efectivos del ejercito regular, cuando no teniamos esa cantidad del ejercito regular ni en la defensa del morro de Arica ni en la defensa de Lima (donde la mayoria eran milicianos)??
Me gustaria saber las fuentes que tienes para tales afirmaciones (no vale soberani chile)

Saludos

PD: Espero no molestarte repitiendo la pregunta pero... no seras miembro de soberania chile???? :mrgreen:


Avatar de Usuario
reytuerto
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 18460
Registrado: 12 Ene 2003, 18:23
Ubicación: Caracas, Venezuela
Peru

Mensaje por reytuerto »

EStimado 7mo:

No, en Tarapacá y el Sur el principal fusil peruano fue el Chassepot reformado. Por ejemplo, en Arica sólo un batallón tenía remington (aunque hasta ahora no se si era modelo egipcio o español), en cambio toda la 8va. división tenía chassepots de aguja, es decir sin reformar. En Tacna sólo la división Cáceres tenía Comblain II.

Ahora bien, En Lima, en la primera batalla, La Rinconada, las fuerzas peruanas estaban armadas ¡con Minié (austriacos)! Sin embargo, he de concederte que casi todos los defensores tenían los nuevos Peabody... sin embargo, como eran ex-turcos (en su guerra contra Rusia en 1877, la Sublime Puerta encargó nada menos que 600 mil rifles) y como hasta Ataturk los turcos usaban caracteres arábigos, el reglaje del fuego peruano era bastante deficiente.

En Tacna, los cañones Krupp eran bolivianos y las piezas Blakely eran sobradamente superadas por la artillería Krupp chilena, tanto en las piezas de montaña (4 lbs, bastante inferiores a los 75 de montaña mod. 78), como en las de campaña (de 12 lbs, igualmente inferiores en alcance y carga que los de 89 mm mod. 68, aunque de menor reculada).

El Ejercito regular peruano prácticamente se acabó en Tacna. Hubo un batallón que sobrevivió en Arequipa, pero lo que en Lima se llamaba "batallón Zepita" distaba mucho de ser la fuerza de combate que peleo en Tarapacá y Tacna.

Por favor revisa el orden de batalla peruano en Huamachuco, no el que calculan las fuentes chilenas, sino el peruano. Eso es rigor histórico, incluso como aficionado. Por favor, revisa de donde salieron esos 3000 hombres y verás que son cifras diferentes (infladas). Por supuesto, puedes alegar tus razones habituales para no creer o para dudar (es lícito, de hecho, yo mismo dudo... por eso recurro a fuentes chilenas).

Ahora bien, en el orden táctico, estamos en los 1880s, las tácticas de Napoleón y Federico hace tiempo habían pasado de moda frente al poder de fuego. Al EP se le acabó el parque. La bayoneta sirve como arma in extremis, tal vez para definir un rifi-rafe, pero no para alterar la batalla en sí: St. Privat es un claro ejemplo de eso... por no hablar de los rejones y las huaracas. En 1861 un infante entrenado podía disparar 3-4 tiros por minuto a 200 yds, en 1878 un infante igualmente bien entrenado podía disparar 10-12 tiros a 880 yds. Por otro lado y afirmando categóricamente que no estoy tratando de menospreciar al soldado chileno (lo cual sería necio, incluso estúpido, de mi parte, si el soldado chileno es malo y ganó la guerra, ¿cómo queda el soldado peruano?), pero en Tarapacá se ordenó degüello hasta en 3 ocasiones.

En otro orden de cosas, es interesante la ametralladora de dos cañones que mencionas, ¿Será una Gardner? (no se me ocurre otra, aunque habia un modelo Gardner de 1 cañón solamente). Y no se de donde aparecen los Parrot de 30 lbs y el cañón de 12. Que yo sepa habían 20 cañones, todos plaza y costa en Arica, en todo caso, no estaban emplazados en los fuertes/baterías. Si te sirve (para que rectifiques tu data), los Voruz eran de 70 lbs. y los Parrot de 100 pueden ser de 150 lbs (dependiendo si era la nomenclatura de la USN o el Army, pues se trataba de la misma pieza y lo más curioso, también de la misma munición). Saludos cordiales.


PS: Estimado Fernando, el que el forista 7mo. sea o no de Soberanía, eso es intrascendente. Podemos objetar su metodología, pero no nos compete cuestionar su afiliación. Saludos.


La verdad nos hara libres
Imagen
Septimo_de_Linea
Teniente Primero
Teniente Primero
Mensajes: 1068
Registrado: 17 Feb 2007, 09:23
Ubicación: Chilito Lindo

Mensaje por Septimo_de_Linea »

En Arica, probablemente asi fue, pero el Ejercito de Dolores, Tarapaca, Tacna y Chorrillos, cargaba con fusiles Remington, Peabody y Comblain II.

Que mejor prueba que el botin de Tacna...

320 cajones municiones Remington.
78 “ “ Peabody.
27 “ “ Chassepot peruano.
1 “ “ Carabina Evans.
2 “ “ nexpu
3 “ “ fusil Minié.
3 “ “ Chassepot antiguo.


Por cada cajon de municion chassepots, tenian 12 o 13 de Remington, y 3 de Peabody.

Imagen

Ametralladora Gardner modelo 1874
Esta pieza es única en Chile y quizás en toda esta parte de América. Con dos cañones, esta ametralladora Gardner 1874 fue usada durante la Guerra del Pacífico y se capturaron algunas en la Batalla de Tacna. Una de ellas pertenecía a los Artilleros de Adolfo Palacios, Comandante de Artillería boliviano capturado en Tacna, de quien tenemos su espada en nuestra colección (ver sección de armas blancas).
http://www.guerradelpacifico1879.cl/armasfuego.html

Parte del Coronel Alejandro Gorostiaga
Comandancia en Jefe de la División de Operaciones en el Norte del Perú

Huamachuco, Julio 12 de 1883



Señor General en Jefe del Ejercito:

En cumplimiento de las instrucciones que VS.. se sirvió impartirme para que con las fuerzas de mi mando marchase al sur y batiese las montoneras del coronel Recabarren, avance de Huamachuco al Sur hasta Corongo con 900 hombres disponibles de las tres armas y cuatro piezas de artillería, dispuesto a pasar por Huaylas y Yungay hasta encontrar al enemigo.

Habiendo tenido en Corongo noticias positivas sobre que Recabarren había abandonado sus posiciones de Huaylas para unirse a las fuerzas del general Cáceres, que había ocupado Yungay, y no pudiendo pasar al sur por Huaylas, por haber el enemigo cortado los puentes del río Santa y destruido los caminos, creí de mi deber internarme a Sihuas y detener en ese punto el avance del enemigo, que según noticias fidedignas tomaba rumbo al norte por la ruta de Pomabamba y la mencionada población.

Con tal propósito marche sobre Sihuas el 25 del pasado; pero habiendo, durante la primera jornada a Urcon, interceptado comunicaciones enemigas por las cuales debía razonablemente calcular que el enemigo, fuerte de mas de 4.000 hombres, podía haber ocupado en esa fecha la referida hacienda de Urcon y esperarnos en posiciones ventajosas, contra marché a Corongo con el propósito de evitar que el se pasase al norte y se interpusiese entre mis fuerzas y las que debían venir de la costa a reforzar la división. Al propio tiempo tenia el propósito de ocupar antes que el enemigo la posición de Mollepata que consideraba de importancia estratégica para el doble objeto que VS., había tenido a bien encomendarme, de batir al enemigo e impedir su acceso a las provincias del norte.

Al entrar a Pallasca encontré al pueblo en aptitud hostil a consecuencia de instrucciones enviadas por Cáceres para que a toda costa se nos Hostilizase mientras sus fuerzas nos daban alcance. Con este motivo se trabo un ligero combate entre la vanguardia y los revoltosos, que concluyo con la dispersión y muerte de gran numero de estos.

Tomada posesión de Mollepata, permanecí en el pueblo el tiempo que me lo permitieron sus escasos recursos, y habiendo descubierto que el enemigo podía flanquearnos por las alturas de Pampas sin que pudiésemos evitar a menos de fraccionar nuestras fuerzas, me traslade a Tulpo, distante dos leguas, un día antes de que las fuerzas enemigas tomaron posesión de Pampas. No pudiendo permanecer en Tulpo, tome la resolución de trasladarme definitivamente a Huamachuco y establecer allí el centro de resistencia y de reunión de las fuerzas que, según noticias, sabia debían llegar pronto a la costa. Todos esos movimientos los ejecutaba con el doble objeto que VS. había tenido a bien encomendarme y porque sabia positivamente que Cáceres seguía contra mis fuerzas, resuelto a batirse.

El día 6 del presente llego a esta ciudad el comandante don Herminio González con 581 hombres de las tres armas que venían a reforzar la división.

Con este refuerzo hombres que a las ordenes del sargento mayor don Sofanor Parra se habían agregado en Angasmarca, quedo la división en un regular pie de defensa, pues descontados los enfermos, podía contarse con 1.500 hombres de las tres armas y municiones en suficiente cantidad.

Acorde, en consecuencia, esperar al enemigo, por numerosas que fueran sus huestes. Por datos exactos se sabia que no podía estar a mas de dos días de camino, pues a nuestra salida de Mollepata había llegado en dos divisiones, por Pampas y por Pallasca, para envolvernos por el sur y por el norte.

En efecto el día 8, desde la mañana se notaron algunos espías enemigos por las elevadas alturas de Hualyllas, al sur de la ciudad, y practicados los reconocimientos del caso, por el que suscribe, en unión de algunos jefes y ayudantes, pude comprender que el enemigo tendía a ocupar las alturas de Cuyulga situadas al sureste de la población, desde donde podía dominarnos con sus cañones, a cubierto de todo ataque por la importancia de esas posiciones.

En el acto di las ordenes convenientes para que toda la división se pusiese en pie de marcha para tomar las posiciones en el cerro Sazón, situado al norte de la ciudad y cuya posición era por demás ventajosa para la defensa.

A las 2 PM.. y cuando la división ejecutaba el movimiento antedicho, el enemigo disparo algunos tiros de cañón sobre la plaza sin causarnos daño alguno, al mismo tiempo que lanzaba por diversos puntos numerosas fuerzas destinadas a asaltar la población, envolviéndonos por todas partes.

Bien pronto tomaron posesión de la plaza, puesto que la habíamos abandonado, pero quedaron bajo nuestras baterías colocadas en el cerro Sazón, contestaron los fuegos enemigos y contuvieron a los asaltantes, que se vieron obligados a replegarse a sus trincheras de Cuyulga.

Durante la noche el enemigo intento un movimiento envolvente por nuestros flancos; pero sea temor al asalto en nuestras posiciones o mala dirección, el echo es que al amanecer tuvo que replegar sus fuerzas bajo los fuegos de nuestros cañones, que les hicieron certeros disparos.

En el día se ocupo el enemigo de hacer lujosos despliegues con sus fuerzas y en simular combates por su retaguardia para hacernos creer que las fuerzas del señor coronel Arraigada estaban a la vista y tentarnos de este modo a abandonar nuestras posiciones para empeñar un combate en las que ocupaba.

Convencido por nuestra inmovilidad de que tan vulgar estratagema no podía surtir el efecto que se habían prometido, emplearon el resto del día en saquear la población y en provocarnos desde ella, ocultos tras las tapias, con nutridos fuegos de fusilería, que a tiempo contestaba nuestra derecha.

En la noche del 9, calculando que las fuerzas de Puga, que habían sido llamadas, podían llegar al día siguiente y engrosar las filas enemigas y no habiendo, por otra parte, podido formarnos una idea exacta del numero de sus fuerzas por haber permanecido ocultas en su mayor parte tras las quebradas, recibí emprender en la mañana un reconocimiento sobre la derecha enemiga, llevando por ese lado un simulacro de ataque en forma a fin de hacerlas salir de sus trincheras.

Con tal propósito, pasadas las 6 AM.., se destaco en guerrillas una compañía del Zapadores al mando del capitán don Amador Moreira, con orden de amagar la derecha enemiga, remontando hasta una altura conveniente las elevadas posiciones que ocupaba.

Un momento después se mando en su protección la otra compañía de que constaba el referido batallón, al mando del capitán don Juan Antonio Maldonado, debiendo estas fuerzas obrar a las ordenes del capitán ayudante del mismo, don Ricardo Canales.

El enemigo mientras tanto, parecía no haberse preocupado de nuestros movimientos; de modo que las compañías guerrilleras recorrieron una gran distancia.

Poco antes de las 8 descendieron de la altura por dos distintos puntos varios batallones enemigos y rompieron un nutrido fuego sobre Zapadores, tratando de envolverlo. Los nuestros continuaron, no obstante, avanzando con denuedo por largo espacio, y desde las alturas continuaron descolgándose fuerzas numerosas que indudablemente habrían rodeado por completo nuestras diminutas guerrillas, si la orden que se les envió de replegarse no las hubiesen obligado a batirse en retirada.

Simultáneamente con el ataque de la altura, el enemigo destaco fuerzas desde la ciudad, que avanzaban por la pampa en aptitud de cortar las guerrillas de Zapadores. Esas fuerzas fueron detenidas en su marcha por el capitán ayudante don Luis Dell’Orto con una compañía del batallón Concepción.

Mientras tanto el enemigo continuaba avanzando y formando en batalla todas sus fuerzas; de modo que por cada batallón que entraba en batalla, iba yo haciendo correr a nuestra izquierda nuevas compañías del Concepción y del Talca en protección de las primeras.

Ya podía calcularse que la batalla estaba empeñada, de hecho por parte del enemigo, el que muy pronto formo una extensa y regular línea que sobrepasaba por mucho a la nuestra en ambos extremos.

La artillería enemiga, que hasta entonces había permanecido en la altura, descendió casi hasta la pampa de Purrubamba, y con un fuego vivísimo protegía el avance de sus filas.

Por fin, quedo empeñada la batalla en toda nuestra línea desde el cerro Sazón hasta el Conochugo, en que apoyamos nuestra ala izquierda.

El enemigo avanzo con prontitud y evidentemente trato a toda costa de envolver nuestra izquierda, al propio tiempo que las fuerzas que ocupaban la ciudad trataban de flanquear nuestra derecha, que defendía el capitán ayudante don Julio Z. Mesa con la segunda compañía del Talca.

Una carga de caballería que había intentado un poco antes, no pudo llevarse a efecto sino en partes, porque el enemigo se protegió con las sinuosidades del terreno; pero contuvo en algo su avance.

Colocada nuestra artillería en toda el ala izquierda, que era el objetivo principal del enemigo, no ceso de hacer un nutrido y certero fuego sobre sus filas, logrando desmontar uno de sus cañones.

Eran las 12 meridiano: la batalla estaba aun indecisa , y el enemigo lejos de ceder, avanzaba hasta ponerse al habla con los nuestros. Indudablemente comprendía que era tres veces mas fuerte por el numero, y las retiradas de las compañías guerrilleras, al principio de la acción, había envalentonado sus huestes.

En tales momentos dispuse una carga general de caballería y bayoneta, la que se llevo a cabo con tanto empuje y bizarría por nuestras valientes tropas, que desde el primer instante se noto vacilación en las filas enemigas y pronto estas se rompieron en varios puntos a la vez, corriendo el enemigo en todas direcciones.

La victoria por nuestra parte estaba declarada y llego el momento de la persecución. La caballería cargo para el sur y para el norte y nuestros bravos Cazadores consiguieron tomar siete piezas de artillería enemiga, y habrían logrado capturar al mismo Cáceres y su Estado Mayor, si el mal estado de la caballada no los hubiese auxiliado en su precipitada fuga.

Los infantes por su parte no perdieron el tiempo y persiguieron al enemigo hasta las mas altas cumbres, ocupándose bien pronto con la fuerza que se pudo organizar y dos piezas de artillería el propio campamento enemigo en la cima del Cuyulga.

La persecución se prolongo hasta las 3 PM. Con excelentes resultados, pues se consiguió dejar el campo sembrado de cadáveres en una extensión considerable, dispersándose al enemigo en todas direcciones y haciéndolo abandonar sus armas y sus municiones.

Tal ha sido, señor general, la esplendida victoria obtenida por nuestras armas en las inmediaciones de Huamachuco, contra las fuerzas unidas de Cáceres, Recabarren, Elías, Prado y demás caudillos, que según datos del mismo enemigo llegaban a 3.800 hombres bien armados, sin contar las tropas irregulares de Santiago de Chuco y de esa misma población que tomara parte en la batalla; y ella ha venido a probar una vez mas que el heroísmo de nuestros soldados puede compensar con mucho la inmensa superioridad numérica de sus enemigos.

En el acto de terminarse la batalla, ordene que se destinasen todos los soldados sobrantes de la división a recoger nuestros heridos, las armas y municiones que quedaron en el campo.

Los heridos a las 6 de la tarde estaban en cómodos lechos y atendidos con esmero por el Servicio Sanitario, que no ha omitido sacrificios por nuestros valientes soldados.

Por las adjuntas relaciones se impondrá VS.. del numero de nuestras bajas, armamentos, municiones y trofeos tomados al enemigo, municiones consumidas y demás circunstancias que puedan ser de su interés.

Nuestras bajas son relativamente pocas, si se atiende al mayor numero del enemigo y a la duración de la batalla, pues apenas llegan a un diez por ciento.

El enemigo dejo en el campo mas de 500 muertos, y pueden estimarse en 300 los que han caído en las alturas y que día a día se van descubriendo. En cuanto a los heridos, tengo noticias que existen ocultos hasta a cinco leguas a la redonda, por cuyo motivo he despachado comisiones a recorrer los alrededores. Muchos jefes y oficiales quedaron también en el campo, entre ellos los jefes de los batallones Piragua, Huallaga, Jauja y Zepita, y otros que no pudieron ser reconocidos. Cáceres con unos pocos oficiales huyo, según se dice herido, por las alturas de Chuzos.

La derrota ha sido, por lo tanto, completa, y con ello creo terminara toda resistencia de fuerza armada digna de considerarse.

Habiendo confesado el enemigo que su artillería se componía de trece cañones, menos dos o tres que había dejado ocultos en los altos de Yungay, y no habiéndose capturado sino siete el día de la victoria, hice buscar con empeño los que faltaban para el completo, teniendo la fortuna de encontrar cuatro el día de la fecha, con los cuales se ha enterado el numero de once.

Por lo que respecta a las armas, municiones y equipo, siguese recogiendo en buen numero, no obstante las dificultades del terreno y la gran extensión en que se encuentran diseminadas.

No terminare, señor general, sin cumplir el deber de recomendar a la consideración de VS. a todos los señores jefes, oficiales e individuos de tropa que componen esta división por su brillante comportamiento en el campo de batalla y durante toda la campaña, puesto que a su denuedo y patriotismo se debe tan importante victoria.

Ya que no es posible recomendar a cada unos especialmente porque todos rivalizaron en valor, seame permitido como justo homenaje al merito probado, hacer mención particular de los señores jefes de cuerpo y secciones, que han sabido mantener en nuestros bravos soldados, el sentimiento patrio y la disciplina que constituyen la base de las victorias; tales son: el jefe de Estado Mayor, sargento mayor de Guardias Nacionales don Juan Francisco Merino; comandante del batallón movilizado Concepción, teniente coronel don Herminio González; comandante del batallón movilizado Talca, teniente coronel don Alejandro Cruz; comandante de las fuerzas de Cazadores a Caballo, teniente coronel graduado don Alberto Novoa; jefe de la brigada de artillería, sargento mayor don Gumersindo Fontecilla; jefe de las compañías del batallón Zapadores, capitán ayudante don Ricardo Canales; y jefe del Parque, teniente de Guardias Nacionales don J. Abel García.

también cumplo con el deber de recomendar a VS. especialmente al Cuerpo Sanitario, compuesto por los doctores Clodomiro González, don Carlos Vargas y don Manuel Rencoret, y a los ayudantes de la comandancia en jefe, capitán del batallón Concepción do Rafael Benavente, al id. don Cesario Medina y teniente de ejercito don Ejidio Gómez; a los de Estado Mayor, capitán de ejercito don Santiago Herrera, teniente del batallón Zapadores don Martín Urbina y sub-inspector de telégrafos don Demetrio Tobar, y finalmente, al ayudante del Parque empleado de telégrafos don Wenceslao Rivera.

Réstame solo felicitar a VS. por tan importante victoria para las armas de la patria.

Dios guarde a VS.

Alejandro Gorostiaga


TELEGRAMAS

(Despacho oficial recibido de Lima el 18 de Julio, a las 1.10 P.M.)



Señor Presidente:

Con fecha 10, desde las alturas de Huamachuco, el coronel Gorostiaga me dice lo siguiente:

“Después de dos días de cañoneo y fusilería, hoy libro la batalla la división de mi mando con las fuerzas unidas de Cáceres y Recabarren, Elías y demás caudillos, obteniéndose un triunfo completo.

El enemigo en completa dispersión; toda la artillería en nuestro poder, parque, armamento en gran cantidad.

Detalles Irán tan pronto como me lo permitan las dimensiones de la victoria”

El Chile llegara mañana trayendo pormenores. Por ahora me limito a pedir a V.E. la efectividad de coronel a favor de Gorostiaga, como un acto de estricta justicia.

Dios guarde a US.

Lynch






(Despacho recibido de Lima el 21 de Julio , a las 3.30 P.M.)



Señor Presidente:

Mayor Merino, Ayudante del coronel Gorostiaga, que viene en el vapor del norte desde Huacho, me dice lo siguiente:

“El combate de Huamachuco se llevo a cabo entre 1.600 hombres nuestros contra mas de 4.000 enemigos.

Muertos por parte de ellos de 800 a 1.000 y muchos heridos.

Por parte nuestra 56 muertos, 83 heridos y 21 contusos. Entre las bajas solo hay 4 oficiales heridos.

Once piezas de artillería tomadas; todo el parque, 800 rifles y un estandarte.

Muertos de los jefes enemigos coronel Leoncio Prado y Manuel Antonio Prado, General Silva y don Jesús Elías, coroneles Luna, Secada y Toledo y otros cuyo nombre se le escapan.

Heridos Cáceres y Recabarren. Dispersión completa del enemigo.

división Gorostiaga queda en Cajabamba”

Lynch










(Despacho recibido de Lima a las 3 P.M. del 25 de Julio)



Señor Presidente:

Parte y Carta de Gorostiaga van por vapor de hoy.

Cáceres completamente perdido. Sus tenientes están llegando a las poblaciones de la costa.

No encuentro mas que extractar de los partes, a no ser que V.E. desee que remita parte integro por el cable, lo que seria muy largo.

Lynch










(Despacho recibido de Lima el 26 de Julio)

Señor Ministro de Guerra:

Hablo con un joven Velarde, ayudante de Cáceres, y me asegura que este escapo con solo dos ayudantes, pues a el le corto la caballería.

Los cuatro oficiales chilenos heridos, son todos del Concepción: dos capitanes, don Luis Dell’ Orto y don M.A. Otero; tenientes, señor Rioseco y don P. A. Mendoza.

Solo el ultimo es de alguna gravedad; tiene una pierna fracturada.

Lynch










(Despacho recibido de Lima el 27 de Julio)



Excelentísimo Señor Presidente:

El primer día hubo un cañoneo desde las alturas, que duro pocas horas. Al día siguiente se empeño la batalla desde las 8 A.M. hasta la 1 P.M..

Se persiguió al enemigo hasta donde fue posible.

Ningún oficial chileno muerto, solo cuatro subalternos heridos sin novedad.

Recabarren herido levemente.

Los dos Prados, Silva, Tafur, hijo, muertos.

Enemigos dispersados en todas direcciones, principalmente hacia el Marañón.

Manuel Cáceres y muchos otros oficiales mas ocultos en Lima.

Pocos prisioneros en nuestro poder.

Iglesias en Cajamarca. Dicese que llegara mañana a Trujillo.

El partido Pierolista se pronuncio en Lima a favor de Iglesias.

El próximo domingo gran reunión popular en el teatro a favor de la paz.

Lynch








(Despacho recibido de Lima el 27 de Julio de 1883)



Señor Presidente:

La autonomía de Ancashs, periódico de Cáceres que se publica en Huaraz, con fecha 20 dice:

“Aun no tenemos detalles exactos del sangriento combate de Huamachuco. Se calcula el numero de peruanos muertos en 900. Han muerto en el campo de batalla: General Silva, coroneles Borgoña, Astete, Antonio Prado, comandantes Soto, Benavides, Goizzueta, Aragonés, Zavala, Vila y Riesco, y otros muchos cuyo nombre no recordamos.

Leoncio Prado, herido gravemente se suicido.

Recabarren herido en una pierna.

Cuatro comandantes generales de división murieron.

Elías, jefe superior del norte, cayo prisionero.

El botín de guerra debe ser considerable.”

Como Elías no esta prisionero, lo mas probable es que ha muerto, según lo anuncia el Jefe del Estado Mayor de Gorostiaga.

Lynch










(Despacho oficial recibido de Lima el 28 de Julio, a las 3.15 P.M.)

Señor Presidente:

Comandante Gaona, de Casma me dice que un comerciante francés llegado de Huaraz había conversado el 18 con Cáceres, que huía con solo tres ayudantes y que Recabarren había muerto en Pomobamba después de la amputación de una pierna.

Mañana llegara vapor del norte, podré comunicar pormenores.

Lynch


Las fuerzas peruanas en Huamachuco, superaban ampliamente en numero a las chilenas, la linea peruana sobrepasaba por mucho los flancos chilenos. Eso se puede leer en cualquier parte o relato de la batalla.

Es interesante leer en los relatos peruanos, que cuando la division chilena , cesa el fuego, obediente al sonido del clarin, y luego ante el toque de "calacuerda" se lanzan al asalto al arma blanca, tanto la caballeria como la infanteria, nos relaten que "justo" se les terminaron las municiones....las fuerzas peruanas cantaban victoria, las campanas de Huamachuco repicaban celebrando el triunfo....Caceres ordena bajar al valle a la artilleria, para "machacar" las posiciones chilenas antes del asalto final...pero, la "carga a la chilena", realizada por Gorostiaga, los pillo por sorpresa.

Imagen
Las tropas chilenas, cargan al toque de "calacuerda" sobre las huestes peruanas, en Huamachuco, el 10 de Julio de 1883 (1 año exacto, dia por dia del Combate de la Concepcion)

saludos

pd. No mi estimado, no pertenezco a Soberania Chile...todavia :crazy:


Mi patria sabe que está sola en Sudamérica; pero tiene fe en su estrella, en su derecho y en la justicia que le asiste; y si mañana es atacada, sus hijos, cual otros viriatos sucumbirán todos, antes que rendirse...
Nicanor Molinare
Avatar de Usuario
reytuerto
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 18460
Registrado: 12 Ene 2003, 18:23
Ubicación: Caracas, Venezuela
Peru

Mensaje por reytuerto »

Estimado 7mo.

Justamente, el botín de Tacna es señal exactamente de lo contrario a lo que pretendes demostrar: la munición fue repartida la noche de 25 de Mayo, por lo tanto, había en parque muy poca munición de Chassepot reformado (es decir, con casquillo metálico). La abundancia de munición de Remington es facilmente entendible: El Talismán desembarcó mucha munición útil pero por ser de menos andar, lo hizo para el 2do, ejercito del Sur (el de Leyva). Pero la munición que llevó La Unión a Arica, era inutil en gran parte por ser de calibre .50 (egipcio), en tanto, durante todo 1879 y parte de 1880 llegaron unos 5500 remington modelo español, es decir de .43 u 11 mm. Por eso te digo la importancia de leer la información de la parte contraria.

En el parte del Gral. Cáceres, la falta de municiones ocurre cuando están por quebrar la línea chilena. Enseguida ocurre el contraataque chileno.

Por otro lado, gracias por el detalle de la Gardner (considero que era una alternativa mejor que la gatling, por ser mas ligera y mecanicamente menos compleja). ¿Puedes darme el calibre (aunque supongo que puede ser Boxer)? Saludos cordiales.


La verdad nos hara libres
Imagen
Avatar de Usuario
Fulvio Boni
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5306
Registrado: 07 Oct 2005, 03:10
Chile

Mensaje por Fulvio Boni »

foes escribe:

Por el contrario, el ejército peruano no tenía estos lujos. En las batallas, el armamento peruano además de antiguos no eran uniformes por lo que generaba una tremenda demora para encontrar el cartucho de su fusil.

habremos de suponer que segun los filosofos de la familia Humalla, eso es a todas luces culpa de los perfidos chilenos :mrgreen:


[color=darkblue]En Huamachuco los peruanos no tenían bayoneta, el ejército chileno sí. Y en el cuerpo a cuerpo obviamente que ganaba quien tenía esta arma imprescindible. Mientras que el chileno tenía tremenda arma para su defensa y ataque, el peruano peleaba prácticamente con sus manos
. [/color]


bueno diferencias de caracteres entre pueblos, a lo menos en una batalla los corvos se impusieron a las ballonetas ( buscar en Google "batalla de los Loros") ahora la mezcla de ambos debe haber sido bastante incomoda

saludos


FOES
Suboficial
Suboficial
Mensajes: 525
Registrado: 13 Feb 2007, 19:20

Mensaje por FOES »

habremos de suponer que segun los filosofos de la familia Humalla, eso es a todas luces culpa de los perfidos chilenos

Al parecer tu gran admiraciòn por soberanía chile te ha hecho perder la capacidad de leer y entender, pues en mi post sostuve: "Obviamente que el estado trágico en lo que respecta a material de guerra que tenía el ejército peruano no es culpa de Chile"

bueno diferencias de caracteres entre pueblos, a lo menos en una batalla los corvos se impusieron a las ballonetas ( buscar en Google "batalla de los Loros") ahora la mezcla de ambos debe haber sido bastante incomoda

Las batalla de los loros, es algo ajeno a la GdP, ocurrió 20 años antes y fue entre chilenos.


Avatar de Usuario
Fulvio Boni
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5306
Registrado: 07 Oct 2005, 03:10
Chile

Mensaje por Fulvio Boni »

Las batalla de los loros, es algo ajeno a la GdP, ocurrió 20 años antes y fue entre chilenos

Exacto, a eso me refiero con diferentes caracteres, tampoco hubo lloriqueos de patrioteros serranos 130 años despues.

claro que muy convenientemente se te olvida mencionar que Caceres tenia 8 piezas de artilleria y que los chilenos ninguna, y que si bien es cierto que carecian mayoritariamente de ballonetas los peruanos estaban en ventaja numerica de 2 a 1 ... asi que con o sin ballonetas lo comun es que deberian haber ganado

Y calmate Foes tu idolo Antauro lo esta pasando gordo en la penitenciaria, tanto que debe haberse alegrado d que su hermanito perdiera y no le dira indulto

saludos


Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Mensaje por GRUMO »

Solo un punto

El Coronel Leoncio Prado no murio en combate ni se suicidó....Fue asesinado, perdon..fusilado en su lecho de herido

Saludos


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
Avatar de Usuario
GMSA
Coronel
Coronel
Mensajes: 2762
Registrado: 11 Feb 2006, 22:26
Ubicación: Los Ángeles
Chile

Mensaje por GMSA »

GRUMO escribió:Solo un punto

El Coronel Leoncio Prado no murio en combate ni se suicidó....Fue asesinado, perdon..fusilado en su lecho de herido

Sip, y la razón que se dio es que rompió el juramento que había hecho de no combatir a los chilenos al ser liberado, luego de haber sido capturado prisionero, en alguna batalla anterior. ¿Es eso efectivo?. No se si de ser cierto lo anterior, se justificaba tan drástica pena. Creo que habría sido preferible enviarlo deportado a Chile y de ese modo haber evitado que se convirtiera en un mártir de la causa peruana.

Atte.

GMSA.


Avatar de Usuario
GRUMO
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 12549
Registrado: 14 Ago 2005, 06:32
Peru

Mensaje por GRUMO »

GMSA escribió:
GRUMO escribió:Solo un punto

El Coronel Leoncio Prado no murio en combate ni se suicidó....Fue asesinado, perdon..fusilado en su lecho de herido

Sip, y la razón que se dio es que rompió el juramento que había hecho de no combatir a los chilenos al ser liberado, luego de haber sido capturado prisionero, en alguna batalla anterior. ¿Es eso efectivo?. No se si de ser cierto lo anterior, se justificaba tan drástica pena. Creo que habría sido preferible enviarlo deportado a Chile y de ese modo haber evitado que se convirtiera en un mártir de la causa peruana.

Atte.

GMSA.


Ahhh

Entonces fué por eso.....¿Y el resto de asesi...perdon, fusilados, tambien fue por eso?

Gracias


¡Somos o no pilotos de combate!.... ya, que nos den otra misión y salimos 3 o 4 fierros, rasanteamos hasta donde podamos y si nos van tumbando.... nos tumbaron pues.... pero por lo menos uno llega y rompe.... así no regresemos los demás.... total para eso nos hemos formado, para eso estamos preparados, y si vamos a morir.... bueno nos inmolamos por la patria, es la oportunidad de demostrar lo que somos y valemos”. Coronel FAP Marco Antonio Schenone Oliva , piloto muerto en el Cenepa
Avatar de Usuario
GMSA
Coronel
Coronel
Mensajes: 2762
Registrado: 11 Feb 2006, 22:26
Ubicación: Los Ángeles
Chile

Mensaje por GMSA »

GRUMO escribió:Ahhh

Entonces fué por eso.....¿Y el resto de asesi...perdon, fusilados, tambien fue por eso?

Según la información que tengo es que en muchos casos a los enemigos capturados no se les reconocía su calidad de combatientes y eran fusilados (o asesinados) como insurgentes. Ignoro si de acuerdo a las leyes y costumbres de la época eso era legal.

La captura de Lima significó el termino de la guerra convencional (por lo menos desde el punto de vista chileno) y a partir de ese momento el problema del gobierno chileno fue contar con un interlocutor peruano valido con quién negociar las condiciones de paz. Como no lo existía, trataron de levantar un gobierno títere a la vez que combatían los posibles adversarios de este.

En ese contexto las operaciones bélicas tomaron un cariz que en la terminología actual llamaríamos “contrainsurgente” (tal como actualmente EE.UU llama “insurgentes” a la resistencia iraquí, nada nuevo bajo el sol). Así que el eje de la estrategia chilena cambió de obtener una victoria militar (lo que ya se había logrado) a aplastar posibles focos de resistencia o lideres (como Cáceres) que entorpeciesen el “proceso de paz” impuesto por Chile.

Atte.

GMSA.


Avatar de Usuario
SPUTNIK
Teniente
Teniente
Mensajes: 966
Registrado: 31 May 2004, 22:32
Chile

Mensaje por SPUTNIK »

Desgracaidamente cuando se enfrenta un Ejercito a Insurgentes, el Ejercito trata de Eliminar a los ejectivos insurgentes, siempre ha sido asi me parece :conf: :confuso: , Los Alemanes a los rusos tras lineas, a los franceses de la resistencia, los EEUU a los Irakies, los EEUU a los del Vietcong, los Colombianos alos de la Farc, los Peruanos a SEndero, LTMR,etc. :oops:


Saludos :mrgreen:


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados