Tortura como técnica antiterrorista

Servicios de inteligencia y seguridad. La lucha contra el terrorismo. El orden público. Doctrinas y políticas de defensa, presupuestos militares.

¿Es la tortura un método aceptable para obtener información en la lucha antiterrorista?

42
63%
No
25
37%
 
Votos totales: 67

Avatar de Usuario
Yorktown
General
General
Mensajes: 15654
Registrado: 23 Oct 2007, 11:22

Mensaje por Yorktown »

Estimado Yorktown, después de pensarlo un poco, una cosa más. Si se diera el escenario que tú propones, yo preferiría un millón de veces que el terrorista estuviera en manos de interrogadores cualificados y profesionales, como el teniente Marcus Lewis, y no en manos de un sádico que no sabe lo que está haciendo.


Esa es otra cuestión. Yo he dado carta blanca, que lo hagan como Dios les de a entender.

En cualquier caso, parece que nadie pide el procesamiento de los "sádicos" interrogadores que dieron con Osama.

Otro riesgo de las operaciones de ese tipo: crees que estás matando a un malo malísimo... y resulta ser un simple camarero


No, ese es un riesgo de cualquier operación.

Saludos.


We, the people...
¡Sois todos un puñado de socialistas!. (Von Mises)
JoeLewis
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 2507
Registrado: 27 Oct 2008, 15:15

Mensaje por JoeLewis »

Otro riesgo de las operaciones de ese tipo: crees que estás matando a un malo malísimo... y resulta ser un simple camarero



No, ese es un riesgo de cualquier operación.


No, en otras sólo corres el riesgo de capturar a un inocente, no de matarlo.

saludos


Avatar de Usuario
Yorktown
General
General
Mensajes: 15654
Registrado: 23 Oct 2007, 11:22

Mensaje por Yorktown »

Hay unos cuantos inocentes enterrados a cuenta del estado después de un juicio justo, o de un bombardeo.


We, the people...
¡Sois todos un puñado de socialistas!. (Von Mises)
JoeLewis
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 2507
Registrado: 27 Oct 2008, 15:15

Mensaje por JoeLewis »

Si aceptamos cualquier método para llegar a los malos corremos el riesgo de llegar al "matadlos a todos y Dios distinguirá a los suyos".


Siguiendo con Eichmann:

50 Years After Trial, Eichmann Secrets Live On

http://www.nytimes.com/2011/05/09/arts/ ... ml?_r=1&hp


Avatar de Usuario
Malcomn
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4775
Registrado: 11 Ago 2008, 20:45

Mensaje por Malcomn »

Hay unos cuantos inocentes enterrados a cuenta del estado después de un juicio justo, o de un bombardeo.


¿Y por tanto es admisible aumentar aún más el error?


Avatar de Usuario
Yorktown
General
General
Mensajes: 15654
Registrado: 23 Oct 2007, 11:22

Mensaje por Yorktown »

¿Y por tanto es admisible aumentar aún más el error?


Eso lo dices tú.


We, the people...
¡Sois todos un puñado de socialistas!. (Von Mises)
Avatar de Usuario
Malcomn
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4775
Registrado: 11 Ago 2008, 20:45

Mensaje por Malcomn »

Yo no he dicho nada. Lo he preguntado.


Experten
Teniente Coronel
Teniente Coronel
Mensajes: 2531
Registrado: 18 Abr 2010, 00:12

Mensaje por Experten »

Bueno... tengo que aclarar algo que en lo personal me parece fundamental, no es recomendable que un gobierno democrático recurra a la tortura, ni que la legalice o la tolere, porque esto crea una pauta, en donde la autoridad cruza una línea que no debería.

El permitir o tolerar la tortura da una pauta a la autoridad encargada de la seguridad y la defensa (dígase, ejército, policía, gendarmerá, etc.) utilizar un recurso que siempre será más fácil de aplicar que los recursos criminalísticos y de inteligencia alternativos a la tortura, en resumen, para la autoridad siempre será más difícil recurrir a la tortura que a cualquier otro método investigativo y eso, no se puede permitir, las secuelas de la tortura son permanentes, ya sean psicológica o físicamente y francamente el llevar a una persona al límite de su resistencia no es confiable, porque una persona sometida a este punto de ruptura solo garantiza algo, que esa persona hará o dirá lo que sea para terminar con esa pena o dolor inflingido.

Simplemente no, aunque las cosas se lleven al límite, las democracias no pueden rebajarse a este punto, de los demás se puede esperar lo que sea, de la institución democrática no.

La efectividad muchas veces, no justifica el costo de un método...


Jagdgeschwader 74 "Viva Zapata" SQdr.
Avatar de Usuario
Yorktown
General
General
Mensajes: 15654
Registrado: 23 Oct 2007, 11:22

Mensaje por Yorktown »

Yo no he dicho nada. Lo he preguntado.


¿Es verdad que comes niños?


We, the people...
¡Sois todos un puñado de socialistas!. (Von Mises)
Avatar de Usuario
Malcomn
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4775
Registrado: 11 Ago 2008, 20:45

Mensaje por Malcomn »

No, no es verdad.

-----

Ahora, si esto fuera una conversación normal, yo te podia decir que Joe te había argumentado que con la tortura podían cometerse errores. A lo que tú respondes que con todo se comete errores, y ya que eres tú el que defiendes la tortura, me parece que la pregunta era valida. Ya que añade al estado un medio más con el que equivocarse, aún cuando sea en casos excepcionales y con legisladores de por medio.

Pero esto no es un debate normal ¿verdad? Por eso estas a poner la frase más cortante y antipatica desde ayer. Y por eso te pregunto porque aquí si y aquí no y me respondes con un porque no. O como arriba.

Pues vale. Pero no se para que escribir nada en un foro si no quieres debatirlo. No te preocupes que ganas lo que quieres, yo no te pregunto más y ya esta.

Saludos.


Avatar de Usuario
Yorktown
General
General
Mensajes: 15654
Registrado: 23 Oct 2007, 11:22

Mensaje por Yorktown »

Ya que añade al estado un medio más con el que equivocarse


La equivocación puede ser no llevarla a cabo si es necesaria.

eres tú el que defiendes la tortura


Eso lo vuelves a decir tú.

Yo, digo que no me opongo según en que situación.

No estais debatiendo, estais demostrando lo puros que sois.


We, the people...
¡Sois todos un puñado de socialistas!. (Von Mises)
Avatar de Usuario
Malcomn
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 4775
Registrado: 11 Ago 2008, 20:45

Mensaje por Malcomn »

Eso lo vuelves a decir tú.

Yo, digo que no me opongo según en que situación.


No te opones, puede ser necesaria, le encargarías el trabajo a un par de amigos si fuera tu hija pero no la defiendes. Ok.

No estais debatiendo, estais demostrando lo puros que sois.


Muy comodo eso de agrupar conciencias.


Carlogratto
Coronel
Coronel
Mensajes: 2898
Registrado: 26 Oct 2007, 02:52

Mensaje por Carlogratto »

Bah, aficionados...Habláis de oidas, como siempre. :mrgreen: :wink:


El arte al servicio del terror


En el bando de los Rojos, durante la Guerra Civil Española, se inauguró una nueva forma de tortura basada en la exposición extrema al arte. Ésta es la historia de cómo obras de artistas reconocidos pueden llegar a destrozar los nervios del ser humano y la delirante propuesta norteamericana de no hacer ni lo uno, ni lo otro, si no todo lo contrario. Acaso de un modo un poco más brutal, Chile tampoco estuvo ajeno a ello.

Los sentidos: vista, olfato, gusto, audición y tacto, son fundamentales para la comprensión y aprehensión del mundo. La falta de uno de ellos, como en el caso de las personas invidentes, puede ser sabiamente suplido por otro: el tacto. Sin embargo, cabe preguntarse: ¿que pasaría si el hombre fuera privado de todos ellos?, o, si por el contrario, fuera sometido a un exceso de estímulos que terminara desarticulando su armonioso funcionamiento.
Tras la invasión norteamericana a Afganistán, luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, un número significativo de seguidores del régimen talibán fueron tomados como rehenes y trasladados a la base militar que el país del norte mantiene en Guantánamo, Cuba. Los rehenes se transformaron en piezas fundamentales en la lucha contra el terrorismo, ya que de acuerdo a los organismos de inteligencia estadounidense conocían información de privilegio y sabían la localización del fugitivo líder de la red Al-Qaeda, Osama bin Laden.
Atónitos apreciamos como estos hombres eran sometidos a nuevos y “revolucionarios” sistemas de tortura, que les impedían ver, oír, oler y desarrollar tanto el gusto como el tacto. Las fotos de agencias internacionales los mostraban arrodillados y completamente cubiertos de máscaras y trajes de color naranja. Los mantenían con vida, pero totalmente inconscientes del tiempo y de lo que los rodeaba. Así pasaban los días, los meses y, no lo sabremos nunca, los años.
En contraposición con la experiencia anterior, la excesiva estimulación de los sentidos también puede convertirse en una efectiva herramienta de tortura. Conocidos son los casos de secuestro en los cuales los plagiadores someten a sus víctimas a interminables jornadas de música y oscuridad, con las consiguientes consecuencias de estrés y desorientación. Basta recordar el secuestro del brasileño Washington Olivetto, exitoso empresario de la publicidad, cuyos nervios fueron destrozados por una interminable seguidilla de discos compactos, que hicieron aun más interminable su penoso cautiverio.
Un mínimo de exposición a los medios de comunicación masivos permite que, hasta aquí, los casos de tortura antes detallados, sean ampliamente conocidos por la gran mayoría de las personas. Sin embargo, ¿qué pasaría si este mismo público se enterara que el arte también ha sido utilizado para amedrentar al ser humano?Los primeros registros de ello se remontan a la Guerra Civil Española, como corrobora el historiador de arte José Milicua, que ha estudiado el tema por años y que ha reparado en un libro publicado en 1939 por R.L. Chacón, llamado “Por qué hice las Chekas de Barcelona. Laurencic ante el consejo de guerra”.La detallada descripción de cómo los entonces comunistas que formaban parte de los llamados rojos (o republicanos que gobernaban el país y contra quienes se alzó Francisco Franco) idearon un sistema de tortura llamado “método psicotécnico”, que utilizaba obras maestras del arte moderno para conseguir la confesión de sus prisioneros, es la tesis principal de la investigación. Con esos fines se manipularon obras de Vassily Kandinsky, Paul Klee, Moholy Nagy, Johannes Itten e incluso la obra maestra del cineasta español Luis Buñuel, “El perro andaluz”.

Las celdas de colores

n mayo de 1938, en plena Guerra Civil Española, cuando el Partido Comunista se hizo con el control de la policía de Barcelona, se comenzaron a construir las cárceles más “exclusivas” de las que se tenga conocimiento en la historia mundial de la tortura. Destinadas a acoger a los más importantes prisioneros del bando contrario al de los republicanos: los nacionalistas, pero también de los grupos anarquistas que hasta el comienzo de la guerra civil habían sido aliados del PC stalinista. Estos reductos, edificados en las cercanías de Barcelona, fueron impulsados por la facción comunista y recibieron el nombre de Chekas o celdas de colores.

De dimensiones minúsculas, que no sobrepasaban los 2 metros de altura, los 1,5 de ancho y los 2 de largo, estos verdaderos antros estaban alquitranados por dentro y por fuera, con el objetivo de que los rayos del sol produjeran en su interior un calor insoportable. El preso, que por las desgracias del destino, no sólo debía soportar el sofocante y tóxico calor, también estaba sometido a una serie de estímulos tanto físicos como sicológicos que le impedían descansar. La tabla destinada para un supuesto reposo estaba inclinada en un 20 por ciento, de modo que se le hiciera imposible dormir, y, si se le ocurría caminar, el suelo presentaba una serie de figuras inspiradas en las obras geométricas de la Bauhaus, que le impedían cualquier tipo de movilidad. Lo único que le restaba era mirar las paredes, una de las cuales era curva y servía de telón para una serie de proyecciones inspiradas en las obras abstractas y circulares de artistas como Kandinsky. Estas obras, al conjuro de una potente luz, simulaban movimiento, “haciendo trizas los nervios de las víctimas” según describe en su libro R.L. Chacón.
El artífice de estas desgarradoras “decoraciones” fue Alfonso Laurencic, un francés de 37 años, de padres austriacos y que finalizada la guerra alegó ser súbdito yugoslavo. Laurencic afiliado en 1933 a la Confederación Nacional del Trabajo, sindicato anarquista, y en 1936 a la Unión General de Trabajadores, sindicato socialista, fue en realidad un doble agente, que se valió de su amplio dominio de idiomas para vender información a ambos bandos. Incluso, cobró altas sumas de dinero para facilitar la salida de la zona roja a pudientes personajes de la época.
Durante el consejo de guerra, que juzgó al ideólogo de “las celdas de colores” y que tuvo lugar el 12 de junio de 1939, Laurencic alegó que había hecho lo que hizo por salvar su pellejo.
Si bien Laurencic ideó este tipo de tortura, “el método psicotécnico” tiene sus raíces en los estudios realizados por Paul Klee, Vassily Kandinsky y Johannes Itten, que profundizaron en la investigación de la sinestesia y los efectos psicológicos del cromatismo. Conocido es que el rojo produce excitación, mientras que el azul ofrece una sensación de relajo.
La conexión entre tortura y arte experimental tiene otro ejemplo en la historia de España. De acuerdo con información de la época, en Murcia se utilizó como instrumento de tortura la más famosa escena de la película “El perro andaluz” de Luis Buñuel. Varios informes aseguran que los detenidos debieron observar en reiteradas ocasiones la secuencia que muestra un enorme ojo humano rajado por una cuchilla de afeitar. La misma escena que provocó las más diversas iras de los detractores de Buñuel y de su socio en aquella ocasión, el artista catalán Salvador Dalí.

Tortura sin arte

En Chile, los informes de la Comisión de Verdad y Reconciliación no consignan alusión alguna a torturas “psicotécnicas” durante el régimen militar de Pinochet, aunque no pocos rememoran que si por algo se caracterizaban los militares no era precisamente por su cercanía con el arte.
“¿Tú crees que los milicos iban a conocer alguna vanguardia de algo y que se les iba ocurrir prepararnos una exposición?’’, pregunta medio en serio, medio en broma, un anónimo preso político de la época, que formara parte de los últimos gobiernos de la Concertación. “No tenían idea de nada. Había mucha incultura en las Fuerzas Armadas por aquel entonces y, claramente, el arte no era una de sus principales preocupaciones’’.
Por regla general, el gobierno del general Pinochet adoptó una conducta muy particular sobre el arte: no sabían qué era ni cómo manejarlo, por ende era peligroso. Se sucedieron así quemas de libros, ridículos y eternos vetos a artistas nacionales y extranjeros y el silenciamiento de muchos que, como Víctor Jara, osaron discrepar con los señores verde olivo.
Viviana Díaz, secretaria general de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, se vale de un claro discurso para condenar los hechos. “Resulta difícil imaginar cómo la mente humana puede utilizar algo tan importante y trascendente como el arte para infligir una tortura psicológica. Uno se pregunta quiénes pueden manipular de tal forma las cosas y transformarlas en herramientas de la crueldad y la aberración”, dice sorprendida.
Para el reconocido artista chileno Sammy Benmayor el tema del arte como tortura es “inimaginable”. “Yo nunca he torturado a nadie con mis obras. Los artistas hacemos nuestro trabajo porque nos gusta y lo que venga después puede ser producto de una manipulación. Todas las cosas pueden utilizarse de una mala manera”, aclara algo incrédulo.
Bien lo explica Benmayor: todo puede desvirtuarse. Las chekas utilizaron el surrealismo y la abstracción geométrica con el propósito de torturar psicológicamente a sus enemigos. Seguramente ninguno de los artistas cuyas obras fueron manipuladas por la perversa mente de Laurencic, alguna vez se imaginó que sus estudios serían utilizados para torturar y dañar. Lo cierto es que lenguajes que para el arte fueron revolucionarios y liberadores se transformaron en verdaderas máquinas de represión y dolor. Con la mente humana no parece haber restricciones.

Por Andrea Hölzel V.

Imagen

Imagen


http://www.todoarquitectura.com/v2/foro ... c_ID=10607

Dejad a los profesionales trabajar... :twisted:


pasadeno
Teniente
Teniente
Mensajes: 911
Registrado: 10 Abr 2009, 21:47
Ubicación: California

Mensaje por pasadeno »

La tortura no proporcionó a los EE.UU. pistas para encontrar a Bin Laden, lo más probable es que prolongó la caza

Nos preocupa que algunos sugieran que el uso del “waterboarding” y de otras técnicas de interrogatorio realzadas condujeran a las fuerzas estadounidenses a la residencia de Osama bin Laden.

El uso del “waterboarding” y otras técnicas de interrogatorio realzadas muy probablemente prolongó la caza de Bin Ladem y complicó la labor de los interrogadores profesionales estadounidenses que intentaban recabar información útil de fuentes que se resistían a cooperar, como Khalid Sheikh Mohammed.

Según la información que poseemos, Khalid Sheikh Mohammed y Abu Faraq al-Libi no divulgaron el nombre de guerra del mensajero durante la tortura, sino varios meses después, cuando fueron interrogados por interrogadores que no usaron técnicas violentas.

Esto no es sorprendente. Nuestra experiencia es que la tortura no es un método bueno de recabar información útil y fiable.

Sabemos por experiencia que es muy difícil obtener información de un detenido que ha sido objeto de abusos. El abuso a menudo fortalece su determinación y hace mucho más difícil que el interrogador pueda obtener información útil.

Creemos que los EE.UU. habría obtenido más información de Khalid Sheikh Mohammed y otros detenidos importantes si, desde el principio, interrogadores profesionales hubieran podido interrogarles usando los métodos, sofisticados a la vez que humanos, permitidos por la ley.

Estamos seguros que la experiencia muestra que las técnicas abusivas no ayudaron, sino que dificultaron, la labor de encontrar a Bin Laden.

Firmado:
Mateo Alexander (pseudónimo). 18 años de experiencia en la USAF. Realizó más de 300 interrogaciones en Iraq y supervisó otras 1000. Galardonado con una Estrella de Bronce por sus logros como interrogador en Iraq.
Coronel (retirado) Stuart A, Herrington, U.S. Army. 30 años de servicio como oficial de inteligencia.
Joe Navarro, 25 años de experiencia en el FBI.
Ken Robinson, 20 años de experiencia en los Rangers, Fuerzas Especiales y unidades clandestinas de la CIA, la DIA y la NSA.
Buck Revell. 30 años de experiencia en los marines y el FBI.
Marcos Fallon. 30 años de experiencia como investigador, incluyendo en el NCIS.
Torin Nelson. 16 años de experiencia como interrogador, incluyendo destinos en Guantánamo, Abu Ghraib y Bagram.
Steve Kleinman. 26 años de experiencia en el sector de HUMINT, incluyendo servicio como interrogador en las operaciones Causa Justa, Tormenta del Desierto y Liberad para Iraq.
Jack Cloonan. 25 años de servicio en el FBI.

Fuente: http://www.humanrightsfirst.org/2011/05 ... bin-laden/

Saludos


freedom ain't free
Avatar de Usuario
Tixum9
Cabo
Cabo
Mensajes: 103
Registrado: 18 Abr 2011, 20:24
Ubicación: Alicante

Mensaje por Tixum9 »

Yo creo que o un cierre y un cambio radical.
Ni son bestias por pensar de otra manera (lo digo por que muchos de ellos estám hay sin haber tenidso ni un juicio) ni por haber ayudado a una organización que ello creían políticamente correcta.

Cambio.


Saludos!
:arrow:


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados