El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Los Ejércitos del mundo, sus unidades, campañas y batallas. Los aviones, tanques y buques. Churchill, Roosevelt, Hitler, Stalin y sus generales.
Avatar de Usuario
Malcomn
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4761
Registrado: 11 Ago 2008, 20:45

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por Malcomn »

Menos mal que retomas el tema sergiopl, un placer volver a leerte!!

Saludos! :wink:


Avatar de Usuario
KL Albrecht Achilles
General de Ejército
General de Ejército
Mensajes: 10881
Registrado: 27 Ago 2009, 03:16
Ubicación: Venezuela
Venezuela

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por KL Albrecht Achilles »

sergiopl escribió:Hola a todos, refloto este hilo de las profundidades del foro para continuar con...


Bienvenido de vuelta sergiopl, estare atento a las proximas entregas. :thumbs:

Saludos :cool2:


It matters not how strait the gate. How charged with punishments the scroll.
I am the master of my fate: I am the captain of my soul. - From "Invictus", poem by William Ernest Henley
sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

Gracias a los dos :thumbs:

Hoy toca una entrega breve...

3. LAS FUERZAS ENFRENTADAS:

(*) disposición a las 0000 horas del 26 de Octubre. Las cifras de aviones entre corchetes corresponden a los que estaban operativos en ese momento, los restantes eran de aparatos de reserva.

Teikoku Kaigun:

Flota Combinada (almirante Yamamoto, en Truk, a bordo del acorazado "Yamato"):

Fuerza de Apoyo (vicealmirante Kondo):

- 2ª Flota (vicealmirante Kondo):

Fuerza Principal (vicealmirante Kondo):

- 4 cruceros pesados: "Atago", "Takao", "Myoko" y "Maya"
- 1 crucero ligero: "Isuzu"
- 6 destructores: "Kawakaze", "Suzukaze", "Umikaze", "Naganami", "Takanami" y "Makinami"

Imagen
El crucero pesado "Atago", buque insignia de Kondo (Fuente: CombinedFleet.net)

Grupo Aéreo (contralmirante Kakuta):

- 1 portaaviones: "Junyo" (20 [20] cazas A6M Cero, 18 [17] bombarderos en picado D3A y 7 [7] torpederos B5N)
- 2 destructores: "Kuroshio" y "Hayashio"

Grupo de Apoyo (contralmirante Kurita):

- 2 acorazados: "Kongo" y "Haruna"
- 2 destructores: "Kagero" y "Oyashio"

- 3ª Flota (vicealmirante Nagumo):

Fuerza de Ataque de Portaaviones (vicealmirante Nagumo):

- 3 portaaviones: "Shokaku" (22 [18] A6M, 21 [21] D3A, 24 [24] B5N y 1 [1] avión de reconocimiento D4Y), "Zuikaku" (21 [20] A6M, 24 [22] D3A y 20 [20] B5N) y "Zuiho" (19 [18] A6M y 6 [6] B5N)
- 1 crucero pesado: "Kumano"
- 8 destructores: "Amatsukaze", "Hatsukaze", "Tokitsukaze", "Yukikaze", "Arashi", "Maikaze", "Teruzuki" y "Hamakaze"

Fuerza de Vanguardia (contralmirante Abe)

- 2 acorazados: "Hiei" y "Kirishima"
- 3 cruceros pesados: "Tone", "Chikuma" y "Suzuya"
- 1 crucero ligero: "Nagara"
- 7 destructores: "Akigumo", "Makigumo", "Yugumo", "Kazagumo", "Isokaze", "Tanikaze" y "Urakaze"

Grupo de Reabastecimiento:

- 4 petroleros: "Toho Maru", "Kyokuto Maru", "Kokuyo Maru" y "Toei Maru"
- 1 destructor: "Nowaki"

6ª Flota (vicealmirante Komatsu):

Fuerza Expedicionaria Avanzada:

- Unidad "KO" (A): I-7
Escuadrón de Submarinos 6: I-4 e I-5
Escuadrón de Submarinos 7: I-1, I-2 e I-3
Escuadrón de Submarinos 11: I-17, I-31 e I-172

- Unidad "OTSU" (B): I-9
Escuadrón de Submarinos 2: I-15, I-21 e I-24
Escuadrón de Submarinos 11: I-174 e I-175

8ª Flota (vicealmirante Mikawa):

Unidad de Asalto:

- 3 destructores: "Akatsuki", "Ikazuchi" y "Shiratsuyu"

Unidad de Bombardeo (contralmirante Takama):

- 1 crucero ligero: "Yura"
- 5 destructores: "Akizuki", "Harusame", "Yudachi", "Murasame" y "Samidare"

Fuerza del Área Sureste (vicealmirante Kusaka):

- 25ª Flotilla Aérea (Rabaul): 67 A6M
- 26ª Flotilla Aérea (Rabaul): 64 bombarderos medios G4M y 27 D3A

United States Navy:

Fuerza del Pacífico Sur (vicealmirante Halsey, en Noumea):

Task Force 61 (contralmirante Kinkaid):

Task Force 16 (contralmirante Kinkaid):

- 1 portaaviones: "Enterprise" (34 [31] cazas F4F, 34 [23] bombarderos en picado SBD y 10 [10] torpederos TBF)
- 1 acorazado: "South Dakota"
- 1 crucero pesado: "Portland"
- 1 crucero ligero: "San Juan"
- 8 destructores: "Porter", "Mahan", "Cushing", "Preston", "Smith", "Maury", "Conyngham" y "Shaw"

Imagen
El "Big E", victorioso veterano de las 2 batallas anteriores (Fuente: Wikipedia)

Task Force 17 (contralmirante Murray):

- 1 portaaviones: "Hornet" (38 [33] F4F, 31 [24] SBD y 16 [16] TBF)
- 2 cruceros pesados: "Northampton" y "Pensacola"
- 2 cruceros ligeros: "San Diego" y "Juneau"
- 6 destructores: "Morris", "Anderson", "Hughes", "Mustin", "Russell" y "Barton"

Task Force 64 (contralmirante Lee):

- 1 acorazado: "Washington"
- 1 crucero pesado: "San Francisco"
- 2 cruceros ligeros: "Helena" y "Atlanta"
- 6 destructores: "Aaron Ward", "Benham", "Fletcher", "Lansdowne", "Lardner" y "McCalla"

Task Force 63 (contralmirante Fitch):

- en Guadalcanal: 26 F4F, 20 SBD, 6 P-400, 6 P-39 y 2 TBF
- en Espíritu Santo: 24 F4F, 39 B-17, 12 Hudson y 32 PBY (éstos últimos con los buques de apoyo de hidroaviones "Curtiss" y "Mackinac")
- en Nueva Caledonia: 15 P-38, 36 P-39, 16 B-26 y 13 Hudson

CONTINUARÁ...
Última edición por sergiopl el 10 Ene 2014, 12:16, editado 1 vez en total.


Avatar de Usuario
flanker33
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 2249
Registrado: 18 Jun 2005, 12:02
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por flanker33 »

Como siempre un placer leer sus post sergiopl. Me consta que es usted un hombre ocupado :guino: y se agradece que saque tiempo para seguir con este interesante tema, al que seguiré con atención.

Un saludo.


"Si usted no tiene libertad de pensamiento, la libertad de expresión no tiene ningún valor" - José Luís Sampedro
sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

flanker33 escribió:Como siempre un placer leer sus post sergiopl. Me consta que es usted un hombre ocupado :guino: y se agradece que saque tiempo para seguir con este interesante tema, al que seguiré con atención.

Un saludo.


La cuestión es... que tengo previsto culminar el hilo con la Batalla del Mar de Filipinas en el mes de Junio. ¿Cuántos años de retraso acumularé sobre dicha previsión? :lol:


sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

4. PRIMER ASALTO:

Durante la madrugada del 26 de Octubre, 6 PBY Catalina norteamericanos equipados con radar buscaban a la flota japonesa en las aguas al NE. de Guadalcanal, 2 de los cuales establecieron contacto con las fuerzas de Nagumo. A las 0001, el primero de ellos, pilotado por el alférez de navío Clute, informó de la presencia del "enemigo", sin especificar el número ni el tipo de buques, a unas 300 millas al NO. de Kinkaid, tras haberlos detectado con su radar poco después de la medianoche. Mas tarde Clute lanzó dos torpedos contra lo que pensaba que era un crucero pesado. En realidad se trataba del "Isokaze", un destructor de la Fuerza de Vanguardia de Abe, que escapó sin sufrir daño alguno. A las 0250, el segundo PBY, con el teniente de navío Hoffman a los mandos, avistó al "Zuikaku" y lanzó 4 bombas de 500 libras que cayeron a menos de 300 metros del costado de estribor del portaaviones, tras lo cual soltó una bengala para cegar a los artilleros antiaéreos nipones y huir sin problemas. Ese Catalina enviaría un mensaje a las 0310 que informaba de la presencia de "1 portaaviones y otros 6 buques con rumbo S.".

Ambas acciones incrementaron las sospechas de Nagumo de que se estaba dirigiendo hacia una trampa similar a la de Midway, por lo que a las 0330 ordenó, nuevamente sin consultar a Kondo, que su fuerza pusiera rumbo N. y que los aviones que se encontraban en los hangares de los portaaviones fueran desprovistos de bombas y torpedos y vaciados sus depósitos de combustible, para disminuir el riesgo de un catastrófico incendio como los que habían consumido al "Akagi", el "Kaga", el "Hiryu" y el "Soryu" en Midway, aunque ello supusiera retrasar el primer ataque de la mañana. La intención de Nagumo era lanzar sus aviones de reconocimiento a primera hora de la mañana, localizar a la flota enemiga y atacar después lo antes posible. Kondo, informado por Kakuta del cambio de rumbo de Nagumo, hizo lo propio a las 0400, y un cuarto de hora después los buques de Abe, que entonces se encontraban a 250 millas de Guadalcanal lanzando 7 hidroaviones de reconocimiento, también se retiraron hacia el N. para alejarse de una posible trampa de la US Navy.

A las 0445, una hora antes del amanecer, despegaron de los 3 portaaviones de la Fuerza de Ataque un total de 13 torpederos B5N (5 del "Zuiho", 4 del "Shokaku" y otros 4 del "Zuikaku"). Su misión era llevar a cabo una exploración hasta una distancia de 300 millas en un arco entre los 050 y 300 grados del compás. Poco después, a las 0520, despegó la primera patrulla de combate aéreo mientras en el "Zuikaku" y el "Shokaku" se subían a la cubierta los aviones de la primera oleada de ataque, que estaría compuesta por 70 aparatos.

Entretanto, en los portaaviones norteamericanos la actividad también era febril. A las 0510 la fuerza de Kinkaid, que hasta entonces había estado navegando hacia el NO., puso rumbo hacia el SE. para iniciar las operaciones de vuelo: el "Enterprise" lanzó 7 cazas que integrarían el primer turno de la patrulla de combate aéreo, seguidos por 16 Dauntless que efectuarían una búsqueda por parejas hacia el O. en un arco entre los 235 y los 000 grados, hasta las 200 millas de distancia, y otros 4 SBD en misión de patrulla antisubmarina. A las 0551 el "Hornet" lanzó 8 Wildcat adicionales para reforzar la patrulla de combate aéreo.

Pero los americanos no estaban sacando partido de la ventaja que debería haberles proporcionado el informe de avistamiento del segundo de los Catalina, debido a un grave fallos en las comunicaciones: el "Enterprise" no había captado el mensaje de las 0310 del teniente de navío Hoffman. No fue hasta las 0512, mientras los Dauntless de reconocimiento se preparaban para el despegue, cuando al comandante de la TF-61 le llegaron finalmente las noticias de que los PBY habían hecho contacto con el enemigo, a pesar de que algunos buques de su formación habían recibido el mensaje una hora antes, pero no lo habían comunicado al suponer que en el "Big E" también se habría captado la transmisión. En cuanto se supo de la presencia de los buques japoneses, el Estado Mayor de Kinkaid recomendó a éste que lanzara la fuerza de ataque del "Hornet" en una misión de "búsqueda y ataque", pero posiblemente debido a la mala experiencia del día anterior en una situación similar Kinkaid optó por esperar a tener una localización exacta del enemigo, que en las mas de dos horas que habían pasado desde el informe del PBY podría haberse desplazado considerablemente. Pero además, Kinkaid no varió el plan de exploración, que podría haber sido reformulado para barrer un área mucho menos extensa, y reservando una parte de los 16 Dauntless del "Big E" para que formaran parte de la fuerza de ataque.

Primeros contactos:

Las fuerzas de Nagumo y Kinkaid se encontraban a unas 200 millas de distancia, y una de las parejas de Dauntless en misión de exploración, liderada por el teniente de navío Welch, avistó a un Kate japonés tras recorrer sólo 85 millas desde el "Enterprise". Unos 20 minutos después, a las 0617, Welch avistó una serie de buques que resultaron ser la Fuerza de Vanguardia de Abe e informó, a las 0630, del avistamiento de "2 acorazados, 1 crucero pesado y 7 destructores" unas 170 millas al O. de Kinkaid, dirigiéndose hacia el N. a 20 nudos. Sabiéndose descubierto, Abe cambió de rumbo y aumentó la velocidad a 30 nudos para alejarse de la zona.

Poco después, a las 0645, otros 2 Dauntless liderados por el capitán de corbeta Lee, comandante del VS-10, avistaron mas buques enemigos. Tras 5 minutos, desde unas 15 millas de distancia, los tripulantes de los SBD identificaron al menos 2 portaaviones que estaban lanzando aviones: los japoneses habían detectado la presencia de los aviones de reconocimiento enemigos y un total de 17 cazas del "Shokaku" y el "Zuikaku", incluidos 4 en principio destinados a escoltar la primera oleada de ataque, despegaron para unirse a los 3 del "Zuiho" que ya se encontraban en el aire. Los cazas enemigos frustraron un intento de ataque por parte de los 2 SBD de Lee y los obligaron a huir y ocultarse entre las nubes.

Al mismo tiempo, una tercera pareja de Dauntless liderada por el alférez de navío Burnett, que tenía asignado el sector ubicado entre los de Welch y Lee, recibió el informe de avistamiento del primero y se dirigió hacia la posición de la fuerza de Abe. Ambos SBD se lanzaron sobre el "Tone", al que no lograron alcanzar con sus 2 bombas de 500 libras. Mientras eso sucedía, una cuarta pareja de Dauntless, la que liderada por el alférez de navío Ward exploraba el sector al N. de la posición de Lee, se aproximó a la fuerza de Nagumo tras captar el mensaje del propio comandante del VS-10. Ambos SBD intentaron aproximarse a los buques nipones aprovechando las nubes para mantenerse fuera de la vista del enemigo... pero en una zona de claros fueron sorprendidos por varios Ceros que los obligaron a dar media vuelta.

Entretanto, sabiendo ahora con seguridad que el enemigo estaba a una distancia de entre 185 y 200 millas de distancia gracias al mensaje de Lee, Kinkaid ordenó el lanzamiento de la fuerza de ataque lo antes posible... pero dado que las fuerzas japonesas se encontraban en el límite del alcance y alejándose de la TF-61, y considerando que para lanzar sus aparatos los portaaviones estadounidenses deberían navegar en la dirección contraria debido al viento, a las 0708 Kinkaid ordenó poner rumbo NO. e incrementar la velocidad hasta los 27 nudos para reducir la distancia de vuelo de sus aparatos, mientras se ultimaban los preparativos para el lanzamiento.

El "Hornet", que ya tenía sus aviones situados en cubierta, fue el primero en lanzar un grupo de ataque, liderado por el capitán de corbeta Widhelm y compuesto por 15 bombardeos en picado SBD Dauntless, 6 torpederos TBF Avenger y 8 cazas F4F Wildcat, que despegaron entre las 0732 y las 0743, tras lo cual el portaaviones volvió al rumbo NO. para ganar unas pocas pero valiosas millas mientras se preparaba la segunda oleada. La formación de aviones, una vez reunida, partió en dirección a la flota enemiga a las 0755.

El "Enterprise", por su parte, lanzó 11 cazas adicionales para reforzar la CAP y a continuación preparó de forma apresurada una fuerza de ataque, comandada por el capitán de fragata Gaines y compuesta por 9 Avengers y 3 Dauntless, escoltados por 8 Wildcats, la cual comenzaría a ser lanzada a las 0750. Finalmente, a las 0810 un segundo grupo de ataque, encabezado por el capitán de fragata Rodee y compuesto por 10 TBF (armados con bombas en lugar de torpedos), 9 SBD y 7 F4F, fue lanzado desde el "Hornet".

Pese a que la intención inicial de Kinkaid había sido llevar a cabo un ataque coordinado con los aparatos de sus 2 portaaviones, en aquel momento 3 grupos distintos volaban de forma independiente hacia el enemigo. Y es que no sólo la US Navy carecía de una doctrina adecuada para llevar a cabo ataques coordinados por medio de formaciones de distintos grupos aéreos, sino que el hecho de que los buques japoneses se encontraran a unas 200 millas de distancia y que los portaaviones norteamericanos debieran alejarse de ellos para lanzar los aviones, debido al viento dominante, hacía complicado que pudiera reunirse una fuerza de ataque conjunta, lo cual consumía tiempo y combustible.

Nagumo descubre a Kinkaid:

Pero mientras los americanos se preparaban para lanzar su golpe, los japoneses al fin habían localizado a la TF-61: a las 0612 uno de los torpederos del "Shokaku", pilotado por el suboficial Ukita, había avistado a la fuerza de Kinkaid, unas 210 millas al SSE. de la posición de Nagumo. Pero Ukita, debido a la mala visibilidad, se demoró a la hora de identificar a los portaaviones enemigos, siendo detectado por el radar del crucero pesado "Northampton" en el proceso... y luego empleó una señal de llamada incorrecta en su mensaje, lo cual inicialmente causó una cierta confusión. No obstante, cuando a las 0658 se confirmó la presencia de al menos 1 portaaviones enemigo, Nagumo reaccionó con prontitud ordenando el lanzamiento de la fuerza de ataque, que comenzaría a las 0710 con el despegue de los aviones del "Shokaku", seguidos 15 minutos después por los del "Zuikaku", y enviando también un avión de reconocimiento D4Y para confirmar el confuso informe inicial.

Imagen
La fuerza de ataque del "Shokaku", a punto de despegar

La fuerza de ataque estaba al mando del capitán de corbeta Shigeharu Murata, uno de los mejores y mas experimentados pilotos de torpederos de la Armada Imperial, no en vano había sido el hombre que había comandado los torpederos en el ataque contra Pearl Harbor. La componían un total de 64 aparatos: 22 torpederos (20 del "Shokaku" y otros 2 del "Zuikaku" y el "Zuiho", aunque estos iban desarmados pues su misión era seguir a la flota enemiga), 21 bombarderos en picado (todos del "Zuikaku") y 21 cazas (9 del "Zuiho", 8 del "Zuikaku" y 4 del "Shokaku"). Los aviones del "Zuikaku", al mando del teniente de navío Takahashi, formaron y partieron con 10 minutos de retraso, dado que la mayor velocidad de crucero de los D3A les permitiría reunirse con el resto de la formación durante el vuelo hacia el enemigo.

En contraste con la lentitud y desorganización del ataque norteamericano, esa formación de mas de 60 aparatos puso rumbo hacia la flota enemiga a las 0730, apenas 20 minutos después del despegue del primer aparato y 25 minutos antes que el primer grupo de aviones estadounidenses, pese a que los exploradores de Kinkaid habían sido los primeros en establecer contacto. Tras el despegue de la primera oleada, el personal de cubierta del "Shokaku" y el "Zuikaku" comenzaron a situar en la cubierta de vuelo los aparatos de la segunda oleada... pero mientras lo hacían una pareja de Dauntless liderados por el teniente de navío Stockton Strong se presentaron sobre la formación japonesa de forma sorpresiva, a las 0740, tras cambiar su rumbo después de captar el informe del teniente de navío Welch, primero, y el del capitán de corbeta Lee, después.

Sin ser detectados por el radar del "Shokaku" y sin ser molestados por los 21 Ceros que se encontraban en ese momento persiguiendo a la pareja de SBD liderada por el alférez de navío Ward, los 2 bombarderos en picado estadounidenses se aproximaron ocultándose entre las nubes a lo que ellos pensaban que era un portaaviones de la clase Shokaku, picaron desde 14.000 pies de altura y lanzaron 2 bombas de 500 libras sobre el "Zuiho", para luego emprender la huida, que completaron con éxito pese a ser perseguidos durante 45 millas por 3 Ceros del "Zuikaku", uno de los cuales fue abatido. Sólo una de las bombas alcanzó al portaaviones, la de Strong, que recibió la Cruz de la Armada por su acción, curiosamente tras ser duramente criticado por su comandante tras la Batalla de las Salomón Orientales, en la cual en una situación similar se limitó a informar sobre la posición de los buques enemigos. La bomba de Strong abrió un agujero de 15 metros de diámetro en la cubierta de vuelo y además provocó un incendio que destruyó 3 Ceros y destrozó los sistemas de detención de la cubierta de vuelo. El buque, incapaz de recuperar aparatos, estaba fuera de combate aunque no corría peligro.

Imagen
El ataque contra el "Zuiho" (Fuente: Osprey)

Consciente de que el enemigo había vuelto a coger por sorpresa a su flota pese a todas las precauciones, y con las cubiertas del "Zuikaku" y el "Shokaku" ocupadas en parte por los aparatos de la segunda oleada, el personal de cubierta de vuelo de ambos portaaviones cesó las operaciones de repostaje y se llegaron a arrojar por la borda las cisternas de combustible, ante el temor a que mas bombarderos en picado se abalanzaran sobre la "Kido Butai". Minutos después, recuperada la calma, los tripulantes de los 2 portaaviones todavía operativos se apresuraron a rearmar y repostar los aparatos que se encontraban en el hangar, para lanzarlos antes de un nuevo ataque enemigo.

Dado que la tarea de cargar bombas en los D3A era mas sencilla que acoplar los pesados torpedos en la panza de los B5N, el escuadrón de bombarderos del "Shokaku" estuvo listo poco después de las 0800, antes que los torpederos del "Zuikaku", cuyos tripulantes incluso colaboraban con los armeros, y tras unos minutos de dudas Nagumo ordenó que se procediera al lanzamiento de forma inmediata, sin esperar a los aparatos de su buque gemelo y contraviniendo la doctrina habitual de la Armada Imperial. El despegue comenzó a las 0810 y a las 0818 un total de 25 aparatos (20 bombarderos en picado y 5 cazas) se dirigían hacia la TF-61, aunque uno de los D3A abortaría poco después. El "Zuikaku", por su parte, lanzaría un total de 21 aparatos (17 torpederos, uno de ellos desarmado, y 4 cazas), que partieron a las 0900.

Al mismo tiempo que todos los aviones disponibles en los portaaviones de Nagumo se dirigían hacia la flota enemiga, Kondo también se preparaba para lanzar sus poderosas fuerzas de superficie contra la TF-61: el comandante de la Fuerza de Apoyo ordenó a los buques de la Fuerza Avanzada, que se encontraban bajo su mando directo, que incrementaran la velocidad y aproaran hacia el ENE. para unirse a Nagumo, lo cual también permitiría que el "Junyo" pudiera lanzar un ataque aéreo contra la flota enemiga. Además, Kondo ordenó a la Fuerza de Vanguardia que se dirigiera hacia el enemigo, y a las 0925 los buques de Abe, que ahora operaban en 2 grupos (uno compuesto por 2 acorazados, 2 cruceros y 4 destructores y el otro, que navegaba mas al SE., por 2 cruceros y 2 destructores) navegaban hacia el E. a 26 nudos.

Entretanto, las fuerzas de ataque de ambos contrincantes volaban de camino a sus objetivos en direcciones opuestas. A las 0830, la formación de aviones del "Hornet" encabezada por Widhelm avistó a un grupo de aparatos enemigos a su derecha, tras lo cual se enviaron mensajes de advertencia a la TF-61 que no fueron recibidos. Se trataba de los torpederos y los cazas del "Shokaku", que también vieron a los aparatos del "Hornet". 5 minutos después la escolta de la fuerza de ataque del "Shokaku" avistó a los aviones del "Big E", los cuales volaban 10 millas por detrás de la primera oleada del "Hornet". En ésta ocasión el líder de los 9 cazas del "Zuiho", el teniente de navío Hidaka, frustrado tras no recibir la orden de perseguir a la anterior formación de aviones con la que se habían cruzado, se lanzó al ataque inmediatamente, con la intención de reunirse con los torpederos mas tarde, y picando desde la dirección del Sol logró sorprender a los americanos.

Imagen
Los cazas del "Zuiho" atacan al CAG-10

2 Avenger fueron derribados en la primera pasada y un tercero fue gravemente dañado, debiendo dar media vuelta. Uno de los Ceros fue derribado por los TBF y otro por los Wildcat de la escolta. Un tercer caza japonés caería posteriormente mientras atacaba nuevamente a los Avenger. En el combate entre los 6 Ceros supervivientes y 4 F4F que se desarrolló a continuación, 3 Wildcat fueron abatidos y el último debió regresar al portaaviones. En total, la pequeña batalla aérea les había costado 3 cazas y 2 torpederos a los norteamericanos (mas otro Wildcat y 2 Avenger que hubieron de regresar a los portaaviones), mientras que los japoneses perdieron 4 Ceros y uno mas fue gravemente dañado. Pero los 5 Ceros que quedaron intactos no pudieron unirse nuevamente a la formación de Murata, lo cual tendría consecuencias mas tarde. Por su parte, la fuerza de ataque del "Enterprise", ya escasa desde un principio, quedaba ahora reducida a una docena de aparatos: 5 torpederos (uno de los cuales, el del CAG, volaba desarmado), 4 cazas y 3 bombarderos en picado.

Mientras eso sucedía, a las 0830 un Catalina con el teniente de navío Poulos a los mandos se aproximó desde el SO. y avistó a la flota japonesa. Después de tratar de identificar a los buques, el PBY se retiró y comenzó a transmitir mensajes informando de la presencia de "1 portaaviones, 3 cruceros pesados y 4 destructores", aunque ninguno de ellos fue captado hasta las 0925... y de hecho éste no fue retransmitido a la TF-61 hasta mas avanzado el día. El Catalina, que había volado en las proximidades de la fuerza de Nagumo sin ser atacado por los cazas japoneses durante casi una hora, se retiró perseguido por 4 Ceros, que no eran otros que los escoltas del grupo de ataque del "Shokaku", que se reunieron con los torpederos tras no conseguir abatir al PBY. Otro Catalina también rondaba las inmediaciones de la flota nipona y tras acercarse desde el SE. llegó a comunicar la presencia de "un gran carguero (que en realidad era el "Zuikaku") escoltado por 2 destructores", aunque su mensaje no fue recibido. Momentos después fue obligado a retirarse por 3 Kate del "Shokaku".

El ataque contra el "Shokaku":

Entretanto, mientras en el "Zuikaku" se ultimaban los preparativos para iniciar el lanzamiento de su fuerza de ataque, a las 0840 el radar del "Shokaku" detectó a los aviones de la primera oleada del "Hornet", 78 millas al SE. Un total de 23 Ceros se encontraban en el aire: 20 formaban la nutrida patrulla de combate aéreo, que se desplegó a varias alturas en las cercanías de la Fuerza de Ataque de Nagumo, para cubrir tanto ataques de bombarderos en picado como de torpederos, consecuencia de la dura lección aprendida en Midway, y los 3 restantes se dirigieron hacia la Fuerza de Vanguardia de Abe para proporcionarle cobertura.

Diez minutos después, el primer grupo de ataque del "Hornet" avistó a los cruceros pesados "Tone" y "Chikuma", 150 millas al NO. de la TF-61. En ese momento el comandante de la fuerza de ataque se comunicó con el líder de la escolta, el también capitán de corbeta "Mike" Sánchez: "Gus a Mike, ¿ves a los portaaviones?". Lo siguiente que se escuchó a través de las ondas fue: "Mike a Gus, no hay portaaviones a la vista por aquí. Regresemos". Eso indignó a Widhelm y a sus compañeros, que pensaron que Sánchez se había acobardado. Widhelm llegó a intentar golpear al comandante del VF-72 cuando lo vio días después. En realidad se trataba de un astuto operador de radio nipón... pues en aquella jornada los japoneses estaban monitorizando con éxito las frecuencias utilizadas por los aviadores de la USN.

Tras ese momento de desconcierto, Widhelm continuó con rumbo NO. hasta que a las 0910 avistó al resto de la Fuerza de Vanguardia de Abe, a veinte millas de distancia de los cruceros. En ese momento, la formación de 15 bombarderos en picado, escoltados por 4 Wildcat, fue atacada por los 3 Ceros del "Zuiho", que se centraron en primer lugar en los cazas de escolta. Uno de los F4F fue derribado y otros 2 debieron retirarse tras sufrir daños, a cambio de uno de los Ceros abatido. Los 2 cazas japoneses supervivientes se lanzaron contra la otra escuadrilla de 4 Wildcat, que formaba la escolta de la formación de torpederos, derribando a uno de ellos. Otro de los Ceros fue abatido a su vez. Pese a que sólo uno de los 3 cazas japoneses sobrevivió, habían derribado 3 Wildcats de los 8 que formaban la escolta del grupo de ataque, habían obligado a 2 mas a retirarse... y los 3 restantes quedaron separados de sus protegidos.

El capitán de corbeta William Widhelm, comandante del VS-8, llevó a su escuadrón hacia unas nubes para escapar de los Ceros, pero los 6 Avenger que volaban a menor altura no se apercibieron de la maniobra y siguieron en el mismo curso. Minutos después, Widhelm avistó buques a unas 25 millas de distancia, que mas tarde identificó como un portaaviones de gran tamaño y otro mas pequeño, que soltaba humo negro. Se trataba del "Shokaku" y del dañado "Zuiho". El "Zuikaku", oculto tras un oportuno chubasco después de haber quedado separado del grueso junto a 2 destructores mientras lanzaba su fuerza de ataque, no fue detectado. Widhelm ordenó virar hacia los buques enemigos para iniciar el ataque, mientras intentaba sin éxito comunicarse con la segunda oleada de ataque del "Hornet".

Imagen
Ruta de la primera oleada del "Hornet" (Fuente: "The First Team and the Guadalcanal Campaign")

Durante su aproximación a la flota enemiga, los 15 Dauntless, ahora sin escolta, fueron atacados por 4, luego 6 y finalmente hasta 11 Ceros (de los 9 restantes, 5 se mantenían a baja altura y otras dos parejas volaban sobre el "Shokaku" y el "Zuiho"). Los cazas japoneses efectuaban constantes pasadas de ametrallamiento sobre los lentos bombarderos en picado a medida que se aproximaban a los portaaviones japoneses. Uno de los Ceros sometió a sus alas a un esfuerzo excesivo durante un picado y estas se rompieron, precipitándose el caza hacia el mar, pero a continuación 1 Dauntless fue derribado y luego otros 2 fueron gravemente dañados y hubieron de dar media vuelta. A cambio cayeron 2 Ceros y otro tuvo que amerizar.

A esas alturas, los 12 SBD supervivientes habían sufrido daños en mayor o menor medida... y tras una nueva pasada de un Cero el avión de Widhelm comenzó a perder altura. El comandante del VS-8 amerizó en medio de la formación japonesa, mientras lanzaba improperios por la radio contra "Mike" Sánchez y los pilotos de los ausentes cazas de escolta. Tanto él como su radio-operador sobrevivieron, siendo recogidos 3 días después por un Catalina, y su acción le valió a Widhelm su segunda Cruz de la Armada. Pero el ataque continuaba y a las 0927, con su comandante abatido como espectador de excepción, 10 de los 11 SBD supervivientes comenzaron a lanzarse en picado sobre el "Shokaku".

El portaaviones japonés, por su parte, maniobraba violentamente y disparaba con todas sus piezas de artillería antiaérea contra los Dauntless que lo atacaban por la popa. Las 3 ó 4 primeras bombas fallaron... pero los siguientes aparatos consiguieron alcanzar al portaaviones japonés con entre 3 y 6 bombas, una de las cuales impactó tras la isla, en el costado de estribor, y las restantes alrededor de los ascensores de aviones de popa y central, el cual quedo destruido, igual que las posiciones de artillería del costado de estribor.

La cubierta de vuelo había quedado gravemente dañada y las pérdidas de vidas humanas habían sido cuantiosas (unos 130 hombres murieron durante el ataque) pero sin embargo el portaaviones no corría riesgo de hundirse: al contrario de lo sucedido en Midway, el hangar estaba vacío, al igual que las tuberías de combustible. Sólo 2 torpederos se encontraban a bordo, uno de los cuales fue destruido por el gran incendio que se desató, y que no sería extinguido hasta 5 horas después por los equipos de control de daños.

El undécimo y último Dauntless, que falló en su aproximación al portaaviones al no poder alinearse correctamente para efectuar el picado, atacó sin éxito al destructor "Teruzuki", cayendo su bomba cerca del costado del buque sin causar mas que daños leves. De los 15 SBD que habían iniciado el ataque, 13 lograron regresar a la posición en la que los aguardaban sus portaaviones... aunque todos ellos dañados en mayor o menor medida.

Los ataques contra los cruceros japoneses:

Entretanto, los 6 Avenger del "Hornet" no llegaron a ver a los portaaviones de Nagumo, pues estaban demasiado al SE. de la posición de la Fuerza de Ataque nipona tras no haber seguido el viraje hacia el norte de los Dauntless y tampoco recibir los informes acerca de la posición de los buques enemigos emitidos por Widhelm. El comandante de los TBF, tras volar 210 millas desde la TF-61 hacia el NO. y luego realizar una búsqueda durante 50 millas mas, decidió regresar y atacar a los acorazados de Abe que había sobrevolado anteriormente.

Por su parte, los bombarderos en picado del segundo grupo de ataque del "Hornet" sobrevolaron al "Tone" y el "Chikuma" a las 0920. Sin haber recibido tampoco los mensajes de Widhelm que situaban a los portaaviones de Nagumo mas al N., los 9 Dauntless se lanzaron sobre el "Chikuma", que entre las 0926 y las 0931 recibió dos impactos de bombas de 1.000 libras en el costado de babor del puente y en el costado de estribor de la superestructura que le provocaron graves daños y numerosas bajas (entre ellas el comandante, que resultó herido) pero no lo pusieron en riesgo de hundirse.

Por su parte, el grupo de ataque del "Enterprise", ahora compuesto únicamente por 5 Avenger (incluido uno desarmado), 4 Wildcat y 3 Dauntless tras ser diezmado por los cazas del "Zuiho", si había recibido los informes de Widhelm acerca de la posición de los portaaviones japoneses... pero desconociendo que los bombarderos del "Hornet" habían virado hacia el N. prosiguieron en su rumbo original NO., por lo que se encontraron primero al "Tone" y al "Chikuma" y luego avistaron a los acorazados del grupo principal de la Fuerza de Vanguardia, pero no a los portaaviones. En el proceso, los 3 SBD se extraviaron. Tras una búsqueda infructuosa de los portaaviones enemigos, los aparatos del "Enterprise" dieron media vuelta para atacar a los buques de Abe.

A las 0937 los 4 Avenger armados con torpedos tomaron como blanco al crucero pesado "Suzuya", del grupo principal de Abe, pero el ataque fue infructuoso: en la primera pasada sólo 2 Avenger lanzaron sus torpedos, fallando ambos al igual que el de otro aparato que lanzó el suyo en una segunda pasada. El cuarto TBF tuvo que lanzar su torpedo, defectuoso, al agua. Los Wildcat, por su parte, ametrallaron al propio "Suzuya", causando sólo daños ligeros.

Los 3 Dauntless, que se habían separado de los Avenger, acabaron atacando a las 0939 al crucero "Chikuma". En esta ocasión el buque no recibió ningún impacto directo, pero dos bombas que estallaron junto a su costado abrieron una vía de agua que afectó a su sala de calderas de estribor, reduciendo la velocidad de la nave. Los Dauntless huyeron, perseguidos por 3 Ceros, pero no se habían terminado las desventuras de ese pequeño grupo de buques: a las 0951, los 6 Avenger del primer grupo de ataque del "Hornet", de regreso tras la infructuosa búsqueda en pos de los portaaviones de Nagumo, hicieron acto de presencia sobre la castigada formación nipona, eligiendo como blanco al "Tone". Se lanzaron 5 torpedos... fallando los 5 a pesar de que los pilotos norteamericanos afirmaron haber logrado 3 impactos.

Imagen
El "Chikuma" durante el ataque (Fuente: USN)

Casi al mismo tiempo aparecieron los otros 9 Avenger del "Hornet", que habían formado parte de la segunda oleada y habían sido atacados anteriormente por 2 Cero, uno de los cuales fue abatido por los 2 Wildcat de la escolta, retirándose el segundo. Los TBF, armado cada uno con 4 bombas de 500 libras, eligieron también como blanco al malhadado "Chikuma", que aquella mañana parecía atraer como un imán a los aviones norteamericanos. En ésta ocasión sólo 1 bomba alcanzó al crucero, que maniobraba frenéticamente, destruyendo el montaje de torpedos de estribor y uno de los hidroaviones de reconocimiento e iniciando un incendio. En total, el "Chikuma" sufrió 287 bajas (192 muertos y 95 heridos), que suponían prácticamente la tercera parte de su dotación. Uno de los Avenger lanzó sus bombas sobre un destructor, al no soltarse su carga en la primera pasada sobre el "Chikuma", pero ninguna de ellas alcanzó el blanco. Por el lado americano, ningún aparato fue abatido.

Globalmente, el resultado del ataque había sido decepcionante para la US Navy: sin incluir los 16 Dauntless en misión de exploración, Kinkaid había enviado 3 grupos de ataque con un total de 75 aviones... de los cuales únicamente 10 llegaron a atacar a un portaaviones japonés, y ello gracias a la afortunada decisión de Widhelm de virar hacia el N. Las pérdidas directas ascendieron a 6 Wildcat, 2 Dauntless y 3 Avenger, aunque 12 aparatos mas debieron amerizar después (10 Avenger, 1 Dauntless y 1 Wildcat). Los japoneses, aparte del castigo sufrido por el "Zuiho", el "Shokaku" y el "Chikuma", habían perdido un total de 10 Ceros: 5 de la patrulla de combate aéreo, abatidos por los aviones norteamericanos, otro que se vio obligado a amerizar y los 4 del "Zuiho" que fueron abatidos en el encuentro con los aviones del "Big E".

Pero mientras esas acciones tenían lugar, la TF-61 estaba siendo atacada de forma demoledora por los aviadores japoneses.

CONTINUARÁ...
Última edición por sergiopl el 10 Ene 2014, 12:11, editado 1 vez en total.


sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

5. EL IMPERIO DEL SOL NACIENTE CONTRAATACA:

Mientras los aviones norteamericanos volaban hacia la "Kido Butai", la TF-61 se preparaba para intentar rechazar el mas que probable ataque aéreo japonés. El Oficial de Dirección de Cazas (FDO) del "Enterprise", el capitán de corbeta John Griffin, sería el encargado de coordinar las operaciones de los cazas de la flota. Se trataba de un oficial muy preparado pero sin experiencia en combate, lo que se haría notar en los minutos siguientes. El anterior director de cazas del "Big E" así como una serie de experimentados oficiales entre los que se encontraba el experimentado oficial de radar del "Enterprise", habían sido transferidos a Noumea pocos días antes para formar parte del nuevo equipo de Halsey.

El "Hornet" y sus escoltas se encontraban unas diez millas al SO. de la TF-16, sobre la que volaban 7 cazas. Otros 4 Wildcat del "Enterprise" se encontraban entre ambas formaciones y 8 F4F adicionales patrullaban sobre el "Hornet". Griffin había decidido situar a los aparatos a sus órdenes a una altura de 10.000 pies, para ahorrar combustible y minimizar el gasto del limitado suministro de oxígeno, confiando en que el radar localizaría al enemigo en aproximación con el tiempo suficiente para que los cazas ganaran altura, como había sucedido en batallas anteriores. Ése sería su error mas grave. Para empeorar las cosas, Griffin desconocía que la TF-61 ya había sido localizada por el suboficial Ukita, cuyo torpedero había sido localizado por el radar del "Northampton", pero dicha información nunca llegó al "Enterprise", en el primero de una serie de errores y malos entendidos.

A las 0830 se captó el mensaje de "Mike" Sánchez que advertía de un grupo de bombarderos en picado que volaba con rumbo hacia la TF-61. Pese a que los radares no captaban ningún contacto en esos momentos, Kinkaid ordenó que ambos portaaviones lanzaran todos los aviones que estuvieran listos para el despegue, de modo que las cubiertas de vuelo quedaran despejadas antes de la llegada de los atacantes japoneses. El "Enterprise" lanzó 11 Wildcat adicionales y un único Avenger, que no había podido partir con la fuerza de ataque y que se dirigió en solitario hacia la flota enemiga. Mientras, el "Hornet" puso en el aire otros 7 cazas. En total, la patrulla de combate aérea estaba compuesta en esos momentos por los 37 F4F disponibles a bordo de ambos portaaviones: 22 del escuadrón VF-10 del "Enterprise" y otros 15 del VF-72 del "Hornet".

Errores en cadena:

A las 0841 el radar del crucero "Northampton" detectó por fin a la formación de Murata, a unas 70 millas de distancia al NO. de la TF-61. Suponiendo que los radares de los portaaviones habrían captado las mismas señales, el oficial al mando de la fuerza de escolta ordenó que la información se transmitiese únicamente por medio de banderas de señales al "Hornet", por lo que tardaría en llegar a su FDO, el teniente de navío Allan F. Fleming... y nunca llegaría a Griffin.

En esos momentos de confusión, sin recibir información alguna acerca de los aviones enemigos que se aproximaban, Griffin cometió un nuevo aunque comprensible error, dadas las circunstancias: tras captarse un mensaje de radio que hablaba vagamente de "bombarderos a babor", el FDO del "Enterprise" ordenó a los cazas de la patrulla de combate aéreo que centraran su atención en el sector S. de la TF-16, creyendo que el mensaje provenía de un caza o de un buque de escolta... cuando en realidad era una transmisión efectuada por uno de los bombarderos del "Big E" que volaba hacia la flota japonesa. Aunque Kinkaid envió un nuevo mensaje poco después, insistiendo en que los aviones enemigos se aproximaban desde el O., una parte de la CAP norteamericana ya estaba buscando al enemigo en la dirección errónea.

A las 0853 los aviones de Murata avistaron a los buques enemigos: 1 portaaviones, 2 cruceros y 4 destructores. Se trataba de la TF-17, pues el "Enterprise" y su séquito de escoltas habían quedado ocultos en ese instante por un oportuno chubasco. Murata ordenó atacar inmediatamente. Los aviones japoneses se acercaban en dos formaciones: a 17.000 pies de altura volaban los 21 bombarderos en picado, en tres grupos de 7 aviones cada uno que formaban una columna y con la escolta de 8 Ceros. Los torpederos, por su parte, se aproximaban a los buques norteamericanos a 14.000 pies de altura, con una escolta de tan sólo 4 Ceros.

No sería hasta las 0855 cuando el radar del "Hornet" localizó finalmente a los aviones enemigos, cuando estos ya se encontraban a unas 35 millas al OSO. El FDO del "Hornet" envió inmediatamente 8 Wildcat del escuadrón VF-72 para interceptarlos. El radar del "Enterprise" obtuvo el mismo contacto un minuto después y Griffin dio instrucciones a otros 8 cazas de dirigirse hacia el O. para investigar el contacto, pero sólo hasta una distancia de 15 millas de los buques, pues el FDO del "Enterprise" temía que los cazas se alejaran demasiado de los portaaviones persiguiendo contactos que podían resultar erróneos, como había sucedido en la Batalla de las Salomón Orientales.

Los F4F del "Hornet" avistaron a los aviones japoneses a las 0859 e inmediatamente su director de caza ordenó a los otros 7 Wildcat de su buque que integraban la patrulla de combate aéreo que se dirigieran hacia el enemigo, pero para entonces los bombarderos en picado ya habían avistado al "Hornet" y Murata había dividido sus torpederos en dos formaciones para llevar a cabo un ataque por ambas amuras contra el portaaviones enemigo: el propio Murata, con otros 10 torpederos y 4 cazas de escolta, atacaría desde el S. Los 9 torpederos restantes lo harían desde el N.

Imagen
La TF-17 maniobrando a gran velocidad, poco antes del ataque

Comienza el martirio del "Hornet":

Los bombarderos en picado D3A del teniente de navío Takahashi serían los primeros en lanzarse al ataque, aproximándose a la TF-17 en tres grupos de 7 aviones cada uno, con los 8 Ceros de su escolta situados sobre ellos y ligeramente retrasados, mientras los Val descendían ganando velocidad desde los 17.000 pies de altura hasta los 12.000 a los que iniciarían sus picados sobre el enemigo.

Pero la posición que habitualmente ocupaban los cazas de escolta nipones no era la mejor para impedir que 4 de los Wildcat del "Hornet" llevaran a cabo una pasada frontal y continuaran atacando luego a los bombarderos en picado de los 2 primeros grupos hasta alcanzar a 3, entre ellos el aparato del propio Takahashi, el cual quedó seriamente dañado. Cuando por fin los Ceros intervinieron en apoyo de sus protegidos abatieron a 1 de los F4F. Otros 4 cazas norteamericanos se lanzaron a continuación sobre los D3A del tercer grupo, dañando a 3 mas.

Los combates continuaron y en total los 8 cazas del "Hornet" derribaron a 3 de los bombarderos en picado de Takahashi y dañaron gravemente a otros 3. A cambio, los Ceros de la escolta derribaron a 3 de los Wildcats y los restantes fueron ahuyentados lejos de los bombarderos en picado, que continuaron su aproximación.

Sólo otro grupo de 4 cazas del "Hornet" lograría entrar en contacto con los bombarderos, derribando a 1 de los que ya habían sido dañados y había quedado separado del segundo grupo, antes de que los 16 supervivientes se lanzaran sobre el portaaviones a las 0910. Por su parte, y a pesar de que en el último momento Griffin ordenó a 7 de los cazas que protegían a la TF-16 que se dirigieran hacia el "Hornet", ninguno de los 22 Wildcats del "Big E" que se encontraban en el aire aquella mañana entraría en contacto con los aviones japoneses que componían esa primera oleada antes de que se lanzaran al ataque.

El "Hornet" y los 4 cruceros y 6 destructores de su escolta, que lo rodeaban en un anillo de 1 milla de radio, habían incrementado su velocidad hasta los 28 nudos y habían virado hacia el NE. a las 0903. La TF-17 se encontraba unas doce millas al SO. de la TF-16. 2 minutos después los vigías avistaron al primer grupo de aviones nipones, y cuando estos se encontraron a unas 5 millas de distancia uno de los destructores de la escolta abrió fuego con sus cañones de 127 mm. El "Hornet" hizo lo propio a las 0909.

Los primeros bombarderos en picado picaron a través de las nubes y aparecieron a unos 5.000 pies de altura por la popa del "Hornet". Se trataba de los 6 supervivientes del segundo "chutai" del escuadrón del "Zuikaku". El primero de los D3A falló su lanzamiento y la bomba detonó en el agua, a estribor del portaaviones, pero a las 0912 el segundo alcanzó el centro de la cubierta de vuelo, a la altura de la isla, con una bomba perforante de 250 kilogramos que perforó 3 cubiertas antes de estallar en el comedor de proa de la tripulación, matando a 60 de los 65 hombres de un equipo de control de daños que se encontraban allí.

Imagen
Una bomba estalla junto a la amura de estribor del "Hornet" (Fuente: maritimequest.com)

El tercer bombardero de la formación fue destruido antes de poder lanzar su bomba y cayó al agua, a unos 10 metros de la amura de estribor del "Hornet", pero el cuarto lograría un nuevo impacto antes de ser abatido por el intenso fuego antiaéreo. Su bomba de alto explosivo, de 242 kilogramos de peso, impactó en la zona popel de la cubierta de vuelo, cerca del costado de estribor. La explosión abrió un agujero de mas de 3 metros en la cubierta de madera y mató a 30 hombres, la mayoría de los cuales formaban parte de las dotaciones de las cercanas baterías antiaéreas, resultando muchos otros heridos.

El quinto atacante describió un círculo para aproximarse por la amura de babor al castigado "Hornet"... y también logró un impacto con una bomba perforante, que alcanzó la cubierta de vuelo muy cerca del punto donde había caído la anterior bomba y atravesó 4 cubiertas antes de estallar, causando muchas bajas. El sexto bombardero en picado llevó a cabo una maniobra similar, pero falló su lanzamiento, mientras que el último atacante, ya dañado por los Wildcat, no pudo llevar a cabo un lanzamiento preciso y su bomba cayó al mar lejos del "Hornet", seguida rápidamente por el propio bombardero.

A costa de perder a 3 de los suyos, el primer grupo de 7 bombarderos en picado había logrado nada menos que 3 impactos contra el "Hornet"... y llegaba el turno de los hombres de Murata.

La "Tormenta Perfecta":

Durante la aproximación, en la que los B5N descendieron progresivamente para ir ganando velocidad, un total de 3 Wildcat se aproximaron de forma individual a la formación de Murata, entablando una serie de combates con la escolta, la cual consiguió derribar a 2 de los F4F a cambio de perder un solo Cero.

Un cambio de rumbo de la TF-17 había frustrado el plan inicial de Murata, y ahora sus aparatos deberían aproximarse al "Hornet" por la popa. Los 11 torpederos incrementaron su velocidad para tratar de adelantar al portaaviones y poder lanzar sus "pescados mecánicos" contra su costado. El comandante del "Hornet", el capitán de navío Charles Perry Mason, estaba decidido a ponérselo difícil y trataba de mantener su popa dirigida hacía los Kate que se aproximaban, para ofrecer el blanco mas pequeño posible... pero los atacantes eran algunos de los mejores pilotos de torpederos que quedaban en la Armada Imperial.

Los primeros 3 B5N, encabezados por el propio Murata, se aproximaron al "Hornet" por la aleta de estribor. Uno de ellos lanzó su torpedo a unos 1.500 metros de distancia y fue abatido a continuación. Los otros dos se aproximaron hasta menos de un kilómetro de la nave antes de soltar sus armas, pero el avión de Murata fue alcanzado mientras comenzaba a virar para alejarse... e instantes después se estrelló contra el costado de estribor del "Hornet".

Imagen
Un Kate, alcanzado por la artillería antiaérea estadounidense (Fuente: maritimequest.com)

Aunque sólo 1 de los 3 atacantes había sobrevivido, los 3 torpedos que habían lanzado se aproximaban raudos al costado de estribor del portaaviones. El capitán Mason ordenó virar a estribor... pero a las 0915 ambos "pescados" impactaron contra el "Hornet", con efectos devastadores. El primero lo hizo a la altura de la cámara de máquinas de proa y el siguiente, 20 segundos después, a mitad de la eslora del buque. Inmediatamente después del primer impacto, la nave adquirió una escora de casi 11 grados hacia estribor y sus sistemas eléctricos principales fallaron. El tercer torpedo pasó por delante de la proa. Debido a las inundaciones, la sala de máquinas de proa y dos calderas quedaron pronto inutilizadas. El buque perdería la arrancada poco a poco y terminaría por detenerse.

Apenas un minuto después llegó el siguiente grupo de 3 torpederos, pero en esta ocasión el primero fue abatido por la artillería antiaérea antes de poder lanzar su mortífero ingenio y los otros 2 que si completaron la pasada fallaron en sus lanzamientos, pasando los torpedos por el costado de estribor del buque, que continuaba su viraje hacia el NO.

Los 5 últimos torpederos de la formación de Murata tuvieron un ángulo de ataque todavía peor. Del siguiente grupo de 3, un B5N soltó su torpedo sin efecto y fue abatido por la artillería antiaérea. Los otros 2 sobrevivieron pero tampoco lograron ningún impacto. Los últimos 2 torpederos, ante la imposibilidad de lanzar sus artefactos contra el "Hornet", tomaron como objetivo al crucero pesado "Pensacola": uno de ellos lanzó su torpedo y falló. El otro, tras ser alcanzado por la artillería antiaérea, intentó estrellarse contra el "Pensacola", fallando su proa por apenas unos metros antes de caer al agua.

En total, de los 11 torpederos liderados por Murata se habían perdido 5 a causa del fuego antiaéreo norteamericano y otro mas sería abatido mientras se alejaba de la TF-17, por un SBD del "Enterprise" que regresaba de su misión de exploración matutina. Pero 8 de los B5N habían llegado a lanzar sus torpedos, de los cuales 2 habían alcanzado al "Hornet"... y al mismo tiempo que los Kate realizaban sus pasadas a ras de las olas, mas bombarderos en picado se descolgaban desde el cielo en lo que era el ataque mejor coordinado que llevó a cabo la Armada Imperial contra un portaaviones norteamericano a lo largo de toda la guerra.

Los aparatos del segundo grupo del escuadrón de bombarderos en picado del "Zuikaku" volaban hacia el N. para atacar al "Hornet" cuando se encontraron con los cazas del "Big E". Uno de ellos fue abatido antes de iniciar el picado, pero los 5 restantes se lanzaron desde 12.000 pies de altura sobre el acosado portaaviones norteamericano. Los 4 primeros lanzaron sus bombas y fallaron, pero el último, que descendía en llamas tras ser alcanzado por el fuego enemigo, se estrelló contra la superestructura del "Hornet". El ala derecha golpeó el borde de la chimenea y el fuselaje rebotó contra la isla antes de atravesar la cubierta de vuelo, originando un incendio que tardaría 2 horas en ser apagado.

Imagen
El quinto D3A pica sobre el "Hornet" (Fuente: maritimequest.com)

El tercero de los 3 grupos de bombarderos había perdido 3 aparatos en el primer combate con los Wildcat, y los 4 supervivientes viraron hacia el S. A las 0914 fueron interceptados por los cazas del "Enterprise" justo antes de iniciar su picado sobre el "Hornet". Un D3A fue abatido por la artillería antiaérea y los 3 restantes fallaron sus lanzamientos sobre el portaaviones enemigo. Sólo 1 de ellos sobreviviría a los ataques posteriores de los F4F.

El último grupo de aviones de la primera oleada nipona en atacar al "Hornet" sería el compuesto por los otros 9 torpederos del "Shokaku", que liderados por el teniente de navío Washimi se aproximaban desde el NO. Sin escolta de cazas, uno de ellos fue abatido y otros 2 resultaron gravemente dañados, incluido el del propio Washimi, cuando fueron atacados por un total de 4 Wildcat durante su aproximación final. Los 2 aparatos dañados debieron desistir de su aproximación y uno mas, en llamas tras ser alcanzado por uno de los F4F, intentó estrellarse contra el crucero ligero "Juneau", pero fue abatido por las poderosas baterías antiaéreas de ese buque. Los 5 torpederos restantes hubieron de pasar prácticamente sobre el destructor "Morris" de camino a su objetivo, y uno de ellos fue abatido por la artillería antiaérea del buque de guerra. Los 4 supervivientes se aproximaron hasta unas distancias de entre 300 y 800 metros del "Hornet" antes de lanzar sus torpedos, pero ninguno logró un impacto.

El final del ataque:

Minutos después, 2 de los aparatos que habían sido alcanzados anteriormente por los Wildcat y habían debido abandonar sus respectivas formaciones atacaron al portaaviones de forma individual: el primero, un bombardero en picado dañado que dejaba tras de si una ostensible estela de humo, apareció a las 0917 por la popa del "Hornet" e intentó lanzar su bomba en un ligero picado, pero ésta cayó a unos 50 metros de la proa del portaaviones. En ese momento, el piloto recuperó altura y dio media vuelta, pasando sobre el crucero pesado "Northampton", con la clara intención de estrellarse contra el portaaviones... lo que hizo momentos después, pese al intenso fuego antiaéreo, impactando contra la amura de babor. El fuselaje del aparato penetró en el interior del buque y terminó en el pozo del ascensor de aviones proel, iniciando un nuevo incendio.

Un minuto después, un torpedero dañado (seguramente el del propio Washimi), el cual aparentemente había tenido que lanzar su torpedo para mantener al dañado B5N en el aire tras ser alcanzado por los F4F, se aproximó desde la proa también con la aparente intención de estrellarse contra el "Hornet", pero el renqueante aparato se estrelló contra el agua antes de alcanzar su objetivo. A las 0920 el ataque había concluido, y el "Hornet" quedó inmóvil en mitad del océano.

Alrededor de la TF-17, un puñado de Ceros y Wildcat continuaron combatiendo durante unos minutos hasta que los japoneses se retiraron, tras haber derribado 4 F4F norteamericanos y perdido a 2 de los suyos.

El resultado del ataque japonés había sido devastador: alcanzado por 3 bombas, 2 torpedos... y por 2 aparatos enemigos, el "Hornet" estaba seriamente dañado y sin potencia propulsiva. No obstante, el precio que habían tenido que pagar los aviadores navales nipones había sido elevado: de los 53 aparatos que habían estado bajo el mando del fallecido Murata, sólo 15 regresaron a los portaaviones (7 Ceros, 4 bombarderos en picado y 4 torpederos), perdiéndose un total de 38, de los cuales 11 fueron abatidos por los Wildcat (3 Ceros, 7 D3A y 1 B5N), mas 1 torpedero adicional que cayó a manos de un Dauntless. Otros 12 aviones japoneses fueron presa de la artillería antiaérea de los buques de la TF-17 (4 bombarderos en picado y 8 torpederos) y hasta 14, que habían resultado gravemente dañados o agotaron su combustible, hubieron de amerizar en su vuelo regreso (2 Ceros, 6 Val y 6 Kate). Por su parte, los americanos perdieron 6 Wildcats, 4 del escuadrón VF-72 y otros 2 del VF-10, en los duelos aéreos entablados contra la primera oleada enemiga, aparte quedar gravemente dañado el portaaviones "Hornet".

Imagen
El "Hornet", ardiendo y visiblemente escorado (Fuente: maritimequest.com)

Una vez concluido el ataque, los destructores "Morris", "Mustin" y "Russell", se aproximaron al portaaviones herido y con su ayuda los fuegos a bordo de la nave pudieron ser controlados alrededor de las 1000. Se evacuó a los heridos y se intentó que el crucero pesado "Northampton" lo tomara a remolque, pero a las 1009, cuando todavía no había comenzado la tarea de pasar el cable de remolque, 1 de los 2 Kate desarmados que habían quedado en las inmediaciones de la TF-61 para mantener el contacto se aproximó al "Hornet" y lanzó un marcador de objetivos, que los estadounidenses pensaron que era una bomba que no llegó a estallar. El piloto nipón sabía que no podría hacer nada contra los buques, pero su intención era dificultar la tarea de remolcar al portaaviones herido y dio sus frutos, pues los 3 destructores y el "Northampton" se apartaron momentáneamente del buque inmovilizado, creyendo que estaban bajo ataque e incluso que podían ser el objetivo de un nuevo ataque suicida... y entretanto la segunda oleada japonesa se aproximaba.

CONTINUARÁ...


sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

6. EL ATAQUE CONTRA EL "BIG E":

Tras quedar fuera de combate el "Hornet", y con la segunda oleada de ataque de la "Kido Butai" en camino, la TF-61 se encontraba en una situación muy delicada.

A las 0931, el "Enterprise" comenzó a recuperar un total de 27 aparatos los cuales, escasos de combustible, aguardaban volando en círculos en las inmediaciones del único portaaviones operativo de la TF-61. Se trataba de los Dauntless de la patrulla antisubmarina y de los que regresaban de la misión de reconocimiento, hasta un total de 20 SBD, de los cuales 5 habían sufrido daños. Además, también aguardaban su turno para apontar hasta 7 Wildcats de la patrulla de combate aéreo. A las 0945 sólo quedaban en el aire 11 de los cazas del "Big E" que habían formado parte de la patrulla de combate aéreo, los cuales no eran suficientes para proteger a la TF-16 y al mismo proporcionar una adecuada cobertura al inmovilizado "Hornet", sobre el que montaban guardia únicamente 4 de los F4F del VF-72, ya escasos de combustible. A las 1000, Kinkaid ordenó a la TF-16 que pusiera rumbo hacia el SE. a 27 nudos, para cobijarse bajo unos chubascos. Mientras tanto, en la cubierta de vuelo del "Enterprise" un total de 10 SBD Dauntless eran repostados y rearmados con el propósito de llevar a cabo un nuevo ataque, sin escolta, que sería lanzado lo antes posible y tendría como objetivo a la Fuerza de Vanguardia japonesa,

Los japoneses, por su parte, ya estaban al tanto de la presencia de un segundo portaaviones norteamericanos, gracias a la interceptación e identificación de las comunicaciones de los directores de caza del "Hornet" y el "Enterprise". Además, a las 0937 los comandantes nipones recibieron un informe que indicaba la posición de la TF-16, enviado por uno de los 2 Kate desarmados que habían acompañado a los aviones de Murata con el propósito de mantener el contacto con la flota enemiga tras el ataque.

Para entonces, la fuerza de ataque de la "Kido Butai" ya volaba hacia su objetivo, pero lo hacía de forma mas desorganizada de lo habitual. Fruto de la premura con la que habían sido lanzados los aviones, debido al sorpresivo ataque de la patrulla de Strong contra el "Zuiho", la segunda oleada de ataque se aproximaba en 2 grupos separados a la flota americana. El primero de ellos, que volaba a 16.000 pies de altura, consistía en los 19 bombarderos en picado del "Shokaku", liderados por el capitán de corbeta Seki, escoltados por 5 Ceros. El segundo, que seguía a la formación de cabeza con unos 45 minutos de retraso, lo integraban 17 torpederos del "Zuikaku" y otros 4 cazas de escolta.

El ataque de los bombarderos:

A las 0930, el radar del crucero pesado "Northampton" fue una vez mas el primero en detectar a los aviones enemigos, en concreto a los bombarderos en picado del "Shokaku", cuando se encontraban 76 millas al NO. de los buques estadounidenses. 15 minutos después el acorazado "South Dakota" fue el primer buque de la TF-16 en detectar a la formación aérea japonesa, que para entonces ya se encontraba a unas 55 millas de distancia. Pero, nuevamente, el radar del "Enterprise" se retrasó a la hora de establecer el contacto y no lo logró hasta las 0953, cuando los aviones nipones se habían aproximado hasta 45 millas de distancia y ya tenían a la vista las estelas de los buques de la TF-17. El capitán de corbeta Seki identificó al "Hornet", pero determinó acertadamente que estaba gravemente dañado y continuó buscando hacia el SE. hasta que divisó a la TF-16, unas 20 millas al E. de la TF-17, alrededor de las 1000. 8 minutos después, Seki ordenó a sus hombres que atacaran.

Entretanto, la TF-16 estaba a punto de perder un destructor de una forma increíble. Dos de los Avenger del "Enterprise" regresaban tras su misión de ataque contra la flota japonesa, poco antes de las 1000. Uno de ellos estaba dañado y todavía llevaba su torpedo a bordo. Dado que el "Big E" no podía recuperar aviones en ese instante, el aparato amerizó a unos 200 metros del costado de babor del destructor "Porter", el cual se detuvo para recoger a los tripulantes, e instantes después los vigías avistaron un torpedo a babor... ¡era el torpedo del Avenger!

El artefacto comenzó a describir círculos de forma errática y, pese al intento postrero de un par de Wildcats de detonarlo con sus ametralladoras, a las 1004 impactó contra el desafortunado "Porter" a la altura de la sala de máquinas, causando 15 muertos y graves daños. La nave, que en ese momento y durante años se creyó que había sido torpedeada por un submarino japonés, quedaría inmovilizada. Al mediodía, tras ser transbordada su dotación al destructor "Shaw", éste hundiría a su congénere con fuego de artillería.

Pero mientras ese extravagante acontecimiento tenía lugar, los aviones enemigos continuaban aproximándose a la TF-16, cuya fuerza de escolta contaba ahora con 2 destructores menos. Kinkaid ordenó un viraje a estribor que llevó a sus buques a un rumbo SO., tratando de complicar la aproximación de los hombres de Seki, pero los cazas del "Big E" estaban mal posicionados: 8 de ellos se encontraban sobre los buques, a unos 10.000 pies de altura, y los otros 13 volaban alrededor de la formación a menor altura. Y lo que era peor: los 10 Dauntless todavía estaban en pleno proceso de rearme y repostaje en la cubierta de vuelo y el hangar, con el consiguiente peligro de incendio en caso de ser alcanzada la nave.

Seki dividió sus 19 bombarderos en 3 grupos que se aproximaron desde el N. a la TF-16, con el sol a sus espaldas. Entretanto, el FDO del "Enterprise", tras momentos de duda debido a una serie de contactos equívocos del radar, cometió un nuevo error al enviar a la mayor parte de sus cazas al NE. para interceptar a los aviones enemigos en aproximación... pero sin ordenarles que ganaran altitud. Debido a las limitaciones de los radares de la época, Griffin no disponía de información acerca de la cota a la que se aproximaban los aparatos nipones, y por ello sólo 2 de los Wildcat consiguieron atacar a los D3A antes de que éstos iniciaran sus descensos en picado sobre el "Big E". Los cazas derribaron únicamente a 1 bombardero en picado, perteneciente al último de los grupos, el cual cayó al mar a las 1014, a un par de millas del crucero "Portland".

Los bombarderos en picado, volando a través de una serie de nubes dispersas durante su aproximación final, habían permanecido ocultos a los ojos de los vigías de la agrupación del "Enterprise", que sólo los avistaron cuando el primero de ellos inició el picado en dirección al portaaviones. 18 de los 19 bombarderos habían iniciado la maniobra de ataque sin ser molestados por los cazas norteamericanos, pero si bien la patrulla de combate aéreo había fallado... los cañones antiaéreos de los buques de la TF-16 entraron inmediatamente en acción. El acorazado "South Dakota", con su impresionante armamento antiaéreo, navegaba a poco mas de una milla de la popa del "Enterprise" y abrió fuego a las 1015, poco después de que el destructor "Maury" efectuara los primeros disparos. Muchos de los que observaban la acción creyeron que el enorme buque acababa de ser alcanzado, al quedar sus superestructuras cubiertas por el humo y las llamas que se originaban en las bocas de sus piezas antiaéreas. Lo mismo sucedió cuando comenzaron a disparar los 16 cañones de tiro rápido de 127 mm. del crucero ligero antiaéreo "San Juan". El "Big E", por su parte, iba a ser un objetivo mas complicado que el "Hornet", pues durante su reciente "refit" se habían reemplazado varios de sus relativamente ineficaces montajes de 1.1 pulgadas por 16 de los nuevos cañones Bofors de 40 mm.

Imagen
La TF-16 durante el ataque (Fuente: USN)

Con los Aichi D3A ya descolgándose desde las alturas, el "Enterprise" viró muy cerrado a babor para alejarse de los bombarderos en picado, lo cual provocó una ligera confusión entre los buques de la escolta. Para entonces, el radar de dirección de tiro antiaéreo del "Big E" ya tenía una solución apropiada para disparar contra los Val con los cañones de 5 pulgadas... pero en ese momento el oficial al mando de la artillería antiaérea ordenó a sus hombres que buscaran torpederos a baja altura. Para cuando se descubrió que no había torpederos en aproximación, ya era demasiado tarde para volver a readquirir a los bombarderos en picado. No obstante, el ataque iba a resultar extremadamente costoso para los aviadores nipones: el primer aparato en lanzarse sobre el "Enterprise" fue el del propio Seki, que picó directamente sobre el portaaviones. La artillería antiaérea alcanzó al bombardero, que soltó su carga cuando ya estaba en llamas, cayendo la bomba justo a estribor del "Big E" y estrellándose el avión inmediatamente después contra la superficie del mar. El segundo aparato también falló por poco y, de los 5 D3A restantes, 3 fueron abatidos y ninguno de los 5 lograría un impacto.

Imagen
Una bomba estalla cerca del costado de babor del "Enterprise" (Fuente: navsource.org)

El "Big E", tocado:

Las 2 siguientes escuadrillas, lideradas respectivamente por los tenientes de navío Arima y Yamada, iniciaron sus ataque 2 minutos después y se aproximaron al portaaviones por la popa, atacando con mayor éxito que la liderada por Seki: el propio Arima fue el primero que consiguió alcanzar al "Big E" con una bomba semiperforante, que impactó a las 1017 a unos 6 metros del extremo proel de la nave, pero que no causó demasiados daños pues antes de estallar atravesó la cubierta de vuelo y el castillo de proa para luego salir por el costado del casco y detonar en el aire, junto a la amura de babor. Un SBD Dauntless que se encontraba estacionado cerca de la proa cayó por la borda a consecuencia de la explosión y otro que se incendió debió de ser rápidamente arrojado al mar por el personal de cubierta, ayudado en su tarea por un brusco giro a babor ordenado por el comandante Hardison.

Apenas un minuto después se produjo un segundo impacto. En esta ocasión se trataba de una bomba semiperforante que cayó a 3 metros del elevador de proa, en el centro de la cubierta de vuelo. Su explosión parcial en el hangar provocó un incendio que obligó a lanzar por la borda otros 6 Dauntless. Una parte de la bomba continuó penetrando en las entrañas de la nave antes estallar, iniciando un incendio en el pozo del elevador. A las 1020 se registró una detonación cercana, en la aleta de estribor, que lanzó un Wildcat y un Dauntless por la borda como si fueran juguetes y abrió algunas juntas del casco, por las que comenzó a escapar combustible de un tanque dañado: ahora el "Enterprise" dejaba un rastro de combustible que podría guiar a posteriores oleadas de aparatos enemigos.

De los 12 bombarderos que integraban el segundo y el tercer grupo de atacantes, un total de 6 resultaron abatidos: 3 de ellos por los cazas (2 cayeron antes de poder lanzar sus bombas, incluido el abatido en la interceptación inicial, y otro después) y otros 3 por la artillería antiaérea. En total, los japoneses perdieron 10 de los 19 D3A del escuadrón de Seki. Los 9 supervivientes se alejaron, informando a las 1030 que el "Enterprise" estaba en llamas y escorado a estribor. No obstante, el "Big E", había salido relativamente bien librado, pues el buque todavía era operativo y su navegabilidad no se había visto afectada, aunque habían muerto 44 de sus tripulantes, el elevador de proa estaba bloqueado a la altura de la cubierta de vuelo y 10 de los 31 aparatos que se encontraban a bordo habían sido destruidos (9 Dauntless y 1 Wildcat).

Imagen
Un bombardero en picado cae envuelto en llamas (Fuente: navsource.org)

Los torpederos entran en acción:

A las 1035 el radar del "Big E" detectó un contacto que se aproximaba desde el NO. 5 minutos después el contacto se convirtió en una gran formación de aviones y 8 de los Wildcat de la CAP se dirigieron hacia ella para interceptarla. A las 1044 Griffin indicó a los cazas que el enemigo se encontraba a 15 millas de distancia y que se trataba de aviones torpederos: la segunda oleada del "Zuikaku", liderada por el teniente de navío Imajuku, se aproximaba a 13.000 pies de altura y había avistado a la TF-17 a las 1035. 2 minutos después divisó, navegando hacia el SO., a la TF-16. Dado que el "Enterprise" parecía intacto, Imajuku decidió ir tras él e ignoró al muy tocado "Hornet".

Los 16 torpederos B5N (había un aparato adicional desarmado) se dividieron en 2 grupos de 8 aparatos cada uno, con la intención de atacar al "Big E" por ambas proas. El primer grupo, liderado por el propio Imajuku, puso rumbo S. para lanzar sus torpedos desde la amura de estribor del portaaviones, mientras el segundo, liderado por el teniente de navío Yusuhara y acompañado por los 4 Ceros de la escolta, continuó con rumbo SE. para pasar por la popa del "Enterprise" y virar para atacar por el otro costado. En ese momento había 25 Wildcats en el aire, muchos de ellos escasos de combustible y/o municiones (de hecho uno pronto se vería forzado a amerizar), y sólo 11 de ellos estaban en altitud, que fueron los que se dirigieron hacia el NO. para investigar.

La formación de Imajuku fue la primera en atacar, aproximándose a baja altura para así poder defenderse mejor de los ataques de los cazas. No obstante, y pese a que los 8 Kates volaban sin escolta, solamente un par de Wildcat se lanzaron sobre ellos y sólo uno de los torpederos fue derribado antes de alcanzar las inmediaciones de la TF-16: fue precisamente el avión de Imajuku, abatido a las 1046. Su punto continuó la aproximación y lanzó su torpedo contra el costado de estribor del "Enterprise", fallando. El tercer aparato de la primera escuadrilla, intentando buscar una mejor posición de disparo, se alejó momentáneamente. A continuación llegaron otros 3 B5N que soltaron sus 3 torpedos casi al mismo tiempo. Pero el comandante del "Enterprise", el capitán de navío Osborne B. Hardison, ordenó un viraje cerrado a estribor y la maniobrera nave logró esquivar por poco a los 3 "pescados mecánicos".

Imagen
Un Kate vuela hacia el "South Dakota" tras su pasada de ataque contra el "Enterprise" (Fuente: navsource.org)

La última sección de 2 aparatos de la formación de Imajuku no logró alcanzar una posición de ataque apropiada para lanzar sus torpedos contra el "Enterprise", por lo que tomaron como objetivo al acorazado "South Dakota", que navegaba a su popa. El primero lanzó su torpedo y falló, pero el segundo, ya en llamas a consecuencia de los impactos de la artillería antiaérea, continuó aproximándose al poderoso acorazado y lanzó su torpedo mientras pasaba sobre la popa de la nave, cayendo el arma a menos de 20 metros del costado de estribor del buque. El Kate se estrello unos 200 metros mas allá.

Mientras todo ésto sucedía, la formación de Yusuhara fue atacada por 2 Wildcat liderados por Swede Vejtasa, a los que luego se unieron otros 2 cazas norteamericanos. Aunque los aviones nipones trataron de buscar refugio entre las nubes, Vejtasa y su punto abatieron a un B5N en la primera pasada. Otro Kate sufrió graves daños y un tercero tendría que abortar la misión y dar media vuelta. Además, otros 3 torpederos fueron dañados por Vejtasa, sin que los Ceros pudieran intervenir, pero estos 3 pudieron continuar su aproximación.

Los 6 aparatos supervivientes, incluido el que había sido gravemente dañado, salieron de las nubes a popa de la TF-16. Mientras atravesaban el círculo de escoltas, el piloto del Kate renqueante decidió que no sería capaz de alcanzar una posición para atacar al portaaviones y optó por estrellarse contra el mas cercano destructor "Smith". El Kate impactó a las 1047 contra el montaje de 127 mm. situado justo frente al puente. Toda la parte de proa del "Smith" quedó en llamas debido a la explosión del torpedo que transportaba el avión y al combustible. En la confusión reinante, el "Smith" perdió velocidad y cayo a estribor, obligando al "Enterprise" a maniobrar para evitar la colisión. Una docena de marineros llegaron a saltar al agua ante la orden de abandonar la nave de un oficial presa del pánico, pero el comandante del destructor obró con rapidez y ordenó poner rumbo hacia la pronunciada estela que levantaba el "South Dakota" al navegar a gran velocidad... y la espuma ayudó a apagar las llamas del castillo de proa. 57 hombres murieron en el ataque.

Imagen
Momento en el que el "Smith" es alcanzado (Fuente: USN)

Entretanto, instantes después de que el "Big E" evitara la colisión con el "Smith", el último aparato de la sección de Imajuku, que había abortado su aproximación inicial, efectuó su ataque lanzando su torpedo prácticamente desde la proa del "Enterprise", fruto del anterior viraje del portaaviones. El torpedo fue avistado a menos de 800 metros y con otro viraje pronunciado el comandante de la nave logró evitarlo, aunque pasó a menos de 100 metros por el costado de estribor. Entretanto, el torpedero había sido abatido por el montaje cuádruple de 1.1 pulgadas situado en la proa.

Por su parte, los 5 torpederos restantes de la escuadrilla de Yusuhara se aproximaban al "Big E" intentando posicionarse para lanzar sus artefactos por la amura de babor del portaaviones, pero el comandante Hardison maniobraba para mantener a los aviones enemigos por la popa y presentar el menor blanco posible. Uno de los 5 torpederos se aproximó directamente por la popa, mientras sus compañeros trataban de obtener una posición mejor, y fue abatido por el fuego antiaéreo del "Enterprise", incluidas las ametralladoras de cola de un par de Dauntless que se encontraban estacionados cerca de la popa. Los otros 4 Kate efectuaron sus lanzamientos por la aleta de babor, pero sólo uno de los torpedos se aproximó al portaaviones... aunque minutos después, ya cerca de agotar su combustible, los otros 3 impactaron sin estallar, algo muy extraño en los torpedos japoneses, contra el costado del afortunado crucero pesado "Portland", que en esos momentos estaba experimentando problemas con el timón. El ataque había terminado a las 1052 y los Wildcat abatieron a otros 2 Kate mientras se alejaban de la TF-16.

El "Enterprise" había sobrevivido al ataque de 16 torpederos gracias a la actuación de los cazas, que habían diezmado uno de los grupos y habían dificultado su coordinación y, sobre todo, gracias a las oportunas maniobras del capitán de navío Hardison. A las 1100 el portaaviones navegaba aproado al viento a 27 nudos, con humo negro saliendo por los agujeros de la cubierta, pero a las 1115, con la mayoría de los fuegos apagados, el "Big E" pudo reiniciar las operaciones de vuelo... lo cual sería muy importante, pues docenas de aparatos regresaban del ataque contra la flota japonesa y deberían de ser recuperados en el "Enterprise", pues el "Hornet" estaba inoperativo. No obstante, la batalla todavía no había terminado.

CONTINUARÁ...


sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

7. ÚLTIMO ACTO Y FINAL DE LA BATALLA:

Mientras la TF-61 y la Fuerza de Ataque de Nagumo intercambiaban golpes por medio de sucesivas oleadas de aviones de combate, el portaaviones "Junyo" se aprestaba para enviar sus propias aeronaves a la batalla. El contralmirante Kakuta, oficial al mando del Grupo Aéreo que navegaba encuadrado en la Fuerza de Vanguardia de Kondo, tenía la intención de lanzar sus aviones a las 0905, y tras una rápida estrepada a toda máquina el portaaviones se situó a una distancia de unas 280 millas de la posición estimada de los buques estadounidenses. La primera oleada, comandada por el teniente de navío Shiga, estaría integrada por 12 cazas y 17 bombarderos en picado, a los que seguiría una segunda oleada formada por 7 torpederos y 8 cazas. Una vez completado el lanzamiento del primer grupo, alrededor de las 0915, Kondo destacó al "Junyo" con la escolta de 2 destructores para que operara con la Fuerza de Ataque de Nagumo. Mientras tanto, con el resto de la Fuerza de Vanguardia, el propio Kondo se dirigiría hacia el SE. para establecer contacto con las fuerzas norteamericanas, ahora en retirada, y entablar una acción de superficie si era posible.

A medida que la fuerza de ataque del "Junyo" se aproximaba a los buques norteamericanos, el problemático radar del "Enterprise" dejó de funcionar momentáneamente debido a que la antena se había desplazado de su posición debido a los impactos de las bombas japonesas, y cuando a las 1101 los aviones nipones fueron detectados por el radar del acorazado "South Dakota", a 45 millas de distancia, el FDO no fue informado. A las 1110 el radar del "Pensacola" detectó un contacto 20 millas al O., pero Kinkaid creyó que se trataba de aviones propios. Cuando el radar del "Enterprise" volvió a funcionar a las 1115, tras una peligrosa reparación por parte de un oficial que trepó por el mástil, inmediatamente detectó una formación de aviones a unas 20 millas de distancia... pero la patrulla de combate aéreo apenas tenía ya tiempo para reaccionar, y tampoco ayudaron las vagas instrucciones que Griffin transmitió a los pilotos.

El último ataque contra el "Big E":

El líder de la formación nipona ya había avistado al "Hornet" y a la TF-17 a las 1040. Juzgando de forma acertada que el portaaviones estaba gravemente dañado decidió atacar al "acorazado" que estaba intentando remolcarlo (en realidad se trataba del crucero pesado "Northampton"), pero en el último minuto recibió instrucciones por parte de Nagumo de continuar buscando un blanco mas lucrativo, pues se suponía que otro portaaviones enemigo estaba 30 millas al SE. del lisiado "Hornet". Lo encontrarían a las 1120, cuando a través de un claro entre las nubes los pilotos japoneses avistaron al "Enterprise" junto a su séquito de buques de escolta.

A las 1121 los bombarderos en picado japoneses surgieron de entre las nubes sobre la TF-16 sin haber sido interceptados por los Wildcat de la patrulla de combate aéreo, pero lo hicieron desde una posición que no era precisamente la ideal debido a las nubes, cuya base se encontraba a unos 1.500 pies de altura y en algunas zonas a poco mas de 500. Dichas nubes los habían ocultado a ellos de la vista del enemigo, pero tampoco habían podido ver sus blancos durante la aproximación final. Los D3A se aproximaban por la popa del "Big E", pero debieron de picar sobre su presa en un ángulo de unos 45 grados, menos pronunciado del habitual y que los hacía mas vulnerables al fuego de la poderosa artillería antiaérea enemiga.

La primera escuadrilla de 8 aparatos que se lanzó sobre el "Enterprise" tuvo un comienzo poco prometedor: los 3 primeros aparatos marraron sus lanzamientos y fueron destruidos por los cañones antiaéreos del buque. El líder de la siguiente sección de 3 aviones consiguió lanzar su bomba, la cual cayó a unos 3 metros de la proa del portaaviones, provocando una vía de agua e inutilizando el mecanismo que controlaba el ascensor de aviones de proa, pero los 4 aparatos siguientes fallaron, aunque sobrevivieron a la furia de la artillería antiaérea del "Big E" y sus escoltas.

Imagen
Una bomba de uno de los torpederos del "Junyo" estalla cerca del "Enterprise" (Fuente: USN)

Los otros 9 bombarderos en picado que formaban la segunda escuadrilla perdieron el contacto visual con el "Enterprise" en su paso a través de las nubes bajas, quedando fuera de posición, y debido a ello terminaron atacando a los otros buques de la TF-16 a partir de las 1129. 4 de los D3A emergieron de las nubes directamente sobre el acorazado "South Dakota" y se lanzaron sobre él. Los 3 primeros fallaron sus lanzamientos, pero el cuarto logró un impacto directo sobre el carapacho de la torre número 1 de 406 mm. Gracias al grueso blindaje de la misma, la torre no sufrió daños (de hecho los sirvientes de la misma ni siquiera se apercibieron del hecho), pero la explosión mató a 1 hombre e hirió a otros 50 tripulantes que se encontraban expuestos en la superestructura, incluido el propio comandante de la nave, el capitán Gatch, que cometió la imprudencia de no buscar cobijo en el puente de mando acorazado y a punto estuvo de morir desangrado cuando un fragmento de metralla le alcanzó en el cuello. Fruto del impacto el "South Dakota" perdió momentáneamente el control del timón y el "Enterprise" se vio obligado a maniobrar para evitarlo.

Los 5 bombarderos restantes atacaron al crucero ligero "San Juan", que navegaba por la amura de babor del "Enterprise". Los 3 primeros atacantes, que se lanzaron sobre el buque a las 1132, fallaron en sus lanzamientos aunque algunos de los artefactos estallaron a poca distancia del "San Juan". La bomba del cuarto rozó literalmente el costado de babor de la nave y estalló al caer al agua, causando algunos daños, y la del quinto y último D3A impactó directamente en la popa del crucero pero, siendo una semi-perforante y estando el "San Juan" ligeramente blindado, el mortífero artefacto atravesó todo el casco del buque y estalló bajo la quilla zarandeando bruscamente a la nave, causando inundaciones en algunos compartimentos y agarrotando temporalmente el timón, en ese momento todo a estribor, lo cual hizo que el crucero ligero comenzara a describir círculos y prácticamente colisionara con varios destructores de la escolta hasta que se pudo recuperar el control de la nave a las 1141.

Ninguno de los 9 aparatos de la segunda escuadrilla de bombarderos fue alcanzado por la artillería antiaérea estadounidense, fruto de la confusión y la presencia de aparatos propios en las cercanías, pero 4 de ellos fueron abatidos por varios Wildcat y Dauntless que se encontraban en las inmediaciones de la TF-16 mientras abandonaban la zona del objetivo, al igual que 1 de los 5 supervivientes de la primera escuadrilla, siendo otro gravemente dañado. En total, 8 de los 19 bombarderos en picado fueron abatidos durante el ataque y otros 3 se verían forzados a amerizar mas tarde. Una vez mas las pérdidas niponas en aviones de ataque habían sido desmesuradas. Los 12 Ceros de la escolta, por su parte, no sufrieron perdidas y en los combates aéreos que tuvieron lugar tras el ataque consiguieron derribaron a 2 de los Wildcat de la patrulla de combate aéreo y a 1 Avenger que aguardaba para apontar. El "Big E" había sobrevivido al tercer y último ataque de los que sufrió a lo largo de la jornada, pero los últimos estertores de la batalla todavía se prolongarían durante unas horas mas.

Imagen
Movimientos de ambas flotas de las 0000 a las 1200 del 26 de Octubre (Fuente: Osprey)

Últimas acciones:

Cerca del mediodía, la "Kido Butai" se retiraba hacia el NO. a 28 nudos, seguida a unas 50 millas de distancia por los buques de Abe, con las excepción del dañado "Chikuma", que renqueaba en dirección a Truk escoltado por 2 destructores.

Con 2 de sus 4 portaaviones fuera de combate, Nagumo y sus subordinados analizaron los informes de los supervivientes de los ataques, que afirmaban que posiblemente había hasta 3 portaaviones norteamericanos en la zona: el que había sido dañado por la primera oleada y otros 2 que operaban, respectivamente, al N. y al NE. del primero. El comandante de la Fuerza de Ataque nipona comunicó esto a las 1132, y ello supondría la salvación definitiva del "Enterprise", pues el "Big E" se encontraba ahora al S. del todavía inmóvil "Hornet", y debido a ese mensaje las siguientes oleadas de ataque japonesas no lograrían dar con el portaaviones.

Los mandos japoneses se enfrentaban al problema adicional de que los grupos aéreos de sus portaaviones habían quedado seriamente reducidos tras los costosos ataques contra la TF-61. Los primeros supervivientes de la primera oleada comenzaron a apontar en el "Zuikaku" a las 1140, y algunos fueron redirigidos hacia el "Junyo", que se aproximaba desde el SO. La recuperación de los aviones no se completó hasta las 1230 y el resultado fue descorazonador: sólo 10 cazas, 8 torpederos y 1 bombardero regresaron al "Zuikaku", mientras 2 cazas, 4 bombarderos en picado y 1 torpedero apontaron en el "Junyo". Hasta 13 aparatos de la primera oleada (2 cazas, 6 bombarderos en picado y 5 torpederos) debieron amerizar. Tras completarse la recuperación de los aviones, el "Zuikaku" fue destacado de la Fuerza de Ataque de Nagumo junto a 5 destructores para unirse al "Junyo". Sin poder transbordar a tiempo desde el "Shokaku", Nagumo se alejaría de la batalla quedando los 2 portaaviones todavía operativos bajo el mando de Kakuta.

Mientras se tomaban esas decisiones, a las 1105 un trío de Ceros habían interceptado al último Avenger que había despegado del "Enterprise" poco antes del ataque de los bombarderos en picado, el cual se había dirigido hacia la flota enemiga en solitario pero no había podido llegar a establecer contacto con ella, aunque logró escapar a la persecución de los aviones enemigos. Sería el último aparato embarcado norteamericano que llegaría a las inmediaciones de los buques japoneses durante el transcurso de la batalla.

Entretanto, la situación de la TF-61 era todavía comprometida: el "Hornet" seguía inmovilizado, pese a los intentos del crucero pesado "Northampton" de tomarlo a remolque, que se vieron dificultados a las 1108 por la rotura del cable, y no era posible proporcionarle cobertura aérea. El "Enterprise", por su parte, estaba seriamente dañado y con 1 ó 2 portaaviones nipones operativos en sus inmediaciones debía recuperar el gran número de aviones que se encontraban en el aire, muchos de ellos escasos de combustible o dañados, pese a tener su ascensor proel fuera de servicio, lo cual complicaba el ya de por si complejo proceso. Ante esas circunstancias, a las 1135 Kinkaid comunicó a Halsey su intención de retirarse definitivamente de la zona con el "Enterprise", para evitar que el único portaaviones estadounidense que quedaba operativo en todo el Océano Pacífico fuera hundido por los japoneses.

La recuperación de los 73 aparatos (28 F4F, 24 SBD y 21 TBF) que volaban en círculos alrededor de la TF-16, pertenecientes a los 3 grupos de ataque y a la patrulla de combate aéreo, fue compleja pero pudo completarse con bastante éxito. En una primera fase apontaron, desde las 1139 a las 1222, 23 de los cazas y todos los bombarderos en picado, hasta que la cubierta de vuelo estuvo repleta por encima de los márgenes de seguridad, teniendo que amerizar pese a todo los 5 Wildcat restantes. Entonces, mientras los Avenger continuaban en el aire, el personal de cubierta del "Big E" movió con premura una parte de los aparatos recién recuperados hacia el hangar, lanzándose además a partir de las 1251 un total de 25 Wildcat, antes de que a partir de las 1318 los 10 Avenger supervivientes pudieran apontar (1 mas se dirigió hacia Espíritu Santo). Durante esos momentos de frenética actividad un Catalina se aproximó a la TF-16 y, ante la ausencia de cazas, varios TBF fueron enviados a investigar, temiéndose que pudiera tratarse de un PBY capturado por los japoneses. Una vez se completó la complicada operación, evitándose la desastrosa pérdida de varias docenas de aparatos, 13 de los Dauntless fueron repostados y despegaron rumbo a Espíritu Santo a las 1507, quedando a bordo del "Big E" un total de 84 aparatos: 41 cazas Wildcat, 33 bombarderos en picado Dauntless y 10 torpederos Avenger.

Imagen
Numerosos aviones esperan su turno para apontar en el "Big E"

A las 1300 Yamamoto ordenó directamente a Kondo que persiguiera y destruyera a los restos de la flota estadounidense y abordo del "Zuikaku" y del "Junyo" se prepararon nuevos grupos de ataque mientras la Fuerza de Vanguardia de Abe y la Fuerza Avanzada de Kondo navegaban en pos de la TF-61. A 1313 despegó del "Junyo" un grupo de ataque formado 8 cazas y 7 torpederos (6 de ellos armados con torpedos), al mando del teniente Irikiin. En el "Zuikaku", entretanto, se preparaba la tercera oleada de ataque del día, que en éste caso incluiría 5 cazas, 2 bombarderos en picado y 7 torpederos, de los que 6 irían armados con bombas de 800 kilogramos, a las órdenes del teniente Tanaka.

Hasta las 1400 los 2 portaaviones nipones que continuaban en condiciones de operar recuperaron un total de 34 aparatos: 9 cazas, 7 bombarderos en picado y 7 torpederos apontaron en el "Zuikaku", mientras 9 cazas y 6 bombarderos en picado lo hicieron en el "Junyo". Hasta 7 aparatos (2 cazas, 4 bombarderos en picado y 1 torpedero) se vieron obligados a amerizar y muchos de los aparatos que pudieron regresar a bordo de los buques estaban dañados y sus tripulantes exhaustos, por lo que el capitán de navío Nomoto, comandante del "Zuikaku", decidió que el grupo aéreo de su buque no estaba en condiciones de lanzar un cuarto ataque. El contralmirante Kakuta, a bordo del "Junyo", si ordenó preparar una nueva fuerza de ataque para lanzarla antes del anochecer, y a las 1535 despegaron 10 aviones bajo el mando del teniente de navío Shiga: 6 Ceros y 4 torpederos.

Entretanto, el "Enterprise", que desde las 1235 se alejaba hacia el SE. a 27 nudos abandonando a su suerte al desahuciado "Hornet" y sus escoltas, sobre los que la ya lejana TF-16 no podía mantener cobertura aérea de ningún tipo. En esa situación, finalmente a las 1330 el "Northampton" consiguió finalmente tomar a remolque al portaaviones lisiado y alcanzar una velocidad de 3 y luego hasta 6 nudos, con rumbo E. Pero los aviones japoneses se aproximaban para rematar la faena.

Imagen
Un destructor y el crucero "Northampton" junto al dañado "Hornet" (Fuente: navsource.org)

Durante las horas anteriores los aviones de reconocimiento enemigos habían mantenido una vigilancia constante sobre el "Hornet" y sus "rescatadores", y a las 1345 el radar del "Northampton" detectó un grupo de aviones a una distancia de 103 millas hacia el NO. Eran los aparatos del "Junyo". 15 minutos después se detectó, a una distancia de 110 millas y en la misma dirección, al grupo de ataque del "Zuikaku". Las dos formaciones de aviones japoneses buscaban al "Enterprise" en una posición al N. del "Hornet", como había indicado Nagumo en su erróneo mensaje previo. Tras buscar sin éxito al enemigo, el grupo del "Junyo" puso rumbo S. y a las 1513 sus pilotos avistaron al dañado "Hornet", y sin otro objetivo a la vista decidieron atacar de nuevo al inmovilizado portaaviones.

El "Northampton" se vio de nuevo forzado a soltar el cable de remolque antes de que los 6 torpederos se lanzaran al ataque por el costado de estribor del portaaviones, evitando uno de los torpedos por poco. Sólo el líder de la formación logró un impacto contra el "Hornet", siendo abatido poco después de lanzar su torpedo. Los otros 5 artefactos fallaron y otro B5N fue derribado por la artillería antiaérea. El único impacto, no obstante, bastó para incrementar la escora del portaaviones hasta los 14 grados. 2 de los Ceros de la escolta desaparecieron en el viaje de regreso y otros 3 debieron de amerizar. Los siguientes en atacar fueron los 2 bombarderos en picado del "Zuikaku", que se lanzaron sobre el "Hornet" a las 1541 pero no lograron alcanzarlo, aunque una de sus bombas estalló cerca del costado de la nave.

Poco después, la escora del portaaviones alcanzó los 20º y el capitán Mason ordenó el abandono de la nave. Durante este proceso, a las 1555, los 6 torpederos del "Zuikaku", bajo el mando del teniente de navío Tanaka y armados con bombas de 800 kg., llevaron a cabo una pasada de bombardeo a unos 8.000 pies de altura, aproximándose por la amura de babor del "Hornet". Una de las bombas alcanzó la parte posterior de la cubierta de vuelo pero sorprendentemente causó pocos daños. Las demás cayeron a popa.

Poco antes de las cuatro y media de la tarde, el capitán Mason abandonó en último lugar el portaaviones que había llevado los bombarderos de Doolittle a las puertas de Tokyo y que había participado en la batalla de Midway. El último ataque aéreo del día tuvo lugar casi media hora después, cuando a las 1650 los 4 bombarderos en picado del "Junyo" se lanzaron sobre el torturado "Hornet", alcanzándolo uno de ellos con una bomba a proa de la isla, la cual estalló en el hangar tras atravesar la cubierta de vuelo, provocando un incendio.

El hundimiento del "Hornet" y el final de la batalla:

Poco después, el contralmirante Murray ordenó al destructor "Mustin" que hundiera al portaaviones mientras el resto de los buques de la TF-17 se retiraban hacia el E. a 27 nudos. El "Mustin" lanzó sus 8 torpedos contra el "Hornet", de los que explotaron 4... pero la nave se resistía a hundirse. Entonces el contralmirante Murray, que horas atrás se había trasladado al crucero pesado "Pensacola", ordenó al destructor "Anderson" que culminara la tarea: otros 8 torpedos fueron lanzados contra el "Hornet", de los que alcanzaron su objetivo 6 pero sólo estallaron 3... pero el resistente portaaviones continuaba sin hundirse.

El "Mustin" y el "Anderson" abrieron fuego entonces con sus piezas de 127 mm. y acribillaron al "Hornet" con 430 proyectiles. La nave quedó en llamas... pero seguía sin hundirse. A las 2030 los destructores americanos abandonaron la zona ante la inminente llegada de las fuerzas niponas. 30 minutos después los destructores "Makigumo" y "Akigumo", pertenecientes a la Fuerza de Vanguardia de Abe, se aproximaron al derrelicto y ante la imposibilidad de tomarlo remolque lanzaron otros 4 torpedos contra que impactaron en el portaaviones en llamas, que se hundiría finalmente a las 0130 del 27 de Octubre.

Entretanto, mientras tenía lugar la lenta agonía del "Hornet", Kondo trataba de redondear lo que ya era una victoria de la Armada Imperial. A las 1804 el comandante de la Fuerza de Apoyo había ordenado a sus fuerzas de superficie que se preparasen para una batalla nocturna y que se desplegaran en una amplia línea de exploración para localizar y hundir a los buques norteamericanos que estuvieran todavía en la zona, alguno de los cuales podría estar dañado. Para entonces, la Fuerza Avanzada y la de Vanguardia se encontraban a unas 12 millas de distancia una de otra, y pronto avistaron al "Hornet".

La "persecución" continuaría hasta bien entrada la madrugada, cuando tras no detectar la presencia de mas buques estadounidenses y tras sendos ataques de 2 PBY Catalina contra el destructor "Teruzuki" a las 0100 y el "Junyo" a las 0130, Kondo ordenó que cesara el esfuerzo, enviando al "Zuikaku" y al "Junyo" hacia el N. a la espera de una búsqueda aérea al amanecer que localizara a posibles naves enemigas y permitiera continuar la batalla. Para ello, a bordo de los 2 únicos portaaviones japoneses quedaban un total de 97 aparatos: 67 en el "Zuikaku" (38 A6M, 19 B5N y 12 D3A) y 30 en el "Junyo" (12 cazas, 12 bombarderos en picado y 6 torpederos).

Imagen
Movimientos de ambas flotas de las 1200 a las 2400 del 26 de Octubre (Fuente: Osprey)

A esas alturas, los japoneses todavía no estaban seguros del número de portaaviones enemigos al que se enfrentaban pero si estaban seguro que la que ellos denominarían la "Batalla Naval del Pacífico Sur" había sido una gran victoria. Inicialmente habían llegado a la conclusión de que se trataba de 3, aunque hasta el momento ningún piloto había visto 3 portaaviones enemigos distintos. El almirante Kakuta creía que eran 3 y a las 1830 llegó a la conclusión, tras analizar los informes, de que todos ellos habían sido probablemente hundidos o gravemente dañados. La opinión de Yamamoto y su Estado Mayor, de acuerdo con los informes recibidos, era que hasta 4 portaaviones estadounidenses habían sido atacados, resultando hundido 1 de ellos y gravemente dañados los otros 3. Esa era también la opinión de Nagumo. Al día siguiente, 27 de Octubre, las exploraciones aéreas llevadas a cabo no encontraron buques norteamericanos y llegó la noticia del nuevo fracaso del Ejército Imperial a la hora de tomar Henderson Field, por lo que tras llevar a cabo una búsqueda en pos de aviadores derribados en la zona de la batalla, Kondo se dirigió hacia el N. y se retiró de la zona.

El "Shokaku" y el "Zuiho", destacados de la Fuerza de Ataque el día anterior, arribaron a Truk el 28 de Octubre y el resto de la flota lo hizo el día 30. Las fuerzas americanas, con la TF-16 ligeramente por delante de la TF-17, se encontraban al NE. de Espíritu Santo el 27 de Octubre, y tras un incidente en el que el "Mahan" colisionó con el "South Dakota" mientras maniobraban para evitar un submarino, el I-15. En la tarde del día siguiente alcanzaron Noumea, en Nueva Caledonia, donde se iniciarían 2 semanas de reparaciones de urgencia para remendar parcialmente los daños del "Enterprise".

Los japoneses proclamaron su victoria en la batalla, afirmando haber hundido 3 portaaviones, 1 acorazado, 1 crucero, 1 destructor y otro buque de guerra sin identificar, a los que se sumaban 79 aviones norteamericanos abatidos, mas los que se hubieran hundido con los portaaviones. Las perdidas enemigas no habían sido tan importantes, pero no cabía duda que la Armada Imperial había cosechado una victoria, una de las últimas que lograría.

Conclusiones y consecuencias:

La batalla de Santa Cruz fue la última ocasión a lo largo de la guerra en la que los bombarderos en picado y los torpederos de la Armada Imperial pudieron llevar a cabo un ataque coordinado contra un portaaviones norteamericano, y lo hicieron con una eficacia demoledora, pues pese al duro golpe sufrido en Midway los aviadores navales nipones todavía estaban en condiciones de presentar una dura oposición a la aún débil US Navy, que tras Santa Cruz quedó, durante unos días y hasta que el "Enterprise" pudo ser parcialmente reparado, sin un solo portaaviones operativo en el Teatro de Operaciones del Pacífico.

En Santa Cruz los japoneses aplicaron algunas de las lecciones duramente aprendidas en la para ellos traumática batalla de Midway, tanto en el campo del control de daños, como demostró la supervivencia del "Zuikaku", como en el empleo defensivo de los cazas y la exploración aérea.

En cuanto a la patrulla de combate aéreo desplegada sobre los portaaviones de Nagumo durante la batalla, si bien no consiguió detener el ataque aéreo enemigo ni interceptar a los 2 Dauntless que dejaron fuera de combate al "Zuiho", es justo decir que estaba mucho mejor desplegada, en diversas altitudes, que durante la batalla del mes de Junio. Además, la táctica de desplegar una fuerza de superficie por delante de los portaaviones para que hiciera de "colchón" ante los ataques enemigos resultó ser un éxito, del que los estadounidenses tomaron nota y sería el germen de la utilización de destructores como "piquetes radar".

Al igual que en el Mar del Coral y en Midway, el arma decisiva había sido el torpedero Nakajima B5N: tanto el "Lexington" como el "Yorktown", y ahora el "Hornet", habían sido víctimas de los mortíferos torpedos nipones... pero los aviones japoneses también habían demostrado, una vez mas, su extrema vulnerabilidad ante los cazas y la creciente potencia de fuego de la artillería antiaérea norteamericana, sufriendo terribles pérdidas, sobre todo en lo que a los aviones de ataque se refería, pues de los 120 aparatos que participaron en los ataques del día 26 contra la TF-61 se perdieron un total de 70 (41 bombarderos en picado y 29 torpederos) entre los que fueron abatidos por los norteamericanos y los que debieron amerizar a su regreso, a los que habría que sumar otros 24 Ceros y el D4Y de exploración, así como un torpedero y 3 cazas destruidos a bordo del "Zuiho" y el "Shokaku", hasta llegar a los 99 aviones que la Armada Imperial perdió el 26 de Octubre.

Los norteamericanos, por su parte, habían perdido un total de 18 aparatos a manos de los japoneses (13 Wildcat, 3 Avenger y 2 Dauntless) y otros 34 habían tenido que amerizar debido a los daños sufridos o a la falta de combustible (16 TBF, 10 F4F y 8 SBD). Otros 28 aparatos (18 bombarderos en picado y 10 cazas) habían sido destruidos a bordo de los portaaviones o habían debido ser arrojados por la borda, completando el total de 80 aeronaves perdidas.

Pero las pérdidas mas significativas para los japoneses fueron sus pilotos: mientras los norteamericanos perdieron solamente 26, los japoneses experimentaron un total de 148 bajas entre sus aviadores (muchos de los cuales estaban entre los mas experimentados, incluidos 2 líderes de grupo, 3 de escuadrón y 18 de escuadrilla). Casi la mitad de los tripulantes de los torpederos involucrados en la batalla murieron, así como mas de una tercera parte de los hombres de los bombarderos en picado y una quinta parte de los pilotos de caza. A éste respecto, los japoneses tuvieron en Santa Cruz las mayores pérdidas, en lo que a pilotos se refiere, de las 4 batallas de portaaviones libradas en 1942: 90 habían muerto en el Mar del Coral, 110 en Midway y 61 en el enfrentamiento de las Salomón Orientales del mes de Agosto.

Al final de la batalla, 409 de los 765 pilotos que habían formado el corazón de la "Kido Butai" de Nagumo durante el ataque contra Pearl Harbor habían muerto tras menos de un año de lucha, y el exhaustivo sistema de entrenamiento japonés no era adecuado para el envío rápido de reemplazos a la flota.

Los norteamericanos, una vez mas, acusaron serias deficiencias en lo que a la coordinación de los ataques aéreos se refería, y también a la hora de controlar los cazas en misiones defensivas:

En el plano ofensivo, en esta ocasión no se dieron golpes de fortuna al estilo de Midway (con la excepción de los bombarderos liderados por Widhelm), y la mayor parte de los aviones de ataque de las 3 oleadas no encontraron a los portaaviones (sólo 10 de los 75 enviados atacaron a los buques de Nagumo) y los torpederos Avenger, al igual que en las batallas anteriores y en marcado contraste con sus rivales nipones, fueron nuevamente inefectivos debido a la deplorable ineficiencia de sus torpedos.

En lo que al empleo defensivo de los cazas se refiere, el error fundamental, aparte de los problemas con las comunicaciones, fue situar a las patrullas de combate aéreo a una altitud de 10.000 para ahorrar combustible y oxígeno cuando el Wildcat no era capaz de trepar con rapidez... y mas teniendo en cuenta que los fallos de los radares de los portaaviones impidieron dar instrucciones con tiempo para interceptar a las sucesivas oleadas de ataque enemigas, que nunca fueron atacadas a las deseadas 20 millas de distancia del grueso de la flota.

Pero si bien los japoneses habían conseguido una clara aunque costosa, sobre todo en aviones y pilotos, victoria táctica... fallaron a la hora de convertirla en una victoria estratégica. La campaña de Guadalcanal entraba en su fase definitiva, pero con Henderson Field todavía en manos americanas tras la exitosa defensa del perímetro del aeródromo por parte de los Marines, la Kido Butai vio su flota de portaaviones notablemente debilitada: de los 5 portaaviones que habían zarpado semanas atrás de Truk, sólo el "Junyo" estaba operativo. El "Hiyo" continuaba inmovilizado por su fallo motriz, mientras que el "Shokaku" y el "Zuiho" partieron el 2 de Noviembre hacia Japón para reparar los daños sufridos. El "Zuiho" volvería a Truk a finales de Enero de 1943, y el "Shokaku" estaría en reparaciones hasta Marzo y no se reuniría con su gemelo "Zuikaku" en Truk hasta Julio.

El intacto y victorioso "Zuikaku", con su grupo aéreo diezmado, también partió de regresó a Japón el 4 de Noviembre, en un grave error debido a un exceso de confianza, por pensar que ya no quedaban portaaviones enemigos operativos, y/o a la inflexibilidad de los japoneses a la hora de gestionar sus grupos aéreos embarcados. Con los aviones del "Shokaku" y el "Zuikaku", mas los del grupo aéreo del "Hiyo", había en Truk aparatos suficientes para completar el grupo aéreo del "Zuikaku", pero los nipones, convencidos de que era necesario que los componentes de un grupo aéreo fueran capaces de operar a la altura de sus elevados estándares de coordinación y eficiencia, no intercambiaban escuadrones como si hacían los mas prácticos estadounidenses.

De ese modo, en el siguiente enfrentamiento, la Batalla Naval de Guadalcanal, los japoneses sólo contarían con el "Junyo", un único portaaviones y de capacidades mas limitadas que el "Zuikaku". Si antes de la batalla los japoneses disponían de una superioridad de 5 a 2 en portaaviones, ahora esta se había visto reducida hasta un empate a 1. Así pues, si bien la Armada Imperial había demostrado que todavía podía hacer frente y derrotar a la US Navy, las pérdidas acumuladas comenzaban a ser insoportables. Se acercaba el final del primer año de la guerra, y pronto los norteamericanos estarían en condiciones de lanzar sobre los japoneses unos recursos humanos y materiales con los que estos no podían soñar.

El propio Nagumo, relevado del mando de la "Kido Butai" poco después y destinado a tareas en tierra, al igual que su viejo antagonista Fletcher, comentaría: "Ésta batalla ha sido una victoria táctica, pero una derrota estratégica para Japón. Considerando la gran superioridad industrial de nuestro enemigo, cada una de nuestras victorias debería ser aplastante. Ésta última, desafortunadamente, no lo ha sido".

Las cifras:

Pérdidas norteamericanas:

:arrow: 262 muertos
:arrow: 80 aviones
:arrow: Buques hundidos: Portaaviones "Hornet" y destructor "Porter"
:arrow: Buques dañados: Acorazado "South Dakota", crucero ligero "San Juan" y destructor "Smith"

Pérdidas japonesas:

:arrow: Mas de 405 muertos (no hay datos de las bajas en el "Zuiho")
:arrow: 99 aviones
:arrow: Buques dañados: Portaaviones "Shokaku" y "Zuiho", crucero pesado "Chikuma" y destructor "Teruzuki"


sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

BIBLIOGRAFÍA:

Santa Cruz 1942: Carrier Duel in the South Pacific, Mark Stille
First Team and the Guadalcanal Campaign, John B. Lundstrom
Carrier Strike, Eric Hammel
La Guerra Naval en el Pacífico, Luís de la Sierra
USN Carriers vs IJN Carriers, Pacific 1942, Mark Stille
Neptune's Inferno: The U.S. Navy at Guadalcanal, James D. Hornfischer

LINKS:

http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_ ... uz_Islands
http://en.wikipedia.org/wiki/Guadalcanal_campaign
http://pwencycl.kgbudge.com/S/a/Santa_Cruz_Islands.htm
http://www.cv6.org/1942/santacruz/santacruz.htm
http://www.ibiblio.org/hyperwar/USN/USN-CN-SantaCruz/
Última edición por sergiopl el 13 Ene 2014, 18:15, editado 1 vez en total.


sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

MULTIMEDIA:

Animación gráfica de la batalla

Battle of the Santa Cruz Islands: Parte 1, parte 2 y parte 3 (en japonés, pero de una gran calidad)

Battle 360º - Episodio 4 - Bloody Santa Cruz

FIN

Proximamente... la Batalla del Mar de Filipinas

Imagen


ñugares
General de División
General de División
Mensajes: 7769
Registrado: 19 Jun 2012, 01:06
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por ñugares »

Gran relato sergiopl , gracias por retomarlo .

Un saludo .


Año de Rojos , año de hambre , peste y piojos
Avatar de Usuario
flanker33
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 2249
Registrado: 18 Jun 2005, 12:02
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por flanker33 »

Como siempre un placer leerle. Excelentemente narrado y muy ameno :aplaudos2:

Un saludo.


"Si usted no tiene libertad de pensamiento, la libertad de expresión no tiene ningún valor" - José Luís Sampedro
Avatar de Usuario
KL Albrecht Achilles
General de Ejército
General de Ejército
Mensajes: 10881
Registrado: 27 Ago 2009, 03:16
Ubicación: Venezuela
Venezuela

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por KL Albrecht Achilles »

Excelente :aplaudos2:

Saludos :cool2:


It matters not how strait the gate. How charged with punishments the scroll.
I am the master of my fate: I am the captain of my soul. - From "Invictus", poem by William Ernest Henley
sergiopl
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4474
Registrado: 28 Sep 2009, 11:10
Ubicación: España
España

El Pacífico: La Guerra de los Portaaviones

Mensaje por sergiopl »

Gracias a todos por leerlo :thumbs:

A ver si la Batalla del Mar de Filipinas no me lleva otros 3 años y medio :green:

Un saludo.


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados