CEREMONIAS Y TRADICIONES MILITARES

La guerra en el arte y los medios de comunicación. Libros, cine, prensa, música, TV, videos.
Avatar de Usuario
JoseLuis
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 10885
Registrado: 07 Ene 2003, 00:22
España

CEREMONIAS Y TRADICIONES MILITARES

Mensaje por JoseLuis »

Abro este tema destinado a dar a conocer determinadas ceremonias y tradiciones militares que, a pesar de la globalización y de vivir en el mundo de la información, son practicamente desconocidas. Me vino a la idea este tema porque buscaba por internet un grabación en MP3 de un toque militar británico, el "Last post", pero en versión ANZAC, y "san Google" me remitió a una página para mi entonces desconocida: la de la Fundación de la Puerta de Menin, que se encarga de la conservación del monumento funerario que es la propia Puerta de Menin y de mantener viva la tradición de que todos los días desde 1928, y con la sola interrupción de los cuatro años de ocupación alemana (en que se realizó la ceremonia en Aldeshot), sobre las 20'00 horas, se toca el "Last Post" en homenaje a los caídos en las Batallas de Mons, Ypres, Paschandale, etc.

Supongo que en otros países se deben celebrar ceremonias similares, que están vivas o en trance de extinciíon, pero para evitar esto último hay que empezar a darles publicidad a todos los niveles, y podría ser a través de este Foro donde pusíéramos la primera piedra.


Der Grosser Zapfenstreich


Imagen


Der Grosser Zapfenstreich (literalmente traducido sería “Retreta magnífica” o “Gran Retreta”, pero de acuerdo con las tradiciones musicales militares españolas la traducción más adecuado sería la de “Retreta Floreada”) es una ceremonia militar que se realiza en el seno de los ejércitos de Alemania y Austria desde el siglo XVII, y quedó al final como ceremonia honorífica, pero que saltó de nuevo a la palestra con motivo del celebrado el año pasado en Berlín, con ocasión del 50º Aniversario de la Bundeswehr, y que fue el primer acto militar realizado en la vía pública por la Bundeswehr desde su fundación, y que por su estética los malintencionados y los indocumentados tildaron de ceremonia neonazi o de clara inspiración nazi.

La realidad es que la ceremonia impresiona: se celebra siempre en las últimas horas de la tarde o primeras de la noche, y participa una formación militar compuesta, por lo menos, por una banda de música, dos secciones de soldados de infantería armados, y dos líneas de soldados que llevan antorchas, en total unos 400 hombres aproximadamente. Pero aunque pueda impresionar y traer recuerdos de actos políticos realizados a la luz de las antorchas, el Zapfenstreich no es más que la traslación de cómo se realizaba la retreta en las guarniciones y campamentos militares de toda Europa hasta bien entrado el siglo XIX., y viene a ser el equivalente al Tatto militar que se realiza en los países anglosajones, el más famoso de los cuales es el Military Tatto de Edimburgo, aunque por el componente religioso que se le dio, quedó más como acto honorífico.

Historia.-

La palabra Zapfenstreich ("dar golpecitos": streichen es una vieja palabra alemana que significa "golpear") es similar al término holandes “tap toe" (dar golpes con el pie), del el cual deriva la palabra inglesa "tatto”, y que podemos traducir por retreta. El toque de corneta de “Zapfenstreich” indicaba el final de venta de licor en los establecimientos militares y prepararse para apagar las luces, y para dar firmeza a esta orden, el sargento mayor daba una ronda por el cuartel o campamento, golpeando con su vara los barriles. Años más tarde, esta misma ceremonia se realizaba mediante la ronda por la población cercana al acuartelamiento o fortaleza, con la banda de música tocando la marcha de retreta, y dadas las circunstancias de la época, acompañados por soldados con antorchas que iluminaban la marcha (en España se realizaban, en vez de con antorchas, con linternas, y así se han recreado en un par de ocasiones que se han realizado en Madrid).

El Grosser Zapfenstreich en su forma actual como ceremonial honorífico se creó en la primera mitad del siglo XIX, durante el reinado de rey prusiano Federico Guillermo III. Este quedó impresionado por la ceremonia de la tarde que vió ejecutar al Ejército ruso tras la batalla de de Grossgörschen, que tuvo lugar cerca de Berlín, en 1813, sobre todo por la parte religiosa de la misma, y especialmente por la versión coral de la oración al Señor, y solicitó de los músicos de su guardia que compusiesen una ceremonia en la que las tropas presentasen armas, con una oración y una marcha militar, que conformó el primer Zapfensetreich prusiano, que siguió los ejemplos de los Ejércitos de Rusia, Austria-Hungría y Suecia, que realizaban ceremonias similares.

La evolución a su actual formato tuvo lugar en 1838, y fue realizado por Friedrich Wilhelm Wieprecht, director de la Música del Cuerpo de la Guardia prusiana, con motivo de un “concierto monstruo” que el rey de Prusia dio en honor el Zar Nicolás I el 12 de mayo de ese año en Potsdam: cerca de 1.000 músicos ejecutaron los toques de la retreta prusiane, una nueva marcha compuesta para la retreta y la coral "Ich bete an die Macht der Liebe" (Ruego al poder del amor), que fue compuesta por el músico ruso Dmytro Bortniansky, mientras que el texto fue escrito por Gerhard Tersteegen.

Después de la fundación del Reich alemán en 1871, el himno del emperador, “Heil Dir im Siegerkranz” se convirtió en parte del Zapfenstreich, pero sólo se tocaba cuando el emperador estaba presente durante la ceremonia. Después de la Primera Guerra Mundial el nuevo himno nacional, el "Deutschlandlied" compuesto por Hoffmann von Fallersleben, sustituyó en 1922 al viejo himno imperial.

La República Democrática Alemana reinstaló el Grosser Zapfenstreich en 1962, supliendo la música tradicional alemana de la ceremonia con música basada en "elementos progresistas de la herencia militar"; por ejemplo, se incluyó la canción "Para la Paz del Mundo," compuesta por el compositor soviético Dmitri Shostakovich.

El Grosser Zapfenstreich más es el más alto honor que las Fuerzas Armadas federales alemanas (Bundeswehr) pueden rendir a un civil.
Las personas que tienen derecho a ser honradas con un “Grosser Zapfenstreich" con motivo de su retirada del servicio activo o de la vida pública son:

• El presidente de Alemania
• El canciller de Alemania
• El ministro de defensa de Alemania
• Tenientes generales y generales (Almirantes y Vice almirantes) de la Bundeswehr.

Así, el 29 de junio de 2004 el presidente de la República Federal de Alemania, Johannes Rau, fue así honrado. Esta ceremonia implicó a 450 militares de todos las armas, al Batallón de la Guardia del Bundeswehr, y a Cuerpo de Música de la Bundeswehr.

El 20 de noviembre de 2005, el canciller Gerhard Schröder fue honrado con un Grosser Zapfenstreich en su ciudad natal, Hannover.

Imagen


Aunque los Grossen Zapfenstreinch más impresionantes fueron los realizados en 1994, con motivo del Adiós las tropas aliadas y el realizado en 1998 con ocasión de la retirada del canciller alemán Helmut Kohl , que tuvo lugar en Speyer.

Imagen


La ceremonia.-

El Grosser Zapfenstreich se desarrolla en cuatro fases:

• La Marcha de llegada de la formación, en la cual la banda de música militar suele tocar una combinación de Dessauer Marsch con la Yorckscheer Marsch de Ludwig van Beethoven .

• La "Serenata": hasta cuatro canciones que son elegidas por la persona honrada (en caso de que el Zapfenstreich se realice como ceremonia de despedida), si no son elegidas libremente por el director de la banda de música.

• El Grosser Zapfenstreichs:

o Locken zum Zapfenstreich (Anuncio de la retreta) mediante pífanos y tambores.

o Preußischer Zapfenstreichmarsch (Marcha prusiana de Retreta) por la banda de música.

o Retraite mit drei Posten (Retreta por tres puestos, que es un toque tradicional de la caballería alemana) por la banda de música.

o Ruf zum Gebet (Llamada a la Oración) por pífanos y tambores.

o Gebet: “Ich bete an die Macht der Liebe” (“Kol Slaven” de Bortnianski) por la banda de música. Aquí la tropa se suele descubrir.

o Ruf nach dem Gebet (Toque después de la Oración) por la banda de música.

o Himno nacional de Alemania, por la banda de música.


• Marcha de retirada de la formación, donde se suele repetir la Marcha de retreta prusiana otra vez

Suele haber variaciones regionales. Por ejemplo, el "Grosser Zapfenstreich" en Baviera se diferencia un poco del expuesto anteriormente: en vez del "Marcha prusiana de retreta" se toca el "Marcha bávara de retreta", y en vez del "Ich bete an die Macht der Liebe" se toca "Oración Militar Bávara".


ULTIMA RATIO REGIS Imagen
Avatar de Usuario
MAriscalRommel
Soldado
Soldado
Mensajes: 48
Registrado: 27 Jul 2007, 17:46

Mensaje por MAriscalRommel »

Esas constumbres NUNCA se deben de olvidar...porque eso es historia,si eso se pieres jamas se recordara el pasado


Ha españa sevir hasta morir
Avatar de Usuario
JoseLuis
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 10885
Registrado: 07 Ene 2003, 00:22
España

Mensaje por JoseLuis »

Para los interesados en la música militar, se puede descargar el Grosser Zapfenstreich en esta dirección:

http://www.liedertafel.business.t-onlin ... treich.htm

Son seis archivos MP3 que recogen toda la ceremonia y que se pueden descargar individualmente o bien todos en un ZIP.


ULTIMA RATIO REGIS Imagen
Avatar de Usuario
JoseLuis
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 10885
Registrado: 07 Ene 2003, 00:22
España

Mensaje por JoseLuis »

Y, también para los interesados, se puede bajar una "rara avis", que es el Grosser Zapfenstreich del National Volks Armee, junto con otras piezas de músila militar de la DDR (personalmente opino que sólo vale la Praesentiermarsch der Volksmarine, aparte de las clásicas) en la siguiente dirección:

http://marsches.ru/en/ddr/article-all_ddr.html
Última edición por JoseLuis el 01 Ago 2007, 20:34, editado 1 vez en total.


ULTIMA RATIO REGIS Imagen
Avatar de Usuario
MAriscalRommel
Soldado
Soldado
Mensajes: 48
Registrado: 27 Jul 2007, 17:46

Mensaje por MAriscalRommel »

JoseLuis escribió:Para los interesados en la música militar, se puede descargar el Grosser Zapfenstreich en esta dirección:

http://www.liedertafel.business.t-onlin ... treich.htm

Son seis archivos MP3 que recogen toda la ceremonia y que se pueden descargar individualmente o bien todos en un ZIP.



Preciosa múscia..Yo recomiendo el panzerlied


Ha españa sevir hasta morir
Avatar de Usuario
JoseLuis
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 10885
Registrado: 07 Ene 2003, 00:22
España

Mensaje por JoseLuis »

La ceremonia del “Last Post” en la Puerta de Menin.-

Antes de entrar en detalle, he de indicar que esta ceremonia, aunque de naturaleza militar (acto de honor a los caídos), se viene realizando desde hace ya casi ochenta años por civiles, por lo que se podría describir más bien como cívico-militar, y era para un servidor una perfecta desconocida hasta el día que, por cosas de “san Google”, caí por casualidad en la página de la Fundación del Last Post, y me impresionó.

Me impresionó porqué es uno de los pocos casos conocidos en el mundo, en que desde hace 80 años, con la sola interrupción de los años de ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial, se ha ido realizando esta sencilla ceremonia que, dentro del marco en que tiene lugar, adquiere toda la grandeza del recuerdo emocionado y agradecido de una sociedad a los hombres de otros países que fueron a combatir por su libertad, dieron la vida por ellos y no tienen tumba conocida. Porque la Puerta de Menin es, sobre todo, eso: el recordatorio a todos aquellos que cayeron en combate pero cuyo cuerpo nunca fue hallado y no se les pudo dar sepultura. Fue precisamente en los años de la Gran Guerra cuando se acuñó el término “desaparecido” para clasificar la baja de quien no se había hallado el cadáver, y ello porque las concentraciones de artillería en líneas de frente tan estrechas, volatilizaban los cuerpos, los machacaban, los reducían a una masa informe que se mezclaba con el barro de aquel Flandes en el que se luchó durante cuatro años. En la Puerta de Menin hay grabados cerca de 55.000 nombres. Y no están todos: los neozelandeses y canadienses están registrados en otro monumento en el Cementerio militar de la Commonwealth en Cot de Tyne, en las cercanías de Passchendaele.

Y el segundo aspecto es que la ceremonia fue, ha sido y seguirá siendo una iniciativa de la población civil de Ypres (Ieper, en flamenco), que la realiza diariamente en agradecimiento a soldados de otros países que dieron su vida por su libertad. Algo que, por desgracia no se ve en este mundo que nos ha tocado vivir.


El monumento de la Puerta de Menin.-

O Menin Gate Memorial, esta ubicado en lo que en su día fue una de las puertas de la ciudad fortificada de Ypres, en Flandes (Bélgica), y es la salida de la ciudad a la carretera que lleva desde Ypres a Menin (Menen en flamenco), y que fue durante los cuatro años de la Primera Guerra Mundial una de las vías a aproximación al frente utilizadas por los soldados Aliados, en especial los de la B.E.F. (British Expeditionary Force) en el verano-otoño de 1914, primero, y del resto de la Commonwealth después.

En realidad, en dichas fechas ya no existía la puerta como tal, sino un gran boquete en los terraplenes abaluartados que configuraban las defensas de la ciudad construidas por Vauban en el siglo XVIII, conforme a su conocido sistema defensivo. La puerta original fue derruida, junto con parte de los baluartes para ensanchar la carretera y facilitar el tráfico, dentro de la política de crecimiento de las ciudades, derruyendo las murallas que las habían encorsetado, que se vivió en Europa en los años finales del siglo XIX, quedando marcado el lugar donde estuvo la puerta por dos leones de piedra, uno de los cuales fue donado a Australia tras la guerra y figura en la actualidad en su museo militar.

La fotografia muestra cómo era la puerta de Menin en 1917, que no debía diferir mucho de la de 1914, salvo que los árboles no estarían como se ve, fruto de los bombardeos de la artillería, y es el espacio por el que circulan los carros entre los dos terraplenes: el que se aprecia a la izquierda y el que se ve por la derecha.

Imagen


A pesar de ser uno de los caminos de aproximación al frente, no fue ni el principal ni el más usado, ya que estaba muy expuesto a la acción de la artillería alemana, que arrasó por completo la ciudad en 1914, y era considerado un lugar peligroso (los alemanes, en su ofensiva de primavera de 1918 llegaron a estar a dos mil quinientos metros -2,5 km- de la Puerta de Menin), y era una broma corriente en el frente el enviar a los novatos a cerrar la Puerta de Menin.

Nada más acabada la guerra, hubo ya proyectos en marcha para levantar un gran monumento funerario a los caídos y los desaparecidos de la Commonwealth. En un principio, el gobierno británico se mostró partidario de comprar las ruinas de Ypres y convertir la ciudad entera en santuario (Winston Churchill fue un acérrimo defensor de esta idea). Pero los naturales de Ypres, que durante toda la guerra habían vivido desplazados en otros lugares de Bélgica y Francia, y a pesar de estar su ciudad completamente arrasada, amaban a su patria chica y querían volver y reconstruir la ciudad, por lo que, con la mediación del rey Alberto I, se ofreció a los británicos dos ubicaciones para levantar los monumentos funerarios: el lugar donde se había ubicado el Mercado de la Tela y la propia ubicación de la Puerta de Menin, aunque los belgas cambiaron rápidamente de pensamiento respecto al Mercado de la Tela, ya que entraba dentro de sus planes de reconstruir por completo la ciudad (el edificio del Mercado de la Tela no acabó de ser completamente restaurado hasta 1964).

El monumento fue diseñado por sir Reginald Blomfield (que junto con los también arquitectos Sir Edwin Lutyens, Sir Herbert Baker y Mr. Charles Holden diseñaron y construyeron todos los cementerios y Memoriales británicos tras la Primera Guerra Mundial), y erigido a cargo de la Comisión Imperial (ahora de la Commonwealth) de sepulturas de guerra. El monumento de Blomfield combina las imágenes arquitectónicas de un arco de la victoria clásico y un mausoleo.

El arco emerge sobre la carretera de Menin, que cruza el foso a través de una calzada, y está construido totalmente en piedra. Sobre el arco, y mirando en dirección a Menin (al frente) esta la figura en piedra de un léon yaciente, que representa al Imperio británico, y dejado tiene esculpida la siguiente leyenda:

A LOS EJÉRCITOS DEL IMPERIO BRITÁNICO QUE ESTUVIERON AQUÍ DESTACADOS DESDE 1914 A 1918 Y A LOS QUE CAYERON Y NO TIENEN SEPULTURA CONOCIDA


Imagen


El mausoleo está formado por el llamado “Pasaje del Recuerdo”, de 36.6 metros de largo por 20.1 metros de ancho, con el suelo adoquinado; en el centro del Pasaje, a cada lado, hay unas amplias escaleras que conducen a los terraplenes, que dominan el foso, y dos galerías formadas con pilares que ocupan la toda la longitud de la estructura. En las paredes internas del Pasaje, a ambos los lados de las escaleras y en las paredes de las galerías, en unos enormes paneles de piedra de Portland, y ordenados pora rma o cuerpo y regimientos, y dentro de éstos por graduaciones, están inscritos los nombres 54.896 oficiales, suboficiales, clases y tropa de los ejércitos de la Commonwealth.


Imagen

Sobre cada una de las escaleras está tallada la siguiente leyenda:

AQUÍ ESTÁN REGISTRADOS LOS NOMBRES DE LOS OFICIALES Y DE LOS SOLDADOS QUE CAYERON EN EL SALIENTE YPRES A QUIÉNES LA FORTUNA DE LA GUERRA NEGÓ EL ENTIERRO PUBLICO Y CON HONORES QUE SE DIÓ A SUS CAMARADAS EN LA MUERTE


Sin embargo, en este mausoleo no están registrados todos los nombres de los desaparecidos en el saliente de Ypres. Cuando faltaban pocos días para la inauguración, se dieron cuenta que no cabían tantos nombres, por lo que se tomó la decisión de que los nombres que figuran en la Puerta de Menin son los de aquellos que cayeron en la zona entre la ruptura de la guerra en 1914 y el 15 de agosto de 1917. Los nombres de 34.984 desaparecidos más, aquellos que murieron entre el 16 de agosto de 1917 y el final de la guerra, están registrados en los paneles tallados en el cementerio del Cot de Tyne, en las cercanías de Passchendaele.

La distribución, por nacionalidades, de los paneles, es la siguiente:



Los neozelandeses y los soldados de los nuevos territorios no figuran ni en el Memorial de la Puerta de Menin ni en el Cementerio de Cot de Tyne, que son honrados en monumentos separados

El monumento fue inaugurado el 24 de julio de 1927, diez años después de la terrible tercera batalla de Ypres - el principio de la campaña que terminó con la captura de la aldea de Passchendaele por las tropas canadienses-, en una ceremonia a la que asistieron, entre otras personalidades, el rey Alberto I de los belgas, el mariscal Foch, y por la parte británica, el mariscal Lord Plumer que presidía la Comisión de Cementerios Militares y que había mandando el II Ejército británico en el saliente de Ypres. En su alocución Lord Plumer dijo:

“Una de las características más trágicas de la gran guerra fue el número de bajas que se notificaba como, “desaparecido, dado por muerto.”
.............. cuando vino la paz, y se extinguió el breve rayo de esperanza, pareció que se había creado el vacío más profundo y la más desesperada perspectiva para las que no tenían ninguna tumba que visitar, ningún lugar adonde podrían llevar y colocar un símbolo de cariñoso recuerdo .......

........... y eso se decidió que aquí, en Ypres, donde se sabe que cayeron muchos de los desaparecidos, se debía erigir un monumento digno de ellos el cuál debe ser la expresión de la gratitud de la nación por su sacrificio y su condolencia con los que les guardaron luto. Se ha erigido un monumento que, en su tamaño, satisface este objetivo, y ahora podemos decir de cada uno en cuyo honor estamos hoy aquí reunido: No despareció. ¡El está aquí! “.


Tras estas palabras, que cerraron las alocuciones de las personalidades intervinientes, los cornetas del Regimiento de Infantería Ligera de Somerset interpretaron el “Last Post”, y los gaiteros de los Gordon Highlanders, el “Lamento”.

La ceremonia impresionó a los presentes, muchos de los cuales eran veteranos de los cuatro horribles años de lucha. Basta el ejemplo del australiano William Longstaff, que esa misma noche, volvió en dos ocasiones al Memorial, y acabó pintando el cuadro “Medianoche en la Puerta de Menin”, también conocido como “Los Fantasmas de la Puerta de Menin”, donde se aprecia como a media noche, y bajo la égida del monumento, se levantan los espectros de los caídos.


Imagen


La Puerta de Menin es, pues, uno de los monumentos funerarios más importantes y conocidos del mundo, y ha tenido ilustres visitantes, entre los que podemos citar al mismísimo Adolfo Hitler, quien, en 1940 y cuando se dirigía a visitar el cementerio militar alemán de Lagemark (el principal cementerio alemán en Flandes), se detuvo en Ypres expresamente para visitar el mausoleo, que recorrió en respetuoso silencio.


La Ceremonia del Last Post.-

Como se ha dicho, el día de la inauguración del Memorial se tocó por primera vez el “Last Post” en la Puerta de Menin, pero como parte de la ceremonia inaugural. Al año siguiente, cuando estaba próximo el aniversario de la inauguración, un grupo de personalidades de Yprés, a cuyo frente estaba el Superintendente de la Policía, Mr P. Vandenbraambussche, decidieron, como muestra de agradecimiento a todos aquellos que había caído defendiendo su libertad e independencia, honrarlos mediante el toque diario, a la caída del sol, del Last Post, que correría a cargo de los cornetas del Cuerpo local de Bomberos. El primer toque tuvo lugar el 1 de julio de 1928, y continuó durante cuatro meses, en que se interrumpió. Se reanudó en la primavera de 1929, cuando se constituyó el Comité del Las Post, que recibió un fondo de 150.000 libras esterlinas provenientes de diversas Asociaciones de Veteranos tanto británicas como de otros países de la Commonwealth, así como cuatro cornetas de plata donadas por la secciones de Bruselas y Antwerp de la Real Legión Británica.

Desde el 11 de noviembre de 1929 se ha realizado de forma ininterrumpida la ceremonia del Last Post: a las 20’00 horas, la policía corta el tráfico en ambas direcciones en la Puerta de Menin, y los cornetas de la Asociación del Last Post (antes eran exclusivamente bomberos, pero las circunstancias han hecho de que entren otros ciudadanos, aunque siguen vistiendo el uniforme del Cuerpo de Bomberos) marchan hasta la Puerta de Menin, donde, en absoluto y respetuoso silencio, interpretan las notas del Last Post, toque del Ejército británico que ponía fin a las actividades diarias de la vida militar, y que, por extensión lo usan también países que son o fueron parte de la Commowealth. Tras lo cual, se guarda un respetuoso minuto de silencio.

Imagen



La única excepción fue durante los cuatro años de ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial, en que la ceremonia fue prohibida por las autoridades de ocupación, del 20 de mayo de 1940 al 6 Septiembre de 1944, pero se continuó en el Cementerio Militar de Brookwood, Surrey, en Inglaterra. En la misma tarde del 6 de septiembre de 1944, cuando las tropas polacas adscritas al II Ejército canadiense acaban de liberar la ciudad y aún se oían disparos esporádicos, los habitantes de Yprés salieron de sus casas a celebrar de nuevo la ceremonia del Last Post, sin muchas formalidades, pero de forma sentida, como muestra la foto.


Imagen



Además de la ceremonia diaria, que hoy, 3 de agosto de 2007, se cumple la 27.100ª interpretación, hay ceremonias especiales, con motivos de los actos que las distintas Asociaciones de Veteranos que los distintos ejércitos de los países de la Commonwealth realizan (y como cada regimiento tiene la suya, pues pónganse a contar), así como en fechas señaladas, como los aniversarios de las batallas de Yprés, la del Somme, o el día del Armisticio. En estos casos, la ceremonia se inicia a las 11’00 horas de la mañana, y comienza con el toque de “Reveille” (Diana) que efectúan los cornetas de la Asociación, seguido del acompañamiento musical (que casi siempre lo hay), de las bandas o agrupaciones musicales de las Asociaciones de Veteranos, se reza un responso por el alma de los caídos, tras lo cual se toca el “Las Post”, seguido del “Lamento” a tocado con gaita, y se guarda un minuto de silencio, tras lo cual se efectúan las ofrendas florales debajo de los paneles del regimiento que corresponda.

Imagen

Imagen


ULTIMA RATIO REGIS Imagen
grandi
Sargento Segundo
Sargento Segundo
Mensajes: 337
Registrado: 13 Abr 2003, 19:10
Ubicación: Ciudad de Aguere

Mensaje por grandi »

pena que no tengamos nada similar en España


Avatar de Usuario
Jorge Osvaldo Eleazar
Sargento Primero
Sargento Primero
Mensajes: 416
Registrado: 04 Jul 2007, 11:55
Argentina

ceremonia perdida

Mensaje por Jorge Osvaldo Eleazar »

Aqui en Argentina, hemos perdido la tradicional "Retreta del Desierto".
Cuenta la tradicion que durante la Campaña del Desierto (extension de las fronteras con los indios desde el centro de la Provicia de Buenos Aires, hasta la Cordillera de los Andes),se enciaban patrullas en distintas direcciones y una tarde cae una niebla muy profunda y esto hace que las distintas unidades pierdan el camino de regreso a su base. El comandante viendo que caia la noche manda formar la banda y tocar aires marciales a fin de que sirviera como guia a los perdidos. Cada x canidad de compases mandaba para para ver si habia respuesta. Los perdidos se guiaban por la musica y cuando esta se detenia contestaban con las cornetas o trompas que traia cada seccion, y asi fueron acercandose a su base. terminando todos reunidos ocando juntos la misma cancion.
Esto se realizaba de noche con una seccion de la banda o bandas junto a una fogata, estando a oscuras toda la zona, y e es emocionante ir sintiendo desde los cuatro puntos cardinales, cada vez que el nucleo central para de tocar como le van respondiendo las secciones por orden, y ver como a la lejania se van acercando antorchas con los musicos y sus acompañantes. terminan la reunion y se ejecutan marchas militares.
Antes se realizaba en las principales plazas de las ciudades donde existieran unidades militares, y hasta para las fechas patrias las bandas civiles solian realizarlas ne los pequeños pueblos del interior.
Era impresionante ver nuestra Plaza de Mayo totalmente a oscuras y vivir esa ceremonia. Lamentablemente es algo que los gobiernos civiles, para despegarse de los militares de la dictadura, no la han vuelto a hacer, como si las tradiciones y la historia tuvieran que ver con la politica.
En proximas le contare de otras. Saludos Jorge


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados