Reinado de Carlos III

La Historia Militar española desde la antiguedad hasta hoy. Los Tercios, la Conquista, la Armada Invencible, las guerras coloniales y de Africa.
DiSangro
Cabo
Cabo
Mensajes: 105
Registrado: 07 Jul 2010, 14:26

Mensaje por DiSangro »

Valerio escribió:
DiSangro escribió:Es sabido, que los franceses desconocían el uso del barómetro

:shock:

Entonces, estimado DiSangro, ¿quien inventó el barómetro?.

Un saludo y deja a la familia Bourbon. :wink:



En esta campaña del Canal de 1778, los buques españoles empezaron a usar los barómetros marinos, cuando aún no los tenían los aliados franceses. El general francés, conde de Guichen, se admiraba de que Córdova tomase ciertas precauciones de mal tiempo cuando aún lo hacía bueno y por el contrario que mandase suspenderlas cuando aún se estaba en lo que eran finales de un temporal y a ellos les parecía plena fuerza de él. Preguntó el almirante francés a Mazarredo de dónde provenía semejante previsión y el mayor general el enseño los barómetros, que le maravillaron.

No sé quien los inventó, pero que nosotros le encontramos una utilidad práctica antes que los franceses sí.
Así como la mitad de descubrimentos geográficos hechos por los españoles, no han pasado con sus nombres originales, era por la costumbre de declararlos secretos, al igual que las cartas de navegación, que fué en la toma de Manila por los ingleses cuando estos se enteraron de la existencia del Estrecho de Torres, desconocido, por ejemplo, por los franceses.

Que pasados los años, y ya cercanos a la Guerra de Independencia, fuesemos tratados por iliotas por los franceses, no quiere decir que lo fuesemos.

Esta y otras muchas, son las consecuencias de que aquí reinara y reine la familia Bourbon.
En este punto si que envidio a los franceses, que llegado su momento usaron la gullotina a diestro y siniestro, cosa que aquí siempre ha faltado.


de guiner
General
General
Mensajes: 27238
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Mensaje por de guiner »

DiSangro escribió:Esta y otras muchas, son las consecuencias de que aquí reinara y reine la familia Bourbon.
En este punto si que envidio a los franceses, que llegado su momento usaron la gullotina a diestro y siniestro, cosa que aquí siempre ha faltado.


Bienvenido ciudadano. Ya eres un jacobino más.

Imagen

PD. Déjate el Bourbon, que si lo mezclamos, nos ponemos y no dejamos títere con cabeza. :mrgreen:

Salud ciudadano.


Roy
Capitán
Capitán
Mensajes: 1264
Registrado: 24 Dic 2007, 20:28

Mensaje por Roy »

Valerio escribió:
DiSangro escribió:Es sabido, que los franceses desconocían el uso del barómetro

:shock:

Entonces, estimado DiSangro, ¿quien inventó el barómetro?.

Un saludo y deja a la familia Bourbon. :wink:


Pues es igual que decidir quién inventó el submarino o la calculadora, que hay mil y un antecedentes y cada cual se adjudica el descubrimiento a sí mismo. Pero sí es cierto lo que dice DiSangro; de hecho, la famosa trifulca entre oficiales franceses y españoles antes de Trafalgar ("¡A la mar mañana mismo!") se debe a que los franceses hacía poco que utilizaban el barómetro y desconfiaban de ella como herramienta fehaciente, craso error por cierto. Los ingleses y los españoles fueron los primeros en utilizarlos correctamente adaptados al mar.


Cullinan
Recluta
Recluta
Mensajes: 20
Registrado: 12 Ago 2010, 11:03

Mensaje por Cullinan »

Si no hubo tal desembarco, fué por culpa de Orvilliers, que no hizo caso de los consejos de Córdova de desembarcar ya.
Una flota de 68 navíos bloqueando sus puertos, causando graves daños a la economía inglesa,sólo una pregunta: si no estaban bloqueados,¿ por qué no hubo combate?


El principal objetivo de la flota combinada fue acabar con la flota inglesa. En ningún momento se dedicaron a bloquear sus puertos, ya que no sabían en que puerto se encontraba la flota británica, que por cierto se encontraba en las islas Scilly, la flota combinada acabó retirandose por epidemias.

Fíjate que al año siguiente,1781, volvió a apresar a la altura de las Sorlingas (sitas al oeste de Cornualles), otro convoy inglés de 24 buques.


Me podrías comentar este episodio, no lo conocía. Hay tantas capturas de convoyes por parte de ingleses, franceses y españoles que es dificil seguirlos todos.


Y en octubre de 1782, forzó un combate en Cabo Espartel a la escuadra de Howe, donde un temporal le impidió aniquilarla cuando acudía en auxilio de Gibraltar, y ya de vuelta, cuando la alcanzó a la altura de dicho cabo los ingleses enseñaron la popa.


Lo de aniquilarla es una suposición tuya, ya que en la mayoria de los combates navales del siglo XVIII la flota peor parada siempre fue la española salvo en contadas ocasiones. Los ingleses llevaban refuerzos a Gibraltar, por eso rehuyeron el combate.


de guiner
General
General
Mensajes: 27238
Registrado: 17 Nov 2009, 02:53
Ubicación: Usuario excluído

Mensaje por de guiner »

Roy escribió:Pues es igual que decidir quién inventó el submarino o la calculadora


¡Hombre!, un girondino. :cool:


DiSangro
Cabo
Cabo
Mensajes: 105
Registrado: 07 Jul 2010, 14:26

Mensaje por DiSangro »

Cullinan escribió:
Si no hubo tal desembarco, fué por culpa de Orvilliers, que no hizo caso de los consejos de Córdova de desembarcar ya.
Una flota de 68 navíos bloqueando sus puertos, causando graves daños a la economía inglesa,sólo una pregunta: si no estaban bloqueados,¿ por qué no hubo combate?


El principal objetivo de la flota combinada fue acabar con la flota inglesa. En ningún momento se dedicaron a bloquear sus puertos, ya que no sabían en que puerto se encontraba la flota británica, que por cierto se encontraba en las islas Scilly, la flota combinada acabó retirandose por epidemias.

Fíjate que al año siguiente,1781, volvió a apresar a la altura de las Sorlingas (sitas al oeste de Cornualles), otro convoy inglés de 24 buques.


Me podrías comentar este episodio, no lo conocía. Hay tantas capturas de convoyes por parte de ingleses, franceses y españoles que es dificil seguirlos todos.


Y en octubre de 1782, forzó un combate en Cabo Espartel a la escuadra de Howe, donde un temporal le impidió aniquilarla cuando acudía en auxilio de Gibraltar, y ya de vuelta, cuando la alcanzó a la altura de dicho cabo los ingleses enseñaron la popa.


Lo de aniquilarla es una suposición tuya, ya que en la mayoria de los combates navales del siglo XVIII la flota peor parada siempre fue la española salvo en contadas ocasiones. Los ingleses llevaban refuerzos a Gibraltar, por eso rehuyeron el combate.



Vamos por partes:
En 1779, Inglaterra se encontraba sola, debido a su política exterior típicamente hitleriana ( de hago lo que quiero y de lo firmado lo que me dá la gana), para que después vengan de país de gente noble y todas las mentiras y medias verdades que cuentan, teniendo que hacer frente a la emancipación de los United Snakes y los problemas en el Óceano Índico,fué una de las pocas veces que el poder marítimo español y frencés igualaba a poder naval inglés.

Aparte del continuo castigo en el Caribe y en las costas de Nueva Inglaterra del corso español ( que no del francés, que se suele hacer mucha película por ahí), el cual le dió de probar su propia medicina, que habían usado durante los dos siglos anteriores.

Si respecto a destruir la flota inglesa o desembarcar, ahí estuvo, como yo, digo la madre del cordero, Luis de Córdova abogaba por desembarcar ya ( hay que recordar que Luis de Córdova tenía ya 57 años, que para la época eran ya muchos años y sobre todo mucha navegación y conocimientos y los hechos le dieron a posteriori la razón) y Orvilliers quería destruir a toda costa la flota inglesa, al final no se hizo ni una cosa ni la otra, perdiendose una oportunidad de oro, ya que en la flota francesa estalló una epidemia de tifus, sumandosele después una de escorbuto ( lo cual habla muy mal de los suministros franceses).
Teniéndose que retirar dicha escuadra a Brest sin resultado alguno aparente.

Que si lo tuvo, el pánico cundió sobre las costas inglesas, esperando que el temido ejército de invasión pusiese pie en la Pérfida de un momento a otro,las mejores unidades del ejercito ingés estanban en América, se abandonaron las poblaciones costeras, el comercio marítimo cesó por completo, se suspendió toda actividad comercial, cerrando la bolsa de Londres y reunir los escasos medios de defensa y reforzar las fortificaciones costeras, no se había visto tal pánico desde los tiempos de Felipe II El Prudente.
Este episodio de nuestra historia, poco conocido y ocultado por los ingleses, había dejando una honda impresión en el almirantazgo inglés, y conocedores de que aquella grave amenaza seguía allí ( se habían salvado de pura suerte y no por la eficacia y poder del Royal Navy), es lo que me hace suponer que al verano siguente mandaran un convoy en tal situación.
Aquí he de hacer un pequeño inciso, en aquella época, el sistema de reclutamiento marítimo español, se hacía por el sistema de matrículas, o sea, por marineros profesionales, que solían navegar en la pesca o en mercantes durante el invierno y en verano en la Real Armada, que no eran los pobres desgraciados de San Vicente, Finisterre o Trafalgar ( dicho esto con todos mis respetos a estas nobles gentes que dieron su vida por este país) y estos sí sabían navegar y usar un cañón. De ahí las gestas del "Glorioso", la captura del "Stanhope" por una fragata con la cuarta parte de su poder de fuego...Nada sale de cuasualidad.

Sobre el segundo convoy apresado fué casi una repitición del anterior sólo que este delante de las costas inglesas, y no atreviendose la Royal Navy a defenderlo.


Respecto a la Batalla del Cabo Espartel, las órdenes y la intención del Viejo, así llamado Luis de Córdova, por sus mandos y aliados, era de aniquilarla, asi con todas las letras,y no es suposición mía, ya que nos estabamos jugando los cuartos en Gibraltar con el Gran Bloqueo, la suerte y un desgraciado temporal permitió al Howe y su convoy escurrirse hacia Gibraltar y entregar los recursos que portaban, ahí se perdió el navío español "San Miguel", deshecho en los muros de Gibraltar por dicho temporal.
Cuando Howe intentó salir de vuelta a Inglaterra, es cuando se desarrolla dicha batalla.

Los británicos admiraron "el modo de maniobrar de los españoles, su pronta línea de combate, la veloz colocación del navío insignia en el centro de la fuerza y la oportunidad con que forzó la vela la retaguardia acortando las distancias". El combate duró cinco horas. Los buques enemigos de más andar, rehuyeron continuarlo. El coloso español, el navío “Santísima Trinidad”, sólo pudo hacer una descarga completa, de toda sus baterías.

Como se puede leer, nada tiene que ver esta flota, sus mandos y dotaciones con otras más tardías, que cuando el sistema de matrículas( los chorizos, ladrones, timadores y demás escoria) hizo pofff...
Y los marineros resabiados y conocedores del pago que daba la monarquía, dijeron:
-Vaya vuecencia a servir en regimen de esclavitud.


Mostraron, los ingleses, la popa, como lo que fueron, son y serán, vulgares gallinas luteranas, que sólo traban combate con superioridad o conocedores de la debilidad ajena.


Roy
Capitán
Capitán
Mensajes: 1264
Registrado: 24 Dic 2007, 20:28

Mensaje por Roy »

Valerio escribió:
Roy escribió:Pues es igual que decidir quién inventó el submarino o la calculadora


¡Hombre!, un girondino. :cool:


¿Ahora te has afrancesado? Mira que si te cuento lo que me pasó en Sevilla con una francesa y un jerezano afrancesado... no he visto más porquería en un piso en mi vida, y yo fregando como tonto jajajaja. Bonito avatar, por cierto. :noda:

Cullinan escribió:Lo de aniquilarla es una suposición tuya, ya que en la mayoria de los combates navales del siglo XVIII la flota peor parada siempre fue la española salvo en contadas ocasiones. Los ingleses llevaban refuerzos a Gibraltar, por eso rehuyeron el combate.


No es por malmeter, pero parece lógico que si la escuadra española forzase a la británica a luchar frente a un cabo, esta última tendría la tierra a las espaldas, y sería prácticamente imposible realizar la táctica en columna que dio tantos éxitos a los ingleses durante el último tercio del siglo XVIII.

Excelente exposición, por cierto, DiSangro, disfruto como un niño (uno más pequeño todavía que yo jajajaa).


DiSangro
Cabo
Cabo
Mensajes: 105
Registrado: 07 Jul 2010, 14:26

Mensaje por DiSangro »

Roy escribió:
Valerio escribió:
Roy escribió:Pues es igual que decidir quién inventó el submarino o la calculadora


¡Hombre!, un girondino. :cool:


¿Ahora te has afrancesado? Mira que si te cuento lo que me pasó en Sevilla con una francesa y un jerezano afrancesado... no he visto más porquería en un piso en mi vida, y yo fregando como tonto jajajaja. Bonito avatar, por cierto. :noda:

Cullinan escribió:Lo de aniquilarla es una suposición tuya, ya que en la mayoria de los combates navales del siglo XVIII la flota peor parada siempre fue la española salvo en contadas ocasiones. Los ingleses llevaban refuerzos a Gibraltar, por eso rehuyeron el combate.


No es por malmeter, pero parece lógico que si la escuadra española forzase a la británica a luchar frente a un cabo, esta última tendría la tierra a las espaldas, y sería prácticamente imposible realizar la táctica en columna que dio tantos éxitos a los ingleses durante el último tercio del siglo XVIII.

Excelente exposición, por cierto, DiSangro, disfruto como un niño (uno más pequeño todavía que yo jajajaa).


A ver, estamos en la época del combate a vela, si te encuentras sotaventado ( es decir por donde se vá el viento), por mucho que hagas aunque la otra flota se encuentre entre tú y la costa, no podrás forzar nunca el combate, porque simple y llanamente nunca podrás acercarte a ella.

La escuadra hispano francesa al mando del Teniente General don Luis de Córdova se encontraba apostada en el surgidero de Algeciras, con la intención de impedir cualquier tipo de socorro de los ingleses a Gibraltar. Los españoles eran conscientes que dado el mayor andar de los navíos ingleses era mejor esperarlos en alguna zona estratégica, que ir detrás de ellos.

Por lo tanto a falta de una escuadra veloz, Córdoba se encontraba al mando de una potente y numerosa flota, que esperaba "agazapada" y en posición de dar a la vela en cuanto se avistase una escuadra enemiga. Esta posición, si bien permitía salir en busca de las escuadras enemigas con un viento de Poniente, que es la que se suponía la entrada en el estrecho, dejaba demasiado expuestos a los temporales. Como sucedió el 10 de octubre cuando un tremendo temporal sacudió la zona.

El resultado del temporal no pudo ser más negativo, y aunque no se hundió ningún buque muchos quedaron muy dañados. Se rompieron muchos cables de los navíos e hizo garra a unos y a otros ( garrear es arrastrar el ancla, rezón, o lo que se tercie por el fondo marino, es decir ir sin freno de mano) y abordarse varios de ellos. Arrastró a unos desde las inmediaciones de Algeciras hasta puente de Mayorga, dejándolos con una o dos anclas sólamente. El "San Dámaso" perdió los palos de trinquete y bauprés y sufrió un abordaje con otro buque. El "San Miguel" quedó varado en Gibraltar con muchos daños y fue apresado por los ingleses

La fragata "Santa Perpétua" también quedó varada en la playa de Mayorga. El navío "Triunfante" y la fragata "Santa Magdalena" quedaron bajo los fuegos de los fuertes de Gibraltar, y fueron disparados con bala roja, aunque sin mayores consecuencias. Toda la escuadra quedó en movimiento y con gran trabajo de anclas que se hacía necesario para evitar que otro temporal dispersara demasiado a los buques. Como le sucedió a la fragata española "Santa Lucía" y la francesa "Cresoent" y a el navío "San Pablo" que habían sido alejados y hacían supremos esfuerzos por reunirse con la escuadra.

Estando así las cosas para la combinada apareció el día 11 por la tarde con viento fresquito del SO la escuadra británica de Howe, escoltando un convoy de buques mercantes con dirección a Gibraltar. Al anochecer la flota británica se encontraba sobre Punta Carnero, pasando al Mediterráneo, no logrando fondear en el Peñón más que cuatro mercantes.

Debido al Poniente y a las corrientes la escuadra de Howe se fue adentrando más en el Mediterráneo, alejándose de Gibraltar y perdiéndose de vista del vigía de Algeciras en la mañana del día 13. La escuadra de Córdoba, ese mismo día, aprovechó un viento de ONO para salir, quedando toda fuera a las cuatro de la tarde. Sin más incidente que el disparo desde Gibraltar al navío "Triunfante", que se hallaba cerca, con bala roja (bala incendiaria).

Las sucesivas calmas que hubo hasta el día 15 la flota española fue arrastrada por las corrientes hasta las cercanías de Vélez-Málaga. La escuadra inglesa era seguida en sus evoluciones por unidades menores de Córdova. El mismo día 15, con viento del este bonacible, la escuadra de Córdova tomó la bordada del sur, en demanda de la costa de Berbería (Marruecos), teniendo conocimiento de que el enemigo se encontraba al SE, a seis leguas.
Se siguió la bordada hasta la media noche, a 2 leguas de la costa africana, virando entonces de bordo y quedándo en facha ( las velas en situación de recibir poco o ningún viento, como quién dice frenados) a esperar el día, para evitar que los ingleses pudieran aprovechar la oscuridad para pasar por aquel lugar.

Amaneció el 16 con tiempo oscuro y viento duro del este. La escuadra tomó rumbo norte y se aminoró aparejo, según iba arreciando el viento. Los jabeques y otras pequeñas embarcaciones, que habían salido unidas a la flota para el apresamiento del convoy, se separaron.

Al anochecer se tomó rumbo sur, al abrigo con trinquete y mesana, intentando estar más cerca de África que de España. Ya que por allí era más probable que al día siguiente se encontraran a la escuadra inglesa y sólo dejaban como posible escape de estos la de Gibraltar. Decididamente los españoles iban a la caza de Howe, y estas maniobras demostraban que intentaban encontrarlos como fuera.
Debido a la oscuridad Córdova temió que no todos los buques a su mando hubieran virado al sur, así que se izó la señal de unión, y la falta de correspondencia de tres de los repetidores confirmó la sospecha del almirante español. En consecuencia a media noche se viró de bordo en vuelta del noreste.
Al amanecer del 17 se reconoció que 17 navíos se había separado, aunque a las 11 de la mañana ya estaban todos reunidos de nuevo, cambiando el rumbo en demanda del estrecho, pero debido a varios cambios de viento la escuadra se encontró a la altura de Vélez-Málaga.

La situación era desesperante para Luis de Córdova, que intentaba por todos los medios cazar a la escuadra british, debiendo jurar en arameo el no poder aplastar a la escuadra inglesa, que tan cerca tenía.

El 18 se dirigió Córdova de nuevo al Estrecho, pasando Marbella por la tarde. Los batidores informaron que el enemigo se encontraban cerca. La escuadra quedó en facha por babor, esperando el día, a tres o cuatro leguas del peñon de Gibraltar.

Era el juego del gato y el ratón.

El día 19 se mareó hacia el Estrecho, descubriendo a la escuadra de Howe, que huyó en buen orden hacia el océano atlántico. Pero debido a que la escuadra española era de menor andar no se les pudo alcanzar, aunque se les persiguió hasta que a la caída de la tarde se les perdió de vista.

La caza continuó por la noche, con rumbo oestenoroeste, con la esperanza de lograr más viento que los ingleses y amanecer a tiro de cañón. Lamentablemente el convoy inglés había podido meterse en Gibraltar el día 17 sin problemas y sin que los aliados pudieran hacer nada, debido a que el tiempo y la oscuridad lo habían impedido.

Frustrante, señores, frustrante, cabrón de Eolo.

Se descubrió al enemigo el día 20, antes de la salida del sol, a 5 o 6 leguas por el sursureste, a la altura del cabo Espartel. Al momento la armada española emprendió la caza con toda diligencia y sin sujección a puestos, rumbo oeste, cuarta del suroeste Los ingleses formaban su línea de combate a estribor. El rumbo de la escuadra hispano francesa era tan de encuentro con la inglesa, que a las 10 de la mañana desde el navío de Córdova se señalaba al navío de cabeza de la escuadra ligera mantener la misma dirección que se llevaba desde la salida del sol. Desde este primer navío, el francés "Invincible", hasta el "Santísima Trinidad", insignia de la flota, había 40 buques.


La necesidad de emprender la caza con toda diligencia y sin sujección a puestos para aprovechar momentos en que cada vez se hiciese más inevitable el ataque, acarreaba accidentalmente un gran perjuicio, como era hallarse en la cabeza del sur del pelotón el navío del almirante Córdova y el navío francés "Terrible", de 110 cañones, del comandante de la 2ª Escuadra, y tan atrasado el "Purísima Concepción" ( gemelo del "Santísima"), que sólo podría llegar a la cola de la futura línea.

Es por ello que desde el insignia de Córdova hasta la cabeza de la línea había 40 buques sin almirante que dirigiese los puestos de la línea accidental.

Vamos, coñ*, vamos.


Así se llegó a la una de la tarde y las dos flotas se encontraban a sólo dos millas, y se mandó formar la línea de combate indicada sin sujección a puestos indicada, estrechando las distancias entre matalotes de medio cable y tras poner los botes en el agua. El enorme pelotón que había sido la escuadra combinada se fue entonces convirtiendo en línea, mientras el "Santísima Trinidad" ( 130 cañones, ay! que pupita!, de aquella aún no había sido remontado a un cuatro puentes) hacía esfuerzos por subir al centro de la misma desde atrás.
Los ingleses arribaban y agrandaban así poco a poco el espacio entre las dos flotas, además de colocar en facha su vanguardia y centro para estrechar más su línea de combate, lo cual aprovechó Córdova para llegar a tiempo al centro de su línea, sobre las tres de la tarde, quedando entre el "San Rafael" y el "Bretagne " francés, quedando por la popa de este 13 navíos.
A las 4 y media de la tarde y formada gran parte de la línea combinada, desde el "Santísima Trinidad" se izó la señal de ataque general (let´s gooo), aún sabedores que la retaguardia aliada no podría participar en un primer ataque por hallarse demasiado alejada.
A las 5 y 40 minutos dio el momento de la arribada con rumbo oestesuroeste, señalando al mismo tiempo al almirante de la retaguardia, el conde de Guichen la señal de doblar al enemigo si le fuese posible, lo único que podrían hacer los navíos tan atrasados (vaya pero esto no es el Nelson Touch?, je,je si descubrió la pólvora el niño) . Ya que la claridad de la noche presagiaba que se podría combatir como si fuera de día y podría darles tiempo a llegar.

A las 5 y 47 minutos la vanguardia de la combinada rompió el fuego ( hoooolaa anglosicos aquí estamos) , al poco rato lo hizo la retaguardia, quedando fuera de fuego 12 navíos después de los 2 de popa del navio Córdova, y más tarde se rompió fuego en el centro. Los ingleses llegaban arribados sucesivamente, pero debido a su mayor andar dejaron sin objeto de fuego al "Santísima Trinidad " e inmediatos que le batían la retaguardia. Esto podía tener el peligro de que la vanguardia combinada aguantara excesivo castigo, así que Córdova despachó a la fragata "Santa Bárbara" con orden a la escuadra ligera de vanguardia, que llegados ese extremo se apartara. Pero por alguna desconocida razón de los ingleses, tal vez pusieran en facha su vanguardia, perdieron velocidad y se observó al centro y parte de la retaguardia hispano francesa abrir fuego de nuevo.

En este estado de cosas Córdova, viendo que se le ponía de nuevo en ventaja la maniobra, mandó izar el farol de señales, ya que no se veían las banderas, de cesar el combate, lo que verificó al instante la "Santa Bárbara".
La combinada fue entonces avanzando la línea a través de la inglesa y se empeñó de nuevo el fuego de los navíos de la retaguardia hasta el segundo navío después del "Santísima Trinidad", a las 10 y media de la noche. Pero sólo duró un cuarto de hora, porque los ingleses algo arribados y con más vela salieron del fuego en todas partes (¿pero no son estos los que nunca dejan un combate?), cesando el fuego y observando como la escuadra de Howe formaba su orden de retirada relativa al andar de los navíos (ahhh! Huyendo cual vulgar rata).

A todos los navíos ingleses les sobraba aparejo sobre las gavias sólas respecto de la armada combinada. Córdova mando izar la señal a las 11 de la noche de conservarse ciñiendo el viento sobre las gavias, un muy flojo del nortenoroeste, que durante la noche viró al nordeste...


DiSangro
Cabo
Cabo
Mensajes: 105
Registrado: 07 Jul 2010, 14:26

Mensaje por DiSangro »

Al día siguiente, el 21, la combinada amaneció con los enemigos a la vista entre el sursuroeste y el suroeste a desiguales distancias, siendo los más inmediatos a una distancia de entre 3 y 4 leguas, siendo sólo 25 navíos y 5 buques menores, no viendo la vanguardia, observando como los que estaban a la vista hacían todo lo posible por ir hacia ella. Y por el mayor andar consiguieron perderse de la vista de la combinada a las 5 y media de la tarde. El almirante Córdova había dispuesto la señal, desde primera hora, de reparar prontamente las averías y prepararse para reanudar el combate. Pero no se pudo volver a ninguna refriega porque el día 22 los ingleses habían desaparecido ya completamente de la vista.

O sea se habían achantado, uy, uy, uy, que no somos las trolas que nos han contado.

Este mal andar de los buques españoles propició que tras la guerra se intentara remediar este problema con las pruebas a diferentes navíos construídos con sistemas distintos. Porque si bien en este combate se vio perfectamente este problema, al no poder alcanzar al enemigo cuando este huyó, en otros episodios de la misma guerra los navíos españoles habían sido cazados por este mismo motivo, como pasó con la escuadra de Lángara en 1780 cuando fue alcanzada por una escuadra inglesa tremendamente muy superior en número , que alcanzó a la mayoría de los navíos españoles sin problemas.


Bala roja.

(Fuente: Gaceta de Madrid, 3 de noviembre de 1782).



"Con motivo de haber dado fondo en esta bahía [Cádiz] la escuadra combinada hemos sabido varias particularidades relativas al último combate entre la misma y la escuadra inglesa. Un navío de la vanguardia de los enemigos se vio desarbolado del palo de trinquete; otro tiró un cohete y puso un farol, arribando y saliéndose desde luego de la línea; otro de la retaguardia ejecutó lo mismo; y así estos como otros varios debieron de sufrir bastante daño, pues al día inmediato sólo se pudieron descubrir hasta unos 25 juntos. El empeño de los ingleses era tirar por alto, y asi nuestros buques han padecido más en la arboladura y aparejo que en los cascos, y entre muertos y heridos hemos tenido más de 300 hombres. También disparaban con balas incendiarias, que según se ha reconocido son del tamaño y forma de las regulares con un agujero o vacio como las granadas y este lleno de mixtos; de cuyas resultas lograron pegar fuego en las velas y palos de algunos de nuestros navíos. Es la primera vez que se usa en el mar de tales artificios, muy impropios para batirse en unos cascos hechos de madera y llenos por todos lados de materias inflamables; pero la nación inglesa, al propio tiempo que quiere jactarse de noble y generosa en sus procederes, no tiene reparo en acreditar lo contrario con unos hechos de aquella especie, y esto en una ocasión en que la superioridad de buques y en artillería debió haberla hecho empeñar un combate más reñido y decisivo".


Un saludo.


Cullinan
Recluta
Recluta
Mensajes: 20
Registrado: 12 Ago 2010, 11:03

Mensaje por Cullinan »

DiSangro escribió:
Cullinan escribió:
Si no hubo tal desembarco, fué por culpa de Orvilliers, que no hizo caso de los consejos de Córdova de desembarcar ya.
Una flota de 68 navíos bloqueando sus puertos, causando graves daños a la economía inglesa,sólo una pregunta: si no estaban bloqueados,¿ por qué no hubo combate?


El principal objetivo de la flota combinada fue acabar con la flota inglesa. En ningún momento se dedicaron a bloquear sus puertos, ya que no sabían en que puerto se encontraba la flota británica, que por cierto se encontraba en las islas Scilly, la flota combinada acabó retirandose por epidemias.

Fíjate que al año siguiente,1781, volvió a apresar a la altura de las Sorlingas (sitas al oeste de Cornualles), otro convoy inglés de 24 buques.


Me podrías comentar este episodio, no lo conocía. Hay tantas capturas de convoyes por parte de ingleses, franceses y españoles que es dificil seguirlos todos.


Y en octubre de 1782, forzó un combate en Cabo Espartel a la escuadra de Howe, donde un temporal le impidió aniquilarla cuando acudía en auxilio de Gibraltar, y ya de vuelta, cuando la alcanzó a la altura de dicho cabo los ingleses enseñaron la popa.


Lo de aniquilarla es una suposición tuya, ya que en la mayoria de los combates navales del siglo XVIII la flota peor parada siempre fue la española salvo en contadas ocasiones. Los ingleses llevaban refuerzos a Gibraltar, por eso rehuyeron el combate.



Vamos por partes:
En 1779, Inglaterra se encontraba sola, debido a su política exterior típicamente hitleriana ( de hago lo que quiero y de lo firmado lo que me dá la gana), para que después vengan de país de gente noble y todas las mentiras y medias verdades que cuentan, teniendo que hacer frente a la emancipación de los United Snakes y los problemas en el Óceano Índico,fué una de las pocas veces que el poder marítimo español y frencés igualaba a poder naval inglés.

Aparte del continuo castigo en el Caribe y en las costas de Nueva Inglaterra del corso español ( que no del francés, que se suele hacer mucha película por ahí), el cual le dió de probar su propia medicina, que habían usado durante los dos siglos anteriores.

Si respecto a destruir la flota inglesa o desembarcar, ahí estuvo, como yo, digo la madre del cordero, Luis de Córdova abogaba por desembarcar ya ( hay que recordar que Luis de Córdova tenía ya 57 años, que para la época eran ya muchos años y sobre todo mucha navegación y conocimientos y los hechos le dieron a posteriori la razón) y Orvilliers quería destruir a toda costa la flota inglesa, al final no se hizo ni una cosa ni la otra, perdiendose una oportunidad de oro, ya que en la flota francesa estalló una epidemia de tifus, sumandosele después una de escorbuto ( lo cual habla muy mal de los suministros franceses).
Teniéndose que retirar dicha escuadra a Brest sin resultado alguno aparente.

Que si lo tuvo, el pánico cundió sobre las costas inglesas, esperando que el temido ejército de invasión pusiese pie en la Pérfida de un momento a otro,las mejores unidades del ejercito ingés estanban en América, se abandonaron las poblaciones costeras, el comercio marítimo cesó por completo, se suspendió toda actividad comercial, cerrando la bolsa de Londres y reunir los escasos medios de defensa y reforzar las fortificaciones costeras, no se había visto tal pánico desde los tiempos de Felipe II El Prudente.
Este episodio de nuestra historia, poco conocido y ocultado por los ingleses, había dejando una honda impresión en el almirantazgo inglés, y conocedores de que aquella grave amenaza seguía allí ( se habían salvado de pura suerte y no por la eficacia y poder del Royal Navy), es lo que me hace suponer que al verano siguente mandaran un convoy en tal situación.
Aquí he de hacer un pequeño inciso, en aquella época, el sistema de reclutamiento marítimo español, se hacía por el sistema de matrículas, o sea, por marineros profesionales, que solían navegar en la pesca o en mercantes durante el invierno y en verano en la Real Armada, que no eran los pobres desgraciados de San Vicente, Finisterre o Trafalgar ( dicho esto con todos mis respetos a estas nobles gentes que dieron su vida por este país) y estos sí sabían navegar y usar un cañón. De ahí las gestas del "Glorioso", la captura del "Stanhope" por una fragata con la cuarta parte de su poder de fuego...Nada sale de cuasualidad.

Sobre el segundo convoy apresado fué casi una repitición del anterior sólo que este delante de las costas inglesas, y no atreviendose la Royal Navy a defenderlo.


Respecto a la Batalla del Cabo Espartel, las órdenes y la intención del Viejo, así llamado Luis de Córdova, por sus mandos y aliados, era de aniquilarla, asi con todas las letras,y no es suposición mía, ya que nos estabamos jugando los cuartos en Gibraltar con el Gran Bloqueo, la suerte y un desgraciado temporal permitió al Howe y su convoy escurrirse hacia Gibraltar y entregar los recursos que portaban, ahí se perdió el navío español "San Miguel", deshecho en los muros de Gibraltar por dicho temporal.
Cuando Howe intentó salir de vuelta a Inglaterra, es cuando se desarrolla dicha batalla.

Los británicos admiraron "el modo de maniobrar de los españoles, su pronta línea de combate, la veloz colocación del navío insignia en el centro de la fuerza y la oportunidad con que forzó la vela la retaguardia acortando las distancias". El combate duró cinco horas. Los buques enemigos de más andar, rehuyeron continuarlo. El coloso español, el navío “Santísima Trinidad”, sólo pudo hacer una descarga completa, de toda sus baterías.

Como se puede leer, nada tiene que ver esta flota, sus mandos y dotaciones con otras más tardías, que cuando el sistema de matrículas( los chorizos, ladrones, timadores y demás escoria) hizo pofff...
Y los marineros resabiados y conocedores del pago que daba la monarquía, dijeron:
-Vaya vuecencia a servir en regimen de esclavitud.


Mostraron, los ingleses, la popa, como lo que fueron, son y serán, vulgares gallinas luteranas, que sólo traban combate con superioridad o conocedores de la debilidad ajena.


Me puedes recomendar libros sobre este tema y la marina del siglo XVIII y dónde comprarlos. Por favor en algun sitio que tenga stock o si eres de Madrid en alguna libreria que puedan tenerlos.

Gracias y un saludo.


DiSangro
Cabo
Cabo
Mensajes: 105
Registrado: 07 Jul 2010, 14:26

Mensaje por DiSangro »

Mira un libro fácil de encontrar o de encargar y a un precio razonable (20€),es "Victorias por Mar de los españoles" de don Agustín Ramón Rodríguez González, de Grafite Ediciones, otros libros ya serían más complicados de conseguir; por desgracia en este país que se avergüenza de si mismo; ya tendrías que ir a una librería especializada en cuestiones marítimas.
Hay otros libros que salen ediciones con muy pocos libros y son auténticos tesoros, dificilísimos de conseguir.
Lo que si te aconsejo es que no compres basura de escritores anglosajones, ya que su visión sobre nuestra armada y nuestros marinos es totalmente errónea, cuando no difamante.
Por cierto, no soy de la la villa y corte de Madrid, no tengo ese honor, pero sí soy de la provincia marítima de Vilagarcía de Arousa :cool: :cool: :cool: , de lo cual estoy muy honrado.

Un saludo.


Cullinan
Recluta
Recluta
Mensajes: 20
Registrado: 12 Ago 2010, 11:03

Mensaje por Cullinan »

DiSangro escribió:Mira un libro fácil de encontrar o de encargar y a un precio razonable (20€),es "Victorias por Mar de los españoles" de don Agustín Ramón Rodríguez González, de Grafite Ediciones, otros libros ya serían más complicados de conseguir; por desgracia en este país que se avergüenza de si mismo; ya tendrías que ir a una librería especializada en cuestiones marítimas.
Hay otros libros que salen ediciones con muy pocos libros y son auténticos tesoros, dificilísimos de conseguir.
Lo que si te aconsejo es que no compres basura de escritores anglosajones, ya que su visión sobre nuestra armada y nuestros marinos es totalmente errónea, cuando no difamante.
Por cierto, no soy de la la villa y corte de Madrid, no tengo ese honor, pero sí soy de la provincia marítima de Vilagarcía de Arousa :cool: :cool: :cool: , de lo cual estoy muy honrado.

Un saludo.


El libro de Victorias por Mar de los españoles lo he encargado a Casa del Libro pero lo tienen sin stock y no se cuanto me tardará si es que me llega. Lo de bibliografía anglosajona o gala, compro bastante ya que tratan temas en los que existen grandes vacios en España, como las guerras del rey Sol, guerra de los siete años, .... también para descubrir la verdad sobre un tema hay que analizar varios puntos de vista.


DiSangro
Cabo
Cabo
Mensajes: 105
Registrado: 07 Jul 2010, 14:26

Mensaje por DiSangro »

Pues también tines un libro " El día que España derrotó a Inglaterra", de don Pablo Victoria, de la editorial Altera, o "España contraataca" del mismo autor y editorial,este autor es colombiano.

Hay un libro bastante interesante, de Sergio Valzania, italiano él,"Jutlandia" de la editorial Ariel, se desvía del tema pero es enriquecedor.

Uno bueno de leer, también es "Batallas decisivas de la historia de España", de Juan Carlos Losada, editorial RBA, que puedes ver la batalla de Santiago de Cuba desde un punto de vista muy crítico.

A ver si estos días me acerco por la librería especializada en asuntos marítimos y te pongo unos que esten en catalogo.

Un saludo.


Roy
Capitán
Capitán
Mensajes: 1264
Registrado: 24 Dic 2007, 20:28

Mensaje por Roy »

DiSangro escribió:Mira un libro fácil de encontrar o de encargar y a un precio razonable (20€),es "Victorias por Mar de los españoles" de don Agustín Ramón Rodríguez González, de Grafite Ediciones, otros libros ya serían más complicados de conseguir; por desgracia en este país que se avergüenza de si mismo; ya tendrías que ir a una librería especializada en cuestiones marítimas.
Hay otros libros que salen ediciones con muy pocos libros y son auténticos tesoros, dificilísimos de conseguir.
Lo que si te aconsejo es que no compres basura de escritores anglosajones, ya que su visión sobre nuestra armada y nuestros marinos es totalmente errónea, cuando no difamante.
Por cierto, no soy de la la villa y corte de Madrid, no tengo ese honor, pero sí soy de la provincia marítima de Vilagarcía de Arousa :cool: :cool: :cool: , de lo cual estoy muy honrado.

Un saludo.


Ya que estamos, este es fantástico: http://www.casadellibro.com/libro-trafa ... 0001082594
Lo tienes en stock, aunque por 30 euros, pero merece la pena.


Avatar de Usuario
Matthias Caracciolo
Cabo
Cabo
Mensajes: 102
Registrado: 21 Dic 2010, 21:06

Mensaje por Matthias Caracciolo »

En ambos casos (la infructuosa persecución de la Royal Navy en el Canal de La Mancha y la también fracasada batalla de Cabo Espartel), el hecho de que los británicos salieran airosos a pesar de su inferioridad numérica se debió no a la buena suerte o al viento, sinó a que los navíos españoles eran más lentos que los británicos. En aquel entonces todavía no llevaban forro de cobre, y con lo poco que se les limpiaba el casco, pedirles interceptar a un Howe que había cumplido con éxito su misión y, muy juiciosamente, no iba a arriesgar su flota en una batalla en la que iba a ganar nada, era demasiado...

Mazarredo comentó sobre la fallida incursión en el Canal: "Amargo día el 12 de Julio en que por la pesadez de la escuadra combinada perdió la insignia española la gloria de destruir veintitres navíos enemigos y de forzarles a pedir de rodillas la paz. Pero lo que más fatigaba el ánimo es reflexionar que si cuarenta navios ingleses hubiesen encontrado a veintres de los nuestros era una merienda que ni a los gatos les hubiese quedado que lamer." ... Por desgracia mientras los fantoches de siempre se contentaban con celebrar la "huída" de la flota británica, a gente como a Mazarredo se le hacía oídos sordos.


"Las naciones que promueven a soldados rasos pero íntegros en agradecimiento a su valentía son por lo general las que resultan victoriosas" (Hans von Grimmelshausen).

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 1 invitado