LA FRACTURA

La Historia Militar española desde la antiguedad hasta hoy. Los Tercios, la Conquista, la Armada Invencible, las guerras coloniales y de Africa.
APVid
Comandante
Comandante
Mensajes: 1767
Registrado: 27 Ene 2009, 18:25

LA FRACTURA

Mensaje por APVid »

BERNA (SUIZA)

Las causas perdidas suenan bien a los efectos del romanticismo, pero no es agradable defender una causa perdida que en el futuro será impopular y odiosa. Esa era la idea que flotaba en el Consejo Federal.

Ya bastante lío habían tenido con la apertura del secreto bancario, la extradicción de algunos nazis y la obligación de aclarar que pasaba con las cuentas de los judíos y con los fondos que el Reich alemán había blanqueado a través de Suiza. La inmaculada blancura de sus montañas ahora parecía putrida para muchas personas y naciones.

Pero ahora se enfrentaban a un nuevo problema, su conservadurismo y la idea asentada de que la mujer debía limitarse al "kinder, kirche und kuche" (hijos, iglesia y cocina) estaba saltando en pedazos. Gran número de mujeres no estaba dispuesta a esperar 30 años (o 50 años en algún cantón) para poder votar; y menos cuando todos sus vecinos reconocían el derecho al voto. Incluso Liechtenstein acometía reformas democráticas, pues el príncipe había negociado con España reformas a cambio de evitar expropiaciones en Europa Oriental.

Eso había llevado a la huelga general que estaba provocando una fuerte tensión de maridos contra mujeres, jóvenes contra mayores. Suiza no recordaba nada así desde las guerras de 1848.

Es más el Partido Socialista parecía acoger esas ideas y amenazaba destruir la "Zauberformel" que según los libros se iba a instaurar en el S. XX.



cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Nueva York

- Hola, Señora McDonald, ¿debo llamarla así?. - Saludó el agente Nathaniel Higgs Junior a al entrar por la puerta -

- Sí, señor, no me han dicho nada en todos estos días, no he sabido nada de mi marido...

- Bien, señora, tengo entendido que su marido le dictó instrucciones muy claras si no sabía nada de él durante un tiempo.

- Sí, ¿saben algo de él?..

- Todo a su tiempo, señora McDonald, veamos, su marido le indicó claramente que acudiese directamente al superintendente de la policía estatal de New Hampshire con una carta.

- Es así, señor.

- Eso está lejos tanto de Nueva York como de Springfield, ¿Sabe por qué la envió allí?

- No estoy segura, señor, no lo sé, pero el superintendente conocía a mi marido.

- Llevaban muy poco tiempo casados por lo que veo, poco más de un año, ¿desde cuando le conocía?.

- Desde que éramos muy jóvenes, señor, nuestras familias se conocían en Irlanda.

- Entiendo, ¿usted no conocía las actividades de su marido?.

- ¿Qué actividades?, ya les he dicho que trabajaba en la fábrica de Springfield, hacía tiempo que no se relacionaba con la gente de Nueva York, tuvo que trabajar muy duro para poder formar una familia, es difícil salir adelante si eres un irlandés recién llegado a América, señor.

- ¿Era de esa gente de la que tenía miedo?.

- No lo sé.

- Bien, las personas de Nueva York, empecemos por ahí, ¿usted llegó a ver a alguna de esas personas "de Nueva York"?.

- Sí, habían venido a verle varias veces, querían algo de él, pero el no quería volver a trabajar para ellos.

- ¿Puede identificar a esas personas?.

- ¿Sabe usted lo que me está pidiendo?, señor...

- Señora, voy a enseñarle estas fotografías una a una, solo tiene que asentir cuando identifique a alguno de los hombres que visitaron a su marido.

El Agente Higgs tomó las fotografías y comenzó a pasarlas una a una ante la atribulada mujer, entre las fotografías, la mayor parte de las cuales correspondían a modelos que no podían ser relacionados con actividad ilícita alguna, estaban las de varias personas relacionadas con el "Irish Mob" y "Murder Inc", pero la sorpresa en las caras de Higgs y Suárez fue mayúscula cuando la señora identificó a Owney Madden como uno de los hombres que le visitaron en su propia vivienda de Springfield, pese a la sorpresa no era probable que se equivocase puesto que ya había identificado a varios individuos relacionados con él, incluso a algun viejo recadero de la Gopher Gang sin haberse decidido por las fotos "neutras", estaba claro que Seamus McDonald había tenido una interesante vida social en su último año de vida, pero era extraño que un "pez gordo" como Owen Madden se molestase a viajar hasta Springfield para ver a un joven púgil que había intentado apartarse de la comunidad irlandesa de Manhattan.

- ¿Está segura de esta foto, señora?

- Sí.

- ¿Sabe como se llama ese hombre?.

- No se su nombre, pero sé como se le conoce.

- ¿Está segura?.

- Le conoce todo el mundo en Nueva York, le llaman "El Asesino Madden".

- ¿Sabe a qué se dedican las otras personas que ha identificado?.

- Sí, señor, ¿qué va a ser de mi ahora?... ¿Donde está Seamus?... - Dijo entre sollozos -

- No se preocupe señora McDonald, está en buenas manos, ha tomado la decisión correcta tomando las precauciones que le indicó su marido. - Dijo Suarez levantandose de la silla mientras indicaba a Higgs que le siguiese -

- La agente Gutierrez se quedará con usted un rato, señora McDonald - Indicó Higgs mientras dejaba entrar a Marta Gutierrez en la sala de interrogatorio -

Ya fuera, en el pasillo, Suarez espetó.

- Higgs, ¿qué pinta la mafia irlandesa metida en un robo de armas de guerra? ¿por qué no me había dicho que sospechaba de esa conexión?.

- Estoy tan sorprendido como usted, Suarez, tenía que empezar por algo y he preparado esas fotos porque sabíamos que McDonald había vivido en la Hell´s Kitchen y tuvo que subsistir como boxeador clandestino y matón antes de conseguir sus trabajos en el puerto, hasta que pudo obtener el empleo de Springfield por su cuenta, ya sabe usted a quien hay que servir para acceder a los trabajos de los muelles... pero no me imaginé que aparecerían con las narices metidas en este asunto.

- Así que solo quería tirar del hilo, avergüar cuanto de la vida de su marido en Nueva York sabía su mujer...

- Esto se complica, pero lo curioso es que también ha identificado a un hombre de Anastasia, una de las fotos del "Murder Inc"

- ¿Eso que es?.

- Es un grupo de matones de la mafia Italiana de Nueva York.

- Maldita sea Higgs, esto no deja de complicarse, ¿qué podemos hacer con esa mujer ahora?.

- Pues no lo sé, lleva retenida aquí dos semanas, si quiere marcharse puede hacerlo.

- ¿Y a donde va a ir la pobre mujer?, ¿no ve como le tiembla la voz cada vez que habla?, no tiene a donde ir, si esta gente está metida y sale a la calle aquí en Nueva York acabará en el fondo del río ante de que caiga la noche.

- ¿Qué quiere que haga yo?, Suarez.

- Bueno, ya buscaremos una solución, volvamos adentro, vamos a empezar por el principio, para empezar ¿por qué se casaron discretamente en Canadá?.

- Está claro que no quería invitar a la "comunidad irlandesa" de Manhattan...

- Higgs, hay que preguntarselo a ella... - Dijo Suarez mientras Higgs abría la puerta para volver a entrar en la sala -



cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Astillero Armón
Vigo

...

- No, almirante, la planta motriz de ciclo cerrado está lista y los dos prototipos estáticos están siendo probados intensivamente, son los elementos auxiliares los que estamos desarrollando.

- ¿Son los depósitos y sistemas de manejo de gases los que les retrasan?.

- Sí, almirante, ya sabe que nuestro enfoque se basa en hacer la planta propulsora mucho más segura que proyectos que en el pasado resultaron problemáticos debido a la peligrosidad y dificultad de manejo de los gases ricos en oxígeno, criogénicos o no. Hoy día conocemos materiales y procedimientos más seguros pero aún así es infinitamente más seguro y económico el uso de aire líquido, pese a reducir la concentración de oxidante, elimina la peligrosidad de los materiales, evita la necesidad de otros elementos y sistemas complejos, además...

- Ya sabemos todo eso, pero ¿se puede iniciar en breve la construcción de unidades con esa planta o no?

- Todavía no, almirante.

- ¿Por qué?.

- Queremos que los tanques sean capaces de almacenar tanto aire comprimido en caso de necesidad como líquido a temperatura criogénica, como sabrá, las temperaturas criogénicas pueden volver quebradizo el acero, las pruebas hasta ahora nos han mostrado, como esperábamos, que el gas criogénico a baja presión es autosellante, ante brechas en los tanques el aire líquido provoca la congelación instantánea del agua que rodea la brecha sellándola y manteniendo el aislamiento.

- Eso es bueno, lo hace seguro.

- Por supuesto, sin embargo, ante una eventual gran rotura de uno de los tanques el casco de presión podría verse comprometido, tanto el aire comprimido como el criogénico expandiéndose violentamente producirían una onda de presión o el contacto breve con el intenso frio criogénico podría volver quebradizo el acero y hacerlo incapaz de soportar la presión del agua en inmersión, provocando un fallo catastrófico.

- Entonces ¿eso es lo que les ralentiza?.

- Todas estas pruebas nos están sirviendo para probar los materiales de protección del casco de presión en torno a los tanques y los diseños de estos tanques para evitar su rotura catastrófica mediante técnicas de deformación programada.

- Corrijame si me equivoco, pero ante una onda de presión, una colisión o explosión suficiente para romper el caso externo y los tanques, el casco de presión estaría comprometido igualmente en casi todas las circunstancias, para eso está la compartimentación y la reserva de flotabilidad interna.

- Sí, señor, pero el requisito de diseño es convertir los tanques situados entre los dos cascos en elementos de protección estructural pasiva para el casco interno, su capacidad de deformación debe ser predecible y orientable, simplificando mucho, debe ser superior en su cara externa para absorver y disipar la mayor cantidad posible de energía.

- Entiendo, no perdamos más tiempo, la FLOSUB necesita iniciar la construcción de cuatro submarinos para complementar a los S-80 durante los próximos años.

- Podemos construir los resultantes del Prototipo I, almirante, está muy avanzado.

- Si incluyeran un sistema AIP lo aceptaríamos, pero sin ese "refinamiento" no tiene sentido dotarse de otra serie de buques distintos con los problemas de adiestramiento y operación que eso provocaría, nuestras dotaciones están cualificadas en los S-60 y S-70.

- ¿Propone que se construyan buques de esas clases en este astillero?.

- Sí, Navantia Cartagena no puede asumir el montaje de tantas unidades estando centrada en los S-80, pero puede construir algunas de las secciones.

- Nosotros no conocemos los detalles de ese diseño.

- Lo harán en colaboración con Navantia, habrá que ultimar los detalles, pero suponemos que en unas semanas podrán empezar a estudiar el programa con el personal de Cartagena.



cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Norte del Mar Negro
110 millas al oeste de Foros

44°10'47.3"N 31°30'41.2"E

Tras varias horas en el fondo ya sin actividad en la superficie, con la noche, el S-38 había soplado sus tanques para poner rumbo sur, inicialmente a baja velocidad durante una hora, hasta subir a cota de snorkel para encender los diesel, la carga de las baterías estaba peligrosamente baja.

Tras siete horas a cinco nudos en snorkell, las baterías estaban casi totalmente cargadas, el capitán Romero decidió que se habían alejado lo suficiente y ahora, en las primeras luces de la mañana era el momento de ventilar adecuadamente el submarino y transmitir un informe de estado al mando de la FLOSUB antes de volver a sumergirse por unas horas, tras parar motores brevemente pasando a propulsión eléctrica antes de iniciar la maniobra de emersión, el S-38 salió a la superficie para abrir sus escotillas proporcionando a sus tripulantes un anhelado soplo de aire fresco, encendiendo nuevamente sus diesel para avanzar a buena velocidad durante el tiempo que estuviesen en superficie.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que las cosas empezaran a complicarse de nuevo, una vez en superficie se habían puesto en marcha los radares de superficie y aéreo y tras veinte minutos la pantalla mostró dos contactos, y a medida que pasaban los minutos cada vez era más evidente que sus rumbos convergían hacia el submarino, ¿qué estaba pasando?.

Se seguían dos contactos aéreos, uno ya a 25 kilómetros al este y otro a 28 al nornoreste y acercándose, eran aeronaves que parecían volar a no mucho más de 200 kilómetros por hora, pero eso las acercaba rápidamente y en pocos minutos su rumbo las llevaría a estar a alcance visual.

De nuevo a sumergirse, afortunadamente las baterías estaban cargadas por lo que lo más sensato parecía la inmersión a 60 metros a velocidad económica. Horas después, durante los cambios de rumbo se podían captar claramente los sonidos lejanos de hélices rápidas que quedaban atrás, mantendría rumbo sur hasta la noche, a cuatro nudos, para entonces esperaban estar suficientemente lejos del dispositivo, fuera este el que fuera, que parecía haberles localizado por dos veces.

El capitán y sus oficiales estaban realmente intrigados, a decir verdad no tenían ni idea de lo que había ocurrido, era cierto que tampoco tenían una gran experiencia, solo dos cruceros. Pero la consola habría grabado las captaciones, era de esperar que su procesamiento en los sistemas de análisis de señales acústicas ayudase a encontrar respuestas.

Todos a bordo se sentían, sin embargo, afortunados, no había entrado en el agua ni una sola carga de profundidad, lo cual podía querer decir que no les habían localizado realmente o bien que no pretendían hundirles de la misma forma que ellos tampoco estaban autorizados a disparar... como fuera, todos tenían claro que no querían volver a verse en una situación parecida, sabían que los sensores y las armas del submarino les permitían acabar con cualquier barco a millas de distancia, por lo que haber pasado 48 horas indefensos bajo las aguas había afectado visiblemente a los hombres.



Domper
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 9450
Registrado: 13 Ago 2014, 16:15
España

LA FRACTURA

Mensaje por Domper »


Decir que en Malacky las noticias que llegaban de España causaban preocupación era quedarse corto.

La creciente tensión entre los aliados y la Unión Soviética tras la ruptura de las conversaciones de Estocolmo ya habían obligado a elevar el nivel de alerta en la base, y la escuadrilla del capitán Santamaría vivía unos días que recordaban a los de Lublin; la única diferencia era que, de producirse un ataque, el plazo de alerta sería mayor. Pero el número de aparatos preparados para despegar inmediatamente era tan alto como en los malos días de Polonia. El capitán ya ni sabía las horas que había pasado en la sala de alerta o en la de banderas, viendo películas o leyendo novelas insulsas, mientras esperaba un aviso que afortunadamente no llegaba.

Al menos también tenían de vez en cuando días libres, y cuando podían se escapaban a la no muy lejana Bratislava. Un paseo no era, pues aunque apenas había cuarenta kilómetros, la carretera era infame. Apenas había tráfico pues Eslovaquia apenas empezaba a recuperarse de la dominación nazi, pero lo habitual era encontrarse con carretas tiradas por bueyes o caballos, sin ningún tipo de señalización, y aun menos conocimiento de las normas básicas de conducción. Les había costado una hora llegar a la ciudad, pero a cambio se habían dado el gustazo de aparcar en la mismísima Hlavné námestie, la plaza central de la ciudad, sin temor a que algún municipal les echase un rapapolvo.

La ciudad le gustaba. Era pequeñita y con aire provinciano, pero con ese tono imperial propio de las ciudades de Centroeuropa. Además la cerveza era buena y el precio, ridículo. De todas maneras la juerga que se iban a correr avergonzaría a cualquier estudiante que se preciase, pues en lugar de meterse en alguno de los antros de la ciudad vieja, pensaban asistir a la representación de Don Giovanni en la ópera. Aunque antes se meterían dos o tres jarras de cerveza —no más, que había que volver y llegar vivo— y tras la representación, una buena cena. Lo mejor es que todo eso les iba a costar diez o quince euros.

Apenas habían bajado del coche cuando el teléfono móvil empezó a sonar. Lo mismo hicieron los de los compañeros. Leache aun echó una maldición por el inútil al que se le ocurrió plantar una antena en el centro de la ciudad, cuando reparó en lo que aquello significaba. Evidentemente, era una llamada de la base. Tenían que volver inmediatamente, pero les recomendaban estar atentos ante posibles atentados ¿Ataques ahí, en Eslovaquia, a ochocientos kilómetros de los rusos? Algo pasaba y gordo. Montaron en el coche y emprendieron el regreso, atentos a su entorno. Pero no parecía haber ocurrido nada. La carretera estaba llena de las fastidiosas carretas, igual que siempre, y había mujerucas que seguían con sus quehaceres.

Sin embargo la base estaba en alerta. Los soldados eslovacos habían ocupado los puestos defensivos en el perímetro, y les hicieron parar tres veces para comprobar la documentación antes de entrar. Una vez en el recinto, fueron directamente a la sala de briefing. La coronel González, que estaba al mando, les informó. Se había producido un atentado en Madrid contra el rey y contra Roosevelt. No se tenían más noticias, pero no podía descartarse que fuese el prolegómeno de otros ataques o incluso de una invasión. Se estaban alistando los aviones pero por ahora no se iba a emprender ninguna operación.

Santamaría se dirigió hacia su barracón para cambiarse. Iba refunfuñando; tenía muchas ganas de ver esa ópera.



Tu regere imperio fluctus Hispane memento

Domper
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 9450
Registrado: 13 Ago 2014, 16:15
España

LA FRACTURA

Mensaje por Domper »


No solo la fuerza aérea fue puesta en alerta. También las fuerzas españolas en Senica elevaron su grado de preparación. La base había sido un pequeño aeródromo militar apenas apto para avionetas. Pero los alrededores eran llanos y resultó el lugar ideal para el despliegue de la Brigada XVII “Campeador” aeromóvil. Formada por los “soberanos”, españoles exiliados que se habían perdido el salto temporal, había tenido una destacada participación en la derrota nazi. La brigada, considerada la mejor formación ligera del ejército, había sido transportada en aeromóvil y acuartelada en Senica. En el pequeño aeródromo habían sido desplegados el batallón de helicópteros de ataque número VI, el de maniobra XI y el de transporte XIII. Las unidades estaban equipadas con lo mejorcito del material disponible: Basit 10 (EC-135) y Avispa de reconocimiento, Welba de ataque, Ispal de transporte, y Kamov de transporte pesado.

La localidad tenía mucho menos atractivo que Bratislava, y soltar a miles de soldados españoles en una pequeña ciudad era garantía de problemas, algo que el mando trataba cuidadosamente de evitar. A fin de cuentas y el estatus legal de las unidades españolas en Eslovaquia no estaba claro. Mientras que Polonia había solicitado formalmente la ayuda española, y Alemania estaba bajo ocupación, no quedaba muy claro si Eslovaquia era una cosa u otra. Luego mejor evitar conflictos. Lo que significaba que raramente se autorizaban las salidas, y el ya brigada Arasanz mataba las horas jugando a las cartas en el club de suboficiales (que tenía un nombre pomposo pero no era sino un barracón prefabricado). Como buen aragonés prefería el tute a otros juegos, pero sus compañeros eran más de mus. A euro la partida las monedas iban cambiando de mano mientras pasaba el tiempo. Un tiempo que se hacía bastante largo, pues solo salían de la base para entrenarse.

A media tarde habían acuartelado a la brigada. Algo más teórico que real porque no había casi nadie de permiso. Para Arasanz solo significó que en lugar de pasar la tarde jugando a las cartas, iba a pasar la tarde jugando a las cartas, en una rutina que empezaba a ser desagradable. Al menos los suboficiales tenían privilegios y uno era de acostarse cuando querían. Por eso el brigada aun estaba en el club cuando escuchó un sonido de tono bajo y notó que los cristales vibraban. Como buen veterano no le costó ni un segundo identificar la causa: una bomba, lejana pero potente. Apagó las luces —pues la base mantenía el oscurecimiento— antes de abrir la puerta. En dirección al pueblo pudo ver una columna de humo iluminada por las llamas. Fue hacia la compañía pero prefirió no despertar a los hombres; siempre habría tiempo. Pero la noche transcurrió tranquila.

A la mañana siguiente supieron ocurrido. Una bomba de gran potencia, escondida en uno de los habituales carros de bueyes, había estallado frente a una comisaría de policía. La gran potencia del artefacto resultaba evidente al haberse derrumbado no solo la comisaría sino varias casas adyacentes. Más adelante, los artificieros encontraron restos de lo que parecía una bomba de aviación de al menos doscientos cincuenta kilos. Los bomberos encontraron una docena de cadáveres, todos de eslovacos.

Fue el día de las bombas. En Alemania, Polonia y Eslovaquia se produjeron dos docenas de atentados. Todos con bombas, y dirigidos contra las nuevas autoridades. Tras el primer día se repitieron los ataques, que se extendieron a las autoridades locales (varios alcaldes fueron asesinados) y a los intereses españoles. No directamente, pues las bases estaban bien vigiladas, sino contra los suministradores: una decena de camioneros fueron asesinados. También se llenaron las calles de pasquines; pero fueron unos colocados precisamente en Senica los que permitieron confirmar la autoría de las acciones. Un control detuvo una tartana para asegurarse que no llevaba bombas, pero un policía avispado notó olor a cola. Tras interrogar al hombre que la llevaba —Arasanz imaginó lo que la policía le habría hecho tras perder a más de treinta agentes— este les llevó a donde se reunía una de las células. El jefe resultó ser Vladimír Clementis, un conocido comunista. Habituado a la clandestinidad pero no al terrorismo, no había sabido ocultar su rastro, y ese mismo día se encontró un emisor de radio; el radiotelegrafista no había destruido la cinta de la máquina de escribir que empleaba, y los mensajes dejaron claro que la campaña respondía a órdenes directas de Moscú.

Sucesos similares se repitieron por toda Europa del Este, y alcanzaron el culmen en Bucarest, donde se llegaron a producir enfrentamientos armados entre el ejército y bandas de partisanos.



Tu regere imperio fluctus Hispane memento

cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Cartagena
Base de la FLOSUB


Tras la llegada del S-38 el Estado Mayor de la Flotilla de Submarinos estaba inquieto, las grabaciones de los hidrófonos del S-74 y el S-38 estaban siendo analizadas a conciencia en los sistemas de análisis informatizado de señales con el fin de identificar las firmas acústicas de los elementos captados, lo que preocupaba, y mucho, era no tanto el hecho de no haber podido identificar inicialmente buena parte de los sonidos captados al no figurar en las bases de datos de inteligencia acústica, como la constatación de que la presencia de los submarinos había sido detectada de alguna manera. De alguna forma tal vez no demasiado precisa, pues las unidades de superficie no parecieron haber sido capaces de ubicarlos con precisión, pero su presencia había sido advertida al fin y al cabo.

Si bien en una situación en la que hubieran podido entrar en combate real, los destructores soviéticos difícilmente hubieran podido acercarse a los submarinos, no podía decirse lo mismo de los aviones, y es que, aunque no se supiese todavía como, parecía evidente que los submarinos habían sido advertidos mucho antes de que los destructores estuviesen cerca de ellos, como demostraba el hecho de que estos convergiesen desde distintos rumbos y grandes distancias, y el hecho de que tras un día de análisis el equipo técnico todavía no tuviese claro que tipo de sistemas habían participado en aquellos eventos preocupaba mucho a los mandos, a lo que se sumaba la presión que el AJEMA y los servicios de inteligencia ejercían sobre ellos para aclarar lo sucedido.

Así era que el jefe del Comando Submarino había citado a los responsables del departamento de análisis de señales e inteligencia acústica para explicar su informe preliminar los representantes del gobierno, los servicios de inteligencia y los ejércitos del aire y tierra, pues el mismo tendría que dar explicaciones en los próximos días.

- Pase, Capitán.. pasen, oficiales...

- A sus órdenes, Almirante.

- Bien, hemos leído su informe preliminar, señores, no estamos muy seguros de saber qué quieren decir en cuanto a los dispositivos que no se han podido identificar.

- Son todavía las primeras conclusiones, señores, como habrá podido comprobar, estamos bastante seguros de que los daños producidos en el S-74 fueron producto del enganche con el cable de fondeo de una estructura flotante ligera, podríamos estar ante algún tipo de rudimentario dispositivo de alerta temprana.

- ¿Están diciendo que el S-74 se enredó en una especie de cuerda de latas?...

- No, señor, solo podemos deducir de los datos de misión grabados, que podemos identificar el sonido de flotadores metálicos y de una pequeña estructura sumergida mecida por el mar y sacudida violentamente por el S-74, pero no podemos ir más allá, salvo observar que no mucho despues del incidente se produjo una respuesta clara por parte de numerosos barcos y aviones soviéticos... lo que no tendría sentido de haberse enredado con una simple boya sin importancia, eso suponiendo que la detección no se hubiera producido antes por algún otro medio sin guardar relación con el cable.

- Bien, pero ¿no pueden decirnos todavía nada mas concreto de los dispositivos utilizados durante los incidentes?.

- Ya sabe que no podemos aventurar mucho más de lo que hemos reflejado en el informe, debemos procesar las grabaciones con mas calma, hemos adelantado que durante las fases iniciales, los pulsos escuchados inicialmente, eran pulsos muy similares a los de cualquier transductor electroacústico común en esta época y con la particularidad de que solo unos pocos de los buques identificados los emitieron.

- ¿Y no pueden decir nada más de los dispositivos sumergidos?.

- Nada concluyente señor, necesitamos más investigación y hacerla con más calma, como hemos trasladado, parecen dispositivos flotantes, lanzados en parejas de alguna forma desde los buques que poco despues emiten varios pulsos muy breves de alta frecuencia, para poco despues ser arrastrados o recogidos por los barcos.

- No se atreven a aventurar nada.

- No queremos especular, señor.

- Pues hágalo para mi, especule.

- Lo hemos discutido, tal vez pudiera ser algún tipo de cañón hidráulico, pero no podemos concluírlo, necesitamos examinar con..

- Ya, ya, ya lo se, necesitan analizar con más detalle la grabación de misión, pero estas personas aquí presentes no están familiarizadas con los conceptos manejados en las operaciones submarinas. Díganos, ¿qué es un cañón hidráulico?.

- Es un dispositivo que se utiliza en prospección sísmica marina, almirante, una fuente sísmica, un emisor de ondas sonoras que puede ser neumático, mecánico... Pero no podemos concluirlo, entre otras cosas porque las frecuencias e intensidades grabadas variaban entre varios de los dispositivos... si fuesen finalmente ese tipo de emisores o "batidores", eso implicaría que sus cámaras o pistones serían de distintos tamaños.

- ¿Cuanto tiempo cree que tardarán en saber con exactitud de qué tipo de equipo se trata?.

- No podemos saberlo, tal vez nunca podamos averigüarlo con seguridad hasta que tengamos uno en nuestras manos...

- Ya veo, dígame, hipotéticamente, si se tratase de uno de esos cañones hidráulicos, ¿qué prestaciones de detección subacuatica proporcionarían a los buques soviéticos?.

- Pues, hipotéticamente, y sabiendo lo que nosotros sabemos sobre técnicas modernas de sondeo y prospección acústica, serían una solución bastante ingeniosa para sacar partido a los hidrófonos que los buques rusos utilizan, pues sus operadores podrían centrarse exclusívamente en la frecuencia de los ecos de esa fuente y con un alcance sensiblemente mayor que la simple escucha.

- ¿Cómo de efectivo podría ser?.

- Independientemente de cuales sean las características de los emisores, si hubieran sabido lo que buscar probablemente habrían podido detectar al S-38, su recubrimiento anecoico habría provocado una atenuación del eco reflejado con respeco al fondo circundante, claro que ellos no pueden contar con dispositivos de presentación y solo disponen de la experiencia de sus hidrofonistas.

- ¿Sugiere que tal vez no sepan utilizarlo correctamente?.

- No,almirante, pero evidentemente carecerán de experiencia, desde luego el eco que produciría un submarino con el que los soviéticos pudieran haber puesto a prueba el dispositivo sería muy distinto, el hecho de que hayan construído y utilizado esos emisores, sean lo que sean finalmente, tiene que implicar que los han puesto a prueba.

- Bien, ya que estamos especulando, continuemos un rato más, en su opinión, ¿cual es la hipótesis más plausible en cuanto a que el S-38 parezca haber sido detectado tanto en su acercamiento como en su alejamiento a tanta distancia de la costa?

- No puedo saberlo.

- Especule, con los datos de misión grabados que ha podido examinar, ¿qué puede aventurar?.

- Si me lo pregunta, y arriesgandome a hipotetizar sin la base necesaria, teniendo en cuenta que en su alejamiento nocturno no podía haber aviones sobre ellos y al emerger no había contactos aéreos en más de 25 millas, solo puedo especular con que se haya desplegado una red de hidrófonos, el percance del S-74 con el cable de lo que creemos identificar como algún tipo de boya semisumergida parecen cuadrar con esa suposición. Pero solo podríamos saberlo si encontrasemos una de esas boyas.

- En su opinión, ¿suponen un peligro esos medios, sean lo que sean?. - Preguntó uno de los funcionarios de Defensa -

- Lo peligroso es no saber qué es lo que tenemos enfrente, señor.

- Usted, desde su experiencia en análisis de señales, ¿qué haría a partir de ahora en esta tesitura?.

- Yo, lo siento, señor, no me corresponde a mi decidir.

- Aventurese, capitán.

- En ese caso. Evitaría volver a esas aguas sin permiso para utilizar el armamento, no solo por el riesgo que todavía no podemos evaluar correctamente, sino porque cada vez que nos detectasen, si es que realmente lo han hecho, adquirirían experiencia real en el manejo de sus equipos, sean estos de la naturaleza que sea.

- Entiendo - Habló ahora uno de los delegados del CNI - ¿Han avanzado algo sobre las detecciones en el Mar de Noruega en cuanto a las características de los sumergibles?.

- No, señor, las detecciones tan lejanas con los medios de los buques sísimicos nos dan buena calidad de telemetría, rumbo, profundidad y niveles sonoros pero muy poca resolución, lo único que podemos concluir a ciencia cierta es que esos submarinos han sido muy depurados hidrodinámicamente con respecto a las unidades que podían escucharse a principios del verano. Necesitaríamos datos de un despliegue de sonar militar o sonoboyas... o mejor aún, acercar un sonar de barrido lateral a una unidad, por no hablar de lo útil que resultaría obtener imágenes recientes de los astilleros del Mar Blanco, del Báltico o del Volga y por supuesto de la red de canales.

- Si estos señores no tienen más preguntas... eso es todo capitán, pueden retirarse.
Última edición por cornes el 12 Abr 2017, 13:15, editado 1 vez en total.



Domper
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 9450
Registrado: 13 Ago 2014, 16:15
España

LA FRACTURA

Mensaje por Domper »


—¿Sabemos algo más de Bucarest?

—No demasiado, mi general. Recuerde que no tenemos embajada en esa ciudad, pues el régimen rumano sigue estando en la lista negra. Dependemos de los informes de nuestro agente, el que tiene pasaporte diplomático que le dieron los norteamericanos. Según nos dice, tropas del ejército han rodeado la embajada, supuestamente para protegerla, pero también impiden salir a los diplomáticos. Lo único de lo que realmente estamos seguros es que esas tropas siguen siendo fueles a Radescu, el dictador militar que ha sucedido a Antonescu. Desde la embajada han intentado comunicarse con el resto de la ciudad, pero las líneas telefónicas están cortadas. Siguen escuchándose algunos disparos.

—Eso es de lo que estamos seguros, coronel. Pero no me basta —dijo el teniente general Blanco Lacaci.

—Desde luego, mi general. Lo que quería es que supiese que de lo que voy a decirle tenemos pocas pruebas. Todo se desencadenó hace tres días, cuando varias organizaciones obreras desencadenaron una huelga general revolucionaria. Al principio parecía que se iba a quedar en nada porque el seguimiento era escaso; pero a las cuarenta y ocho horas de iniciarse empezaron los enfrentamientos armados cuando el ejército disparó contra unos manifestantes. No está claro quién empezó la algarada, pero hubo bastantes víctimas. Fue entonces cuando el ejército bloqueó las embajadas. Parece que esa noche el partido comunista rumano intentó una especie de golpe de estado no contra el gobierno, sino contra las cúpulas de los partidos y sindicatos, deteniendo o eliminando a sus líderes. Luego envió piquetes armados contra las tropas gubernamentales. Estas tenían sus propios problemas, porque células comunistas consiguieron que varias unidades militares se amotinasen y se uniesen a los rebeldes. Los enfrentamientos armados se extendieron, no solo en Bucarest sino en otras ciudades, y se ha llegado a emplear aviación y artillería. Según los indicios que nos obran, desde hace dos días el ejército ha conseguido controlar la situación, y solo resisten algunos grupos en Bucarest y en Iasi.

—Pero Radescu sigue en sus trece.

—No hay indicios de que haya perdido ni el favor real ni el apoyo del ejército. La sublevación izquierdista, de hecho, ha conseguido que algunos sectores moderados, antes contrarios a Radescu, ahora hayan adoptado una posición intermedia.

—Veremos cuanto aguanta el espadón ese. Ahora, lo realmente preocupante ¿cómo siguen las cosas al otro lado de la frontera?

—No tenemos tantos datos como en Polonia, pues dependemos casi exclusivamente de las imágenes aéreas tomadas por aviones y satélites. Por suerte los rusos aun no saben que nuestros equipos diferencian con facilidad entre señuelos y equipos reales.
—No se ande por las ramas, coronel.

—Disculpe, mi general. Iré al grano. Hay indicios muy alarmantes: hemos detectado que gran número de aviones de combate y de blindados, que estaban estacionados en Ucrania, están siendo sustituidos por señuelos. Los aviones han sido trasladados a bases moldavas, y los tanques se dirigen hacia la frontera, aunque solo por la noche, cuando creen que no son visibles. Estimamos que hay un 50% de posibilidades de que esos movimientos impliquen una ofensiva.

—Yo creo que más ¿Por qué si no esa cadena de atentados? ¿Pasa lo mismo en las fronteras de Eslovaquia y de Polonia?

—No, mi general. Ahí las tropas soviéticas han adoptado un dispositivo defensivo, y están cavando líneas de trincheras a cierta distancia de la frontera, para que queden fuera del alcance de la artillería.

—Le parece que puede ser una finta?

—No, mi general. En la Polonia ocupada tenemos informadores que confirman lo que se ve en las fotografías. Varios desertores dicen lo mismo.

El teniente general meditó unos segundos antes de empezar a dar órdenes.

—Coronel, quiero que se eleve el estado de alerta de nuestras unidades en Eslovaquia, y que sean reforzadas con unidades estacionadas en Alemania.



Tu regere imperio fluctus Hispane memento

cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Buenos Aires
20 de septiembre de 1942



El Comandante Samuel Díaz franqueó la puerta del humilde piso del barrio de Nueva Pompeya que sus hombres acababan de echar abajo, en la cocina se encontraban, sentados y esposados, los cuatro hombres a los que se había estado siguiendo en las últimas semanas y uno más.

Sobre la mesa, los gendarmes habían colocado las armas encontradas por el momento en posesión de aquellos hombres y en la casa, tres pistolas, una de ellas una copia china de la Mauser 96 de 7,65, otra una Ballester Molina calibre 45 y un viejo revolver Webley, un rifle de caza carcano y cinco granadas de mano Mills.

El Comandante, tras un rápido vistazo a los detenidos se dirigió directamente al mayor de ellos, que sostenía sus gafas en las manos esposadas.

- Vaya, Don Victorio, ¡Victorio Codovilla nada menos!, no esperaba encontrarle aquí.

El hombre no respondió.

- Bueno, vayan llevandose de aquí a estos hombres al cuartel, pero don Victorio se queda un momento a conversar conmigo.

- Como ordene Comandante. - Respondió rápidamente uno de los gendarmes -

- Bien, don Victorio, entiendo que no esté usted muy hablador, pero aún así tendrá que explicarnos qué es lo que usted y estos hombres pretendían hacer con estas armas, no es que unas armas cortas y un rifle de caza sean algo inexplicable en manos de unos militantes comunistas en un barrio popular, pero las granadas... las granadas son un asunto distinto... por no hablar de los explosivos que estos hombres han estado acopiando en el matadero, don Victorio.

Victorio Codovilla continuaba en silencio.

- Bueno, señor Codovilla, tenemos tiempo, puede empezar por donde quiera, por sus andanzas en España durante la República y la Guerra Civil, seguro que tiene multitud de historias interesantes que contar, muchos historiadores en mi país darían un brazo por entrevistarle... o sus vivencias en la URSS...

Por toda respuesta Victorio Codovilla se colocó las gafas observó a Samuel Díaz.

- Bien, ya veo, no se preocupe don Victorio, esperaremos a que mis hombres finalicen el registro del edificio y después nos acompañará al cuartel, y no tema, sus camaradas están siendo tratados con corrección, tiene mi palabra.

- ¿Cuanto vale su palabra, Comandante?.

- Ya nos iremos conociendo, señor Codovilla.



cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Nueva York
Central Avenue

Las largas jornadas de vigilancia acababan de dar frutos, Owen Madden había acudido al Southern Club, era el momento. Decenas de agentes españoles, Argentinos, Uruguayos, Venezolanos, Británicos, Canadienses (Utilizar agentes norteamericanos residentes en la costa este podría resultar, a partes iguales, inseguro para la operación y peligroso para los propios agentes y sus familias) tomaron discretamente el control de la avenida y las calles adyacentes para evitar problemas, mientras un grupo accedía al local de apuestas...

- Quiero hablar con el señor Madden - Dijo Suarez a dos de los italoamericanos que guarecían la entrada de la primera planta -

- No creo que conozcamos a nadie con ese nombre.

- Vaya, tu debes ser Adolfo Lombardo, eres muy joven todavía... apuesto a que tu madre... ¿Agustina Puglisi?, sigue viva en Calabria... y este debe ser Patricio... miralo qué jovencito, ¿Sabes que se vé con tu sobrina si que tú lo sepas, Adolfo?.

- Estúpido "bisogno", ¿sabes lo que hacemos con los polizontes molestos aquí, cerdo?. - Dijo Lombardo mientras tras el se agolpaban al menos una decena de matones más. -

- ¿Bisoño? - Preguntó en voz alta el agente Montero -

- En algunos lugares de Italia los "buzurros" todavía llaman así a los españoles. - Respondió Suarez -... Escuchad, imbéciles, - Dijo Suárez ahora dirigiendose a los matones - se quienes sois hasta el último de vosotros, donde habeis nacido, lo que habeis mamado y hasta cuantos cadáveres habeis enterrado en realidad y de cuantos presumís sin motivo, así que o entramos ahora mismo por las buenas para hablar con el señor Madden o lo haremos a la fuerza.

- Inténtalo, valiente. - Respondió uno de los hombres que se habían apostado en la puerta mientras Suárez hablaba -

- Dejadme explicaroslo, no hay un solo agente norteamericano en 4 manzanas, si esto lo hacemos por las malas os aseguro no tendreis ni la más mínima opción, y debeis saber que no vais a pisar una comisaría estadounidense, no vais a ir a Sing Sing... eso que os quede claro, no necesito saber absolutamente nada de ninguno de vosotros porque sé mas de vuestra asquerosa vida que vosotros mismos..

- Sigue hablando así y te las verás...

- ¡Cállate y guardate tus amenazas de matón barriobajero!, yo tengo una mejor que cualquiera que se te ocurra, os voy a explicar qué va a pasar cuando entremos aquí por la fuerza... vais a salir esta misma noche en un avión sin oler siquiera a uno de vuestros policías neoyorquinos, os vamos a poner un uniforme aliado a cada uno y os vamos a soltar en paracaídas sobre la URSS, será muy divertido para nosotros, así que vais a apartaros de esta puerta ahora mismo.

En ese momento comunicaron a Suárez por el pinganillo que el problema estaba resuelto, el propio Owen Madden había intentado largarse del edificio por una puerta de servicio y le habían retenido en un callejón...

- Bien, joven Lombardo, parece que el irlandés ha decidido salir a vernos, podeis seguir haciendo lo que sea que sepais hacer...

Poco después Suárez y el argentino Maccarone acudieron al coche donde estaba Owen Madden.

- Buenas noches, señor Madden.

- ¿Qué quiere, agente?, o lo que ustede sea.

- Solo queremos hacerle unas preguntas.

- ¿Qué querría preguntarme un español?.

- ¿Conoce usted a Seamus McDonald?.

- ¿A quien?... no tengo ni idea, ese nombre no me suena de nada.

- Voy a ponerselo fácil Madden, usted y otros "colegas" visitaron a McDonald en Springfield varias veces a finales de 1941, puede hablar conmigo o puede ver cómo desmantelamos este centro de juego ilegal, sus socios podrían quedar bastante perjudicados y nosotros nos encargaríamos de hacerles saber quien fue el responsable.

- ¿Por qué iban ustedes a preguntarme algo que ya saben?.

- Queremos que nos explique por qué se fueron hasta Springfield a hablar con un don nadie como McDonald.

- Ah, así que es eso, ¿por qué les interesa tanto?.

- Digamos que es algo que nos intriga.

- Se lo diré, ese desagradecido de McDonald tenía nuevos jefes, gente con mucho dinero y que está muy arriba, y estaban haciendo sus negocios sucios en nuestros puertos, los italianos y los judíos de Lansky estaban muy molestos, mucho, o manteníamos a raya a "nuestros irlandeses" o lo harían ellos.

- ¿Y como lo harían ellos?.

- ¿Bromea?...

- ¿Qué era exactamente lo que molestaba a los italianos y judíos?.

- ¿Me está haciendo esa pregunta en serio? - Dijo Madden dirigiendose a Mateo Maccarone -

- Responda, Madden, no estoy para sus jueguecitos de retórica callejera.

- ¿Qué va a ser?... no se pueden usar los muelles sin pagar a sus dueños, y mucho menos como lo hacía esa gente.

- ¿Y cual fue su papel en todo eso?.

- ¿Mi papel?... ¿usted no sabe como funciona este negocio?... yo solo visité a McDonald para transmitirle un mensaje, o sus jefes pagaban o por muchos hombres armados que tuviesen les echarían del puerto.. y para insistir cuando parecía que no querían entender el mensaje.

- ¿Cree que el mensaje no fue transmitido?.

- ¡Oh sí!, claro que fue transmitido, pero esos estirados no estaban dispuestos a pagar, se llevaron su negocio a otra parte, Lansky no estaba contento.

...

La conversación siguió todavía durante un buen rato, hasta que Suarez consideró que tenía suficiente...

- Bien, Madden, puede que queramos volver a hablar con usted en breve, ¿habrá algún problema?, ¿voy a volver a tener problemas con los hombres de Adonis?.

- Desde luego que no, agente, o lo que usted sea, parece que ya sabe donde encontrarme.

- Puede irse, gracias por su colaboración.

Madden abandonó el coche y se reunió con varios de sus hombres, se fue rápidamente, mientras, Suarez y Maccarone seguían en el coche archivando la grabación...

- Sabes, Mateo, con lo que sabemos se podría desmontar todos estos tinglados y detener prácticamente hasta al último mafioso de la costa este en apenas unos meses.

- Puede ser, Suárez, ¿pero eso acabaría con el problema o simplemente su lugar sería ocupado por otros a los que no conoceríamos?.

- No lo sé, Mateo, no tengo ni idea, solo divagaba...



Domper
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 9450
Registrado: 13 Ago 2014, 16:15
España

LA FRACTURA

Mensaje por Domper »


Cuatro Alfanjes despegaron de la base de Malacky. El comandante Entrena mandaba la formación, y Santamaría lideraba la segunda pareja. Los aparatos llevaban depósitos de combustible adicionales, pero como único armamento contaban con los cañones y dos misiles Banderilla IV. La incorporación del arma, que podía ser blocada con el casco del piloto, fue vista con agrado pues suponía una enorme ventaja en el combate aéreo, especialmente porque hasta el momento las versiones del Banderilla empleadas tenían un ángulo de visión muy estrecho que obligaba a realizar ataques por la cola.

Los cuatro aviones se reunieron sobre Kosice con un cisterna TK31, y con el aparato al que debían escoltar: un BR30A Tritón de patrulla marítima. Santamaría pudo apreciar un detalle ominoso: bajo cada semiala colgaba un misil antibuque Paíño 2.

Según los informes recibidos antes de despegar, un submarino español que operaba cerca de Sebastopol había faltado a su cita diaria. Seguramente sería por tener cerca a algún barco ruso, o tal vez por averías. Pero et Tritón tenía que averiguar qué había pasado y, si había unidades rusas atacando al submarino, acabar con ellas; para eso llevaba además de los dos misiles cuatro bombas guiadas. Pues el Tritón tenía una importante fiferencia con el resto de los aviones convertidos: la bodega de bombas, copiada de los P-3 Orion.

Tras pasadas experiencias, se temía que los soviéticos aprovechasen la ocasión para atacar al avión, y el patrón de búsqueda del Tritón, a baja cota y a velocidad limitada, lo hacía muy vulnerable a ataques incluso por aviones de hélice que se lanzasen en picado. Pero la baja cota era el dominio de los Alfanje. Que tras el atentado de Madrid y las bombas en Eslovaquia y Polonia, tenían reglas diferentes de actuación que les autorizaban a disparar contra los aviones que realizasen maniobras amenazadoras sobre aguas internacionales.

Los aparatos sobrevolaron Transilvania, donde repostaron, y luego Rumania. Ya sobre el Mar Negro, frente a Constanza, los Alfanje volvieron a llenar sus depósitos. El TK31 (Airbus A330) quedó a la espera mientras el Tritón recorría los doscientos cincuenta kilómetros que faltaban hasta la base soviética. Apenas se empezaba a ver la península de Crimea cuando el radar del Tritón detectó múltiples contactos. Los sobrevoló a gran altura para identificarlos visualmente; resultaron ser cinco barcos de los tipos Gnevny y Leningrad.

Estaba sobrevolándolos cuando el Tritón avisó a sus escoltas.

—Pescador a Caña, detecto una transmisión. Podría ser de una boya. Voy a descender.

—Te protegemos, Pescador.

El día estaba claro y no se veían aviones soviéticos. El Boeing 737 modificado empezó a descender aunque se mantuvo a cuatro mil pies, ya que la emisión procedía de un punto cercano a los destructores soviéticos.

—Es de una boya descartable que emite continuamente —dijo el operador de una de las consolas al jefe de la misión—. Parece que ha atraído a los destructores. Es posible que el submarino la haya empleado como señuelo.

Los destructores seguían barriendo esas aguas. Uno de ellos se había detenido y estaba botando una ballenera.

—Me parece que la han detectado y quieren pescarla —dijo un observador.

Entonces el Tritón se sacudió.

—Caña a Pescador, os están disparando.

Los destructores habían abierto fuego contra el reactor. Pero el avión volaba mucho más rápido que los blancos empleados hasta ahora por los rusos y todos los disparos pasaron de largo. El Tritón aceleró, se elevó y empezó a virar. Al oficial al mando le hubiese gustado probar los misiles, pero por desgracia, las reglas solo permitían que el Tritón atacase si se precisaba para defender al submarino.

—La boya ha cesado de emitir y se ha hundido. He descifrado el mensaje, dice que el S-38 está a salvo y está volviendo a la base.

Una preocupación menos. Pero les habían disparado en aguas internacionales y la cosa no podía quedar así.

—Pescador a Caña, tal vez podáis darles una buena pasada.

—De acuerdo. —El comandante cambió de canal—. Perico, ya has oído ¿te encargas?

Santamaría guio a la segunda pareja de Alfanjes en un largo viraje descendente, en la que se alejaron varios kilómetros. Una vez con el sol en la espalda descendieron hasta pocos metros de altura. Santamaría se dirigió al punto donde estaba la chalupa, y el teniente Leache, hacia un destructor. Volando tan bajo los reactores levantaban estelas. A ochocientos kilómetros por hora el vuelo costó pocos segundos y le pareció como si se echase encima del bote, del que saltaban los marineros al agua. Después se elevó y miró a su derecha: Leache le seguía.

—Vaya susto les hemos dado. Mira el bote.

Viraron para mirar y vieron la chalupa con la quilla al aire, con los náufragos aferrados al borde.

—¡Qué diver, Perico! ¿Repetimos?

—Si quieres que te vuelen los sesos, allá tú.

Entonces recibieron una llamada del comandante.

—Perico, los del Tritón preguntan si puedes echar un vistazo a un contacto que hay hacia el este.

Los aviones se dirigieron hacia Sebastopol, y pasaron sobre una línea de bateas similares a las mejilloneras.

—Es una línea de balsas que llevan antenas.

—Perico, nos piden otra pasada pero esta vez sobre los destructores. No a muerte, solo para dejarnos ver.

Los aparatos hicieron otro pase, pero esta vez a varios cientos de metros y cambiando de rumbo y altura. Pues aunque los cañones fuesen poco peligrosos, las ametralladoras podrían dar un disgusto. Aun así los aparatos se sacudieron.

—Dicen del Tritón que ya vale, que nos volvemos.

Los aparatos pusieron rumbo a Eslovaquia.



Tu regere imperio fluctus Hispane memento

cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Alicante
Aeródromo de Muxamel

Septiembre de 1942

Imagen
Ya cerca del final de la temporada de incendios, los ocho EL-Kamov 16, HU59 en designación militar, entregados a INAER para su uso intensivo en tareas de extinción se alineaban esperando su nueva revisión.

INAER tenía experiencia antes de la Fractura en la operación y mantenimiento de su flota de Kamov 32, sin embargo, parte de ese personal experimentado había sido movilizado junto con los helicópteros poco después del salto temporal y otros habían sido contratados por nuevas empresas aeronáuticas. Pero conservaban sus procedimientos y su personal, habituado a mantener y operar más de una veintena de modelos de aeronaves de ala fija y rotatoria, no tuvo dificultades para "recuperar" la familiaridad con un aparato que era mecánicamente casi idéntico a sus antiguos aparatos.

Los EL-Kamov 16, la EL Aviación se había hecho con la denominación para sus modelos de rotores contrarrotativos en base a que se trataba de una "Marca Renombrada" de amplio uso y conocimiento, habían estado recibiendo sesiones de mantenimiento intensivo frecuente para establecer las modificaciones que pudieran ser necesarias en su manual de mantenimiento civil, pues para uso militar ya había sido puesto a prueba extensamente, había varios aparatos operando en la FAMET y en la Armada, que contaba con la experiencia de operar sus "vespinos" EL-10, que habían resultado ser aparatos prácticos y robustos, aunque de pilotaje delicado en sus versiones ASW por su falta de potencia.

No era el caso de los 16, sus turbinas TP2 tenían una potencia útil superior en casi un 25% a la de los Klimov del modelo original, lo que aumentaba sensiblemente la capacidad de la eslinga y en las variantes militares permitía la integración del pesado equipo ASW y blindaje o armamento de ser necesario con poca penalizacion.

Durante las operaciones de extinción de incendios, que no habían sido demasiadas, los aparatos habían tenido un excelente rendimiento, con solo problemas menores, dos de ellos tuvieron problemas de vibraciones con las palas de los rotores de aluminio durante vuelos con cargas pesadas, con lo que se había recomendado prescindir de ellas en favor de las de material compuesto en todos los aparatos con capacidad de carga pesada, una transmisión presentó un desgaste prematuro, fácilmente detectado en revisión ordinaria, y en otro de los aparatos uno de los amortiguadores de la ruedas delanteras entró en resonancia, afortunadamente durante una maniobra de despegue, asunto muy peligroso, que se creía la causa del accidente de uno de los aparatos de la Armada en agosto, por lo que se había realizado en los talleres de la misma INAER una modificación "de campaña" para evitar el problema muy similar a la ya ideada por los mecánicos navales.

Por lo demás, afortunadamente el aparato había sido totalmente satisfactorio y salvo una serie de modificaciones menores solicitadas con el objeto de facilitar su mantenimiento avanzado, no había presentado problemas mayores, algo esperable al tratarse de la copia de un diseño ya puesto a prueba durante décadas.

Después de este último mantenimiento, los aparatos iban a ser adaptados al estándar "N" (Naval) para ser destinados durante el invierno a las bases de los servicios de búsqueda y rescate SAR, labor para la que se conservó y mejoró el casco estanco del 32 original, la Armada estaba realizando sus propias pruebas intensivas, pero se deseaba repetirlas exhaustivamente con criterios "civiles".



cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Puerto de Gibraltar
Muelle Viejo


Imagen
Los dos primeros buques convertidos de la clase meridian recibían a sus nuevas tripulaciones, habían sido los primeros en entrar en el gran dique de Gibraltar para ser reformados allá por febrero, se les había modificado extensamente, con una nueva planta propulsora de dos Bravo 3618 que doblaban su potencia original, una reforma interior para convertir en áreas habitables y de servicio las grandes áreas de procesado y almacenamiento, una plataforma para helicópteros y una gran superestructura de aluminio, que en parte rodeaba el puente original del barco, nuevos sensores y armamento, el omnipresente SBB 76, un lanzador doble Puntilla y se les había instalado a cada uno uno de los viejos montajes Meroka que la Armada tenía almacenados.

La eliminación de los pesados pórticos de acero, las plumas, las estructuras y la maquinaria pesada de la cubierta de trabajo, así como el incremento de peso que los nuevos motores y la pesada transmisión añadían en la sala de máquinas conservaban la excelente estabilidad del buque en su configuración original a pesar del armamento y la nueva superestructura. La estructura más pesada instalada resultó ser la plataforma de vuelo reforzada, que sin embargo era casi equivalente en peso a las plataformas elevadas y la maquinaria retirada de la cubierta de trabajo de popa.

La dotación mínima del buque era de 45 tripulantes, 56 con dotación aérea embarcada y 68 con la dotación necesaria para la operación de los drones, tenían capacidad para transportar durante tiempo prolongado un contingente de hasta 40 infantes de marina o por el contrario hasta 120 pasajeros adicionales durante un máximo de 48 horas mediante el rápido acondicionamiento de una de las amplias cubiertas superiores que en la vida anterior del buque estaban dedicadas a la maquinaria y las líneas de procesamiento de la pesca. (La automatización del barco estaba prevista para este pudiera ser operado por una dotación de menos de menos de 25 tripulantes en "tiempo de paz" como patrullero o buque de apoyo).

La mayor parte de la vieja cubierta superior de trabajo se convirtió en una espaciosa toldilla bajo la cubierta de helicópteros y el hangar que ahora utilizaría la gran rampa de popa para largar y recoger embarcaciones. Y es que estas dos primeras unidades iban a servir como barcos de pruebas para los primeros drones navales que se ponían en servicio.

Se habían cargado a bordo los nuevos drones de dos tipos, junto con el personal civil que debía seguir las pruebas e instruir a los militares. Uno de ellos era un dron armado cuyo prototipo inicial había sido botado solo un par de semanas antes de la Fractura, el "Defensor", de Mar Naveo.
Imagen

Era una lancha teledirigida desde un centro de control modular autónomo que podía instalarse en cualquier buque o vehículo pesado de tierra, básicamente un bote de fibra autodrizable de 8 metros con dos potentes motores turbodiesel e hidrojets que podía ser muy veloz. Tras la fractura su desarrollo se había parado en seco durante meses a causa de la carestía de componentes electrónicos y optrónicos, pero no fue abandonado puesto que la Armada se había interesado por el proyecto, evitando el decomiso por necesidades militares de los sistemas electrónicos de los prototipos y manteniendo la financiación de los trabajos sobre estos en espera de los nuevos sistemas que en algún momento llegarían a estar disponibles.

Esos nuevos sistemas acabaron por llegar, y dieron lugar a nuevos prototipos de de drones y estaciones de control que derivarían en las primeras unidades de preserie que ahora se iban a probar intensivamente.

El segundo modelo de dron era un aparato que podía ser totalmente autónomo, que había sido diseñado por una empresa auxiliar del sector Naval, Industrias Ferry, y cuyo sistema de navegación autónomo había sido desarrollado en colaboración con una universidad pública, podía ser preprogramado para realizar patrullas en áreas acotadas, identificando y evitando obstáculos e informando de todo ello a una estación remota de control o bien podía navegar de forma autónoma siguiendo unas directrices básicas de misión y durante la misma transmitir o almacenar la información recogida por sus sensores. El sistema estaba instalado en lanchas RHIB de 12 metros, pero podía ser instalado en otros pequeños barcos.
Imagen

Esos barquitos remotos prometían ser bastante útiles si las pruebas resultaban satisfactorias, aumentarían la capacidad de patrulla de los patrulleros, podían proporcionar plataformas de salvamento o de reconocimiento en entornos peligrosos para las tripulaciones y muchas cosas más, pero en cuanto a utilidad militar propiamente dicha, nadie en la Armada esperaba utilizarlos para combatir o realizar operaciones de reconocimiento en áreas de combate ni nada parecido, para eso los drones aéreos eran mucho más baratos, manejables y rápidos, por eso estos primeros barcos de la clase también iban a probar dos de los pequeños aparatos de reconocimiento aéreo que utilizaba el Ejército de Tierra, además de un pequeño helicóptero de apenas 200 kilogramos de peso de INDRA, el Pelícano, cuya plataforma por fin se había podido empezar a fabricar en España.

Todos y cada uno de los aparatos que se iban a probar habían sido adaptados para ser controlados por la versión modificada para ello de la Estación de Control modular que Mar Naveo había ideado para su "Defensor" y que fue diseñada para caber dentro de un contenedor estandar de 20 pies.



Domper
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 9450
Registrado: 13 Ago 2014, 16:15
España

LA FRACTURA

Mensaje por Domper »


El asistente llamó varias veces en la puerta antes de entrar en la habitación del piloto.

—Capitán, están tocando a generala. Le esperan en la sala de briefing en quince minutos.

Santamaría entreabrió los ojos ¿estaba soñando? Pero la recia figura del asistente, iluminada por la lámpara —pues el hombre, que conocía al capitán, sabía que si le dejaba se volvería a dormir— le quitó cualquier duda. Se levantó como un resorte y se enfundó el mono de vuelo. Pues si lo llamaban con tanta prisa no sería para una recepción de gala.

Mientras se dirigía a la sala, refunfuñaba entre dientes ¿qué tendrían en esa base contra la ópera? Tenía planeado ir esa tarde para disfrutar de Don Giovanni ya por fin, y hasta tenía ya las entradas, que últimamente la ópera nacional eslovaca estaba muy frecuentada y si no se reservaba, se acababa de pie en el gallinero. Tal vez hubiese suerte y se tratase solo de un ejercicio. Que con toda la mala idea del mundo lo habían programado para el domingo, vaya idea. Pero al ir hacia el barracón donde se le había convocado vio que los mecánicos corrían hacia los aviones, e incluso un detalle realmente ominoso: habían desenfundado los montajes de la batería de 35 mm apostado cerca de los hangares, y sus cañones apuntaban al cielo que empezaba a clarear.

El capitán entró en la sala, donde estaba prácticamente toda la escuadrilla, más los compañeros del grupo Teniente Contreras. Todos con uniformes de vuelo y más de uno con cara de haber sido sacado a la fuerza de los brazos de Morfeo. Presidía la coronel González, cuya expresión no dejaba lugar a dudas. Pasaba algo y muy gordo.

—Buenos días, por decir algo. Sé que les molestará haber sido convocados tan pronto, y que muchos tenían planes para este domingo. Vayan olvidándolos. —El capitán pensó en las entradas que estaban en su cartera, que no iba a utilizar.

—No me andaré por las ramas —siguió la coronel—. Ha empezado ya. Rumania está siendo invadida.

La sala estaba en silencio, pero las palabras de la jefa acallaron hasta los crujidos de las sillas. La coronel siguió—. Ya saben que aun no mantenemos relaciones diplomáticas plenas con los rumanos, pero tenemos una oficina de negocios que incluye una misión militar. Esta madrugada un alto oficial rumano ha llamado a nuestro asesor militar diciendo que la frontera oriental estaba siendo cruzada por grandes masas de tanques. Casi inmediatamente han comenzado intensos combates en la capital, y la radio oficial, que ha debido caer en manos rebeldes, ha empezado a emitir comunicados en los que se proclama la república socialista de Rumania. No sabemos si esos rebeldes son grupos de partisanos, de terroristas prorrusos como los que han estado actuando por aquí, unidades militares amotinadas o formaciones soviéticas. En cualquier caso no han conseguido todos sus objetivos. Los rumanos nos han informado que están siendo atacados la mayor parte de los ministerios y cuarteles generales, pero que el palacio real sigue resistiendo.

Entonces un oficial entró en la sala y habló un momento con la coronel.

—Tenemos más datos. En estos momentos están cayendo paracaidistas sobre los aeródromos de Bucarest y de Iasi. Llevan uniformes rumanos con insignias comunistas y dicen pertenecer al ejército popular de la república de Rumania.

—Eso es más falso que un duro de cuatro pesetas —dijo en voz baja el capitán Entrena. Pero al estar la sala en silencio la coronel escuchó claramente lo que decía.

—Seguramente tiene razón, capitán —respondió la jefa—. Podría tratarse de un golpe de estado apoyado por algunas unidades rusas. Por lo que sabemos, el resto de las fronteras con los soviéticos permanecen tranquilas.

—Disculpe mi atrevimiento —el capitán Entrena aun no se había habituado a ver mujeres en el ejército, y las trataba con cortesías poco escuchadas—, pero tal vez pudiera indicarnos si nos vamos a ver involucrados en el conflicto.

—Aun no tenemos órdenes. Por ahora vamos a permanecer en alerta. Las escuadrillas se prepararán con armamento aire aire y aire tierra. Se han enviado aviones de reconocimiento, además de aparatos Vigía y Atalaya. Cuando tenga más datos se los ofreceré. Mientras seguirán en alerta.



Tu regere imperio fluctus Hispane memento

cornes
Comandante
Comandante
Mensajes: 1693
Registrado: 04 Ago 2016, 13:19

LA FRACTURA

Mensaje por cornes »

Palacio Estévez
Montevideo


El presidente Baldomir hablaba con sus colegas Ortíz, Aguirre y Medina Angarita, lo habría hecho por videoconferencia si necesitase hablar con los presidentes argentino y chileno, pero todavía no había sido tendida una nueva línea terrestre como las que se habían desplegado en el Cono Sur hasta Venezuela y los canales de los satélites no siempre estaban disponibles.

La situación en Europa parecía salir del punto muerto, no por esperados resultaban menos inquietantes los sucesos que ocurrían en Europa central y del Este, en el propio continente americano se estaban desmantelando grupúsculos filoestalinistas dispuestos a iniciar acciones armadas, afortunadamente las delaciones en los propios entornos de los partidos socialistas y comunistas americanos, que mayoritariamente habían repudiado el estalinismo, habían permitido de momento evitar grandes atentados como los sucedidos en Europa, aunque no algunos actos violentos menores, pero a nadie se le escapaba que la suerte podía terminarse en cualquier momento. Quedaba sin embargo el consuelo de que los propios partidos izquierdistas estaban combatiendo activamente a los grupúsculos más peligrosos, a veces por sus propios medios como en el caso del APRA, que llegó a perseguir a través de las fronteras latinoamericanas a algunos de sus exmilitantes que se habían inclinado por someterse al comintern, llegando a entregar a una célula preparada para atentar en Uruguay, aunque se sospechaba que en algunos casos habían sido incluso más expeditivos.

Los cuatro presidentes estaban inquietos, bien es cierto que Uruguay apenas tenía unos pocos cientos de militares o ciudadanos en Europa, solo unas decenas de ellos en unidades militares, la mayor parte en la fuerza aérea, que pudieran llegar a ver combate, pero ello no quería decir que se jugase mucho menos que sus vecinos, todos ellos habían comprometido gran parte de su capital político en su vinculación con España, los beneficios para sus países estaban resultando notables y eso lo apreciaba la población, pero también sabían que aportaban contrapartidas a España, materias primas, apoyo político y militar en la medida de sus posibilidades, por lo que, tras los controvertidos sucesos de las embajadas, cualquier revés militar momentáneo o unas listas de bajas abultadas podrían poner en dificultades a sus gobiernos.


- Militarmente todos los informes que hemos recibido intentan tranquilizarnos.

- Presidente Baldomir, el Uruguay no tiene a más de 50.000 soldados integrados en Ejército Español, Venezuela sí, nuestros ciudadanos están comprensiblemente preocupados, estos combates en Rumanía se producen cuando aún se debate sobre las violaciones de las embajadas soviéticas europeas.

- Ese es un problema también para nuestra opinión pública, hay un debate enconado sobre la legitimad de aquellos asaltos y la calidad del respeto a las leyes internacionales, justo ahora que estamos construyendo la Unión.

- El problema es político, señores, por eso las próximas operaciones militares deberán ser favorables o sufriremos consecuencias políticas, las elecciones uruguayas están convocadas para noviembre.

- Tiene razón presidente Baldomir, pero tenga en cuenta que el riesgo no es exclusivamente político, nuestra seguridad interna está ahora mismo apuntalada por la activa colaboración de los movimientos socialistas, que han dado la espalda a los exaltados estalinistas y les combaten activamente, pero esta situación rumana incierta y la posibilidad de una guerra abierta que no tenemos claro como se desencadenará pueden provocar tensiones de consecuencias difíciles de calcular.

- Ante todo es vital que nuestras fuerzas en Europa no puedan ser calificadas como agresoras, si los sucesos en Rumanía son presentados con éxito como un asunto interno, intervenir podría ser contraproducente.

- La superioridad militar, sobre todo si los combates se limitan a una zona de operaciones limitada es insalvable para los soviéticos, la fuerza aérea será decisiva, a las fuerzas españolas y las nuestras se suman buena parte del nuevo ejército francés, el polaco, el eslovaco, el cuerpo expedicionario británico, las fuerzas italianas que se están convirtiendo en un ejército moderno al estilo español y el ejército alemán, que está movilizado y desplegado en su frontera prusiana.

- La principal incógnita es la posición de la Entente Balcánica, solo con la legitimidad balcánica podríamos justificar políticamente ante nuestros ciudadanos las bajas en una intervención rumana. O si la injerencia soviética fuera evidente o se extendiese una ofensiva general a otros países.

- Es una situación diabólica, por una parte si la situación rumana deriva en una guerra civil por la no intervención, la Entente Balcánica podría llegar a intervenir arrastrando a toda la región, si es una intervención externa de la URSS, como parece, acabaremos arrastrados de un modo u otro, esta vez somos nosotros algunos de los "hombres que están fumando junto a un barril de pólvora".

- Un asunto de la máxima importancia es, ¿la Entente Balcánica intervendrá o se mantendrá al margen?, ¿estará a nuestro lado o enfrente?, nuestra situación política puede depender de lo que ellos hagan, pues militarmente es posible que no tengamos opción, comenzados los combates en Rumanía ya no es posible retirar a las tropas, intervengan o no.

- Habla usted como un militar, señor Angarita, pero el asunto es mucho más complejo, deberíamos reunirnos, la situación podría complicarse en los próximos días y necesitamos consensuar nuestra postura pública, debemos mostrarnos unidos.



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 3 invitados