Grupo Especial - Tercio de Armada (TEAR) de IM

Los infantes de marina españoles. Información sobre el cuerpo, historia, material, armamento. El Tercio de Armada (TEAR), la BRIMAR y la FGNE.
AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Infantes de Marina líderes de unidades básicas (I)

Mensaje por AFOCES »

Como decía en el mensaje del 14 de octubre pasado : “el 4 de febrero de 2007 se abría este tema como homenaje al TEAR con motivo del cumplimiento, ese año, del 50 aniversario de su creación. Comenzábamos nuestra andadura en el año 1931 – para coger perspectiva - y, desde allí, recorrimos con el Grupo Especial/TEAR un camino que fue duro, pero fructífero, hasta llegar al momento actual en que podemos afirmar que se ha convertido en una de las unidades más importantes de la Armada”.

De manera que este tema nació para honrar al Tercio de Armada en su 50 Aniversario – que se cumplió el 5 de octubre de 2007 - y hemos venido tratando sucesivamente – y en orden más o menos cronológico - acontecimientos de “su vida” desde su nacimiento hasta nuestros días. Este camino podría, por mi parte, terminar aquí – pues no estoy destinado en esa unidad, desde hace tiempo, y poco puedo aportar de interés de su actualidad - pero me apena dejarlo. Así que dejo los “trastos de matar” a otros compañeros que puedan aportar algo nuevo sin que, por mi parte, deje de aparecer, de vez en cuando, por aquí con asuntos diversos.

Y así hoy voy a iniciar un tema que dedico a todos los infantes del Cuerpo de Infantería de Marina pero que por ser el TEAR la unidad de todos, y por la que todos pasan, tiene mejor cabida en esta página. Pretendo hacer una pequeña inmersión, en una materia tan importante como es el liderazgo, pero limitándome al liderazgo de los comandantes de las más pequeñas y básicas unidades del Cuerpo. Y como el tema da para mucho lo trataré en varias partes.

El liderazgo es factor esencial en el mando de cualquier nivel, pero se manifiesta “directamente y a la vista” en las pequeñas unidades y, por eso, entre sus características resaltan unos matices diferenciados, que son los que pretendo subrayar. Y llamo “pequeñas y básicas” unidades desde la sección hasta la pareja. Porque la pareja, aunque a algunos cause extrañeza, es la primera unidad de infantería de marina y, por tanto, donde se manifiesta un cierto tipo de liderazgo.

:arrow: “ Los soldados de infantería de marina José Rama Varela y Antonio Caneda Romero, ambos de la 2ª Cia del 2º Bon del 2º Rgto , se encontraban el día 5 de Junio de 1895, formando una de las parejas encargadas de custodiar la vía férrea, entre Gibara y Holguín (Cuba), donde fueron atacados por una partida de dos mil hombres, mandada por los cabecillas Maceo y Rabi, a la que resistieron heroicamente sosteniéndose y prestándose mutuo auxilio hasta conseguir, con la pérdida del último aliento, hacer desistir al enemigo de la esperanza de rendirles, hallando gloriosa muerte en tal desigual combate, en defensa del puesto avanzado que se les confiara y en el que se les encontró acribillados de heridas de bala y machete…..”(Historia de la Infantería de Marina). Los dos fueron héroes por igual, pero a buen seguro que uno de ellos tuvo que ejercer el liderazgo para una eficaz coordinación de las acciones. (Estos infantes formaban parte de una patrulla, mandada por el sargento Don Miguel González y constituida, además, por un cabo y doce soldados. Son atacados por una numerosa facción de insurrectos. Rama y Cancela, después de perder en el combate a todos sus compañeros, siguieron defendiendo su posición hasta agotar sus municiones y finalmente son abatidos. No habían retrocedido ni un palmo. Su sacrificio no fue inútil pues, poco después, llegaron refuerzos y se pudo mantener la posición. Los dos recibieron a título póstumo la Cruz Laureada de San Fernando).

:arrow: Un soldado en el combate – aún encuadrado en un equipo o escuadra – depende de otro, con el que debe estar totalmente compenetrado, y persuadido de que recibirá toda la ayuda que de él necesite con el sacrificio que sea preciso : “¡¡Salta hasta aquel matorral que te apoyo!!”. “¡¡Apóyame que ahora voy yo!!”...

:arrow: RR OO para las FAS:”En el combate….Al caer el último jefe, el combatiente más apto tomará el mando y proseguirá la lucha”. La decisión de tomar el mando, porque se considera el más apto para ello o porque sabe que alguien lo tiene que hacer, le define sin más como líder.

Es preciso decir, antes de seguir adelante, que cuantas veces aparezca la voz - mando, jefe o comandante - se refiere a los que ejercen el mando de pelotón, equipo o escuadra y que he denominado pequeñas y básicas unidades.

Estos mandos siempre han gozado de gran prestigio en el Cuerpo y, también, son prototipos de heroísmo y ejemplo para todos los componentes de la Institución. Baste con mencionar algunos que la historia ha inmortalizado y que constituyen modelos a honrar, recordar y seguir por los que hoy forman, o pretenden formar, parte de la escala de suboficiales. Como la lista no sería pequeña valgan los siguientes cabos y sargentos como muestra de una relación que se haría interminable :Martín Alvarez (San Vicente), Antonio García (Chiva. Valencia), Padrós Pagés (Filipinas), Fortea y Ordoñez (sitio y defensa de Montevideo), Morillo (Tolón, San Vicente, Trafalgar), Pío y Pérez de los Ríos (Orán, Trafalgar..), Matías González y José Osorio (Argel), Carballo y Gómez (Islas Carolinas), Martínez-Barceló, Domínguez y Acosta (Gibraltar), Bernardo Coven (Larache)……. Quizá como ejemplo la relación parezca extensa – nunca exhaustiva -, pero una vez en el papel ¿quién se atreve a hacer una “selección”?. Porque, además, aún me falta añadir: ¿Uno?, ¿Una?. Y es que, en el Cuerpo, no falta modelo ni siquiera para las sargentos pues héroe fue el sargento Antonio de Soto, en realidad “una” Sargento, pues se descubrió que era mujer y se llamaba Ana María Antonia de Soto. Por la real Orden de 4 de diciembre de 1798 se le concedía el grado y sueldo de sargento primero de Batallones, y por otra de 24 de julio del año siguiente “en atención a la heroicidad de esta mujer, la acrisolada conducta y singulares costumbres con que se ha comportado durante el tiempo de sus apreciables servicios….” Se le otorgaban dos reales diarios de pensión y “ que en los trajes propios de su sexo pueda usar los colores del uniforme de Marina como distintivo militar”.

Hoy los mandos de estas unidades tienen la misma, o mayor, importancia que antaño, fundamentalmente por las características de los conflictos modernos y por los nuevos cometidos asignados, o que se pueden asignar, a las unidades de la Infantería de Marina. En efecto, en el campo operativo, las unidades tipo sección, pelotón, equipo o escuadra tendrán que cumplir cometidos independientes, o semi-independientes, separadas y alejadas de las compañías o secciones de las que forman parte y, por tanto, huérfanas del apoyo que estas les pueden prestar. Misiones de reconocimiento, de seguridad, de patrullas con diferentes cometidos, de equipos destacados en buques de la Armada, de puestos de vigilancia u observación, registros de edificaciones o personas, protección de instalaciones o personas…. se encuentran entre las normales en la actualidad. En esas situaciones se precisan unidades muy adiestradas y motivadas por mandos con gran preparación e iniciativa. Iniciativa que se debe fomentar en toda ocasión. (El comandante de sección se esforzará en dar a sus comandantes de pelotón la iniciativa y responsabilidad que les corresponde). Esta idea debe discurrir por toda la cadena de mando.

http://es.youtube.com/watch?v=IAEDL8j2o2Y

http://es.youtube.com/watch?v=lY3yxTwRnvc

(Este 2º vídeo está aquí por su emocionante 1ª parte aúnque ¡¡la segunda...!!)

Saludos cordiales. Continuará



AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Infantes de Marina líderes de unidades básicas (II)

Mensaje por AFOCES »

La actuación de los comandantes de estas unidades, en los campos operativo y del adiestramiento, exige que se desarrolle sin excesivas supervisiones de sus superiores, con el reconocimiento de los privilegios correspondientes al rango, y gozando de una autoridad e iniciativa proporcionadas a la responsabilidad que deben asumir en el ejercicio del mando. Cuando un comandante tiene la confianza de sus superiores aumenta el prestigio ante sus hombres, que repercute favorablemente en las actividades de su unidad, de las que es el único responsable. Porque, en definitiva, no es bueno estar siempre restringido a obedecer órdenes, que minan el prestigio, destruyen la iniciativa y favorecen el temor a equivocarse que es intolerable en un mando. No habrá buenas unidades sin buenos mandos, como no habrá buenas compañías, ni baterías, ni secciones si falla el nivel pelotón, equipo o escuadra.

Frecuentemente la plantilla de oficiales subalternos, en el Cuerpo, es deficiente. No suele haber comandantes de sección suficientes con la fuerza efectiva de oficiales, normalmente inferior a la plantilla y, por tanto, el mando de muchas de estas unidades tendrá que ser desempeñado por suboficiales y, como esa situación no es coyuntural, exige tenerla en cuenta para la adecuada formación de estos infantes de marina. Lo expuesto, por otra parte, responde al principio general de que todo jefe tendrá los conocimientos precisos, para desempeñar el mando de su unidad y de la superior, con objeto de ejercer el mando de ésta caso de baja de su comandante.

Por tanto para que la Institución pueda operar eficazmente, la calidad de los mandos de las pequeñas unidades es esencial. Constituyen la espina dorsal del Cuerpo, pues sería inconcebible pretender disponer de buenos soldados sin ellos, que en definitiva son los que les enseñan la profesión y los motiva con su proximidad y ejemplo (1).

“……….estos jefes y líderes de Equipo, Escuadra y Pelotón, y estoy hablando de los cabos y sargentos de este regimiento, no tienen menos responsabilidad que yo. La única diferencia en nuestras posiciones es el número de infantes de marina que cada uno controla”. (Un comandante de regimiento). Esta opinión es una declaración imperecedera y se puede aplicar tanto en los acuartelamientos como en campaña.

Los mandos de unidades básicas, para los hombres que están a sus órdenes, constituirán un ejemplo de competencia, dedicación, determinación y alto nivel profesional. Para los oficiales serán siempre su brazo derecho y fieles colaboradores para asegurar el liderazgo. “ Si tuviese que dar un solo consejo a todos los oficiales del Cuerpo solo les diría : Ayude, conozca y confíe en sus mandos subordinados”. Y si estuviese limitado a un solo consejo a los suboficiales o a los que aspiran a serlo : "Mantenga alta la confianza que el Cuerpo ha depositado en usted; esfuércese y conozca como ser un buen suboficial”. (L.F. Chapman. Comandante General del Cuerpo de Marines).

(1).- Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera. (Albert Einstein)
Saludos. Continuará.



AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

A los Infantes de Marina líderes de unidades básicas (III)

Mensaje por AFOCES »

Bueno, voy finalizando un tema que, como dije al iniciarlo, dedico a todos los infantes del Cuerpo de Infantería de Marina pero que por ser el TEAR la unidad de todos, y por la que todos pasan, tiene mejor cabida en esta página.

EL LIDER

Para ser un buen mando es preciso ser un líder; es decir, un mando con capacidad de liderazgo, que es un fenómeno en virtud del cual un grupo de personas, seguidores, son “arrastradas” por otra llamada líder. Liderazgo es la habilidad, del líder, de influenciar y dirigir a sus hombres consiguiendo su obediencia, respeto, confianza y colaboración leal. Si esos hombres aceptan voluntariamente ese liderazgo y contribuyen, de acuerdo con su máxima capacidad y cooperación, a alcanzar el objetivo del grupo, se puede decir que se está en presencia del liderazgo deseado para el servicio. Lo ideal sería que todos los mandos fuesen líderes capaces y, para ello, deberían esforzarse en alcanzar o mejorar una serie de “rasgos” que caracterizan, y definen, la consideración de líder.

Un estudio sobre liderazgo, realizado al finalizar la IIGM y en el que se entrevistaron a varios miles de hombres, puso de manifiesto las cualidades que, a juicio de los soldados, son propias del líder. Señalaron 77 aspectos de la vida militar y de los 20 rasgos más valorados, como estrechamente relacionados con el liderazgo, 16 se referían a la relación entre soldados y mandos. Los soldados consideraron como cualidades positivas : Habilidad y competencia, preocupación por el bienestar del personal (tanto por las necesidades físicas, como consejos y ayudas amistosas), rapidez en tomar las decisiones, no marcar el rango de manera ostentosa o exagerada, reconocimiento por el buen trabajo realizado por los subordinados, buena constitución física, laboriosidad y sentido del humor. Otros aspectos señalados fueron : la calma, el cumplimiento de las promesas…. Pero sobretodo opinaron, como más importante, el interés por el bienestar de la tropa. Y estos datos concuerdan actualmente con el punto de vista de los expertos en liderazgo militar, pues todos señalan, sin excepción, como las más importantes cualidades : capacidad de decisión, claridad de las órdenes, sentido de la justicia, iniciativa, jovialidad, preocupación por el bienestar de los hombres….

Estas características son comunes y exigibles a todos los mandos de cualquier nivel, aunque pueden tener un matiz diferente, o importancia relativa, en los distintos escalones de mando. Así en los comandantes - de pelotón, equipo o escuadra - algunas de esas virtudes deben ser más acusadas o destacadas - ya que actúan de manera más cercana , directa y “a la vista” de la tropa -. Y de esas características o virtudes vamos a tratar, naturalmente, dentro del limitado espacio que aquí se puede dedicar.

Un comandante de pequeña unidad – además de ser enlace de su tropa con el comandante de sección - vive y trabaja en íntimo contacto con sus hombres; su mando lo ejerce de manera directa y, por tanto, no solo es su líder sino, también, su maestro y camarada, pues buena parte del adiestramiento lo realizan juntos constituyendo equipo. Las relaciones son pues personales y, a veces, informales. Y, para que esas relaciones sean las adecuadas, un mando debe poseer una serie de cualidades y basar su liderazgo en unos principios definidos. Entre ellos merecen ser destacadas las siguientes :

:arrow: El ejemplo es el más importante atributo de un líder. Sus hombres deben reconocer en él las virtudes que a ellos les exige. Y así debe mostrar autodisciplina, obediencia y lealtad a sus superiores… si quiere obtener la misma conducta de sus hombres. “Nunca de una orden, especialmente cuando implica peligro, que usted no sería capaz de llevar a cabo . Nunca envíe a sus hombres donde usted no esté preparado para ir. ¡¡ Sígame y haga lo que yo hago!! es la norma”. Observe a otros mandos que sean considerados como lideres, júzguese a si mismo y vea como puede hacerlo mejor porque… siempre se puede mejorar.

:arrow: Buena presencia. Debe presentarse ante su unidad en perfecto estado de policía, armamento y equipo. En el ejercicio de su mando debe mantenerse firme, reflejando seguridad en cuantas ordenes imparta y lo hará con lenguaje sencillo, claro y directo. La integridad es también un valor de un buen líder.

:arrow: La competencia profesional. Que le proporcionará el respeto y confianza de sus hombres. La resolución con las que acepta las misiones encomendadas, si es firme, serán seguidas por la unidad como un solo hombre. Porque no debe olvidar que su principal responsabilidad es lograr la mayor eficacia de sus hombres con su habilidad, voluntad y trabajo en equipo y donde la pieza fundamental es usted, porque usted es… el líder. Estudie todo lo necesario – armas, equipo, comunicaciones, tácticas… - para ganar el prestigio ante sus hombres y asegurar el buen mando de la unidad.

:arrow: Valor. Es el control físico y moral del miedo y permite enfrentarse al peligro con una buena presencia de ánimo. El valor incluye el reconocimiento del peligro. Tiene que estar preparado para afrontar condiciones difíciles y se debe esforzar en hacerlo hablando y actuando con calma. Recuerde que es el líder – y lo es porque ha merecido la confianza del mando - y tiene que mostrar, en todo momento, calma y confianza que se transmitirá y reflejará, en la misma medida, en sus subordinados.

:arrow: Resistencia. No solo física sino moral para soportar el estrés del combate. El adiestramiento debe incluir ejercicios al mismo nivel que sus hombres, así les mostrará que está en forma.

:arrow: Iniciativa. Que significa conocer lo que tiene que hacer y hacerlo aún en ausencia de ordenes . Exige estar informado de la situación en presencia. Fomente la iniciativa de sus subordinados y manténgalos informados. No olvide que pueden tener que sustituirle. Desarrolle, por tanto, junto con el sentido de la iniciativa, el de la responsabilidad de sus hombres. Hágalo en todo momento, durante los ejercicios de adiestramiento e, incluso, en las actividades normales del acuartelamiento .

:arrow: Capacidad de decisión. Que es la habilidad de alcanzar soluciones apropiadas y con prontitud. Recuerde que decidir tarde no vale. Estudie los factores de la situación con el método que tantas veces ha practicado en los cursos realizados. No tenga miedo a equivocarse, la mayor equivocación es la indecisión. Debe de conocer perfectamente las capacidades de su unidad para decidir adecuadamente.

:arrow: Lealtad. Con sus superiores y subordinados. La lealtad con los subordinados significa protegerles, asumir la responsabilidad de sus acciones, incluso las negativas, y en definitiva cuidar de sus hombres, conocerlos - que es una de las principales obligaciones de un buen líder - y tratarlos con tacto, equidad y justicia. Debe conocer las posibilidades y limitaciones de sus subordinados para poder asignar los cometidos de acuerdo con las aptitudes de cada uno. “Las reprimendas, a sus subordinados, hágalas en privado, las felicitaciones en público”. Y nunca olvide que la voluntad de sus hombres es más importante que las armas que portan, porque las armas carecen de valor en manos de una tropa desmoralizada y sin voluntad e inteligencia para emplearlas. La lealtad con los superiores incluye la aceptación – sin reserva alguna - de sus decisiones. Si no está de acuerdo de una resolución de su jefe, hágaselo saber – si hay tiempo para ello - , pero una vez que aquel haya decidido, tome esa decisión como suya y llévela a cabo en la parte que le corresponde.

:arrow: Espíritu de Cuerpo y de unidad. Que debe compartir con sus hombres comentando las tradiciones, los hechos relevantes de la Institución y fomentando el compañerismo, la camaradería y el orgullo de pertenecer a la misma unidad. En términos sencillos usted debe sentir, y estar seguro, que cada soldado y cada escuadra está perfectamente entrenada y que, en conjunto, todos constituyen y pertenecen a un equipo que consideran como propio - como el suyo, del que están orgullosos porque… es el mejor – y que cada miembro de ese equipo sabe que hace, donde tiene que ir, que tiene que hacer y está dispuesto a hacerlo.

:arrow: Supervisión. Que significa observar que las órdenes se siguen de acuerdo a lo previsto y en caso necesario : corregir. Asuma la responsabilidad que le corresponde en todo momento, pero delegue autoridad en sus subordinados, pídales resultados pero déjeles iniciativa y la manera de como tienen que cumplir las misiones importantes o los pequeños cometidos que les asigne. Tiene que asegurar, en todo momento, que los cometidos a cumplir son entendidos, supervisados y cumplidos.

El mando y el liderazgo son conceptos inseparables, pues éste permite influir en los subordinados y lograr de ellos su obediencia, confianza, lealtad y voluntaria cooperación. En definitiva el liderazgo que se debe perseguir es el fundamentado en el ejemplo y, en consecuencia, un mando no debe vivir apegado a sus privilegios sino compartir con sus hombres : peligros, fatigas y privaciones.

Es también conveniente decir que el liderazgo es una cualidad personal – no hay dos mandos que ejerzan esta facultad de la misma manera – y por tanto no se pueden dar reglas para adquirir ese atributo. Pero... ¿Se puede adquirir?. Mucho se ha escrito sobre las cualidades que debe tener un líder – aquí hemos tratado algunas - pero, en realidad, su definición se ha mostrado muy difícil, sino imposible, porque hay reconocidos lideres con muy diferentes cualidades. Sin embargo es interesante conocer aquellas que posibilitaron que líderes fuesen considerados como tales, ya que un mando al reflexionar, sobre ellas, siempre podrá mejorar las suyas.

Saludos. Continuará



AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

A los infantes de marina líderes de Unidades Básicas.(y IV)

Mensaje por AFOCES »

Y FINALIZO:

Para valorar la calidad del liderazgo hay muchos indicios o indicadores, entre ellos se deben destacar: la disciplina, la moral y el espíritu de Cuerpo.

La disciplina. Que es el sentido inculcado a un hombre para que actúe con la convicción de hacer lo correcto, apropiado y conveniente. Son características esenciales de la disciplina la obediencia a las órdenes recibidas y a un código de conducta. La obediencia debe ser voluntaria, autoimpuesta y basada en el sentido del deber, que hace que un infante de marina haga lo que le ordena el mando porque él mismo comprende, y siente, que lo tiene que hacer. La obediencia impuesta por el temor, con sanciones físicas o morales, debe desterrarse.

La moral. Nace del trabajo justo y equitativo, de la preocupación constante por el bienestar de los hombres, del compañerismo, del espíritu de Cuerpo de la unidad y del adiestramiento individual y colectivo. La moral es el factor más importante en la guerra, es el espíritu o estado de la mente que se refleja en la manera de afrontar cualquier problema o cometido. La moral es el estado mental y emocional del individuo, mientras que el espíritu de Cuerpo es el de la unidad.

El espíritu de Cuerpo. Es un sentimiento de unión, de orgullo y de obligaciones e intereses comunes entre los miembros de una unidad, cuya cohesión se incrementa mediante un buen liderazgo, por la disciplina, por el compañerismo y por el orgullo de servir en una institución reputada. El espíritu de Cuerpo no es la suma de la moral de los componentes de la unidad; por el contrario, es el resultado de la interrelación del personal con las circunstancias en las que actúa la unidad. Cuando el espíritu de Cuerpo es elevado, el sentimiento colectivo favorece la moral. El espíritu de Cuerpo implica no solamente un sentimiento de cariño y respeto a la Institución sino, también, de confianza y camaradería entre todos los infantes de marina.

Los indicadores naturalmente se aprecian al observar las actividades de una unidad, cuya calidad será proporcional a la de sus mandos. De manera que se puede decir - sin temor a errar – que unidades con baja moral y poco cohesionadas, con incapacidad para la crítica, apegadas a la rutina…. están gobernadas por mandos sin capacidad de liderazgo y, por el contrario, las organizaciones vivas, con alta moral y espíritu de Cuerpo/unidad y cohesionadas están mandadas por líderes.

Finalmente es también necesario afirmar que no hay líderes sin buenos seguidores. Pues podemos felicitarnos porque mi experiencia me dice que la institución a la que pertenecemos, la Infantería de Marina, siempre ha tenido buenos seguidores – como un excelente jefe decía : “Los infantes somos como una familia” - y ese debe ser un excelente acicate para perseverar en tratar de mejorar nuestras cualidades de líderes.

COMENTARIO FINAL.

La importancia de contar con buenos mandos exige que la capacidad de liderazgo sea valorada, como condición imprescindible, para ser comandante de pelotón, equipo o escuadra. La tropa tienen que ser dirigida con decisión y de manera que cada uno contribuya - de manera decidida y voluntaria – con lo mejor de si mismo para la consecución del objetivo de grupo. Esta manera de actuar solo la pueden conseguir las unidades que están mandadas por líderes, es decir por aquellos que han merecido ser así considerados por sus hombres. Y cuando un mando está en esa situación se le puede decir : “ellos te siguen porque tienen confianza en ti y, por eso, los llevarás al éxito”.
Y para terminar este artículo me permito ofrecer, a los comandantes de las unidades que he llamado básicas, las siguientes máximas para pedirles una reflexión sobre ellas :

:arrow: Aprenda a obedecer antes que a mandar. (Solon)
:arrow: No hay malos Pelotones – sino malos Cabos o Sargentos - .
:arrow: Implique a sus hombres en las decisiones, delegue autoridad manteniendo la responsabilidad y fomente la iniciativa en sus subordinados.
:arrow: El mando que confía en sus hombres cometerá menos errores que el que desconfía de ellos. (Conde de Cavour).
:arrow: Se debe temer más a un ejército de venados dirigidos por un león que a un ejército de leones dirigido por un venado (Filipo de Macedonia).
:arrow: Estos son fallos de los comandantes. Cuando se consideran a si mismos capaces de lo que son incapaces de hacer, son arrogantes, tienen ambición por el rango, son impulsivos, son lentos, carecen de valor, carecen de confiabilidad, carecen de resolución, solo se interesan en si mismos, son negligentes, son perezosos, son indisciplinados…(Sun Bin).
:arrow: En la guerra la fuerza es un cuarto del poder de combate; la moral los tres cuartos restantes. (Napoleón).
:arrow: El seguidor va tras el líder cuando percibe que : El líder es capaz, quiere mi bien, lo que me plantea vale la pena, se involucra de una manera total. (Joan Ginebra. El liderazgo y la acción ).
:arrow: Un líder es lo mejor. Cuando los hombres apenas conocen que existe, .....cuando ha cumplido su trabajo con éxito, ellos dirán : lo hemos hecho nosotros. (Lao-tzu).
:arrow: Respétese y será respetado. (Confucio).
:arrow: El ejército para hacer frente, con éxito, a la dureza del combate depende de tres factores esenciales. El primero, y más importante, es disponer de líderes y soldados con carácter…. Otros factores son doctrina, armas y equipos… - FM 100-5 (Operations) -.
:arrow: En la guerra la simple superioridad numérica no ofrece ninguna ventaja. (Sun Tzu).

Nota : Con las palabras que iniciaba este post – en cuatro partes – quiero terminar mi aportación a este tema:

Decía : “el 4 de febrero de 2007 se abría este tema como homenaje al TEAR con motivo del cumplimiento, ese año, del 50 aniversario de su creación. Comenzábamos nuestra andadura en el año 19 31 – para coger perspectiva - y, desde allí, recorrimos con el Grupo Especial/TEAR un camino que fue duro, pero fructífero, hasta llegar al momento actual en que podemos afirmar que se ha convertido en una de las unidades más importantes de la Armada y de las FAS”.

De manera que este tema nació para honrar al Tercio de Armada en su 50 Aniversario, que se cumplió el 5 de octubre de 2007, y hemos tratado sucesivamente – y en orden más o menos cronológico - acontecimientos de “su vida” desde su nacimiento hasta nuestros días. Este camino histórico tiene, por mi parte, que terminar aquí – pues no estoy destinado en esa unidad, desde hace tiempo, y poco puedo aportar de interés de su actualidad - . Así que dejo los “trastos de matar” a otros compañeros que puedan aportar algo nuevo sin que, por mi parte, deje de aparecer de vez en cuando por aquí.


¡¡Valientes por tierra y por mar!!

Saludos.



AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

472 Aniversario del Cuerpo de Infantería de Marina.

Mensaje por AFOCES »

El viernes 27 de febrero asistí en los acuartelamientos del TEAR a la celebración del 472 aniversario de la creación del Cuerpo de Infantería de Marina. La formación se celebró en el patio central del acuartelamiento pues solo pudieron formar unas cinco o seis compañías – una unidad con trajes de época - del TEAR y TERSUR, pues muchas unidades están desplegado en distintas zonas.

Presidió el acto el coronel de la Unidad de Base ya que el órgano de mando del TEAR está en Italia de maniobras. Hubo : formación, canto del himno del Cuerpo y homenaje a los caídos con el canto de la “Muerte no es el final” que tan bien “interpretada” emociona a cualquiera. Finalmente un brillante desfile, una copa y la oportunidad de charlar con compañeros a los que habitualmente uno no ve.

Me gustó especialmente la alocución del coronel presidente del acto que fue muy emotiva. En ella recordó a todas las unidades ausentes y que, seguramente, en los lugares donde están desplegadas, celebrarían un acto semejante : En Palermo a bordo del “Castilla” – el GETEAR y un BRD -; en Bosnia un BDMZ; en Líbano - un Estol de la UOE -; en Afganistán – Equipos ACAF - ; en Somalia a bordo de la fragata “Victoria – Equipo operativo de la 6ª compañía - ;en aguas del Líbano a bordo de la corbeta “Vencedora” – un equipo operativo del Tercio del Sur - . No se si me olvido de algún destacamento y si es así que me perdone. En cualquier caso los nombrados son suficientes para entender lo que significa disponibilidad constante y permanente.

En la copa de vino tuvimos ocasión de desear buena suerte, con un impresionante y emocionado aplauso, a los equipos ACAF que emprenden viaje a Afganistán para relevar a los allí desplegados.

Valientes por tierra y por mar



Samurai88
Cabo Primero
Cabo Primero
Mensajes: 189
Registrado: 05 Mar 2009, 14:59

Mensaje por Samurai88 »

Hola, escribo aqui para ver si alguien me puede dar respuesta a alguna duda, ya que ene le proximo ciclo saldran plazas para esta unidad, el TEAR, y sera la que escoja.

Queria saber y si me puede responder alguien que este dentro, como estan las intalacciones de la tropa, sobre todo la zona de vivienda y demas...

Sobre la instruccion y demas me imagino como sera, pero bueno, yo vengo de una unidad de tierra, 6 años y un par de misiones. Respecto a al tener o no plaza, no me preocupa, llevo un baremos de unos 24 puntos.

A ver si alguien me puede responder. Gracias.


Orgullosos hasta en la miseria.

Brunelo
Recluta
Recluta
Mensajes: 6
Registrado: 15 Mar 2009, 21:02
Ubicación: Santander

TEAR

Mensaje por Brunelo »

Buenas, me preguntaba una cosilla:

Yo me intentare meter de teniente a la infanteria de marina, exactamente al TEAR, y aquí viene la pregunta, que diferencia hay en el trabajo que realiza alguien de tropa en el TEAR, que un oficial?

y otra

un oficial puede hacer el mismo trabajo ke la tropa en el tear?



AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Re: TEAR

Mensaje por AFOCES »

Brunelo escribió:Buenas, me preguntaba una cosilla:

Yo me intentare meter de teniente a la infanteria de marina, exactamente al TEAR, y aquí viene la pregunta, que diferencia hay en el trabajo que realiza alguien de tropa en el TEAR, que un oficial?

y otra

un oficial puede hacer el mismo trabajo ke la tropa en el tear?

Interesantes preguntas para una persona que pretende ser oficial.
Pues mira, si un oficial hiciese el mismo trabajo que un sodado sería soldado y no oficial (y viceversa).
Saludos.



Brunelo
Recluta
Recluta
Mensajes: 6
Registrado: 15 Mar 2009, 21:02
Ubicación: Santander

Mensaje por Brunelo »

AFOCES lo digo por la diferencia de sueldo :S



Brunelo
Recluta
Recluta
Mensajes: 6
Registrado: 15 Mar 2009, 21:02
Ubicación: Santander

Mensaje por Brunelo »

Una duda, si me meto a la academia militar general y salgo de sargento, si me kiero volver a meter para ser oficial tengo que estar 5 años?



toñesk
Cabo Primero
Cabo Primero
Mensajes: 187
Registrado: 30 Abr 2006, 23:14

Mensaje por toñesk »

casi seguro que no me parece que son 2 años o asi



Samurai88
Cabo Primero
Cabo Primero
Mensajes: 189
Registrado: 05 Mar 2009, 14:59

Mensaje por Samurai88 »

Brunelo escribió:Una duda, si me meto a la academia militar general y salgo de sargento, si me kiero volver a meter para ser oficial tengo que estar 5 años?


La academia militar general es para oficiales, para suboficiales es la cademia es la basica...

A lo que tu preguntas de despues de ser Sgto te metes en lade oficiales pues no serian 5 años, si no 3 y saldrias de alferez.


Orgullosos hasta en la miseria.

tolosa
Cabo
Cabo
Mensajes: 113
Registrado: 18 Nov 2004, 17:21

Mensaje por tolosa »

Brunelo escribió:Una duda, si me meto a la academia militar general y salgo de sargento, si me kiero volver a meter para ser oficial tengo que estar 5 años?


teniendo en cuenta tu dominio de la ortografia es posible que necesites mas de cinco años.
:twisted:
:mrgreen: :mrgreen: :mrgreen:



AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Uniforme de franjas.

Mensaje por AFOCES »

He pasado un muy buen rato – no carente de emoción – en el subforo : “Un veterano que no olvida” que, por cierto, ha cogido una “vidilla” que no se puede perder para que podamos seguir disfrutándolo. Pensé en contar alguna batallita pero, como la que se me ocurre, sucedió en el Grupo Especial (TEAR) me he “ trasladado” hasta este lugar que está un poquito abandonado .

Sucedió hace muuuchos años.

El vestuario de marina siempre se dijo que era el más costoso de los empleados por los tres ejércitos. El Cuerpo de la Infantería de Marina, además de los uniformes reglamentarios, de sus compañeros de la Armada, incluye el uniforme de franjas que no es precisamente una prenda barata y menos en aquellos tiempos en que el sueldo no era muy “lucido”.

Servían en la Armada unos oficiales procedentes de la “milicia naval universitaria”, que cumplían su servicio militar obligatorio - solo en períodos de verano –. Naturalmente tenían que disponer de todo el vestuario reglamentario pero el traje de franjas se usaba en pocas ocasiones :guardias, formaciones… Así que la promoción de “milicias", que era bastante numerosa, con buen criterio pensó que todos no lo iban a necesitar el mismo día – ya que estaban destinados en distintas agrupaciones del Grupo Especial-, de manera que se pusieron de acuerdo para adquirir un traje de franjas por cada tres o cuatro de acuerdo con tallas...etc . Pero había en la promoción un “milicia” - así se les llamaba - que era altísimo y no pudo entrar en ningún grupo ya que no había otros como él.

Un sábado participó en el TERSUR en una parada y posterior desfile que presidía su coronel - jefe (coronel M.Z excelente persona pero, con perdón, un poco despistado). Forman las unidades, se leen algunas efemérides, el coronel dice unas palabras y… comienza el desfile. Pasan por delante de la presidencia las primeras unidades y, al rato, allá viene nuestro alto oficial con cierta marcialidad, pero hecho una facha, con un uniforme procedente de alguno de los grupos y que no correspondía, en absoluto, ni a su talla ni a sus “hechuras”. Sin exagerar demasiado: pantalón azul de franjas, cual si fuese unas bermudas , y la guerrera blanca corta, cual “chupa”, que le obligaba a llevar el cinturón a medio camino entre los “sobaquillos” y la cintura... realmente difícil es describir su “pinta” sin que no parezca una exagerada y mala caricatura.

A la izquierda de la primera fila de su sección, como es preceptivo, marcha nuestro amigo un poco arrugado - me imagino que pretendiendo pasar desapercibido y “adecuarse” a la talla del uniforme - delante del coronel, que sin perder la compostura, y con voz imperativa, le ordena: “¡¡Salga de formación!!” Y con el brazo le señala que se coloque a su lado hasta que pasen todas las unidades.

Cuando finalizó el desfile y después de despedirse de jefes, oficiales y suboficiales - como es la costumbre - el coronel (ya he dicho que era bastante despistado) le llamó la atención, a nuestro alto oficial, por...

¡¡No saludar, y ordenar el vista a la izquierda, a la distancia que marca el reglamento!!

Saludos.



AFOCES
General de Brigada
General de Brigada
Mensajes: 5960
Registrado: 16 Dic 2006, 14:41

Amonestación.

Mensaje por AFOCES »

Mandaba el primer batallón de desembarco el teniente coronel R. M. que era un jefe excepcional, de esos que logran lo que las Ordenanzas pedían para un mando: “Hacerse querer y respetar”. Logró “sin un mal gesto y sin alzar la voz” una unidad disciplinada y cohesionada y, en especial, la Plana Mayor era una verdadera “piña” en todos los sentidos. En el batallón se respiraba “espíritu de unidad”.

Acabábamos de llegar de unas maniobras y había una festividad religiosa - no me acuerdo cual -. Como era entonces la costumbre asistía, a la procesión, una comisión de jefes, oficiales y suboficiales. Pero en esta ocasión la orden ponía: “... me acompañarán todos los jefes, oficiales y suboficiales”.

No se por qué, pero el caso es que de la Plana Mayor no fuimos ninguno. Después de unas prolongadas maniobras siempre hay muchas cosas que hacer y, quizás, cada uno pensó que entre tantos asistentes no se notaría su falta.

Al día siguiente nos llama el teniente coronel RM a su despacho, pone cara seria, lo que no era habitual en él, y nos dice: “Les amonesto, de orden del general, por no haber asistido ayer a la comisión para la que estaban nombrados. La disciplina... el cumplimiento de las òrdenes...”. Tratándose de un jefe tan querido, nos quedamos hechos polvo por haberle dejado en mal lugar. Pero continúa:

Y ahora debo amonestarme yo que tampoco he asistido. ¡¡Pueden retirarse!!.

Una sonrisa



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot], CommonCrawl [Bot] y 0 invitados