Foro Militar General - FMG
 Indice  |  Mapa del sitio  |  Foro Militar  |  Artículos  |  Colaborar  |  Contacto
0

La Caballería de las SS en la segunda Guerra Mundial

JoseLuis
I Parte
Google
 

0          Contenido:
A la derecha: cartel de las Waffen SS y emblema de la 8ª SS Kavallerie-Division “Florian Geyer”
Waffen SS
Introducción

Para tratar del tema de la Caballería de las SS, creo que es necesario hacer una introducción sobre el nacimiento y desarrollo de esta Organización, ya que la misma fue muy compleja, y los mitos, errores, mentiras y lugares comunes vertidos sobre la misma, tanto en uno como en otro sentido, hacen tener una visión distorsionada de lo que en realidad fue. 

Las SS era una organización armada del NSDAP, pero que operaba al margen, aunque paralela al Partido (de hecho, a sus miembros no se les exigía especialmente estar afiliados al NSDAP), dentro de la política de Hitler y otros líderes de configurar el Partido como un Frente compuesto por columnas independientes que marchaban en un mismo sentido; y como tal organización partidaria era una organización privada, en el sentido de que no era estatal, y así siguió siendo hasta 1945. 
Caballeria SS en la Segunda Guerra Mundial
Pero durante su existencia, muchos de sus miembros coparon varios cargos de las instituciones públicas civiles y militares de Alemania vistiendo el uniforme de la Organización, lo que lleva muchas veces al error sobre los cometidos realmente desarrollados. Asimismo, también acaparó el control de fuerzas del Estado, como fueron los Regimientos y Batallones de la Policía uniformada (institución del Reich), que en 1943 fueron redenominados como SS Polizei Regimenter, aunque sus miembros no formaban parte de la organización; y lo mismo cabe decir de la Policía de Seguridad (GESTAPO y Kripo), que en su mayor parte estaba formada por funcionarios del Estado que no tenían vinculación jurídica alguna con la Organización, a pesar de que todos los Jefes tendían la doble dualidad de ser jefes de la Policía y del órgano de seguridad del partido, el SD, que era una de las ramas de las SS. 

Durante su existencia, se creó tal marasmo entre lo público y lo privado, entre lo que era las SS y lo que eran las instituciones del Estado, que aparece las SS como un pulpo con múltiples tentáculos, que lo era, pero no en el sentido que se nos ha dibujado: hasta el estallido de la guerra, la mayor parte de los miembros de las SS lo eran a tiempo parcial, y durante la guerra, salvo los que estaban en edad militar y fueron movilizados o reclutados para unidades de seguridad, así siguieron siendo; la estructura territorial de las SS, que descansaba en su nivel inferior en los SS Standarten era más una estructura administrativa que propiamente militar, como su nombre parece indicar. 

Pero la acción de las SS no se limitaron a las funciones de represión política y racial, de seguridad o militares, sino que se extendió por todos los ámbitos sociales: culturales, de investigación, deportivos, y hasta económicos: la SS desarrolló una economía paralela a la del Estado, con sus propias empresas y patrocinadores, a pesar de que sus miembros que estaban tanto en las fuerzas armadas como en la de seguridad cobraban sus sueldos del presupuesto del Reich. 

Al final, y es casi de locos, la SS era un Estado dentro del Estado, con su propia visión de la sociedad, pero de una sociedad SS, que iba más allá de la del nazi medio, con empresas SS, Tribunales exclusivos para los SS, policía SS, ejército SS, con un culto pagano SS y con una pretensión de crecimiento endogámico, al margen del resto de la sociedad alemana.

En fin, una estructura demasiado compleja como para abordar el tema recurriendo a los tópicos o lugares comunes a que nos tienen acostumbrados los que escriben sobre la historia militar. Por otro lado, para profundizar en este tema, del que se ha escrito muy poco, y vistas las citas al mismo que he ido encontrado en las fuentes que ido tratando, me he visto en la irremediable necesidad de adquirir un par de buenos libros sobre el tema: “Himmler’s Cavalry. The Equestrian SS 1930-1945”, de Paul J. Wilson (Schiffer Publishing, 2000), que trata sobre la organización y funcionamiento de la SS-Reiter como organización en general, sosteniendo, incluso, la tesis de que fue la única división de la SS exculpada por el Tribunal Internacional de Nuremberg (cuestión que podría servir para otro debate), y “Ridding East. The SS Cavalry Brigade in Poland and Russia 1939-1942”, de Mark C. Yerger (Schiffer Publishing, 1996), aunque este se centra más en las operaciones de seguridad y contra los partisanos y las primeras operaciones en Rusia, hasta la creación de la 8ª SS Kavallerie-Division “Florian Geyer”.

Caballeria SS en la Segunda Guerra Mundial
Equipamiento del miembro de la 8ª SS Kavallerie-Division “Florian Geyer”





Las SS: origen, desarrollo y organización 


Las SS (Schütz Staffel o Escuadras de Protección), nacieron allá por el año 1925, dentro de las SA (Sturm Abteilung, o Grupos de Asalto), que era la fuerza de choque del NSDAP. Concebidas en principio como un selecto grupo que se encargaba de la seguridad personal de los líderes nazis en mítines, desfiles y concentraciones, en un principio no eran más que 250 miembros en toda Alemania, y su uniforme era el mismo que el de las SA, pero para distinguirse adoptaron el color negro en sus gorras y pantalones y la calavera de Brunswick como signo distintivo, en memoria de los Lieb Hussaren, los Húsares de la Guardia del Imperio, que utilizaban esos signos distintivos para resaltar su condición sobre los otros regimientos. Cuando en 1929 Heinrich Himmler fue puesto al frente de esta pequeña fuerza, volcó en la misma sus ideales de convertirla en una nueva Orden de Caballería del movimiento nazi, y la pequeña sub-organización creció espectacularmente: se aplicaron criterios de selección muy rigurosos, en el sentido de que los miembros de la organización debían ser arios puros, acreditando una “pureza de sangre” de ocho generaciones; debían tener un comportamiento intachable, que los distinguía de los ruidosos y folloneros miembros de la SA, y debían mantener una fidelidad inquebrantable en el Führer. En 1933, cuando los nazis llegaron al poder, las SS ya tenían 50.000 miembros.

Paralelamente, Himmler había sido designado Jefe de Seguridad del Partido, misión que, en inicio, sólo correspondía velar por la seguridad de la Casa Parda de Munich. Pero en 1930 se afilió a la organización un joven oficial de la Reichsmarine, Reinhard Heydrich, que acababa de ser expulsado de la marina por un Tribunal de Honor por un asunto de faldas. Heydrich hizo alarde ante Himmler de sus conocimientos de cifrado para darle a entender que sus funciones en la Marina había sido las de Oficial de inteligencia, siendo nombrado inmediatamente Sturmbannführer (el equivalente a teniente coronel) y jefe del Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst o SD), que apoyándose en la estructura de la SS comenzó a extender sus tentáculos por toda Alemania.

Hasta la llegada de los nazis al poder, tanto SA como SS eran organizaciones del partido, y por lo tanto, salvo unos pocos miembros que estaban “contratados” a tiempo completo, es decir, con dedicación exclusiva y pagando el partido sus salarios; la inmensa mayoría de los afiliados a ambas organizaciones lo eran a tiempo parcial, es decir, tenían sus trabajos al margen de las organizaciones, acudiendo sólo cuando eran llamados para participar en actos políticos o para prestar servicio por horas en los locales del partido o realizar funciones de propaganda (independientemente de que a los miembros que estaban en paro, la organización les facilitaba la comida en los locales del partido o, en casos extremos, hasta el alojamiento). El mismo tipo de organización paramilitar lo tenían otras formaciones políticas en Alemania en esas fechas: la Kampfbund, del SPD (socialdemócratas); el Rotte Front, del KPD (comunistas), o los Stäalhelm, sin adscripción partidaria definida, pero cercanos a los partidos conservadores.

Waffen SS

Como fuerza dependiente de la SA, las SS se organizaron al estilo de ésta: primero en Scharen (Escuadras), y cuando fueron creciendo, en Sturmen (Compañías), Sturmbannen (Batallones), Standarten (Regimientos), Brigaden (Brigadas) y Gruppen (Divisiones), con los mismos grados que tenía la SA, pero anteponiendo el “SS”. Su organización estaba subordinada, teóricamente, a los mandos locales y regionales de la SA, pero su dependencia jerárquica de la jefatura y su estanqueidad como organización les hacía parecer como un algo aparte. Su lealtad a la jefatura nacional del partido y a Adolf Hitler se hizo patente cuando en 1931 el Gruppen de la SA de Berlín se amotinó contra la jefatura del partido (también llamado el “putsch Steines”, en nombre del SA Gruppenführer que lo encabezó), ocupando todos los locales del NSDAP en Berlín durante una semana. La acción del SS Standarte de Berlín, que desalojó a golpes a los revoltosos y dio seguridad al líder nazi de Berlín, Joseph Goebbels, durante la revuelta, hizo crecer muchos puntos a la organización negra dentro del partido.

Dentro de las SA, había una especialidad, las SA-Reiter (la traducción literal sería la de Jinetes de las SA, pero más acorde es la de Caballería SA), fundada en 1930, que era aquella parte que agrupaba a los miembros de las tropas de asalto que pertenecían a clubs o sociedades hípicas y que tenían a su disposición una montura, lo que les permitía acudir a caballo a las concentraciones del partido, dando la impresión de que el ejército nazi disponía de unidades a caballo. Sus miembros se reclutaban en pequeñas comunidades rurales o entre miembros de sociedades hípicas ya constituidas, su principal función era la difusión de los deportes hípicos entre la sociedad alemana, fundamentalmente entre las clases populares. Este énfasis entraba dentro de la política del Partido, y de las SA, de difundir los llamados “deportes militares”, y tuvieron una gran aceptación (hasta el punto de que incluso tras la purga de 1934 y la “caída en desgracia” de las SA, siguieron su pujanza, teniendo varios picaderos con caballos repartidos por toda la geografía alemana y el número de sus miembros fue en aumento).

Paralelamente, las SS también crearon su especialidad hípica, las SS-Reiter, produciéndose los primeros choques “competenciales” entre SA y SS sobre zonas de influencia y de recluta de miembros, llegándose a un acuerdo sobre la distribución de zonas de Alemania donde sólo podría reclutar miembros una u otra organización. La SS-Reiter adoptó el mismo signo que la SA-Reiter: las dos lanzas cruzadas, que sus miembros llevaban en el parche derecho del cuello de sus uniformes.

Inicialmente, estas Unidades de Reiteren se organizaban como Schar o Stürme de los Standarten existentes (1), hasta que hubiese el números de unidades suficientes como para constituir una unidad del escalón superior, en este caso los Reiter-Santandarten. Normalmente, un Reiter-Standarte, tanto de las SA como de las SS, comprendía entre tres a cinco Reiter-Sturme (2), aunque se dieron casos de Unidades que comprendieron hasta 7 ú 8 Reiter-Sturme.

En enero de 1933, cuando los nazis alcanzaron el poder, las fuerzas paramilitares del NSDAP se incrementaron notablemente, llegando a sumar cerca de tres millones de hombres, bajo el mando del SA Chef-des-Stabs Ernst Röhm. En marzo de ese mismo año, los miembros de las SA y SS, armados con fusiles y ametralladoras pesadas, se hicieron con el control de todas las instituciones alemanas que no dominaban los nazis, desalojando por la fuerza a sus rivales políticos, y ocupando todos los puestos de la Administración. Himmler, siempre secundado por su fiel Heydrich, fue nombrado Ministro del Interior de Baviera y Jefe de la Policía de dicho Land, desde donde afianzaron el poder del SD, aunque sin poder salir de su feudo bávaro, ya que el control de Prusia, el Land más grande del Reich, estaba bajo el control de Goering, pero, sin embargo, la SS había conseguido aumentar su influencia al lado del Führer, aumentando su escolta personal, de los efectivos de inicialmente un Schar (Sección), bajo el mando de Joseph (Sepp) Dietrich, a un Sturme (Compañía), a un Sturmbann (batallón), primero, y Standarte (regimiento) después, que se hizo cargo de la guardia y seguridad de la Cancillería, y que recibió el título de SS Lieb Standarte “Adolf Hitler”.

En 1934, Ernst Röhm era, además de jefe de la SA, Ministro sin cartera del Gobierno del Reich, y Ministro de Estado del Land de Baviera, y representaba el ala más militar dentro del movimiento nazi, y sus aspiraciones eran ser el jefe de un ejército verdaderamente nacionalsocialista. Sus llamadas a realizar una “segunda revolución”, el comportamiento de sus hombres para con otros líderes del movimiento nazi, así como el incremento que los hombres de la SA estaban tomando en las fuerzas de policía alemana, le hizo crearse muchos enemigos, tanto en el partido como fuera de él. Ignorando lo que ocurría a su alrededor, Röhm creó varias unidades de Stabs Wachte (guardias de seguridad) con miembros de la SA, para distintos líderes políticos nazis, de las cuales la más importante era el SA Standarte “Adolf Hitler”. Estas Unidades estaban formadas por miembros con dedicación exclusiva, permanentemente acuarteladas y armadas con fusiles. Su pretensión de dotar a las Stabs Watchen con armamento pesado (ametralladoras y cañones de infantería) disparó todas las alarmas. Miembros de las altas jerarquías del Reichswehr, de la banca, de la industria, y del partido exigieron a Hitler que “solucionase el problema Röhm”. El 30 de junio de 1934, se produjo la crisis que luego se denominó “la Noche de los Cuchillos Largos” o “el putsch de Röhm”, donde los enemigos conjurados de éste lograron convencer a Hitler de que la SA, con su jefe al frente, pensaba sublevarse para apartarle del poder, lo que llevó al descabezamiento de la cúpula de la SA en el balneario de Bad Godesberg (Baviera), así como en Berlín, utilizando principalmente fuerzas de la SS, y en concreto del SS Lieb Standarte.

Las consecuencias de esta crisis fueron que el Ejército tuvo la garantía de que no habría más fuerzas militares que las encuadradas en la Reichswehr, que la SA fue desmembrada, y la SS logró alcanzar el status de organización independiente (como otras organizaciones en principio subordinadas a la SA, como el NSKK –cuerpo de conductores nacional socialistas-) el SA Standarte “Adolf Hitler” fue disuelto, pasando varios de sus miembros, previamente depurados y seleccionados al Lieb Standarte SS “Adolf Hitler”), y que Goering tuvo que ceder el control de la GESTAPO al dúo Himmler-Heydrich, que, poco a poco y colocando a hombres de la SS en las distintas Jefaturas de la Landespolizei se iban haciendo con el control de las fuerzas de policía de Alemania.

Otras concesiones que obtuvo Himmler por su lealtad, fue el traslado a su competencia (antes había estado bajo la dependencia de la SA) de los campos de concentración para prisioneros políticos, que puso bajo al égida de una nueva subdivisión de la SS, la “SS Totenkopftverbände” (Tropas SS de la Calavera, también conocidas como SS-TV), y la creación en el seno de la organización de una pequeña fuerza armada, dedicada a la seguridad del Führer, que había quedado traumatizado por la idea de que se tramase un golpe en su contra y más aún dentro del propio partido, que fue denominada “SS-Verfügungstruppen” (Fuerzas SS para servicios especiales), también conocidos como SS-VT, en la cual se incluía el SS Lieb Standarte. Para vencer los recelos de los mandos de la Reichswehr y mantener la promesa de que los militares serían las únicas Fuerzas armadas del Reich, las SS-VT fueron clasificadas como “una especie de Gendarmería armada”, y para acabar con los recelos, el 16 de abril de 1936, cuando Himmler fue nombrado Chef-des-Deutsches Polizei (Jefe de la Policía Alemana) ambas ramas de la SS, SS-TV y SS-VT fueron declaradas organizaciones al servicio del Estado y los sueldos de sus componentes incluidos en la partida de las fuerzas de Policía en el presupuesto del Ministerio del Interior.

Hago un inciso para hacer un breve comentario acerca de las SS Totenkopftverbände, que vulgarmente son despachadas con el título de “guardianes de campos de concentración”, que efectivamente lo eran, pero las SS Totenkopftverbände era algo más que simples carceleros. Las SS Totenkopftverbände se crearon como una especialidad dentro de la SS para acabar con los enemigos del Estado y del Partido por medio del terror y la violencia: son las SS Totenkopftverbände las que aplican las leyes de Nuremberg, y en especial la “Nacht und Nebel”; son los SS Totenkopftverbände los que detienen, auxiliados por la Policía de seguridad y la Policía del orden, a comunistas, judíos y otros antisociales y los trasladan a sus campos de concentración, que, no olvidemos, era campos creados, dirigidos y gestionados al margen del sistema penitenciario alemán, y aunque sus carceleros cobrasen la nómina del Ministerio del Interior, no eran funcionarios del Estado ni policías, sino miembros de una organización privada, aunque declarada “al servicio del Estado”. Cuando estalló la guerra, y para desarrollar funciones de seguridad en los países ocupados, se reclutaron hasta 12 SS Totenkopftverbände Standarten, de los cuales, dos fueron regimientos de Caballería, los cuales entraron en acción en Polonia, y cuya principal misión era acabar con comunistas y judíos.

Bien, tras este inciso, hay que indicar que la creación de las SS-VT y las SS-TV supuso una reorganización total de las SS, quedando el resto de lo que fue la organización inicial bajo la denominación de Allgemeine-SS (SS General), y como especialidades de la misma, en cuanto sus miembros lo eran a dedicación completa, la SS-SD, SS-VT y SS-TV.

Con esta nueva división, la Allgemeine-SS quedó articulada en diecisiete Distritos (Oberabchnitt), que coincidían con los Distritos Militares (Wehrkreiss)
 

Número  Oberabschnitt  Cuartel general
Nordost  Konigsberg
II  Ostsee  Stettin
III  Spree  Berlin
IV  Elbe  Dresden
Sudwest  Stuttgart
VI  West  Dusseldorf
VII  Sud  Manchen
VIII  Sudost  Breslau
IX  Fulda-Werra  Arolsen
Nordsee  Hamburg
XI  Mitte  Braunschweig
XII  Rhein Ouest mark  Wiesbaden
XIII  Main  Nurnberg
XVII  Donau  Wein

A su vez, los Distritos se subdividían en dos o más Sub-Distritos (Abschnitt), del que había un total de cuarenta y cinco:
 

Número  Oberabschnitt  Cuartel general
Sud  Manchen
II  Elbe  Dresden
III  Spree  Berlin
IV  Mitte  Hannover
West  Duisburg
VI  Sudost  Breslau
VII  Nordost  Konigstberg
VIII  Donau  Linz
IX  Main  Wursburg
Sudwest  Stuttgart
XI  Rhein-Ouest  Koblenz
XII  Spree  Frankfurt/ Oder
XIII  Ostsee  Stettin
XIV Nordsee  Oldenburg
XV  Nordsee  Hambourg
XVI  Mitte  Dessau
XVII  Ouest  Munster
XVIII  Elbe  Halle / Saale
XIX  Sudwest Karlsruhe
XX  Nordsee  Kiel
XXI  Sudost  Hirschberg
XXII  Nordost  Allenstein
XXIII  Spree  Berlin
XXIV  Sudost  Oppeln
XXV  Ouest  Dortmund
XXVI  Weischel  Zoppot
XXVII Fulda-Werra  Weimar
XXVIII  Main  Bayreuth
XXIX  Sudwest Konstanz
XXX  Rhin-ouest Frankfurt/Oder
XXXI  Donau  Wien
XXXII  Sud  Augsburg
XXXIII  Ostsee  Schwerin
XXXIV  Rhein-ouest  Saarbrucken
XXXV  Alpenland Graz
XXXVI  Alpenland  Salzbourg
XXXVII  Böhmen und Mähren  Reichenberg
XXXVIII  Böhmen und Mähren  Karlsbad
XXXIX  Böhmen und Mähren  Brunn
XXXX  Weischel  Bromberg
XXXXI  Weischel  Epine
XXXXII  Warthe  Gnesen
XXXXIII  Warthe  Litzmannstadt
XXXXIV Nordost  Gumbinnen
XXXXV  Sudwest  Strasbourg

Cada Sub-Distrito (Abschnitt) controlaba de dos a cuatro regimientos de infantería SS (SS-Fuss-Standarte), de los que había un total de 125 (3), y además, unidades especializadas como eran los regimientos de caballería (SS-Reiterstandarten (R) ) ; los batallones de transmisiones (SS-Nachrichten-Sturmbanne (N) ); los batallones de ingenieros (SS-PionierSturmbanne (Pi) ); las compañías de sanidad (Sänitats-sturme (San. Rue) ); las compañías de automóviles (SS-Kraftfahr-Stürme (K) ); y las compañías de motocicletas (SS-Kradstürme).

A los efectos del presente estudio, nos centraremos en los SS-Reiterstandarten.


Emblema de la 8ª SS Kavallerie-Division “Florian Geyer”

Las SS-Reiter 


Las SS-Reiter se crearon, como se ha dicho, en 1930, a partir de la SS-Reitersturme del SS Standarten de Munich. Gradualmente se fue extendiendo por Alemania y al año siguiente ya había Compañías montadas en Silesia, Sajonia y el norte de Alemania. Teóricamente, donde había una unidad SS se organizaba una unidad montada, ya que estas unidades, por su vistosidad, era muy bien vistas por el público en general, y por la sociedad rural en particular.

Las Unidades montadas fueron importantes para el movimiento nazi, y sobre todo para sus formaciones paramilitares, de naturaleza propiamente urbana, para acceder e introducirse en la sociedad rural, especialmente entre los grandes propietarios y aristócratas. La proporción de nobles y grandes propietarios en las SS-Reiter siempre fue muy superior al de resto de unidades y ramas de las SS.

En 1939, las SS tenían ya un total de diecinueve Unidades de Caballería (Reiter Standarten), que comprendían un total de 112 compañías montadas, totalizando 11.161 hombres (posteriormente, durante la guerra, se organizaron tres Reiterstandarte más en los nuevos distritos, que comprendían las zonas de Polonia y Checoeslovaquia anexionadas al Reich). La organización de los ReiterStandarten era la misma que las unidades de infantería SS. Estas unidades se creaban en los regimientos de infantería cuando había un grupo de hombres que tuvieran la disponibilidad o la propiedad de un caballo para dedicarlo a las labores del movimiento y de la organización en número suficiente para constituir un Pelotón de 12 hombres (Reiterschar), o una Sección (Reitertrupp) de 40 hombres. Cuando los efectivos alcanzaban los de una Compañía (Reitersturme), de 140 hombres, se le añadía un Pelotón de transmisiones (Nachrischteschar) de 8 hombres a caballo. Cuando estos efectivos excedían de un Reitersturme, se constituía un Reiterstandarte.

Un Reiterstandarte comprendía entre 2 y 6 compañías, con una Sección de transmisiones de 36 hombres a caballo.

Las SS organizaron sus unidades montadas en áreas comprendidas dentro de los distritos (Oberabschnitt) de la Organización. Entre 1933 y 1936 existían 8 distritos de Caballería (Reiterabschnitte), subordinados al Distrito regional, al frente de los cuales estaba el jefe regional de caballería SS (Oberabschnittereiterführer). A partir de 1936, se suprimieron los distritos de caballería, quedando las unidades subordinadas directamente a la jefatura de Distrito. Cada Oberabschnitt tenía al menos uno, pero no más de tres, Reiterstandarten.

La distribución era la siguiente:

Número  Cuartel General  Oberabschnitt
R.1  Insterburg  NO - Nordost
R.2  Danzig  Wei. - Weichsel
R.3  Treuburg  NO - Nordost
R.4  Hamburg  NS - Nordsee
R.5 Stettin  OS - Ostsee
R.6  Düsseldorf  W - West
R.7  Berlin  Sp. - Spree
R.8  Pelkum  W - West
R.9  Bremen  NS - Nordsee
R.10 Arolsen  FW - Fulda-Werra
R.11 Breslau  SO - Südost
R.12  Schwerin  OS - Ostsee
R.13  Frankfurt (Main)  RW - Rhein-Westmark
R.14 Stuttgart  SW - Südwest
R.15  München  S - Süd
R.16  Dresden  E - Elbe
R.17  Regensburg  Ma. - Main
R.18  Wien (Viena)  D - Donau
R.19  N/A Wei Weichsel
R.20  Tilsit  NO - Nordost
R.22  Posen  Wa. - Warthe

La función de los Reiterstandarten era la promoción de las actividades hípicas y ecuestres de forma general. Sus miembros, aparte de la instrucción que recibían todos los miembros de la SS (militar e ideológica), recibían instrucción propia sobre equitación: monta, carrera, saltos, cuidado de animales y nociones de veterinaria y primeras curas al ganado, así como la organización, cuidado y mantenimiento de cuadras. En cuanto a su actividad como organización del partido, participaban en desfiles y concentraciones, en establecer cordones de seguridad y como fuerza de policía de reserva, en establecer control de rutas y combate urbano; y, en lo que se ponía especial énfasis, en las competiciones deportivas hípicas. Los oficiales de la SS-Reiter recibían periódicamente cursos de 2 ó 3 días, en los cuales se les impartían lecciones de cómo llevar a cabo las tareas administrativas de una unidad de Caballería, cómo hacer inspecciones de ganado y cuadras y la movilización de unidades.

Este fue un aspecto, el de la instrucción y formación hípica, en que las SS pusieron un especial esmero. A principios de 1930, los SS-Reiter seguían el “Rothkirch Kursus”, el curso de instrucción de equitación impartido por Edwin Graft Rothkirch, oficial retirado de la Reichswehr que había sido jefe del equipo de equitación de la Escuela Militar de Caballería de Hannover, y que había escrito un manual de amplia difusión sobre la instrucción y entrenamiento de pequeñas unidades de Caballería. Cuando el Conde Rothkirch se retiró definitivamente en 1934, la SS-Reiter optó por abrir sus propios centros de instrucción.

Fue precisamente a través de la promoción de las actividades hípicas como las SS llegaron a las clases altas de la sociedad alemana, que veían en la SS-Reiter como una especie de club hípico distinguido. Como ya hemos señalado, el número de aristócratas en la SS-Reiter era muy superior que en cualquier otra rama de las SS. Y el hecho de que prestigiosos jinetes alemanes también ingresasen en las SS-Reiter, y la formación de equipos hípicos para competición, e incluso con la creación de eventos deportivos, dieron gran divulgación social a esta rama de la organización negra. El 7º SS Reiter Standarte, con sede en Berlín, llegó a tener siete Reitersturme a su cargo, y sus oficiales, de alta cuna, excelente educación, buenos modales y políglotas en su mayor parte, fueron empleados como relaciones públicas con las delegaciones y visitantes extranjeros de alto rango durante los Juegos Olímpicos de 1936, causando en éstos un gran y grata impresión, reforzando la idea de que las SS estaba formada por verdaderos caballeros y que no tenían nada que ver con aquellos brutos de las SA, idea que persistió en muchos europeos hasta bien entrada la Segunda Guerra Mundial.

Los miembros de la SS-Reiter que pertenecían a los equipos de competición hípica estaba rebajados de los servicios ordinarios de su unidad, como era el concurrir a las reuniones de formación política (dos horas diarias), o el mantenimiento de los establos y cuidado de los caballos, o actos de propaganda, o vigilancia de las instalaciones de su Unidad, o la participación en los ejercicios de alarma que las unidades de la SS-Reiter, como el resto de las Allgemeine SS, practicaban periódicamente (no hay que olvidar que la Allgemeine SS había sido concebida como una especie de milicia territorial, formada por soldados políticos a tiempo parcial, y su función era la de reforzar a las unidades de policía en caso de insurrección, disturbios o tentativas de golpe de estado), lo que no era muy bien visto por el resto de miembros de la Organización, sobre todo entre los Altekampfer (los veteranos del movimiento nazi), que veían en estas actividades signos de aburguesamiento y de separación de los ideales de la Organización. Para acallar estas voces discrepantes, Himmler nombró Inspector de la SS Reiter, subordinado a la Jefatura Nacional, a Fiedrich-Wilhem Krüger, veterano del movimiento nazi y de las SS y Reiterführer del OA Spree (Berlín), también gran apasionado del mundo hípico, y por tanto, nada sospechoso de ser un aburguesado de cara a los veteranos de la Organización.

Caballeria SS en la Segunda Guerra Mundial
Miembros de la SS Kavallerie

Las escuelas de equitación de las SS 


Las escuelas de equitación de las SS fueron tres: la Escuela de Equitación de Forts, el Instituto de Remonta de la Jefatura de las SS de Hamburgo y la Escuela Superior de Equitación de Munich.

La primera de ellas, la Escuela de Equitación de Forts, se creó bajo los auspicios de Christian Weber, miembro de las SS que tenía una importante cuadra y un apasionado por el mundo de los caballos. Weber consiguió el apoyo financiero de la Corporación Hansel, a la que se distinguió con el título de “patrocinador de la SS”, cuyo apoyo permitió conseguir los locales y una cuadra de 28 caballos, luego ampliada a 35, en propiedad para la Escuela. En la Escuela de Equitación de Forts se impartían cursos de un mes de duración para 25 ó 30 alumnos, tanto de SS-Reiter como de la SS-VT, en los que se hacía especial énfasis en la monta, carrera, salto, tiro y formación ideológica; los oficiales que seguían esos cursos eran instruidos en tácticas de combate nocturno, en cómo utilizar una unidad de caballería pié a tierra en combate, orientación diurna y nocturna y todos los aspectos de formación para mandar unidades de Caballería. Como director de esta Escuela se nombró a Wilhem Gerves, un veterano de la I Guerra Mundial, pero al poco tiempo fue reclamado por el Heer para volver al servicio activo, nombrándose a continuación como director a Hans Mörschel, que había sido jefe de la policía de Kiel, donde había instruido y mandado unidades de Policía a caballo.

La Academia de Equitación de Forts se mantuvo en activo hasta el 15 de febrero de 1938, en que todo el material y ganado fue transferido al recién creado Instituto de Remonta de la Jefatura de las SS en Hamburgo, donde la organización había adquirido terrenos y edificios más grandes. Al frente de esta nueva escuela hípica fue nombrado otro antiguo oficial de caballería de la gran guerra, Hans Von Salviati, que hasta la fecha había estado al mando del 9. Reiterstandarte en Bremen.

Aunque la más importante de todas las escuelas de equitación fue la Escuela Superior de Equitación de las SS de Munich. La escuela fue construida entre octubre de 1936 y julio de 1937, mes en que fue inaugurada, bajo un proyecto del arquitecto Kart Meitinger realizado por el constructor Otto Scheidermaier. Era un edificio espléndido, que comprendía dos picaderos cubiertos, uno de los cuales era el más grande de toda Alemania: 100m de largo por 28m de ancho. La Escuela disponía de grandes establos, divididos en cuadras para seis caballos, y tenía, además, enfermería y hospital veterinario, y varios edificios de apartamentos, con una gran cocina, comedores, grandes aseos con duchas y baños, y una gran lavandería, tanto para el personal de la Escuela como para los participantes en los cursos. La Escuela Superior de Equitación era uno de los orgullos de las SS, que procuraban que todas las autoridades y visitantes importantes que pasaban por Munich fuesen a visitarla.

Al frente de la Escuela Superior de Equitación Himmler colocó a un hombre que fue clave para el desarrollo de las Unidades de Caballería de las SS durante la guerra: Herman Fegelein.

Otto Herman Fegelein nació el 30 de octubre de 1906, en Ansbach, Franconia. Su padre, Hans, sirvió como oficial de caballería en la I Guerra Mundial, y tras la guerra, fundó su propia escuela de equitación en Munich, donde Herman trabajó como mozo de cuadra en su juventud. Hans educó a sus hijos en el amor a los caballos y la pasión por la equitación. Herman Fegelein, después de terminar sus estudios de bachillerato, estudió durante dos semestres Económicas en las Universidad de Munich, sirviendo a continuación (entre 1924 y 1925) durante seis meses de un Regimiento de Caballería de la Reichswehr, en el cual estuvo destinado en una Sección de Ametralladoras. Tras abandonar el Ejército, ingresó en la Policía del Land de Baviera, donde estuvo como suboficial y cadete de oficial de la policía hasta 1930, en que volvió a la escuela de equitación de su padre. Era un jinete experimentado, que había ganado varios concursos hípicos, tanto en las modalidades de carreras como de saltos, representado a la escuela de su padre. En 1929 se acercó al movimiento nazi, dando lecciones de equitación a los miembros de la Liga de Estudiantes Nacionalsocialistas, y en 1932 ingresó formalmente en el Partido. Christian Weber lo presentó a Himmler, y después de que éste viera una exhibición hípica en la que participaba Fegelein, le ofreció ingresar en las SS con el grado de Haupsturmführer (capitán), a lo que Herman aceptó entusiásticamente (su hermano Waldemar ingresaría poco después). Fegelein hizo una carrera meteórica en la SS-Reiter: mandó inicialmente una Reitersturme del 15 Reiterstandarte (Munich), siendo luego Ayundante de Gaspar Koenig, Reiterführer del Gruppe Süd, quien después fue jefe del Oberabschnitt Süd. La creación de la Escuela Superior de Equitación de Munich fue un proyecto de Fegelein, apoyado entusiásticamente por Weber, por lo que, tras la aprobación del mismo por la Jefatura Nacional de las SS y el propio Reichsführer, fue lógico que el director de la Escuela fuese el propio Fegelein.

Caballeria SS en la Segunda Guerra Mundial
Miembros de la SS Kavallerie

El SS Totenkopf-Reiter-Standarte 


A partir de agosto de 1938, cuando se hacían más patentes los rumores de guerra, se desató la alarma entre los miembros de las SS-Reiter en general y en Fegelein en particular: la Allgemeine-SS, como organización privada, no estaba exenta del reclutamiento y movilización por parte del Ejército, e incluso el Heer había comenzado a matricular los caballos de las escuelas de equitación de las SS y otras organizaciones nazis como susceptibles de requisa en caso de movilización. Esto no ocurría, en cambio, con las especialidades de las SS, que había sido declaradas “a servicio del Estado”: SS-SD, SS-VT y SS-TV, cuyos miembros no podían ser reclutados por las fuerzas armadas.

Fegelein desplegó toda su influencia cerca de Himmler para salvar su Escuela y los caballos de la misma, y la solución que se halló, para evitar la sujeción de la Escuela Superior de Equitación de las SS al reclutamiento de personal y requisa de ganado, fue declarar a la Escuela Superior de Equitación de las SS como unidad Reiter adscrita al 1º SS Totenkopf Standarte "Oberbayern", que tenía su cuartel general en Dachau, cerca de Munich, aunque sólo a los efectos administrativos y de burlar la recluta por parte de las fuerzas armadas.

En el verano de 1939, y con la decisión de atacar Polonia ya tomada en firme y los planes avanzados, Himmler ordenó a Fegelein que empezase a desarrollar los planes para constituir una Unidad de Caballería para actuar en Polonia. Esta Unidad no sería una Unidad de combate, sino que pertenecería a las fuerzas de ocupación que seguirían a las fuerzas de la Wehrmacht, y sus misiones serían las de actuar como fuerzas de ocupación, liberando a las unidades militares de este cometido, y de seguridad en el territorio ocupado; sus miembros serían reclutados entre las SS-Reiter, SS-TV y la ORPO.

Durante la primera semana de la guerra, el Inspector de la SS-Reiter, SS Obertsgruppenführer Krüger, emitió una circular a todos los SS Reiter Standarten por la que se informaba que se iba a constituir una Unidad especial de Caballería en Berlín, dentro del programa de refuerzo de unidades de policía SS, y todos los Reiter Standarten debería remitir relaciones de personal y caballos que podían ser asignados a esta nueva Unidad. Cada Oberabschnit debería enviar a Berlín un número determinado de hombres y caballos para ser instruidos por Fegelein y su plantel de la Escuela Superior de Equitación: el Oberabschnit Öst fue requerido para que enviase más hombres y caballos, 68 y 54, respectivamente, mientras que otros Oberabschnit tenían que enviar una media de 25 hombres y 15 caballos. El resto de personal cualificado en los Reiter Standarten quedarían asignados como reemplazos de la nueva Unidad.

Para la formación de la Unidad de Caballería, se constituyó en Berlín, durante la segunda semana de la guerra, un Destacamento Montado (Beritten Abteilung), compuesto por la Plana Mayor y el 1º Escuadrón. Este Escuadrón estaba formado en su totalidad con personal y caballos enviados por los SS Reiter Standarten, y estaba al mando de SS-Sturbannführer Franz Magill. En esta primera semana de formación, sus efectivos excedían en más de 20% la plantilla teórica asignada, al servir como receptor de los hombres y ganado que iban llegando desde toda Alemania.

El 2º Escuadrón se formó en los cuarteles de la Policía (Kasernierte Polizei) de la Gneisenau Strasse, en Berlín, al mando del SS Oberstrumführer Hebert Schönfeldt, con base a personal de la ORPO.

El 3º Escuadrón se formó en los cuarteles de la Policía de Spandau, también en base a personal de la ORPO, y su comandante era el SS Sturbannführer Rudolf Ruge

El 4º Escuadrón se formó con el personal sobrante del 1º Escuadrón y con personal de las SS-TV. Su comandante era el SS-Hauptstrumführer Rolf Becher.

A la semana de su constitución el SS Totenkopf-Reiter-Standarte totalizaba 27 oficiales y 424 hombres, entre suboficiales, clases y tropa, con un total de 399 caballos. La formación de nuevas sub-unidades, como el Escuadrón pesado, así como el refuerzo de los Escuadrones y la instrucción como Unidad tuvo lugar en las áreas ocupadas de Polonia, sobre la marcha, mientras actuaba como unidad de ocupación.
 

Notas


(1) Aunque los nazis emplearan la terminología militar en sus milicias, los términos Gruppen, Brigade y Standarte correspondían más a criterios de organización administrativa y territorial que el equivalente operativo de las unidades militares. Inicialmente un Standarte comprendía uno o varios distritos, y a medida que iban creciendo las unidades subordinadas, se iba dividiendo y creciendo en la estructura.
(2) Curiosamente, no adoptaron el término militar equivalente de la organización militar (Schwadron o Escuadrón).


0

Google
 

Foro Militar General
Aviso Legal y Política de Privacidad
Copyright FMG.