Guerra Civil y Memoria Histórica

La Guerra de 1936-1939. La República Española, el Ejército Popular y el Nacional. Francisco Franco. España en la Segunda Guerra Mundial. La División Azul.
Avatar de Usuario
Luis M. García
Almirante General
Almirante General
Mensajes: 9961
Registrado: 23 Jul 2009, 18:04
Ubicación: Al bressol d'Espanya. Puxa Asturies!!
España

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por Luis M. García »

PhabulousPhantom escribió: 3. Calvo Sotelo, los asesinos actuaron por su cuenta, contra las órdenes expresas del ministro, y los socialistas que le amenazaron en el Parlamento no fueron los asesinos (y además fue una víctima accidental). No hay ninguna relación directa entre quien profirió las amenazas y quien asesinó. La motivación de los asesinos es conocida, vengar a su compañero muerto, NO CUMPLIR LAS AMENAZAS DE UN DIPUTADO. Algunos de los asesinos eran socialistas, ¿y? Con ese vínculo le basta a usted para "condenar" a un partido político. ¿Podemos decir entonces que Calvo Sotelo y toda la oposición de derechas fueron directamente responsables de las calamidades de la Guerra Civil, por hacer continuamente llamamientos al golpe de Estado en el Congreso, golpe que efectivamente perpetraron unos militares de derechas?.
Qué órdenes expresas de qué ministro? Que actuaron por su cuenta está claro, que el ambiente de amenazas de muerte habitual en el momento histórico tuvo su influencia también; los asesinos fueron a vengar la muerte del Tte. Castillo, oficial de la Guardia de Asalto que a la vez era instructor de las MAOC (Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas) y al que primero fueron a buscar fue a Gil Robles, pero este ya no se hallaba en Madrid. Luego fueron a casa de Calvo Sotelo, quien se dio a ellos al ver la credencial de capitán de la GC de Condés, lo que que le resultó tranquilizador al pobre diablo. Condés y otros dos o tres de los intervinientes eran miembros de la "Motorizada", la escolta personal de Indalecio Prieto, al menos creo que es suficiente para albergar alguna sospecha.

Calvo Sotelo no fue responsable de nada, le asesinaron antes de que pudiera serlo. A qué llamamientos a Golpe de Estado te refieres en el Congreso? Por otro lado no fue un Golpe de Estado, fue una sublevación; el Golpe era imposible ya que las tropas cercanas a Madrid que lo pudieran dar eran muy mayoritariamente contrarias a él.
6. Tenían milicias, sí, hablaban de instaurar dictaduras, sí, alentaban a los suyos a cometer crímenes, sí... tooodo eso se aplica a las derechas también. Lo que pasa es que las derechas lo hicieron, y los izquierdistas no. Vaya, lo siento, el primer premio a la bajeza moral se lo llevan las derechas, por amenazar con barbaridades sin fin Y CUMPLIRLAS. Segundo premio, para las izquierdas, a 40 años y unas decenas de miles de muertos de distancia. Cachis, tampoco es para estar orgulloso siendo de izquierdas, pero es lo que hay.
[/quote]

No, no tenía milicias, la CEDA no. Y bien que se preocupó de ello Gil Robles.

Por otro lado la inmensa mayoría de todos los crímenes cometidos durante los cinco años que duró la II República caen del lado de las organizaciones políticas y sindicales de la izquierda.

Hablar de dictaduras era bastante común en aquel tiempo, las democracias liberales tenían muy mala prensa entonces. Y quienes más a menudo y con más ahínco hablaban de ello eran quienes pretendían la llamada dictadura del proletariado, que entonces gozaba de mucho prestigio.

Saludos.


Qué gran vasallo, si hubiese buen señor...

Avatar de Usuario
Otis
Cabo
Cabo
Mensajes: 121
Registrado: 26 Abr 2019, 16:41

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por Otis »

Luis M. García escribió: Qué órdenes expresas de qué ministro?
Juan Moles Ormella. :cool2:
No, no tenía milicias, la CEDA no
Le aceptaremos a las JAP (Juventudes de Acción Popular) como grupo de bailes regionales.


Honi soit qui mal y pense

Avatar de Usuario
Luis M. García
Almirante General
Almirante General
Mensajes: 9961
Registrado: 23 Jul 2009, 18:04
Ubicación: Al bressol d'Espanya. Puxa Asturies!!
España

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por Luis M. García »

Otis escribió:
Luis M. García escribió: Qué órdenes expresas de qué ministro?
Juan Moles Ormella. :cool2:
Bien, y qué órdenes dio en torno a la muerte del Tte. Castillo?
No, no tenía milicias, la CEDA no
Le aceptaremos a las JAP (Juventudes de Acción Popular) como grupo de bailes regionales.
Acéptelas como mejor le convenga. Me refería a que no conozco crimen alguno que se adjudique a las Jap.


Qué gran vasallo, si hubiese buen señor...

Avatar de Usuario
Otis
Cabo
Cabo
Mensajes: 121
Registrado: 26 Abr 2019, 16:41

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por Otis »

Luis M. García escribió: Bien, y qué órdenes dio en torno a la muerte del Tte. Castillo?
Que yo sepa ni idea, puesto que, a la sazón, se estaba hablando de Calvo Sotelo.

Acéptelas como mejor le convenga. Me refería a que no conozco crimen alguno que se adjudique a las Jap
No como me convenga dado que se hablaba de si tenía milicias o no, a lo que alguien que no señalo afirmó rotundamente:
No, no tenía milicias, la CEDA no
A ver lo siguiente:
Me refería a que no conozco crimen alguno que se adjudique a las Jap
Aquí quien habla de crímenes es usía, no yo. Osea, tenerlas las tenía, dado que de eso se trataba y, visto que las "canoniza", ha aceptado su existencia.
No caigamos en, por poner un ejemplo, lo de: "es que las milicias fascistas arreaban con el manganello, a.k.a. sfollagente, y te invitaban a ricino". La milicia fascista, como su nombre indica, era la MVSN (Milizia Volontaria per la Sicurezza Nazionale), los que invitaban a chupitos eran le Squadre d'Azione. No sé si pilla la parábola.

En resumen, que no es lo que nos convenga. Al próximo intento de liarnos, al Sr. subsecretario va. :cool2:


Honi soit qui mal y pense

Avatar de Usuario
Luis M. García
Almirante General
Almirante General
Mensajes: 9961
Registrado: 23 Jul 2009, 18:04
Ubicación: Al bressol d'Espanya. Puxa Asturies!!
España

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por Luis M. García »

Otis escribió:
En resumen, que no es lo que nos convenga. Al próximo intento de liarnos, al Sr. subsecretario va. :cool2:
En resumen, váyase ud al guano, torra collóns serenísimo. Ea! :desacuerdo:


Qué gran vasallo, si hubiese buen señor...

Avatar de Usuario
Otis
Cabo
Cabo
Mensajes: 121
Registrado: 26 Abr 2019, 16:41

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por Otis »

Imagen


Honi soit qui mal y pense

Avatar de Usuario
Luis M. García
Almirante General
Almirante General
Mensajes: 9961
Registrado: 23 Jul 2009, 18:04
Ubicación: Al bressol d'Espanya. Puxa Asturies!!
España

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por Luis M. García »

Otro ejemplo de la "memoria sectaria" como la entiende la izquierda en este país.

https://twitter.com/telediario_tve/stat ... 0839046145

"Las monjas desaparecieron en 1936 cuando un grupo de milicianos se las llevaron..."

Serían los milicianos sudorosos de la Grandes y a buen seguro las monjas se fueron gozosas tras ellos a recibir su justo merecido.

De asco.


Qué gran vasallo, si hubiese buen señor...

vivitar
Sargento
Sargento
Mensajes: 231
Registrado: 21 May 2009, 10:39
España

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por vivitar »

Para "desmemoriados":

La (des)Memoria Histórica

Francisco Vázquez y Vázquez


Pocas veces concurren en el mismo día dos acontecimientos históricos tan relevantes para España como los sucedidos en este 23 de agosto, aunque en años diferentes, concretamente el primero en 1936, año del inicio de nuestra Guerra Civil, y el segundo en 1939, año del final de la contienda. Traigo a colación estas dos efemérides porque ambas ponen en evidencia el desatino que representa el sectario y totalitario proceso de la «Memoria Histórica», impulsado por el Gobierno del actual PSOE, en su afán de quebrar el principal fruto de la Transición democrática, que no fue otro que el gran acuerdo de la reconciliación nacional plasmado en la aprobación de la Constitución de 1978, eventos todos ellos coprotagonizados por el antiguo PSOE, un partido ideológicamente distinto, cuyas patrióticas políticas de entonces son sometidas a revisión por quienes hoy ocupan (¿okupan?) la dirección socialista.

El primer hecho ocurre en la madrugada del 23 de agosto de 1936. En la cárcel Modelo de Madrid son asesinados significados militares y políticos, alrededor de treinta personas de entre los centenares que se encontraban detenidas por las autoridades republicanas, incapaces de impedir la toma de la prisión por una turba de milicianos anarquistas, comandados por el pistolero Felipe Sandoval, un criminal que fue el máximo responsable de la checa cenetista ubicada en el madrileño Cine Europa. La repercusión internacional de estas ejecuciones fue tremenda. El cuerpo diplomático extranjero amenazó con retirar a los embajadores de Madrid, denunciando la negligencia de las autoridades responsables, como el director general de Prisiones, Villar Gómez; el de Seguridad, Muñoz Martínez, o el ministro de Gobernación, general Pozas.

Muchos dirigentes republicanos quedaron conmocionados al enterarse. El presidente del Gobierno, el moderado José Giral, lloró, y el presidente de la República, Manuel Azaña, se planteó el dimitir, exclamando: «Me asquea la sangre, estoy hasta aquí [dijo señalándose el cuello], nos ahogará a todos».

Entre los asesinados se encontraban ilustres e históricas figuras republicanas, como los exministros Martínez Velasco, Rico Avello o Álvarez Valdés, o el fundador de la Unión Republicana y expresidente del Congreso, Melquiades Álvarez. Son republicanos asesinados por republicanos. Y conforme a la maniquea revisión histórica del presente, las preguntas surgen de inmediato: ¿se pueden reivindicar las figuras de las víctimas?; ¿se puede condenar a sus asesinos?; ¿son ilegítimos los juicios que condenaron a los criminales?...

Es más, ¿se me puede condenar a mí por exaltación del fascismo si denuncio que, además de pasividad, hubo también en algunas autoridades republicanas la sospecha de que incurrieron en complicidades y connivencias? Porque lo cierto es que a los pocos días se repiten los hechos y el 10 de septiembre de 1936, en la carbonera de la cárcel de Porlier, son ejecutados el diputado y exsubsecretario Rey Mora y el exministro de Marina Gerardo Abad Conde, histórico y ejemplar republicano, que entre otros cargos ejerció brillantemente el de alcalde de mi ciudad, La Coruña. La autoría de sus asesinatos se atribuyó, entre otros, a los milicianos comunistas Manuel Lázaro, Mariano Gutiérrez Albaladejo y Braulio Sánchez Mayoral, alguno de ellos incluido en la lista previa de víctimas del franquismo que preveía homenajear el Ayuntamiento podemita de la señora Carmena, también militante comunista.

Y para redondear la ignominia, poco más de dos meses después, entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre, en el conjunto de las cárceles madrileñas se llevan a cabo unas 33 sacas de prisioneros, que le cuestan la vida a más de 4.000 personas, ejecutadas en las matanzas de Paracuellos y Torrejón, horror que solo termina cuando se le encomienda la vigilancia de las prisiones al anarquista Melchor Rodríguez, conocido como el «ángel rojo», el cual sencillamente cumple con su deber.

Terror rojo y terror azul. Paracuellos y Badajoz. Todos en algún momento fueron víctimas o verdugos. Y hoy, ochenta años después, se pretende que nuevamente vuelva a haber vencedores y vencidos, condenando a unos sí y a otros no por los mismos hechos. Veamos si no, el segundo de los acontecimientos. Tres años más tarde, el 23 de agosto de 1939, se firma en Moscú el tratado de no agresión entre la Alemania nazi y la Rusia comunista, entre Hitler y Stalin, que personalmente asiste a la rúbrica oficial del pacto. Pocos ejemplos en la historia podemos encontrar de una degradación moral e ideológica tan oportunista como la protagonizada por los nazis y los comunistas, quienes además ocultaron al mundo un anexo que contenía un protocolo secreto por el que se repartían Polonia y los Estados Bálticos. Ocho días después, el 1 de septiembre, se inicia la II Guerra Mundial y durante ¡669 días! el comunismo es el principal aliado de Hitler. Y digo bien el comunismo. Por ejemplo, los comunistas franceses califican el esfuerzo bélico de su patria como propio de una potencia imperialista y exigen la paz con Alemania. No son ajenos los comunistas españoles a esta vergonzosa traición, producida tan solo cinco meses después del fin de la Guerra Civil. Sus ataques, como siempre, van dirigidos contra los socialdemócratas, no contra sus nuevos aliados, los nazis. Dolores Ibárruri califica de imperialistas a ingleses y franceses. El 18 de febrero de 1940 justifica la invasión y el reparto de Polonia, casi en las mismas fechas en las que policía secreta soviética, la NKVD, asesinaba en la fosas de Katyn, de un tiro en la nuca, a más de 22.000 oficiales del ejército y otros profesionales polacos, compitiendo con sus aliados de las SS nazis.

Y yo pregunto, ¿conforme a la ley de Memoria Histórica, no deberían las Cortes españoles aprobar una ley condenatoria de estos hechos y alianzas? Es lo que se viene haciendo cuando afecta a las mismas situaciones en colectivos y hechos de distinto signo. ¿No se debería también investigar y condenar a los maquis y exiliados comunistas para saber sus responsabilidades los 669 días que fueron aliados de los nazis? Lo cierto es que la propaganda comunista ha conseguido mantener oculto este episodio, posiblemente para no hacer cierto el axioma del gran dramaturgo español asesinado en Paracuellos, Pedro Muñoz Seca, que escribió una obra titulada «Los extremeños se tocan».

Todo este revanchismo alentado desde el Gobierno sanchista nos retrotrae a los españoles a 1939, ya que los mismos discursos y políticas de entonces son los que hoy se aplican, simplemente invirtiendo los términos: la Ley de Memoria Histórica sustituye a la Ley de Represión del Comunismo y la Masonería. Mientras que el Tribunal de Orden Público es reemplazado por las propuestas de la llamada «Comisión de la verdad». No es una memoria para todos.

Parafraseando al presidente Roosevelt en su discurso al Congreso estadounidense con motivo del ataque japonés a Pearl Harbor, podíamos decir que en la historia de España el 23 de agosto «es una fecha que vivirá en la infamia».

-----------------

Francisco Vázquez y Vázquez fue alcalde de La Coruña por el PSOE y Embajador de España.
Última edición por vivitar el 01 Oct 2019, 13:47, editado 1 vez en total.



vivitar
Sargento
Sargento
Mensajes: 231
Registrado: 21 May 2009, 10:39
España

Guerra Civil y Memoria Histórica

Mensaje por vivitar »

Luis M. García escribió:Otro ejemplo de la "memoria sectaria" como la entiende la izquierda en este país.

https://twitter.com/telediario_tve/stat ... 0839046145

"Las monjas desaparecieron en 1936 cuando un grupo de milicianos se las llevaron..."

Serían los milicianos sudorosos de la Grandes y a buen seguro las monjas se fueron gozosas tras ellos a recibir su justo merecido.

De asco.
Veamos como "desaparecieron" estas inofensivas monjitas:

Mártires concepcionistas, 14 víctimas del odio comunista a la religión católica

Juan E. Pflüger
/ 14 julio, 2015
La persecución religiosa en la zona controlada por el Frente Popular durante la Guerra Civil española alcanza su máxima crueldad en el ensañamiento que tuvo contra los elementos más débiles de lo que comunistas, socialistas y anarquistas consideraban el enemigo. Eso debían pensar de las 14 monjas concepcionistas-pese a que jamás cogieron un arma, ni atacaron a nadie y su única labor fue la beneficencia y la oración- que fueron perseguidas, torturadas y asesinadas en los primeros meses de la Guerra Civil. 14 mártires a las que ahora el Ayuntamiento de Madrid quiere quitar la calle que recuerda su asesinato.

El crimen contra estas 14 mujeres se cometió en tres fases, entre julio y noviembre de 1936. Las torturas y la saña de los milicianos que acabaron con sus vidas deja clara la bajeza moral que no se detuvo ni ante una anciana paralítica que se encontraba en silla de ruedas, como fue el caso de sor Asunción Monedero.

Las primeras 10 hermanas concepcionistas asesinadas vivían en el convento de la orden en las Rozas de Madrid. De allí fueron expulsadas tras incautarse el comité revolucionario local el edificio. Se trasladaron a Madrid, donde fueron acogidas en la calle Francisco Silvela, en un piso propiedad de un matrimonio benefactor de la orden. Los milicianos las descubrieron gracias al chivatazo de la portera del edificio contiguo. Desde ese momento, las hermanas eran visitadas a diario para recibir amenazas de muerte para intentar forzarlas a adjurar de sus creencias. Ante la inutilidad de las amenazas, los milicianos, en su mayoría comunistas y anarquistas, comenzaron a golpearlas durante las visitas que todos los días hacían al piso en el que estaban retenidas. Como las agresiones físicas tampoco surtían efecto, empezaron a aplicarles torturas. Durante los meses de julio y agosto, en pleno calor veraniego en Madrid, les retiraban el agua dejándolas dos días sin beber. En octubre y noviembre, lo que les retiraban era la ropa de abrigo. El martirio acabó el 8 de noviembre, cuando las diez hermanas allí retenidas fueron fusiladas en las cercanías de Madrid. Sus cuerpos no se han encontrado.

Otras dos hermanas de la misma orden, residentes en el convento de El pardo,fueron la segunda oleada de mártires concepcionistas. El 21 de julio el edificio fue confiscado y ellas se fueron refugiando en varias casas de vecinos hasta que fueron localizadas y expulsadas del municipio. Llegaron a Madrid, donde fueron acogidas por un matrimonio de edad avanzada hasta que fueron localizadas por un grupo de seis milicianos el 23 de agosto. Las dos hermanas fueron enviadas a una checa junto a sus benefactores y la empleada de estos. Se desconoce el paradero de los ancianos, pero las dos hermanas fueron fusiladas en Vicálvaro dos días después.

La tercera fase afectó a las hermanas que formaban la comunidad de la localidad toledana de Escalona. Nuevamente encontramos la misma forma de proceder. El convento es incautado por el comité revolucionario local y la comunidad expulsada del pueblo y enviadas a la Dirección General de Seguridad en Madrid donde son instadas a abandonar la fe y apostatar. Para forzar a las más jóvenes, las dos sores de mayor edad fueron separadas del grupo y enviadas a una checa donde fueron torturadas y finalmente fusiladas a finales del mes de octubre.

Las 14 mártires concepcionistas asesinadas en Madrid por comunistas, socialistas y anarquistas fueron las hermanas: Isabel Lacaba Andía, Petra Peirós Benito, Asunción Monedero, Manuela Prensa Cano, Balbina Rodríguez Higuera, Beatriz García Villa, Ascensión Rodríguez Higuera, Juana Ochotorena Arniz, Basilia Díaz Recio, Clotilde Campos Urdiales, Inés Rodriguez Fernández, Carmen Rodríguez Fernández, María de San José Ytoiz y Asunción Pascual Nieto.





¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 8 invitados