Revolucion Francesa y Guerras Napoleónicas 1792-1815

Los conflictos armados en la historia de la Humanidad. Los éjércitos del Mundo, sus jefes, estrategias y armamentos, desde la Antiguedad hasta 1939.
agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Revolucion Francesa y Guerras Napoleónicas 1792-1815

Mensaje por agualongo »

Bueno, podemos iniciar un post sobre lo que yo considero la PRIMERA GUERRA MUNDIAL, al periodo bélico que se abrió en 1792 y no concluyó hasta 1815 y que se extendió por todos los continentes habitados del planeta con la intervención militar de naciones extraeuropeas (EEUU, Persia etc).

El origen está en la Revolución Francesa

Hasta bien entrado el siglo XX, gran parte de la historiografía consideraba a la Revolución Francesa como un producto de la reación violenta de las clases populares ante un régimen déspota y corrompido que las oprimía salvajemente.
En la actualidad, hasta los más firmes partidarios del proceso revolucionario , no dejan de reconocer que Francia disfrutaba en tiempos de Luís XVI de una libertad y bienestar general superior al de épocas anteriores y que aventajaba al resto de países de Europa en ambos aspectos, con la excepción de Inglaterra.
La población francesa había aumentado a lo largo del siglo XVIII, hasta alcanzar los 26 millones de habitantes en 1789, el doble que Prusia o Inglaterra y tantos como el resto de Alemania y Austria-Hungría unidas.
La industria y el comercio habían alcanzado una gran importancia y los campesinos eran propietarios de la mitad de las tierras cultivables del reino y la propiedad estaba más repartidas que en cualquier otra nación de Europa.

Francia no era, ni mucho menos, el país más pobre de Europa, sino todo lo contrario, detrás de Inglaterra, era el más rico.

saludos


agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

En cuanto al ejercicio de la autoridad real, teóricamente absoluta, se encontraba en la práctica limitada por un sin fin de privilegios estamentales, corporativos o locales que entorpecían o incluso anulaban las iniciativas del gobierno. Durante el reinado de Luís XIV, la energía de este monarca, símbolo de la autoridad real, logró vencer fácilmente tales obstáculos, pero la debilidad de sus sucesores, hicieron que el poder del rey se relajara e incluso llegara a quedar reducido a la impotencia.
Debido a ello, todos los intentos de reforma del sistema, tan necesarias para la supervivencia del Estado tal y como se entendía, llevados a cabos desde el sistema, como los de Machault o Maupeou, fracasaron, no por falta de ilustración de los gobernantes franceses, sino por falta de un rey absoluto que se atreviera a imponerlas contra viento y marea.
El grave problema de Francia estribaba en que, mientras la Nación en su conjunto había prosperado a lo largo del siglo XVIII, el Estado se encontraba prácticamente en bancarrota, ya que los ingresos no cubrían los gastos, pues las grandes fortunas del País, en manos de la Nobleza y el Clero no tributaban, recayendo los impuestos únicamente en el Tercer Estado, y en el caso de los campesinos, junto al pago de los tributos al Estado, debían pagar unos derechos feudales cuyas razones que los justificaban, hacía tiempo que habían desaparecido.


CASTELO
Comandante
Comandante
Mensajes: 1964
Registrado: 14 Abr 2003, 17:49

Mensaje por CASTELO »

Hombre aqualongo....la Revolución significa la creación de un país NUEVO...es decir, la Francia que surge después de la Revolución, sobre todo después de 1795 con la consolidación de la República, tiene muy poco que ver con la monarquía borbónica que había existido hasta entonces :).

No sé hasta qué punto Francia era rica o pobre. Posiblemente, por su relativo buen clima y óptimas tierras de cultivo, fuera un país bastante más rico , en términos agrícolas, que España o Italia, por poner ejemplos. Pero la Revolución se gestó en unas condiciones de obejtivo empobrecimiento de las masas populares.

Un saludo.


agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

No, amigo Castelo, hasta el mismo Jaurés (socialista y revolucionario) en su Historia Socialista de la Revolución Francesa reconocen tanto que Luís XVI era con diferencia el rey europeo que más libertad daba a sus súbditos como que Francia era el país más rico de Europa tras Inglaterra.

Tampoco creo que la Revolución fuera producto de las clases populares, todo lo contrario, si fueran "clases populares" hubiera estallado en cualquie otro país de Europa, mucho más pobre que Francia (cualquier estado alemán, italiano, España, Portugal, Rusia, Austria etc etc)

Los dos principales problemas que tenía Francia a fines del siglo XVIII eran la pervivencia de los derechos feudales y la reforma del sistema tributario. Ninguno de ellos era insoluble si había buena voluntad, la que le sobraba al rey Luís XVI, que había subido al trono en 1774, pero que faltaba al resto de sus súbditos. Nombró a Turgot ministro de Hacienda, con la difícil misión de sanear la Hacienda Pública. Con el favor real, el ministro logró disminuir los gastos de la Corte, pero sus medidas reformistas, tales como la libertad de comercio de granos, supresión de los gremios y sustitución de la prestación real por un impuesto en metálico extensivo a las clases privilegiadas, produjo una rápida reacción de la Nobleza, celosa defensora de sus derechos, que precipitó la caída de Turgot, el 12 de mayo de 1776 y su sustitución por Necker, un banquero suizo, que había amasado una considerable fortuna en poco tiempo y que gozaba de las simpatías de los elementos “progresistas” de la época, denominados “filósofos”, a los que invitaba a su mesa (cuando no les daba de comer, simple y llanamente).

Saludos


agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

Para no enfrentarse a los Parlamentos, Necker se negó a llevar a cabo ninguna reforma tributaria, por lo que recurrió a los empréstitos, que se suscribieron rápidamente, por las ventajosas condiciones que otorgaba a los suscriptores: amortización en corto plazo y elevado interés.
Y como por aquella época, aumentaron los gastos de la Hacienda, debido a la participación francesa en la guerra de independencia americana, Necker se vio obligado a solicitar en cinco años préstamos por valor de 500 millones de libra, sin establecer nuevos recursos para atender su amortización. Para colmo de males, el cínico banquero ginebrino falseó las cuentas públicas, :D (me parece que no es el único que lo hace :roll: )publicando un informe en 1781 en el que se asignaba al Estado un superávit de 27 millones de libras cuando en realidad el déficit era de 114 millones.

El informe no satisfizo en las altas esferas, y Necker fue al fin despedido por el rey, siendo sustituido, tras unas cortas interinidades, por Calonne, quién sintiéndose incapaz de solventar los errores de Necker, decidió continuar con sus métodos, promoviendo nuevos empréstitos en la creencia que la Paz de Versalles, en 1783, se prolongaría el tiempo suficiente para que se fueran amortizando las cuantiosas deudas del Estado.
Pero la prosperidad soñada por Calonne, y que se mantuvo los primeros años, se vino abajo en 1786, por una grave crisis económica, causada por unas malas cosechas. El ministro no tuvo más remedio que informar al Rey, el 20 de agosto de ese año, de que si no se reformaba el sistema de la Hacienda Pública, la situación no tendría salida..

Es decir tenemos por un lado:

1.-Aumento de la Riqueza Nacional
2.-Disminución de Ingresos de la Hacienda Pública = Crisis financiera que se soluciona con "deuda pública"
3.- A partir de 1786 malas cosechas (posiblemente por un enfriamiento de la atmósfera a fines del XVIII) que lleva parejo una grave crisis económica.


ARCHIMENCEY
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 2060
Registrado: 05 Jun 2004, 11:31
Ubicación: jardin de las hesperides

Mensaje por ARCHIMENCEY »

Yo añadiria otra causa mas para el desiquilibrio entre los gastos y los ingresos.La ingente cantidad de gasto que generaba la propia Corte de Versalles al Estado y a la propia nobleza.La Corte se llevaba un porcentaje del presupuesto ciertamente notable de lo recaudado, que pagaba solo el Tercer Estado.El nivel del dispendio o del derroche era elevadisimo, aun para el pais mas rico y poblado de Europa.

El mantener el nivel en la Corte para la alta Nobleza llevaba consigo que practicamente todas sus rentas se fueran en boato,lujo, bailes etc, pero nada en mejorar sus tierras, que era precisamente de donde obtenian los fondos para sostener su nivel de vida en Versalles.Gran parte de los aristocratas estaban endeudados hasta las cejas con los banqueros de Paris.

saludos.


CAÑON TIGRE, QUE BIEN SABES DISPARAR,POR QUE NO TE LLEVARIAN AL PEÑON DE GIBRALTAR
japa
General de División
General de División
Mensajes: 7373
Registrado: 21 Ago 2004, 12:50
Ubicación: Madrid

Mensaje por japa »

Desde luego todos los textos que he podido ver en los últimos diez años sobre la revolución francesa desmontan el mito de la revolución popular, sustituida por una revolución burguesa. Si tenemos en cuenta la rápida transición (con sólo el entracto del Terror) desde la revolución a las leyes napoleónicas y luego las de la breve restauración, Luis Felipe y Napoleón III, todas ellas profundamente burguesas y conservadoras hasta lo indecible, queda claro que la revolución no fue hecha precisamente a beneficio de los pobres, sino de las clases pudientes y generadoras de riqueza (en resumen, las burguesías urbanas, comerciantes, industriales...), en contra de las clases pudientes pero improductivas (la aristocracia, hablando en plata) buscando no una redistribución de la riqueza, sino una redistribución de las cargas fiscales


Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 18734
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Perdón por desviarme un poquito del mensaje, pero yo consideraría la I guerra mundial, la guerra de los 7 años.(la carlista no, la del tío Fede de Prusia).


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
ARCHIMENCEY
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 2060
Registrado: 05 Jun 2004, 11:31
Ubicación: jardin de las hesperides

Mensaje por ARCHIMENCEY »

Ya lo dijo Lampedusa en el Gato Pardo, en boca del Principe Fabrizio de Salina:

Hay que cambiarlo todo, para que todo siga igual. :(


saludo.


CAÑON TIGRE, QUE BIEN SABES DISPARAR,POR QUE NO TE LLEVARIAN AL PEÑON DE GIBRALTAR
agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

Así es,

como bien indica el forista Archimecey el desiquilibrio entre los gastos y los ingresos es otro de los graves problemas y de las causas de la Revolución francesa, gracias por posterarlo. Máxime cuando los gastos no iban en proporción a los ingresos ni eran muy "racionales" que digamos.

Amigo Jap mito de la revolución popular así es, la revolución popular es un mito, que cautivó a historiadores idealistas y honrados, pero muy soñadores en el siglo XIX, como el Príncipe Kropotkin en su Historia de la Revolución Rusa, me temo que totalmente desfasada, aunque con datos muy interesantes.

Coincido contigo en que la guerra de los 7 años también fue una guerra a nivel mundial, lo que ocurre es que duró menos años que la guerra de los 23 años, como bien indica Montgomery debería ser incorrecto hablar de Primera Guerra Mundial para el conflicto de 1914-1918, ya que guerras como la de los Siete Años, las de la Revolución Francesa fueron "más universales" que la mal llamada PGM.

Saludos


agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

Historia de la Revolución Rusa
quise decir historia de la revolución francesa.


japa
General de División
General de División
Mensajes: 7373
Registrado: 21 Ago 2004, 12:50
Ubicación: Madrid

Mensaje por japa »

Como muestra de los dispendios de la corte francesa, una de las últimas obras públicas del Anciano Régimen fue renovar las murallas de París, adaptándolas a las nuevas dimensiones de la capital. En realidad se trataba de asegurar que el tráfico de entrada discurriría por una serie de puntos muy concretos facilitando la aplicación de tasas, ya que al no haber impuestos sobre las propiedades de la aristocracia, se gravaban los bienes de consumo y los artículos de comercio de forma directa. El caso es que se estableció una nueva tasa (creo que sobre la sal) para costear ese gasto, en la confianza de que la muralla permitiría incrementar los ingresos de la Hacienda. Pero en vez de deicar el dinero a construir la muralla en sí, se derrochó en construir bellas entradas barrocas repletas de adornos florales y alegorías del reinado del noble y sabio Luis XVI, en nobles piedras y dorados metales. Por supuesto nunca hubo muralla. Un triste devenir de este hecho fue que el genial Lavoissier había participado como recaudador en el polémico impuesto sobre la sal y fue acusado (de forma falsa) de latrocinio tras la Revolución y llevado a la prisión, el peor sitio para estar durante el Terror, y fue decapitado.


agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

Así es Japa, se creó una nueva tasa al consumo y ni murallas ni nada.. :oops:

El Estado de Cuentas del ministro Calonne, indicaban que se presumían unos ingresos de 503 millones de libras, y unos gastos de 629 millones, lo que significaba un déficit de 126 millones. La principal causa del déficit era el pago de los intereses de la deuda, que importaban 318 millones de libra. Calonne consideraba que no podían crearse nuevos empréstitos, pues eso supondría agravar mucho más el problema, ni era aconsejable crear nuevos impuestos o subir el tipo de los ya existentes, pues estos recaían sobre los más humildes, agobiados ya en exceso por sus contribuciones a la Hacienda Pública. La única solución plausible, consideraba Calonne, era obligar a contribuir a las clases privilegiadas, exentas hasta entonces del pago a hacienda. Para ello propuso al Rey que se creara un impuesto sobre fincas rústicas, a pagar por todos los propietarios, sin distinción de estamentos. Tal impuesto sería repartido por Asambleas Provinciales, equitativamente entre los propietarios de la demarcación, que elegirían a los miembros de dichas Asambleas. Al mismo tiempo se aliviarían las cargas de las gentes más humildes, aboliendo las aduanas interiores, y decretando, como había hecho Turgot, la libertad de comercio de granos.

El mismo régimen se daba cuenta cual Imperioso era el cambio en las normas hacendísticas...


agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

Calonne pensó que su proyecto debía encontrar una fuerte resistencia por parte de los Parlamentos, por lo que pidió al rey que reuniera una Asamblea de Notables, constituida por un cierto número de grandes señores, prelados y altos funcionarios, elegidos entre los que parecieran más dóciles y adictos a la autoridad del rey, con objeto de que examinaran y aprobaran las reformas propuestas, neutralizando de antemano, toda posible oposición parlamentaria.

La Asamblea abrió sus puertas el 22 de febrero de 1787 en Versalles, integrada por 144 miembros de la Nobleza, el Clero y la Magistratura, que no se mostraron tan dóciles como Calonne había esperado. Antes de emitir una opinión, la Asamblea pidió un detallado informe de las cuentas públicas. Tras largas deliberaciones acabó aceptando la creación de las Asambleas Provinciales, pero organizadas por estamento, oponiéndose de modo irreductible a la subvención territorial, que atentaba contra sus privilegios históricos.
Fracasado, Calonne fue despedido por el Rey el 8 de abril y lo sustituyó por el señor de Brienne, arzobispo de Tolosa, que había sido uno de las más destacadas figuras de la oposición a los proyectos de Calonne.


agualongo
General
General
Mensajes: 16170
Registrado: 23 Ene 2003, 13:19

Mensaje por agualongo »

Brienne esperaba entrar en razón a sus antiguos compañeros de la Nobleza, pero éstos permanecieron inmutables en sus posicionamientos y se negaron a consentir el menor menoscabo de sus privilegios, resistiéndose a consentir la subvención territorial, por lo que la Asamblea quedó disuelta el 25 de mayo de 1787 sin que se hubiese logrado ningún acuerdo.
Brienne no tuvo más remedio entonces que acudir al Parlamento de París, donde tropezó con idénticas dificultades; los magistrados de dicho tribunal aceptaron la creación de las asambleas provinciales, la supresión de las aduanas interiores, y hasta el libre comercio de granos, pero se negaron a registrar el edicto de la subvención territorial, alegando que el establecimiento de un nuevo impuesto exigía la convocatoria de los Estados Generales, las cortes francesas compuestas por los representantes de la Nobleza, Clero y Tercer Estado, que no se habían vuelto a reunir desde 1614.
Este procedimiento, complicado, tendía a dilatar en el tiempo la aplicación del edicto de contribución territorial, lo que no podía satisfacer a un gobierno apremiado por necesidades tan urgentes.

Saludos


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados