Mision de las FAS

Servicios de inteligencia y seguridad. La lucha contra el terrorismo. El orden público. Doctrinas y políticas de defensa, presupuestos militares.
tayun
Comandante
Comandante
Mensajes: 1978
Registrado: 20 May 2007, 19:30

Mensaje por tayun »

Mi andadura en las Fuerzas Armadas comenzó allá en 1987, cuando una carta del Ministerio me informaba de que había superado con éxito las pruebas de ingreso. Muchas cosas han pasado desde entonces. Algunas leyes y reglamentos se han modificado y las personas, junto a las instituciones que representamos, nos hemos ido adaptando al nuevo entorno geopolítico y social que el paso de los años ha ido transformando. En medio queda mucho estudio, mucho esfuerzo y el desarrollo de una profesión que ha colmado, hasta el día de hoy, todas mis expectativas laborales y personales. Quiero a mi país si cabe, más que el primer día, y espero que mi comportamiento diario sea el reflejo del orgullo que siento cuando visto mi uniforme. Porque orgullo es lo que siento, por mi Profesión, mi Patria y mi Bandera. Pero nada en estos años, absolutamente nada, ha podido cambiar que aquello por lo que más orgullo siento es servir junto a quien he servido. Y no me refiero sólo a mis compañeros de Promoción y mandos superiores o inferiores en graduación, que también, sino a la tropa que día a día comparte nuestra ilusión, y sin cuyo trabajo nada en nuestras Fuerzas Armadas se desarrollaría con eficacia y normalidad.

Desgraciadamente no sé de qué programa hablais, pero vistos los comentarios me puedo hacer una idea. Debo decir que quizás las Fuerzas Armadas, y aquellos que constitucionalmente nos gobiernan, se encuentren recogiendo las tempestades de aquellos vientos que en su día se plantaron. Semillas amparadas en una serie de complejos que quizás con el tiempo los ciudadanos españoles seamos capaces de sacudir.

Las Fuerzas Armadas son lo que son y nadie, pese a discursos morales y folosóficos que nos conducirían a una larga, compleja y al final estéril discusión puede cambiar. Porque la única pregunta desde un punto lógico aceptable para la sociedad española, es si libremente queremos optar por disponer o no de unos Ejércitos calificados y cualificados como tales. Hablo de única pregunta lógica, porque discutir sobre la necesidad de dichos Ejércitos me parece algo absolutamente carente de la misma. Las Fuerzas Armadas son necesarias a nivel externo, como las Fuerzas de Seguridad lo son a nivel interno, y eso es algo que se encuentra fuera de toda duda, excepto si queremos profundizar en el mundo espiritual de el optimismo utópico.

Se equivocan de largo los que mediante débiles subterfugios lingüísticos pretenden presentar a nuestra sociedad, esa misma sociedad que poco a poco ha ido ganando tiempo al tiempo para recuperar el retraso con la Europa moderna, esa misma sociedad que mediante trabajo y constancia ha sabido levantar la cabeza y ocupar su lugar en el mundo, presentar a nuestra sociedad digo, unas Fuerzas Desarmadas en lo moral, desarmadas en lo vital, desarmadas en fín en su carácter. Se equivocan estos pobres diablos porque presentan a la sociedad española unos Ejércitos formados por los propios hijos de dicha sociedad. Y los ciudadanos detectan la materia que los constituyen y les dan forma, una materia que es la suya propia, una parte de ellos mismos. Y a los padres, ciudadanos españoles, no es lícito ni fácil engañarlos.
Última edición por tayun el 09 Oct 2007, 14:22, editado 1 vez en total.


AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Re: Debate en TV.

Mensaje por AFOCES »

Amigos : kilo 009 y tayun .

Muestro mi satisfacción porque no puedo estar más de acuerdo, con dos pesos pesados del Foro. Yo, como cualquier otro miembro de las FAS, siempre fui crítico con ellas, porque desde dentro parece que se ven mejor los problemas y sus posibilidades de mejorarlos. Todos hemos ejercido esa crítica incluso a veces - sobretodo cuando éramos muy jóvenes - sin disponer de la información necesaria para ello. Lo digo porque la crítica no nos es ajena, pero jamás con espíritu tan negativo como en el debate que comentamos.

Pero creerme, cada vez estoy más convencido que entre lo más sano de la sociedad española, entre lo más sacrificado y dedicado a su profesión - sin horario, con pocos medios, sin pedir nada y dispuestos a darlo todo … – están los cuerpos de oficiales y suboficiales de las FAS. (1).

En cuanto a que algunos soldados – aunque sean novatos - no quieran participar en misiones peligrosas, parte de la culpa es de quienes los reclutan. Los novatos tienen que saber, sin ningún género de dudas, los cometidos que tienen que desempeñar, así como los peligros que comportan, para que puedan hacer una decisión que, no nos olvidemos, es voluntaria, de manera que no necesitan que el pueblo español les preteja. Lo que necesitan es que, el pueblo español, les apoye tanto en su decisión de alistarse como cuando están empeñados en misiones de paz u operaciones de combate.

Queridos amigos, cuando mencioné – dos párrafos más arriba - la dedicación de los profesionales de las FAS al servicio me vino a la memoria una anécdota verídica y que os la ofrezco para “aliviar” un poco el cabreo de ver como, a veces, se trata cualquier tema de las FAS.

(1).-SENTIDO DEL DEBER.

Un suboficial venía desde el norte (Santander) – se había muerto su padre - para San Fernando (Cádiz). Después del entierro tomó el tren para Madrid y, seguidamente, enlazó con el exprés nocturno con destino a Cádiz.

A las pocas horas de viaje se encontró muy mal con un fuerte dolor en el pecho. Vino el revisor que inmediatamente requirió la presencia de un médico que iba en el tren como pasajero. El médico le diagnosticó infarto de miocardio y la conveniencia de desembarcar inmediatamente para recibir atención médica, a lo que el suboficial se negó de manera decidida.

Cuando el tren se acercaba a Córdoba, y como nuestro amigo no mejoraba, el doctor le insistió en que debía de desembarcar, además - le informó - que en Córdoba había hospitales con unos servicios de cardiología de los más avanzados de España. Y ante la persistente negativa del suboficial de abandonar el tren le preguntó :

“Pero,¿por qué se niega a recibir tratamiento, no ve que su vida corre peligro?” Y ante la estupefacción de los presentes, el suboficial, le contestó :

“Porque cuando llegue a San Fernando ... ¡¡ entro de guardia!!”

Nota: En San Fernando le esperaba una ambulancia. Le ingresaron – a la fuerza - en el hospital naval de San Carlos y afortunadamente se recuperó.

SALUDOS CORDIALES.


kilo009
Coronel
Coronel
Mensajes: 3814
Registrado: 18 Ene 2003, 13:21

Mensaje por kilo009 »

Buenas noches amigos:

AFOCES, tienes bastante razón de que el problema empieza por el reclutador, porque se a ciencia cierta que una vez dentro te preparan a conciencia:

-He visto a personal del RIL 49 dar una charla a alumnos, hablándoles de las misiones y cometidos. Cuando les dijo que una vez llegados a las Unidades, saldrían casi seguro a Afganistán en un periodo corto de tiempo, más de uno se dió de baja. Estuvo fenomenal la charla del oficial de dicho Regimiento, porque quiso expresar que no es un juego ni un puesto para ganar dinero fácil, que conlleva sus riesgos, sus deberes y su sacrificio.

Hay otra cosa también, que creo que se me olvidó, de cuando comentan tratos en las FAS (sin llegar a lo vejatorio), lugar para dormir y un largo etc... Nunca se me olvidarán las palabras de un mando, exelente persona y mejor militar, que decía lo siguiente:

¡Señores, esto es la guerra!


AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Reclutamiento.

Mensaje por AFOCES »

Amigo Kilo 009 y "foristas":

Estoy totalmente de acuerdo contigo ¡¡ Cómo no lo voy a estar!! Conozco la categoría, profesionalidad, dedicación, de los oficiales y suboficiales y me merecen el mismo respeto que a tí. Pero fíjate lo que me preocupa: hoy un soldado tiene que estar preparado para el combate actual – no basta con obedecer como dijo quién tu y yo escuchamos por TV - . Hoy el más modesto fusilero debe cuidar y manejar su arma con economía, observar e informar de lo observado, medir distancias, situarse en el terreno, entender lo que hace su unidad… Un soldado en el combate – encuadrado en un equipo o escuadra. Yo siempre he dicho que la menor unidad es la pareja – depende de otro, con el que debe estar totalmente compenetrado, y persuadido de que recibirá toda la ayuda que de él necesite con el sacrificio que sea preciso : “¡¡Salta hasta aquel matorral que te apoyo!!”. “¡¡Apóyame que ahora voy yo!!”.... Y se podría razonar del mismo modo para soldados de otras unidades.

Las RR OO para las FAS (artículo 123) dicen : "En el combate….al caer el último jefe, el combatiente más apto tomará el mando y proseguirá la lucha”. La decisión de tomar el mando, porque se considera el más apto para ello, o porque sabe que alguien lo tiene que hacer, le define sin más como un líder.

Es decir el soldado hoy necesita tener al menos "supuesto"valor, unos conocimientos e, incluso, una “modestisima” capacidad de liderazgo por si tiene que hacerse cargo de su pequeña unidad porque, además, el combate es cada vez más descentralizado.

Pues aquí, kilo 009, está mi temor. Los aspirantes a soldado ingresan con un coeficiente intelectual muy bajo y algunos – no se que porcentaje – seguramente no podrán alcanzar las condiciones antes dichas. Entonces mi pregunta es ¿Todos o la “supermayoría” salen soldados? O dicho de otro modo ¿Qué porcentaje no supera el período de instrucción y, en consecuencia, declarado no apto para el servicio?

Es un placer charlar contigo de cosas profesionales.

UN ABRAZO.


kilo009
Coronel
Coronel
Mensajes: 3814
Registrado: 18 Ene 2003, 13:21

Mensaje por kilo009 »

Hola AFOCES:

Como sabrás, normalmente todos los nuevos alumnos no salen soldados, hay bajas por diversas razones y circustancias:

-Bajas médicas, por lesiones durante la instrucción
-Bajas por condiciones físicas, no todo el personal tiene las cualidades para aguantar marchas, deporte diario, maniobras... Aunque yo creo que he dicho mal lo de las condiciones físicas, es más bien falta de interés.
-Bajas porque se han equivocado de lugar. Muchos van pensando que es un trabajo de la calle, donde fichas, terminas de trabajar, y cuando no te interese algo te vas para tu casa. Y la realidad es otra, todo nuevo integrante de las FAS tiene que saber que posiblemente algún día saldrá al extranjero, y debe saber que se la juega.
-Bajas por estudios. Creo que son la minoría de bajas, y que lo que se pide a estudiar tampoco es tanto, y lo que verdaderamente vale y se aprende está en el día a día en la Unidad.

A mi personalmente me preocupa más que haya personas que puedan pasar cuando están equivocados de lugar, eso crea desánimo en el militar, mal ambiente entre los compañeros y se está formando directamente a una oveja negra. Las Fuerzas Armadas hoy en día lo que necesitan es mucha formación (física y técnica), y mucha motivación, además de poder seleccionar a un personal con unos ideales que le convezcan de lo que hace y para qué trabaja.

Y sobre lo que más me preocupa, me da que si hay personas que no pasan esos filtros, y que siendo claros, por lo que he visto, normalmente son mujeres.

El placer es mio.


AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Mentalidad para el combate.

Mensaje por AFOCES »

Hola amigos:

Hemos repetido que la guerra no es algo extraño que no suceda, o pueda suceder, y las Fuerzas Armadas, lógicamente, solo tienen una función: “Disuadir o participar en el conflicto, junto con los demás elementos del Poder Nacional, con garantías de éxito”. Esta idea es esencial en las FAS ... pues la aproximación a cualquier problema por sencillo que parezca – definir las especificaciones de las botas de nuestros soldados o del casco – será diferente si creemos o no en que tenemos que estar preparados para la guerra.

Es necesario, pues, meditar sobre la idea de que los militares se preparan para la guerra. “La existencia de la profesión militar presupone la existencia de intereses humanos en conflicto y el uso de la violencia – de la fuerza - se manifiesta, en ocasiones, necesaria, para defender y mantener esos intereses” (S.P. Huntington).

Las Reales Ordenanzas, para las FAS, son también claras en este aspecto como no podía ser de otro modo: “Los Ejércitos estarán constantemente dispuestos para afrontar situaciones de guerra, persuadidos de que son un medio eficaz para evitarla. Su fortaleza material y espiritual es garantía de seguridad y paz” (artículo 5).

Y, por eso, tanto el reclutamiento como la preparación de los ejércitos tienen que tener como única meta – mediante la selección adecuada del personal y un continuo adiestramiento - estar permanentemente en condiciones de cumplir su misión. Y esa preparación permite que, las unidades militares, puedan ser empleadas en cometidos de paz y otros – que son capaces de cumplir porque disponen de medios adecuados, personal en número, disciplina, disposición....- a los que, naturalmente, se les debe prestar todo el interés y dedicación. Pero no nos confundamos, no son acciones de combate – no es la guerra porque no hay enemigo – y, por tanto, aunque exigen riesgos, la resolución con la que hay que afrontarlos es diferente. Por eso la participación en estos cometidos se deben restringir a lo estrictamente necesario, para que el ambiente general que los rodea - incluida la complacencia de su éxito - no perjudique la actitud que demanda el cumplimiento de la misión principal, que implica la mentalidad de aceptar sin trabas los riesgos del combate. Implicar frecuentemente, y a las mismas unidades, en cometidos “pacíficos” puede dañar su operatividad en caso de tener que empeñarse en situaciones de combate. En definitiva es la misión principal el foco, que debe atraer toda la atención, porque es la que determina el adiestramiento, la organización, el armamento... pero sobre todo la mentalidad y la motivación precisa para ejecutar acciones de combate.

Y la guerra genera riesgos –también los adiestramientos y maniobras realizadas como preparación - que se deben aceptar cuando se produzcan y cuando fallan las medidas de seguridad extremas que siempre se toman. Los TEDAX (artificieros de la policía) actúan en situaciones que pueden ocasionar accidentes fatales – por lo que se toman todas las precauciones posibles y se emplea el material más sofisticado - pero que en caso de producirse se aceptan, con dolor pero como parte de su trabajo, por ellos, por sus compañeros, por sus familiares, por la opinión pública y por los medios de comunicación. Todos están mentalizados de los riesgos que comporta la actividad que desarrollan y, por ello, para evitarlos, los TEDAX se preparan concienzudamente mediante un adiestramiento, que también entraña peligro, pero que su superación les permite estar listos y mentalizados para enfrentarse a situaciones reales con decisión.

Naturalmente que no es deseable sufrir un accidente grave o fatal, en operaciones o maniobras, pero un profesional de las FAS tiene el deber de aceptar esos riesgos. “Estar siempre dispuesto a defender a la Patria, incluso con la ofrenda de su vida cuando fuese necesario, constituye el primero y más fundamental deber de todo militar...” (artículo 186) . “El juramento ante la Bandera de España es un deber esencial del militar; con él se contrae el compromiso de defender a la Patria aún a costa de la propia vida...” (artículo 20). “Tendrá presente que el valor, prontitud en la obediencia y grande exactitud en el servicio son objetos a los que nunca ha de faltar, aunque exijan sacrificios y aún la misma vida en defensa de la Patria” (artículo 27). (RROO para las FAS)

Y si acudimos a Clausewitz (De la Guerra. Ediciones Ejército) nos habla en los mismos terminos :

:arrow: “La guerra es la comarca del peligro y, por tanto, el valor la primera y más importante propiedad del guerrero”... es el campo de los esfuerzos y sufrimientos físicos; necesita para su existencia ciertas fuerzas físicas y morales que utiliza indiferentemente, ya sean innatas o adquiridas por la práctica” (páginas 61 y 62).

:arrow: “La guerra es un asunto especial, distinto y separado de todas las demás ocupaciones necesarias para la vida del hombre, y seguirá teniendo siempre ese carácter... En estar poseído del espíritu y esencia de esta profesión; ejercitar, estimular, y embeber las facultades que en él tengan que obrar; llegar con el entendimiento a todos sus detalles; adquirir por la práctica la ligereza y seguridad en él mismo; absorberse en él por completo; excederse a sí mismo en el papel que nos esté asignado, consiste en cada caso la virtud militar del Ejército” (página 165).

:arrow: “Un ejército que mantiene sus formaciones ordinarias bajo un fuego mortífero, que nunca se asusta ante un peligro imaginario y que disputa el terreno paso a paso ante uno real......; que en el abatimiento de la derrota no pierde la fuerza de la obediencia, ni el respeto y confianza en sus jefes; cuya fuerza corporal está fortalecida, como los músculos de un atleta, por el ejercicio, esfuerzo y privaciones; que considera estos esfuerzos como un medio para triunfar, no como una maldición que pesa sobre sus banderas, y que recuerde todos estos deberes y virtudes con una sola idea, la del honor de sus armas. Un Ejército semejante está repleto de espíritu militar” (página 166)

Es necesario que se extremen las medidas de seguridad, tanto en paz como en guerra, para evitar bajas o accidentes, pero nunca puede ser que para ello se empleen las fuerzas de manera timorata, o sin la predisposición interior de enfrentarse de forma decidida a los peligros que puedan encontrarse. Y por eso no sería bueno, ni deseable, que factores, internos o externos, impidiesen o aminorasen la disposición para ejecutar los cometidos asignados, o a un rechazo de los riesgos inherentes a la profesión militar. Lamentarse excesivamente porque un militar pierde la vida, en el cumplimiento de su deber, es deshonroso y poco profesional. Y esta idea, incuestionable en caso de emergencia nacional, debe extenderse a otras participaciones, con la convicción de que cuando el Gobierno emplea las FAS es porque así lo demandan los intereses nacionales y, en consecuencia, con esa convicción deben sentir en todo momento – y sin fisuras - el apoyo de toda la nación.

:arrow: Un emotivo ejemplo real que pretende, en pocas palabras, expresar lo que antecede: Corre el año 1972. Se prepara una gran ceremonia para recibir a los últimos prisioneros de guerra que regresan del Vietnam. Los distintos comandantes en jefe, de los que ahora volvían, tomaron la palabra y destacaron el bravo comportamiento de los prisioneros durante su cautividad en condiciones inhumanas... El coronel Hervey Storkman de la U.S. Air Force (cinco años cautivo), como más antiguo de los exprisioneros, respondió con estas palabras:

:arrow: :arrow: “Señor, no hemos hecho sacrificio alguno. La mayor parte de nosotros éramos, y somos, soldados profesionales. Si no hubiésemos considerado la posibilidad de ser prisioneros alguna vez, como parte de nuestros deberes militares, no hubiésemos aprendido que esa situación es, y debe ser, considerada como un deber desagradable. Algunos lo soportaron mejor que otros, pero puedo asegurar que más del 99% lo tomó como un cometido más a alcanzar en defensa del honor de nuestro país y de nuestras Fuerzas Armadas” .-(A soldier reports. Gral Westmoreland. A Dell Book.)

SALUDOS


AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Nueva reducción de las FAS.

Mensaje por AFOCES »

La Ley de la Carrera militar, aprobada por el Consejo de Ministros – ignoro si lo ha sido por el Congreso -, regula muchas importantes materias y, entre ellas, nuevas plantillas de personal.

“La Ley establece un número máximo de militares profesionales y faculta al Consejo de Ministros para la aprobación de plantillas plurianuales de las Escalas de Oficiales y Suboficiales, y al Ministro de Defensa para la aprobación de plantillas bienales para la Escala de Tropa y Marinería.
Se reduce el número total de efectivos, que pasará a estar entre 130.000 y 140.000 (actualmente el número total está entre 150.000 y 168.000). El número total de Oficiales y Suboficiales pasa a ser de 50.000 (ahora 48.000), si bien aumenta el número de Suboficiales y disminuye el de Oficiales.
Se reduce el número de Oficiales Generales, que pasa a ser de 200 en la Ley vigente el número máximo es de 265, sin contar los destinados en el extranjero y en la Casa de S.M. el Rey que no tienen limitación en cuanto al número y que actualmente viene a ser entre los dos casos unos 25.
Se reduce el número de Coroneles que pasa a ser de 1.050 (ahora 1.235). Se reduce también el número de militares de Tropa y Marinería que pasan a ser entre 80.000 y 90.000, mientras que ahora son entre 102.000 y 120.000. ..”


La verdad es que una reducción de entre 20/28.000 efectivos del total o entre 22/30.000 de marinería y tropa (un 17% y más de un 20% respectivamente) se antoja excesiva en unas Fuerzas Armadas que no parecen tener correspondencia – ni en efectivos ni en medios - con una importante potencia económica como es España. Bien es verdad que los cupos de personal de marinería y tropa no se cubren – un 10% son extranjeros - y otro caso importantísimo es el de Sanidad donde no se alcanzan ni el 5 % de las plazas ofertadas. Pero esa es otra historia que habría que estudiar con seriedad para solucionarla.

Me da la impresión que la nueva Ley se ha desarrollado sin un debate, que merezca tal nombre y como corresponde a un tema tan importante. Los españoles recibieron más información, en los medios, para conocer el proyecto de la UME que para esta Ley. Y es que hay que convenir que el problema militar carece de atractivo para la opinión pública, se hace poco para informar sobre este tema y, también, aunque es tristísimo reconocerlo, lo cierto es que nuestras Fuerzas Armadas son tratadas como una ONG.

Y la situación no es ni nueva ni extraña, pues muy poco, o nada, se debate en España sobre el papel que nuestra nación juega, o debe jugar, en el campo internacional y, por tanto, lo mismo se puede decir sobre los problemas de la Defensa. Cualquier país de potencia media, no solo tiene presentes esos problemas sino que, incluso, entran entre los cometidos más importantes de la jefatura de su Gobierno. Mientras, aquí, da la impresión que nuestros políticos no contemplan la posibilidad de ninguna crisis, ni que nuestra nación es vulnerable - y se encuentra amenazada - , ni que debe cumplir con sus obligaciones internacionales y, en materia de seguridad, contar con unos ejércitos preparados y listos para colaborar en la defensa de los intereses nacionales.

Un Gobierno – aun de una potencia media - tiene que estar muy interesado por el lugar que su Estado ocupa, o pretende ocupar, en el concierto internacional (véase, por poner solo un ejemplo, la declaración de la señora Merkel y el señor Sarkozy fijando su oposición al programa nuclear iraní), por los principales problemas internacionales - y como afectan a sus intereses -, por sus prioridades, aliados y valores en la acción exterior… Tiene que decidir, también, como va a utilizar los medios disponibles para apoyar la acción exterior y, en relación con la seguridad y defensa, qué grado de fuerza está dispuesto a emplear, qué nivel de esfuerzo militar está dispuesto a realizar, en que tipos de conflictos debe intervenir y en cuáles abstenerse, los escenarios donde pueden actuar y el tipo de relación con las instituciones multilaterales de seguridad. Y, por fin, tiene que estar persuadido que la disponibilidad de capacidad militar permite a los Gobiernos disuadir, haciendo desistir a terceros de llevar a cabo una acción hostil por temor al uso de esas capacidades.

Todo esto es tan elemental, en una nación de nuestra entidad económica con intereses nacionales que defender, que causa rubor dudar que esté en la mente, y en la preocupación, de nuestros gobernantes y políticos. Porque da la impresión que piensan que la pertenencia a la OTAN y a la UE cubre las necesidades de defensa colectiva … pero tampoco sin emplearse a fondo, manteniéndose en una situación poco clara - somos aliados de los EEUU o Francia pero no sus “amigos” -. Mientras, para problemas no compartidos estamos “a verlas vivir”. Ahí tenemos el problema de Ceuta y Melilla que, en cuanto al reino marroquí le convenga, puede estallar. ¿Cuál es la línea de acción prevista?

En definitiva, una nación debe establecer claramente cuales son sus intereses nacionales, objetivos, alianzas … y una estrategia acorde, de la que se puedan deducir las orientaciones generales de la seguridad y defensa para establecer las Fuerzas Armadas que la nación precisa. Sin embargo, lamentablemente, cualquier observador puede comprobar que la política exterior seguida es irrelevante e, incluso, negativa para España como los últimos acontecimientos demuestran. Y creo que no debe ser necesario, tampoco, decir que lo tratado tiene que ser una política de Estado.

SALUDOS


Eritanne
Soldado
Soldado
Mensajes: 47
Registrado: 22 Nov 2007, 04:09

Re: Debate en TV.

Mensaje por Eritanne »

AFOCES escribió:Amigos : kilo 009 y tayun .

Muestro mi satisfacción porque no puedo estar más de acuerdo, con dos pesos pesados del Foro. Yo, como cualquier otro miembro de las FAS, siempre fui crítico con ellas, porque desde dentro parece que se ven mejor los problemas y sus posibilidades de mejorarlos. Todos hemos ejercido esa crítica incluso a veces - sobretodo cuando éramos muy jóvenes - sin disponer de la información necesaria para ello. Lo digo porque la crítica no nos es ajena, pero jamás con espíritu tan negativo como en el debate que comentamos.

Pero creerme, cada vez estoy más convencido que entre lo más sano de la sociedad española, entre lo más sacrificado y dedicado a su profesión - sin horario, con pocos medios, sin pedir nada y dispuestos a darlo todo … – están los cuerpos de oficiales y suboficiales de las FAS. (1).

En cuanto a que algunos soldados – aunque sean novatos - no quieran participar en misiones peligrosas, parte de la culpa es de quienes los reclutan. Los novatos tienen que saber, sin ningún género de dudas, los cometidos que tienen que desempeñar, así como los peligros que comportan, para que puedan hacer una decisión que, no nos olvidemos, es voluntaria, de manera que no necesitan que el pueblo español les preteja. Lo que necesitan es que, el pueblo español, les apoye tanto en su decisión de alistarse como cuando están empeñados en misiones de paz u operaciones de combate.

Queridos amigos, cuando mencioné – dos párrafos más arriba - la dedicación de los profesionales de las FAS al servicio me vino a la memoria una anécdota verídica y que os la ofrezco para “aliviar” un poco el cabreo de ver como, a veces, se trata cualquier tema de las FAS.

(1).-SENTIDO DEL DEBER.

Un suboficial venía desde el norte (Santander) – se había muerto su padre - para San Fernando (Cádiz). Después del entierro tomó el tren para Madrid y, seguidamente, enlazó con el exprés nocturno con destino a Cádiz.

A las pocas horas de viaje se encontró muy mal con un fuerte dolor en el pecho. Vino el revisor que inmediatamente requirió la presencia de un médico que iba en el tren como pasajero. El médico le diagnosticó infarto de miocardio y la conveniencia de desembarcar inmediatamente para recibir atención médica, a lo que el suboficial se negó de manera decidida.

Cuando el tren se acercaba a Córdoba, y como nuestro amigo no mejoraba, el doctor le insistió en que debía de desembarcar, además - le informó - que en Córdoba había hospitales con unos servicios de cardiología de los más avanzados de España. Y ante la persistente negativa del suboficial de abandonar el tren le preguntó :

“Pero,¿por qué se niega a recibir tratamiento, no ve que su vida corre peligro?” Y ante la estupefacción de los presentes, el suboficial, le contestó :

“Porque cuando llegue a San Fernando ... ¡¡ entro de guardia!!”

Nota: En San Fernando le esperaba una ambulancia. Le ingresaron – a la fuerza - en el hospital naval de San Carlos y afortunadamente se recuperó.

SALUDOS CORDIALES.


Excelente ejemplo, lo tienen alli, lo tenemos aqui, lo tienen todas las Naciones que con esfuerzo y sacrificio han erigido un ejercito que es el reflejo maximo del espiritu de la sociedad que lo conforma (Ejercito, Marina y Fuerza Aerea o Ejercito del Aire como le dicen en algunos paises)

En nuestra Republica, fiel heredera de las mas caras tradiciones militares Españolas y Prusianas, hemos visto madurar a estos heroes anonimos y pudimos hasta en algun momento declarar que ellos eran la reserva moral de la Patria y no olvidemos que patria viene de la palabra Padre, la tierra donde estan enterrados los padres.

Es sorprendente verlos, aun frente al embate de los tiempos, de la politica a veces hostil, mantenerse fieles al mandato y como tu dices habra alguno que huye del combate o saca el cuerpo, pero detras habra mil para levantar la bandera y seguir adelante hasta encontrar la muerte, la mejor de todas las muertes, la de los que dan la vida por sus amigos que son los compatriotas que habitan el mismo suelo.

Ya lo decia el Grl Patton, "cualquier esfuerzo humano si se lo compara con la guerra, resulta insignificante", bueno, ellos son los que hacen la guerra, los capaces de realizar ese esfuerzo en base al espiritu permanente que los alienta. Los que siguen pensando como una vez lo manifestara JAPR, "Antes morir de pie que vivir arrodillado" o como reza un viejo lema del Ejercito Argentino, que aunque joven, esta teñido de una historia digna de ser contada, "Por Dios y por la Patria, vencer o morir"

Bueno creo que me estoy poniendo un poco melancolico :-), tal vez porque hace mucho ya que no visto el verde para volver a arrastrarme como entonces por el barro de mi tierra y asi sentirla mas mia.

Cordial Saludo a todos mis camaradas que, como dijo Calderon de la Barca "...en buena o mala fortuna, la milicia no es mas que una religion de hombres honrados..."


"ESPIRITU, CONSTANCIA Y FIRMEZA, CON LA JUSTICIA POR DELANTE" Grl. D Manuel Belgrano
Eritanne
Soldado
Soldado
Mensajes: 47
Registrado: 22 Nov 2007, 04:09

QUE SON Y QUE DEBIERAN SER LAS FAS

Mensaje por Eritanne »

Aca dijeron una vez... las FFAA eran todo, ahora no son nada y debieran ser algo...
No resulta sorprendente que exista un proceso mundial de desmilitarizacion, propuesto y propiciado por los que cada vez se militarizan mas. Suponemos que como en la industria moderna, ciertos avances tecnologicos llevan consigo la reduccion de personal, tambien lleva implicito que cada vez se gira mas de un militar tecnificado a un tecnico militarizado, con todas las implicancias que esto sugiere.
En este contexto tanto como en la comun de falta de definiciones y tratamientos superfluos del tema defensa o guerra, segun se los quiera llamar, tambien somos victimas de una manipulacion internacional que seguramente tendra claros esos objetivos que a nosotros nos faltan.
Me parece por lo que veo, leo y escucho que hoy mas que nunca, si antes deciamos que "la guerra es la prosecucion de la politica por otros medios - VC", hoy las FFAA son conideradas simples instrumentos de la politica de turno, polifuncionales y que no sirven al concepto de lo permanente sino al criterio temporal.
Las veo alineadas no con los objetivos nacionales sino con los objetivos politicos, que no es lo mismo, toda vez que los objetivos nacionales ya parecen no tener caracter permanente y pendulan segun la interpretacion de los lideres del partido gobernante. Hoy mas que nunca veo a las FFAA subordinadas al poder politico mas que a la politica nacional.

Cordial Saludo


"ESPIRITU, CONSTANCIA Y FIRMEZA, CON LA JUSTICIA POR DELANTE" Grl. D Manuel Belgrano
AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

La Disuasión.

Mensaje por AFOCES »

Si os parece vamos a tratar sobre la disuasión como un medio para resolver los conflictos. Las FAS, como es natural, juegan un importante papel porque son un elemento esencial del poder nacional - conjunto de todas las capacidades que tiene una nación, para hacer frente a los conflictos - . Son los elementos, componentes de ese poder, los que se emplean juntos o aislados, según sea necesario, para resolverlos. Sin embargo, a veces, el simple “poder potencial” – en abstracto - de una nación, puede resolver un conflicto sin más que mostrar la resolución firme de hacerle frente y “amenazar” con emplear ese poder. La seguridad de que el oponente empleará con determinación los medios de que dispone, es un factor de disuasión muy importante para un posible adversario.

Pero, al llegar a este punto, tengo que decir que me voy a referir a la disuasión entre naciones, y en ningún caso contra organizaciones que carecen de territorio, ejército regular, uniformes … y que incluyen personas que no solo no valoran la vida sino que, incluso, desean perderla para convertirse en mártires y alcanzar el “cielo”. Ese es otro problema y, por tanto, debe ser tratado de manera separada.

Y aclarado este punto creo que estaremos de acuerdo que las Fuerzas Armadas solo tienen una función principal: “Disuadir o participar en el conflicto, junto con los demás elementos del Poder Nacional, con garantías de éxito”. La disuasión puede ser positiva - mediante la amenaza de un castigo - o negativa - negación de una compensación - . En cualquier caso, esta basada en una amenaza clara - pues no puede haber disuasión si las consecuen¬cias se mantienen en secreto - respaldada por la seguridad de que una acción decisiva, automática e inexorable será ejecutada cuando y como se prometió.

La acción se realiza con elementos del poder nacional – del que el poder militar es solo un componente - y, en consecuencia, no tiene por qué ser necesariamente física; sanciones económicas, políticas, sociales y otras son algunas veces suficientes. Pero ninguna amenaza sin fundamento puede disuadir por mucho tiempo. Las amenazas deben destilar credibilidad, una mezcla de capacidad e intenciones, que produce una clara evidencia, de que pueden y se llevarán a cabo en caso necesario. Las bravatas sin credibilidad, lejos de disuadir, pueden crear exactamente un efecto inverso, si el contrario se da cuenta del farol.

Para juzgar, la autenticidad de una amenaza, será preciso sopesar los intereses y objetivos del opositor así como su temperamento y voluntad. El carácter nacional, la personalidad de sus líderes, sus actitudes pasadas y el apoyo público que disfrutan, son factores a tener en cuenta. Los riesgos de los intereses vitales normalmente hacen creíbles las amenazas, excepto cuando "el disuador" es pusilánime, vacilante ...Pero quizás lo más importante de todo es que el que quiere disuadir debe creerse, si espera convencer al contrario, no sólo que tiene potencia sino también la voluntad de aplicarla.

Y un Estado debe disponer de una pluralidad de estrategias - incluida la militar -; después se escogerá una o varias de ellas en función de la posibilidad de éxito. Generalmente no hay una opción excluyente entre estrategia militar y las otras, sino más bien complementariedad. El político - el gran estratega como diría Liddell Hart - debe dosificar el empleo/amenaza de los diferentes medios, militares o no, mejor que escoger uno de ellos. Una amenaza no militar dio fin al conflicto de Suez y recientemente se realizaron amenazas de distinto signo a Corea del Norte, Siria, Irán…

:arrow: “El conflicto del Canal de Suez (1956) puede constituir un claro ejemplo del fracaso de la coalición UK/Francia/Israel al no prever la actitud de los EEUU y de la URSS. También es un ejemplo de empleo de medios distintos, a los militares, para amenazar y resolver un conflicto. En efecto, los EEUU ni siquiera alertaron a sus Fuerzas Armadas. La amenaza fue económica. La economía británica dependía de los préstamos del Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y de la organización petrolera. El primer ministro británico Macmillan, el 6 de noviembre, estaba cerca de sufrir un ataque de pánico. El ultimátum americano llegó a exigir “un cese de fuego a medianoche o la toma de medidas financieras”. El conflicto cesó inmediatamente. (Divided we stand. Britain, the US and the Suez crisis. W. Scott Lucas).

SALUDOS


Tercio
Sargento
Sargento
Mensajes: 253
Registrado: 11 Abr 2006, 00:34
Ubicación: Costa Este del Imperio

Mensaje por Tercio »

Leyendo la conversación sobre los nuevos alumnos que ingresan a las FAS me ha interesado..

Yo ingresaré dentro de 3 meses, y la verdad no tengo planeado ir al extranjero a dar galletitas a los negros como misiones "humanitarias", para mi no tienen nada que ver con el objetivo esencial de las FAS de defender la UNIDAD DE ESPAÑA, SOBERANIA DEL TERRITORIO y DEFENSA DE LA PATRIA que son las razones por las cuales tengo pensado ingresar, ahora digo esto, pero tambien ai que pensarlo bien, en el extranjero pueden haber compañeros en peligro que no deberiamos dejar de lado.

Más que ir allí mejor reforzar Ceuta y Melilla y las Vascongadas.


Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 18141
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

DaniMilitar escribió:Leyendo la conversación sobre los nuevos alumnos que ingresan a las FAS me ha interesado..

Yo ingresaré dentro de 3 meses, y la verdad no tengo planeado ir al extranjero a dar galletitas a los negros como misiones "humanitarias", para mi no tienen nada que ver con el objetivo esencial de las FAS de defender la UNIDAD DE ESPAÑA, SOBERANIA DEL TERRITORIO y DEFENSA DE LA PATRIA que son las razones por las cuales tengo pensado ingresar, ahora digo esto, pero tambien ai que pensarlo bien, en el extranjero pueden haber compañeros en peligro que no deberiamos dejar de lado.

Más que ir allí mejor reforzar Ceuta y Melilla y las Vascongadas.


El militar no tiene que planear nada ni decidir cuales son los objetivos esenciales de las FAS. Lo que tiene que hacer es obedecer y cumplir con su trabajo, sea cúal sea, tanto misión humanitaria (aunque eso de las "galletitas" está muy oido pero no es precisamente cierto) o desfilar en el cuartel.
El militar no decide, obedece (a todos los niveles).


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.
Tercio
Sargento
Sargento
Mensajes: 253
Registrado: 11 Abr 2006, 00:34
Ubicación: Costa Este del Imperio

Mensaje por Tercio »

tercioidiaquez escribió:
DaniMilitar escribió:Leyendo la conversación sobre los nuevos alumnos que ingresan a las FAS me ha interesado..

Yo ingresaré dentro de 3 meses, y la verdad no tengo planeado ir al extranjero a dar galletitas a los negros como misiones "humanitarias", para mi no tienen nada que ver con el objetivo esencial de las FAS de defender la UNIDAD DE ESPAÑA, SOBERANIA DEL TERRITORIO y DEFENSA DE LA PATRIA que son las razones por las cuales tengo pensado ingresar, ahora digo esto, pero tambien ai que pensarlo bien, en el extranjero pueden haber compañeros en peligro que no deberiamos dejar de lado.

Más que ir allí mejor reforzar Ceuta y Melilla y las Vascongadas.


El militar no tiene que planear nada ni decidir cuales son los objetivos esenciales de las FAS. Lo que tiene que hacer es obedecer y cumplir con su trabajo, sea cúal sea, tanto misión humanitaria (aunque eso de las "galletitas" está muy oido pero no es precisamente cierto) o desfilar en el cuartel.
El militar no decide, obedece (a todos los niveles).


Eso es cierto, el militar obedece, pero me referia en el ambito VOLUNTARIO , si se fuera obligado pues deberas obedecer como si es para darle galletitas o limpiarle el culete :D

Saludos


AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

La obediencia.

Mensaje por AFOCES »

Estoy de acuerdo en que un militar debe obedecer a un superior, pues es la obediencia, quizás, la virtud militar sobre la que descansan todas las demás. De manera que cuando un militar recibe una orden no discute, no duda… por el contrario obedece porque supone el buen juicio del superior. Pero, al hilo de este tema, es posible que algunos “foristas” desconozcan que la obediencia, en las FAS, tiene sus limitaciones. Ya que : “Todo mando tiene el deber de exigir obediencia a sus subordinados y el derecho a que se respete su autoridad, pero no podrá ordenar actos contrarios a las leyes y usos de la guerra o que constituyan delito (Artículo 84 de las Reales Ordenanzas para las FAS).

Pero : “Cuando las ordenes entrañan la ejecución de actos que manifiestamente sean contrarias a las leyes y usos de la guerra o constituyan delito, en particular contra la Constitución, ningún militar estará obligado a obedecerlas; en todo caso asumirá la grave responsabilidad de su acción u omisión”. (Artículo 34 de las RROO para las FAS)

Es más, en este sentido, opino que el Alto Mando al que le corresponde tomar las decisiones necesarias durante el planeamiento y la ejecución de las operaciones militares y, naturalmente, está sometido al gobierno, tiene el derecho y el deber – si no está de acuerdo con las órdenes recibidas - de expresar a aquel, con toda independencia y lealtad, las observaciones y propuestas que considere necesarias en relación con el cumplimiento de la misión recibida. Porque creo que la obediencia no debe ser tan rígida, ni inflexible, que pueda sofocar nuevas ideas y que conduzca a una rutina no deseada. A los oficiales se les debe permitir, que, si no están de acuerdo con una orden, expongan lealmente sus opiniones en contrario siempre, claro, que el tiempo y la situación lo permita y teniendo siempre presente que cuando el mando decide, la decisión se debe aceptar como si fuese propia y “lanzarse” a su consecución sin reserva mental alguna.

SALUDOS


Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 18141
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

No solo los oficiales, todo el mundo a su escala y nivel, al recibir una orden, tiene la obligación, sí ve de alguna manera la manera de mejorar la consecución de la misión o facilitar su cumplimiento, tiene la obligación décía, de decirlo y exponer esos motivos.
Ahora bien, sí quien da la orden, por el motivo que sea no lo tiene en cuenta, debe cumplirla, aunque piense que de otra manera sería mejor o más fácil.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 0 invitados