Vara del Rey, y los héroes del Caney.

La Historia Militar española desde la antiguedad hasta hoy. Los Tercios, la Conquista, la Armada Invencible, las guerras coloniales y de Africa.
Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Vara del Rey, y los héroes del Caney.

Mensaje por tercioidiaquez »

Hace ya algunos años, siendo yo niño (no tantos eh... :D ) vi una estatua, que desde entonces me impresionó.

[img][img]http://img266.enlaceno.us/img266/3228/h13428awj5.th.jpg[/img][/img]

En ella, unos soldados en actitud desesperada, sostienen a otro, rodeando a una bandera.
En ella se podía leer (+ o -):"Al General Vara del Rey y a los héroes del Caney".

No pude descubrir que representaba, y no fue hasta unos años después, que pude informarme de la acción de estos hombres.
No se trata de hablar sobre la campaña de Cuba, ni las estrategias de la guerra, tema ya harto debatido en este y otros foros.
Simplemente, intentaremos contar, lo que un puñado de españoles hicieron el 1 de Julio de 1.898.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Tamarit
Teniente Primero
Teniente Primero
Mensajes: 1023
Registrado: 20 Jun 2006, 00:01
Ubicación: la tierra de mis ancestros

Mensaje por Tamarit »

Como te gusta relatar batallas epicas y desesperadas eh, tercioidiaquez¿? :twisted:



Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

¡Qué se le va hacer!
Gran parte de las acciones de nuestros ejércitos han tenido esas características por desgracia.
Parafraseando a Máximo: "Mi ejército y yo, somos así". :militar5:


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
Kalma_(FIN)
General de Cuerpo de Ejército
General de Cuerpo de Ejército
Mensajes: 8708
Registrado: 31 May 2005, 16:07
Ubicación: 40.22 N 3.43 O

Mensaje por Kalma_(FIN) »

Las posiciones alrededor de El Caney estaban cubiertas por 3 compañías del Rgto. "Constitución" nº29,un destacamento del Rgto "Cuba",una compañia de guerrillas, más movilizados y dos cañones de montaña plasencia,totalizando unos 550 hombres bajo mando del General Vara del Rey,teniendo como adversario a la IIª División del general H.W. Lawton completa más su artillería.La vanguardia de ésta la componian las brigadas I y III,respectivamente de los generales Ludlow y Chafee,cada una con 3 Rgtos,respectivamente los 8º y 22º de Infantería y el 2º de Massachussets para Ludlow y los 7º,11º y 17º de Infantería por parte de Chafee,con dos rgtos desplegados en vanguardia y un tercero de reserva.Éstas dos brigadas, punta de la División Lawton(Quien mantenia otras dos brigadas,las de Miles y Bates en su retaguardia,confiando en que no serían necesarias para aplastar el destacamento español en El Caney)totalizaban 4350 hombres que avanzaron sobre El Caney a las 7 de la mañana del 1 de Julio.

Las defensas españolas se componían de lineas de trincheras,5 blocaos y un pequeño fuerte de ladrillo.El impetuoso avance de los regimientos en cabeza de las dos brigadas se vio frenado en seco por el fuego de los mausers,interviniendo los regimientos de reserva de ambas brigadas.Lawton lanzó a la II brigada del coronel Miles (1457 hombres),que comenzaron su ataque contra las posiciones españolas en el mediodia,viendose detenido a 50 metros de las posiciones españolas.El general Shafter,quien al mismo tiempo se centraba en el ataque sobre las decisivas Lomas de San Juan,pidio a Lawton que se incorporase a sus fuerzas o cediese a la brigada Bates,pero Lawton se centro en ganar su propia batalla aún no siendo El Caney un objetivo decisivo.Así,otros 1100 hombres se unieron a la ofensiva de Lawton sobre las 13.Sin embargo las posiciones españolas mantuvieron su tenaz resistencia;Las descargas se realizaban a la voz de los oficiales para estirar al máximo los cartuchos de los soldados.

Ya a alrededor de las 16:30,las 4 brigadas de Lawton consiguieron coronar las posiciones,defendidas por un batallon,no sin esfuerzos,pero los resistencia proseguía.Vara del Rey se encontraba entonces herido en ambas piernas y seguia dirigiendo el combate en el pueblo.Las tropas españolas llevaban ya combatiendo contra un enemigo muy superior cerca de 8 horas,las municiones estaban ya casi agotadas,y ahora el enemigo dominaba las alturas.La resistencia española decayó rapidamente tras una descarga que termino,finalmente,por acabar con la vida de Vara del Rey,quien habia visto morir a sus dos hijos en el mismo combate,asi como la de sus dos camilleros,terminando los combates definitivamente a las 6 de la tarde.La guarnición de El Caney termino sufriendo 235 bajas(incluyendo muertos y heridos) y 120 prisioneros,el resto consiguió escapar a Santiago.La división de Lawton sufre 81 muertos y 360 heridos,441 hombres entre muertos y heridos,sin contar a las que probablemente sufrieron tambien los cubanos que apoyaban a esta.No puedo describir mucho más sobre lo que ese puñado de hombres hizo,en parte por falta de información,pero resumiendolo con brevedad,sobran comentarios;Una fuerza de unos 550 hombres desvió de su principal objetivo a una division entera mas refuerzos cubanos y la artilleria divisionaria,sumando cerca de 6900 hombres,durante 10 horas,y sufriendo menos bajas que las infligidas al adversario.

Quién mejor para relatar la falta de calificativos que quedan ante esto que un observador neutral;Extraido de 1898: El fin de un imperio y de su articulo dedicado a El Caney

http://www.eldesastredel98.com/capitulos/caribe4.htm


Las palabras del Capitán sueco Wester, agregado militar de las embajadas de Suecia y Noruega en Washington, testigo ocular del combate muestran la admiración que los soldados españoles despertaron aquel día tanto en los propios norteamericanos como en los observadores neutrales allí presentes:


"(...); la confianza reina en el campo americano, donde el único temor consiste en que el enemigo se escape sin combatir; pero en El Caney, como se verá, están muy lejos de pensar así.

Las casas del pueblo han sido aspilleradas, se han abierto trincheras en un terreno pedregoso, y el fuego de unas y otras es rasante sobre un espacio de 600 a 1.200 metros; en la punta nordeste de la posición, el fuerte de El Viso, guarnecido con una compañía, ocupa una colina desde la cual se dominan todos los aproches(...).


Hacia las seis de la mañana comenzó el fuego de las trincheras españolas; de improviso se descubre sobre ellas una línea de sombreros de paja; inmediatamente el ruido de una descarga, seguido de la desaparición de los sombreros; esta operación se repite cada minuto, observándose una gran regularidad y la acción de una voluntad firme, lo que no deja de producir una profunda impresión en la línea de exploradores norteamericanos; las balas cruzan el aire, rasando el suelo, hiriendo y matando.

Poco tiempo después, toda la brigada Chafee se encontró desplegada, pero sin poder avanzar un paso, y la de Ludlow se vió también detenida.

(...); la batería norteamericana comienza a disparar.

(...) A los pocos momentos las granadas estallaban por encima de las trincheras, alcanzaban las casas del pueblo y perforaban los muros de El Viso, proyectando los shrapnels su lluvia de plomo sobre la posición; mas, a pesar de todo, en el fuego español se observa igual continuidad e igual violencia.

Delante de El Viso se descubría un oficial paseándose tranquilamente a lo largo de las trincheras: fácil es comprender que el objeto de este peligroso viaje en medio de los proyectiles de que el aire está cruzado no es otro sino animar con el ejemplo a los bravos defensores; se le vio, de cuando en cuando, agitar la mano con su sombrero y se escuchaban aclamaciones.

¡Ah, sí! ¡Viva España! ¡ Viva el pueblo que cuenta con tales hombres!

Las masas de infantería americana se echaban y apretaban contra el suelo hasta el punto de parecer clavadas a él, no pudiendo pensar en moverse a causa de las descargas que la pequeña fuerza española les enviaba a cada instante. Se hizo preciso pedir socorros, (...).

Por fin, a las tres y treinta y seis minutos la brigada Chafee se lanza al ataque contra El Viso; pero queda al principio detenida al pie de la colina, y no invade el fuerte sino después de un segundo y violento empuje.

Los españoles ceden lentamente el terreno, demostrando con su tenacidad en defenderse lo que muchos militares de autoridad no han querido admitir: que una buena infantería puede sostenerse largo tiempo bajo el fuego rápido de las armas de repetición. ¡El último soldado americano que cayó fue herido a 22 pasos de las trincheras!

Aunque la clave de la posición estaba conquistada, la faena continuaba(...).

Desde El Viso, una vez ocupado, las tropas americanas comienzan a tirar sobre el pueblo (...), pero la ocupación no se efectuó hasta las cuatro y media, hora en que los últimos españoles abandonaron las casas para recomenzar el fuego desde una colina situada 600 metros al oeste.


¡Admirable obstinación de resistencia, a la que todos contribuyen hasta el último instante.

(...)El ruido del combate no cesó sino cuando el sol estaba a punto de ponerse. Durante cerca de diez horas 500 bravos soldados resistieron unidos y como encadenados sin ceder un palmo de terreno a otros 6.500 provistos de una batería, y les impidieron tomar parte en el principal combate contra las alturas del monte San Juan.

¡Después de esto, ni una sola palabra más se escucha en el campo americano sobre la cuestión de la inferioridad de la raza española!

Y esta lucha de El Caney ¿no aparecerá siempre ante todo el mundo como uno de los ejemplos más hermosos de valor humano y de abnegación militar?

(...) ¡Contemplad ese pueblo! Las casas están arruinadas por las granadas, las calles cubiertas de muertos y heridos (...) Todos han cumplido su deber, desde el primero hasta el último.

¡Dichoso el país que es tan querido de sus hijos!
¡Dichosos los héroes que han sucumbido en un combate tan glorioso! "


Saludos.


"Guarda con ello, como un tesoro, los nombres de los miles de héroes que cayeron por Marruecos y no contra Marruecos". General Alfredo Paniagua.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Joaquín Vara del Rey y Rubio, nació en Ibiza en 1841, ingresando a los 15 años en el colegio de Infantería de Toledo, saliendo como Subteniente en 1859.
Destinado en el Soria, estuvo destacado en las Chafarinas y posteriormente en el batallón provincial de Jaen, donde ascendio a Teniente en 1869.
Posteriormente sirvió en el Guadalajara y en el de Isabel II, participando en la sofocación de la agitación política en Madrid.
Destinado en Santoña, participó en la defensa de la ciudad, en el alzamiento de 1868, por el que fue condecorado con la cruz roja del mérito militar y el ascenso a Capitán.
Al año siguiente, destinado en el regimiento León, participó en la persecucíón de partidas republicanas en Cataluña y en 1870, sufrió la fiebre amarilla que asoló Alicante.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

En 1872 participa en la persecución de paertidas carlistas en el Maestrazgo, trasladado al batallón de cazadores de Mérida, sigue en la misma misión en Castellón y en Cataluña.
En el 73 es nombrado auxiliar de la dirección general de infantería, posteriormente al ministerio de la guerra y al batallón de reserva de Alicante.
Aquí interviene en la defensa de la ciudad, ante el ataque de la escuadra cantonalista, y es condecorado con una cruz roja del mérito militar.
A continuación es nombrado ayudante del general Canaletas, pasando enseguida al batallón de reserva de Badajoz, con el que persigue partidas carlistas en Guadalajara y Cuenca, encuadrado en el ejército del norte, pasando a servir nuevamente en la dirección general de infantería.
En 1875, es destinado al batallón provisional de Lérida y participa en la defensa de San Sebastián ante el ataque carlista.
En 1876, asciende a Comandante por méritos de guerra y es destinado al regimiento de Zamora, hasta su ascenso a Teniente Coronel en 1878, encargándose de la comandancia militar de Tudela y posteriormente la de Tafalla.
En 1880 manda el batallón de reserva de Astorga y al año siguiente es destinado al regimiento de Isabel II.
En 1884, es destinado al regimiento de España de guarnición en Manila, donde bajo las órdenes de Weyler participa en las operaciones de Cottabato en la isla de Mindanao, recompensado con una nueva cruz roja del mérito militar..
En 1887 es nombrado director de la academia preparatoria para hijos de oficiales, hasta 1890, que es nombrado gobernador politico militar de las Marianas.
En 1891, ascendido a Coronel,se le da el mando de la zona de reclutamiento de Ávila.
En 1895 es destinado a Cuba, interviniendo en operaciones contra los rebeldes protección de convoyes etc...
Nombrado comandante militar de Bayamo, se le concede en 1896, el mando del regimiento de Cuba, con el que el 5 de julio, participa en la acción de las lomas del Gato, en la que es muerto José Maceo, lo que le vale el ascenso a General de Brigada, una nueva cruz roja del mérito militar y el mando de una de las brigadas del general Linares, que operaba en Sierra Maestra, desde donde se trasladó a El Caney.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

En 1872 participa en la persecución de paertidas carlistas en el Maestrazgo, trasladado al batallón de cazadores de Mérida, sigue en la misma misión en Castellón y en Cataluña.
En el 73 es nombrado auxiliar de la dirección general de infantería, posteriormente al ministerio de la guerra y al batallón de reserva de Alicante.
Aquí interviene en la defensa de la ciudad, ante el ataque de la escuadra cantonalista, y es condecorado con una cruz roja del mérito militar.
A continuación es nombrado ayudante del general Canaletas, pasando enseguida al batallón de reserva de Badajoz, con el que persigue partidas carlistas en Guadalajara y Cuenca, encuadrado en el ejército del norte, pasando a servir nuevamente en la dirección general de infantería.
En 1875, es destinado al batallón provisional de Lérida y participa en la defensa de San Sebastián ante el ataque carlista.
En 1876, asciende a Comandante por méritos de guerra y es destinado al regimiento de Zamora, hasta su ascenso a Teniente Coronel en 1878, encargándose de la comandancia militar de Tudela y posteriormente la de Tafalla.
En 1880 manda el batallón de reserva de Astorga y al año siguiente es destinado al regimiento de Isabel II.
En 1884, es destinado al regimiento de España de guarnición en Manila, donde bajo las órdenes de Weyler participa en las operaciones de Cottabato en la isla de Mindanao, recompensado con una nueva cruz roja del mérito militar..
En 1887 es nombrado director de la academia preparatoria para hijos de oficiales, hasta 1890, que es nombrado gobernador politico militar de las Marianas.
En 1891, ascendido a Coronel,se le da el mando de la zona de reclutamiento de Ávila.
En 1895 es destinado a Cuba, interviniendo en operaciones contra los rebeldes protección de convoyes etc...
Nombrado comandante militar de Bayamo, se le concede en 1896, el mando del regimiento de Cuba, con el que el 5 de julio, participa en la acción de las lomas del Gato, en la que es muerto José Maceo, lo que le vale el ascenso a General de Brigada, una nueva cruz roja del mérito militar y el mando de una de las brigadas del general Linares, que operaba en Sierra Maestra, desde donde se trasladó a El Caney


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

La llegada de la brigada Escario a Santiago acelera los planes norteamericanos.
El general Shafter, informado por Lawton que puede neutralizar en un par de horas la posición de El Caney, le asigna una batería de artillería, y le ordena atacar la posición española al amanecer.
Ocupada la posición, Lawton formaría el ala derecha de la acción principal sobre Santiago.
La 2ª división, con 5.200 hombres y reforzada por cuatro cañones de 75 mm, parte de El Pozo hacia El Caney, la noche del 30 de junio.
Lawton teme que los españoles se retiren sin combatir, por lo que planea un ataque en pinza para que no puedan huir.
La I brigada al mando de Ludlow se dirige en eje del camino de Santiago para atacar la posición desde el sur.
La III brigada de Chaffee, se abrió hacia el nordeste, para atacar de flanco, mientras la II de Miles se organizó como reserva, guarnicionando a la vez el puesto de mando de Lawton y la batería de artillería.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

El pueblo de El Caney, estaba formado por dos docenas de casas, de una planta, y una iglesia, en un cerro a los piés de Sierra Maestra.
Al otro lado del valle, se encontraba el fortín del Viso, construido de ladrillo, durante la guerra grande.
A su alrededor había seis pequeños blocaos de madera. Tenían los nombres de Norte, Río, Asia, Matadero, Izquierdo y Cementerio.
Cuando Vara del Rey llegó con sus hombres, ordenó excavar trincheras, las llamadas en la época "carlistas", se colocaron alambradas y se hicieron troneras en los edificios.
Se ensayaron movimientos entre las distintas posiciones y se tomaron referencias para el fuego de fusil.
Esto se realizó ya, durante la noche del día 30 de junio.
Los españoles eran 391 soldados del regimiento Constitución, 41 del regimiento de Cuba y 95 voluntarios cubanos.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Los españoles se organizan de la siguiente forma:

Los pertenecientes al regimiento "de Cuba", en El Viso y las trincheras de la zona.
Los del "Constitución" (2 compañías), en los blocaos y trincheras de El Caney, con una compañía en resrva en la plaza del pueblo, y los voluntarios en segunda línea, en las casas con aspilleras.
Aproximadamente 300 hombres orientados hacia el este y unos 200 al sur.

Los primeros en descubrir el avance americano fueron los soldados de El Viso, a las 7 de la mañana. Desde esta posición y con el apoyo de fusilería del blocao Norte, paralizaron el avance de los hombres de Lawton. Incapaces de avanzar, retroceden y se cubren en contrapendiente.
Los americanos calculan que debido a la intensidad del fuego español, al menos 500 hombres guarnecen la posición de El Viso.

Han pasado ya dos horas(las que habían calculado que harían falta para tomar la posición) y Chaffe ordena a Lawton, olvidarse del Viso y flanquearlo por el norte, para caer sobre El Caney. Así lo hace, pero cuando desemboca, a las 10, en el llano, tras rodear la posición de El Viso, queda de frente del blocao Río, que comienza a disparar contra los norteamericanos.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Las descargas de los Mauser españoles impiden que el flanqueo norteamericano triunfe, y Chaffe ordena una nueva retirada, tras la imposibilidad de progresar por esta zona.

Mientras Ludlow ordena atacar con sus tres regimientos, en dirección sur-norte, siendo el otro lado de la pinza que debería haber embolsado la posición.
Pero desde el blocao Izquierdo y de las posiciones al sur de El Caney, se desata una nueva granizada de proyectiles. A duras penas los regimientos de soldados profesionales logran avanzar y cubrirse, pero los tres batallones del 2º de Massachussets (voluntarios) se repliegan en desorden. Estaban armados con fusiles Springfield que al disparar creaban una nube de humo blanco, visible para sus enemigos.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Son ya las 12, y la brigada de reserva recibe orden de incorporarse a la batalla, ante la decidida defensa española.
No son estos los únicos que llegan a la batalla, ya que Shafter ordena a la brigada de Bates, reserva del V cuerpo de ejército norteamericano apoyar el ataque. También la batería norteamericana adelanta su posición para hacer más efectivo sus fuegos.
Ahora el apenas medio millar de españoles se va a enfrentar a más de seis mil norteamericanos.

Pero ni con estos refuerzos los norteamericanos logran romper la resistencia española.
Estos, atrincherados en sus posiciones, asoman la cabeza,disparan y se ocultan. Los norteamericanos están parados y empieza a cundir el desaliento.
Tal es así, que Shafter ordena a Lawton: "Yo renunciaría a esos pequeños fortines, que no pueden causarnos daños. Convendría que la brigada de Bates, su división y los hombres de García (independentistas cubanos) tomen el camino de Santiago para constituir el ala derecha de las fuerzas que avanzan por el camino de Sevilla, en este momento empeñadas en arduo combate".


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

En el momento en que el mensajero llega con la orden de abandonar el ataque, la artillería americana ha logrado centrar el tiro sobre las posiciones españolas, que machacan los fortines uno a uno.
En ese preciso momento los soldados norteamericanos de Chaffe, cubiertos por el fuego avanzan contra los españoles de El Viso, Lawton contesta al mensajero que ya es tarde para retirarse.
A pesar de la lluvia de proyectiles de artillería y de las bajas, el fuego español se mantiene, logrando detener nuevamente la embestida norteamericana, al pie de la colina, pero animados por sus oficiales en un segundo intento siguen avanzando.
Sobre el valor norteamericano dirían los españoles:
"Nunca he visto nada parecido al arrojo y valor de los soldados norteamericanos. Avanzaban sobre nuestras trincheras sin camisa, con el pecho desnudo, expuesto al fuego letal de los fusiles."


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Este segundo intento de la infantería norteamericana logra su objetivo y los soldados ocupan las posiciones de El Viso.
En esta posición había en torno a 40 soldados españoles, 10 muertos y 11 heridos quedan en las posiciones. 12 fueron hechos prisioneros y menos de 10 lograron replegarse hasta El Caney.
En estos momentos Ludlow ataca la posición de El Caney, que ahora recibe fuego desde el recien conquistado El Viso.
Coronel Sargent: "El valor de los españoles superó todo lo imaginable. Las granadas hacían explosión en las calles, los blocaos saltaban por los aires, esquirlas de plomo barrían las trincheras, penetraban en cada rendija, en cada esquina, en cada aspillera, pero los soldados de aquel incomparable héroe, el general Vara del Rey, serenos y decididos, no dejaban de emerger de las trincheras para lanzar descarga tras descarga sobre los atacantes".
El fuego norteamericano es demasiado intenso, los blocaos de madera son reducidos a astillas y las casas y trincheras sometidas a una potencia de fuego abrumadora.
Aquí los historiadores no se ponen de acuerdo, en el momento en que el general español es herido, por lo contaré la secuencia que recoge el historial de la concesión de su Laureada.
A las 5 de la tarde, con solo 200 hombres Vara del Rey, ordena el repliegue, que no retirada, de las posiciones de El Caney a una nueva línea de defensa, 600 metros al oeste.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

Avatar de Usuario
tercioidiaquez
Mariscal de Campo
Mariscal de Campo
Mensajes: 17579
Registrado: 20 Ago 2005, 16:59
Ubicación: En Empel, pasando frio.
España

Mensaje por tercioidiaquez »

Cuando tan solo quedan 80 españoles, el general español ordena la retirada a Santiago de Cuba. Es en ese momento cuando es herido en ambas piernas, por lo que cede el mando al Teniente Coronel Puñet del "Constitución".
La gravedad de sus heridas obliga a trasladarlo en camilla, acompañado por su ayudante de campo (su hermano) capitán Antonio Vara del Rey, sus tres hijos (según algunas fuentes dos) y cuatro soldados de escolta.
Cuando se retiran por una trocha, son descubiertos por soldados norteamericanos, y a pesar de llevar un herido en una camilla, el pequeño grupo es tiroteado. Los soldados de la escolta y los familiares del general intentan proseguir pero es imposible y el grupo cae muerto.

El Teniente Coronel Puñet, sabe que es inutil proseguir la lucha y con los hombres que pueden andar se retiran por el mismo camino en el que ha muerto Vara del Rey y el grupo, pero logran superar el fuego norteamericano y llegar a Santiago de noche. Mientras, los soldados que defienden el blocao Rio cubren la retirada y cuando lo logran se rinden a los norteamericanos.
Los 14 soldados que defienden el blocao Norte, se mantendrán en su posición 24 horas más rindiéndo su posición al día siguiente.


“…Las piezas de campaña se perdieron; bandera de español ninguna…” Duque de Alba tras la batalla de Heiligerlee.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: CommonCrawl [Bot] y 2 invitados